Web de "Wyscout""Wyscout" clasifica videos y estadísticas de jugadores lo que permite un fácil acceso a la información
Entró en el partido de eliminatoria rumbo a la Eurocopa ante Bulgaria. Con 15 años y 300 días, Martin Odegaard se convirtió en el más joven en jugar un partido del Campeonato Europeo. Odegaard nació en diciembre de 1998, seis meses después de la última participación Noruega en un Mundial. Tenía un año y medio la última vez que Noruega ganó un partido en una Eurocopa. Entró al Estadio Ullevaal de Oslo como la gran esperanza del fútbol noruego. No entró como un decorado para las estadísticas. Jugó 27 minutos y cuando entra el partido estaba empatado 1-1. Noruega se podría en ventaja definitiva con gol de Havard Nielsen un par de minutos después.

Odegaard irrumpió en el medio noruego apenas este año. Debutó en abril y tres meses más tarde la prensa de su país ya contemplaba la posibilidad de verle en la Selección mayor. Per Mathias Hogmo le vio en 22 partidos para considerarlo capaz de entrar a jugar un encuentro oficial por la clasificación a la Eurocopa. Después del partido de ayer, decidí buscar entre esos 22 partidos, por qué Odegaard es la sensación del fútbol Noruego.

La plataforma para hacerlo se llama "Wyscout". La compañía fue fundada en Chiavari, en la rivera italiana. Ellos dicen que desde el 2010 han revolucionado el mundo del fútbol. En sus inicios recopilaban videos de partidos y realizaban estudios básicos de equipos elegidos de acuerdo a la necesidad del cliente. También desarrollaron el "Indice Capello", un sistema de clasificación de jugadores basado en su rendimiento estadístico. Fue después del Mundial de 2010 que la compañía dio el paso que la ha colocado al frente de la industria.

Incorporaron la experiencia en recopilación de videos y estadística de jugadores en una sola plataforma que permite coleccionar información, clasificarla y acceder con enorme facilidad. Suscribirse a la plataforma pone al alcance imágenes de miles de jugadores en cientos de equipos además del seguimiento a variables estadísticas. No es un programa de análisis de partidos, sino un archivo de equipos, jugadores, en imágenes. En movimiento.

Odegaard, en movimiento, parte desde el medio del campo. En su club, el Stromsgodset, lo hace sobre la derecha, aunque es zurdo. Algunos partidos los ha jugador como segunda punta, siempre por la derecha. Juega con la cabeza alta, erguido y tiene en la carrera con la pelota un parecido curioso con Neymar. De zancada larga pero con la pelota siempre pegada al pie. Muy escurridizo, tiene una gambeta corta electrizante. Utilizó el recurso para marcarle al Haugesund y acomodarse para pegarle con la derecha al ángulo izquierdo del arquero. Pero que no se olvide que es zurdo. Al verlo, cuando lo veamos con más frecuencia, no tardarán en notarlo.

Su juego de asociación es rápido, sin retener el balón. A Odegaard ya lo deben de estar siguiendo clubes grandes. No me consta, pero eso ya se escucha. Me consta que el Wyscout es utilizado por todos los clubes de la Premier League. Los equipos más importantes de Europa, desde Barcelona y Real Madrid se sirven del programa. Podríamos escribir páginas de los equipos que se favorecen con el Wyscout. Desde el Aberdeen hasta el Zenit. El fútbol de hoy no guarda secretos para nadie, salvo para aquel que quiera permanecer en tinieblas. En el fútbol, hay formas de romper las fronteras. Se puede ver el mundo desde una computadora. Y el futuro del fútbol también.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


No existen pruebas y hasta hoy, ningún jugado del plantel del Bayern se ha dado a la tarea de contar con detalle lo sucedido. Manuel Neuer en la rueda de prensa sólo se dedicó a decir que sintió como cuando en el colegio hacían simulacros de emergencia. La noche del domingo el Ritz-Carlton de Moscú tuvo que ser evacuado porque se encendió la alarma de incendios. Los jugadores del campeón de Alemania salieron a la calle ataviados con frazadas blancas. Pero no había registro del responsable de enseñarles el camino. Seguramente no quieren admitirlo. Pero estaría seguro que para encontrar la salida del hotel, buscaron a Xabi Alonso. No existen pruebas que lo confirmen. Tampoco ninguna que lo desmienta.

Xabi Aonso
EFEXabi Aonso ante el 1.FC Köln completó 203 toques de pelota.
Los primeros cinco partidos de Xabi Alonso en el Bayern serían suficiente para confiar que la salida del Bayern dentro del campo, también pasa por el tolosarra. Llegó el 29 de agosto a Munich y un día más tarde estaba viajando con el plantel a Gelsenkirchen para jugar 68 minutos ante el Schalke. Aún sin jugar el partido completo fue segundo en la lista de jugadores del Bayern con más toques de pelota. Aún jugando un partido menos que el resto en toda la Bundesliga, es el líder de la Liga en toques de pelota. El partido récord fue el sábado ante el 1.FC Köln. 203 toques de pelota. Es que era un no parar más.

La pelota para Xabi y Xabi con el toque de pelota. La pelota a Xabi y de su posición hacia la organización. Xabi, toque. Toque, Xabi. Así una y otra y 203 veces. El 84 por ciento de los pases de Xabi Alonso ante el 1.FC Köln fueron hacia delante. Cruyff dice que el balón hacia el frente viene de un pase y es un ataque. Un toque, es hacia atrás. También dice que la construcción desde el fondo es fundamental y que no se debe saltar la mitad del campo. La zona de construcción. El Bayern se edifica pasando la pelota por Xabi Alonso, la línea que interconecta al equipo. El constructor. En menos de un mes y ya es fundamental en el equipo de Guardiola.

No debe extrañar que su adaptación sea tan rápida. Ha sido natural. El tejido del juego lo conoce. Lo vivió cerca en la selección española y lo quiso desatar como rival del Barcelona. Si conoces a los demás te conoces a ti mismo, lo planteaba Sun Tzu. Xabi Alonso sabía cómo funcionaba el juego de posición que profesa Guardiola porque lo quiso derrotar desde el Real Madrid. Arribar a un equipo no ha sido complicado en su carrera. Le pasó en Liverpool, lo mismo en el Real Madrid y ha entrado al Bayern sin calzador alguno.

Ayuda que sus compañeros lo buscan. Se siente necesitado por ellos. Percibe su confianza. Fundamental para creer en sí mismo. Xabi Alonso parece del Bayern desde hace años y apenas cumple un mes. Llegará con cuatro semanas en el equipo a la Arena Khimki, a unos 20 kilómetros al oeste de la Plaza Roja en Moscú. Un estadio sin público, cumpliendo sanción de la UEFA por desmanes racistas de los hinchas del CSKA en otros partidos europeos. En la intimidad de ese vacío recinto, será el toque de pelota lo que llene el espacio. La gran mayoría de toques vendrán de los botines de Xabi Alonso. Serán tantos que aún en un estadio sin público, en aparente silencio, habrá ruido. Ruido de construcción, de toque.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Las filas siguen siendo largas. Las prensas que estampan los números y nombres en las camisetas no paran de trabajar. Blancas, negras, rosadas de James, Cristiano en menos cantidad las de 'Chicharito' según cuenta un dependiente de la tienda oficial. Pero no está lejos de los más vendidos. Es temprano en el día previo a que el Santiago Bernabéu abra sus puertas y que se enciendan sus faroles para iluminar otra noche europea.

Iker Casillas
Getty ImagesHan transcurrido 114 días desde que el Real Madrid se coronó en Lisboa con Iker Casillas levantando el trofeo.

Han pasado 114 días desde aquella tarde en Lisboa en la que el madridísmo vio a Iker Casillas levantar el trofeo de mayor jerarquía en el fútbol de clubes. La Décima está ya detrás de una vitrina del Museo. A su lado las que antes levantaron Muñoz, Zárraga, Gento, Sanchís, Hierro. La más reciente seguro estaría envidiando a las otras. Ninguna perdió tan rápido el crédito del título. La Décima ha pasado a la historia y aquel equipo también. Sólo dos se fueron, pero en estas veredas cercanas a la Castellana, se les extraña.

La actuación de Xabi Alonso en el triunfo del Bayern el sábado pasado y el gol de Di María en Old Trafford el domingo parecen alentar la molestia por su partida. Dos puntos de equilibrio ausente en un equipo que, según su entrenador, tiene suficientes mediocentros. "Tenemos buenos mediocentros y uno muy bueno que hasta ahora no ha jugado" dice Carlo Ancelotti que ese es Asier Illarramendi que quien sólo ha jugado cinco minutos en esta temporada. En la Supercopa de Europa ante el Sevilla.

La UEFA anunció este lunes que el premio por ganar ese título le ha dejado $3 millones de euros [3.8 mdd] a las arcas del Real Madrid. Ese partido mostró a un equipo con una superioridad tan amplia que a cualquiera le parecía que encaminado a ganar mucho. En poco más de un mes, aquello de la superioridad quedó lejos. Este martes ante el FC Basel abren la defensa del título de Champions (por ESPN para todo el continente americano). Ancelotti dijo que "este partido llega en el momento justo para demostrar lo que tenemos como equipo". El compromiso de corregir defectos que no tendría que padecer un equipo que viene de ganar el título más importante.

El pentacampeón suizo ha pasado por un problema similar. Ademas de estrenar técnico para esta tempora, el FC Basel ha perdido también a un par de piezas fundamentales. El arquero Yann Sommer, vendido al Borussia Monchengladbach y el delantero Valentin Stocker, ya en el Hertha. Paulo Sousa, ex entrenador del Maccabi Tel Aviv, conocía muy bien al equipo suizo. Lo enfrentó cuatro veces la temporada pasada en la Europa League. Ancelotti dice que su rival de este martes juega con "naturalidad". Quizás envidiable. Desde 2003 no tenían un arranque liguero tan bueno, más allá de su derrota el sábado ante el Grasshoppers. También, como fue el Atlético para el Real Madrid, un Derby.

Walter Samuel
Getty ImagesWalter Samuel hoy integrante del FC Basel, jugó la temporada 2004/05 para el Real Madrid.
Sousa ha cambiado la idea de un equipo directo y de transiciones. Ahora buscarán a Marco Streller ante la ausencia de Stocker. Streller tiene 37 goles en ultimas tres temporadas. No cambia la intención por ser protagonistas. Un equipo que construye con tres en el fondo y que en la mitad del campo sea la zona más cubierta por un plantel que dicen desde el cuerpo técnico, es bastante completo. Tendrán que recurrir a eso, la profundidad del plantel, para tapar la ausencia del chileno Marcelo Díaz, suspendido por tres partidos por una agresión sin balón en la eliminación de la última Europa League ante el Valencia. Para sorprender, el japonés Yoichiro Kakitani, de mucha velocidad puesta en beneficio del equipo para convertirlo en un uno más vertical. Para soster el fondo, Walter Samuel.

El argentino jugó una temporada en el Real Madrid, la 2004/05. Con 36 años el FC Basel es su cuarto equipo en Europa. Para el cuerpo técnico ya es un líder, aunque silencioso como es él. En la sombra. Se escuchan más sus tradicionales silbídos que su voz. Pero el peso es el mismo. La salida de pelota es buena porque buenas son sus decisiones en una línea de tres, no para defender con más. Para tener más opciones de salida de balón.

Real Madrid no pierde en su primer partido de UEFA Champions League en las últimas siete temporadas. El ambiente es pesimista pero dirigido a un equipo al que se le exige funcionar aún y cuando lo que parece es un equipo en construcción. Similar sensación a la temporada pasada. La temporada de la Décima.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


ChicharitoGetty ImagesJavier Hernández se convirtió en nuevo jugador del equipo merengue.

BRISTOL -- El nuevo estadio de Chamartín se abrió en 1947 con la intención expresa del Presidente del Real Madrid Club de Futbol de ese entonces de llevar a los asientos de semejante estructura a la mayor cantidad de aficionados posibles. Que llenen el recinto porque en el jugarán los mejores futbolistas del mundo.

Durante los últimos 60 años, Real Madrid ha sido fiel a esa filosofía puesta en práctica por el más emblemático de sus presidentes e impulsada en mayor o menor medida por los que le siguieron en el cargo. Quien más y mejor ha impulsado la esencia de esa filosofía ha sido su actual presidente, Florentino Pérez. De ahí los Galácticos. De la intención de llevar al Estadio Santiago Bernabéu a los mejores jugadores del mundo.

El plantel que arranca la temporada 2014-2015 es el plantel del Real Madrid. Un equipo de hoy, con la filosofía de ayer. Los mejores jugadores del mundo. Surgieron tras el Mundial nombres que Florentino Pérez debía tener en su equipo. Independientes del proceso de construcción futbolística que derivó en un título de campeones de Europa. Los 22 que componen el conjunto de futbolistas del Real Madrid. En ese grupo está Javier Hernández.

Chicharito no era el jugador que la afición blanca quería escuchar en el última día del mercado de fichajes y menos cuando este día coincide con el día después de una vergonzosa derrota. Esto no quiere decir que Chicharito no sea un jugador para el Real Madrid, ni menos que no pueda ocupar el puesto para el que lo han llevado.

Delantero para pequeños espacios y complejas definiciones, Hernández es el tipo de goleador que puede encontrar lugar en el Real Madrid. No ocupa la posición de Karim Benzema, ni es ese tipo de futbolista. Chicharito no compite con el jugador que es del gusto y protección de Florentino Pérez, el constructor del plantel. Ni la posición de Hernández ni el puesto de Benzema corren peligro. Con menos rivales para el puesto que en Manchester, los minutos crecerán.

Visto desde la perspectiva del jugador, el movimiento es para mejorar. Lo busca el Real Madrid, un club al que no se le puede negar una invitación. No contará con los minutos que pretende un titular, lo que tendrá es actividad con la camiseta de uno de los mejores clubes del mundo. Chicharito extiende su periplo europeo en una mansión de la aristocracia europea. Podrá no ser la primera elección para el puesto que ocupa, pero es una selección de la Casa Blanca y esto no se menosprecia.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Angel Di Maria
Getty Images
BRISTOL -- Desde que llegó para una segunda etapa a la presidencia del Real Madrid, el tejido actual del club le ha permitido a Florentino Pérez duplicar los ingresos en concepto de venta de jugadores con respecto a su primera etapa el frente del club. Así como en el primer ciclo presidencial en el verano del 2000 duplicó los ingresos del club de la mano del fichaje de Figo, con Di Stéfano como presidente de honor, el magnate de la construcción ha conducido a un club edificado con planos firmados por Santiago Bernabéu.

La obligación permanente de llevar a los mejores jugadores del mundo. ((Gobernado por ese mandamiento, Pérez alucinó con el brillo de los "galácticos" en su primera etapa. Jugadores que apenas en cuatro temporadas elevaron los ingresos del Real Madrid por encima de cualquier otro club en el mundo. Ese efecto aún persiste y no tiene señales de interrumpirse. En el mercado de fichajes ha sido el club con la participación más agresiva de los últimos 15 años. Seis de las diez transferencias más elevadas de la historia han tenido al Real Madrid como el comprador. Lo que no había logrado era ser el club proveedor de una transferencia de elevada cotización.

La venta de Ángel Di María al Manchester United es la quinta más importante en la historia del fútbol. El traspaso se cifra en 75 millones euros y luego podría ser mayor según variables. Esto es un par de millones más de lo que el Real Madrid pagó por Zinedine Zidane en 2001. Hasta la transferencia de Di María la venta de mayor ingreso para el Real Madrid había sido la de Mesut Özil la temporada pasada. El alemán pasó al Arsenal por 50 millones de euros. Dos ventas record en temporadas consecutivas.

En 2013/14 Real Madrid ingresó 115 millones de euros en las ventas de Ozil y Gonzalo Higuaín entre otros. Esta temporada y a falta de un par de días para el cierre del mercado de fichajes, con las operaciones Di María, Morata como las más destacadas, el Real Madrid ya suma 110 millones de euros en ingresos por transferencias. 225 millones de euros vendidos en jugadores en las dos primeras temporadas de Carlo Ancelotti como técnico, a quien entre los pasillos reconocen como un "hombre del club" y desde fuera también se le destaca por responder a las necesidades de la institución aunque esto signifique modificar el esquema. Las tres temporadas de José Mourinho como entrenador blanco dejaron al club 51 millones de euros en ingresos por ventas de jugadores.

Cuando Florentino Pérez vuelve a la presidencia en 2009 lo hace con Manuel Pellegrini en el banco. Al chileno le tocó armar un equipo nuevo con las compras de Kaká, Benzemá y Ronaldo. En ventas fue, antes de las dos anteriores campañas, la temporada de mejores ingresos para Florentino Pérez como presidente. 88 millones de euros por vender a Robben, Huntelaar, Sneijder y Negredo. En las seis temporadas desde su regreso al Real Madrid el presidente Pérez ha vendido jugadores por 313 millones de euros, duplicando lo que vendió en su primer ciclo entre 2000-2006. Real Madrid no por esto es un "club vendedor" pero ha pasado a ser un club que en el mercado vende mejor de lo que antes lo hacía. El mejor traspaso de los primeros seis años de Florentino Pérez como presidente fue el primero que hizo, Nicolas Anelka, por 31 millones de euros al PSG. Tardó tres años en lograr una cotización parecida por uno de sus jugadores. Se iba Claude Makelele al Chelsea.

Este martes han presentado una nueva camiseta en el Real Madrid. Color negro.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Real Madrid vs. Bayern MunichGetty

MUNICH -- El partido es grandísimo. Tanto como el estadio en el que se juega. La vuelta de una semifinal de la UEFA Champions League. Lisboa queda a 90 minutos, o si terminan 1-0 en favor del Bayern Munich, a lo que se alargue el dramatismo. La expectación en esta ciudad es sin duda digna de uno de los mejores partidos de la temporada. Es a lo que invitan dos de los más grandes equipos de Europa. Los triunfos del Bayern en esto que es lo más parecido a un clásico europeo, llegan al moderno salón en donde "Die Roten" despliega sus joyas. Cuatro en cinco semifinales anteriores.

Ganarle al más ganador de todos, podría tener un espacio en ese lugar en el que se recuerde la primera temporada de Pep Guardiola al frente de un equipo que busca hacer historia para respirar. Este martes requiere una más de las hombradas que lo han edificado. Llega un plantel superior. Cuesta asimilar la frase cuando en lo colectivo, no hubo esta temporada equipo que juegue mejor al fútbol en el sentido más amplio de su esencia, que el Bayern de Guardiola. Definirlo en los números no únicamente sería fácil y a la vez injusto. Es un equipo que siempre ha impuesto su juego por encima del juego del rival, asignando tareas a los ejecutores que potencian el valor del colectivo. Eso es ser un gran equipo.

Pero al momento de confrontar el peso individual de sus figuras con respecto al rival de este martes, es muy difícil sustentar que el Bayern tiene mejor plantel que el Real Madrid. Haciendo el análisis, es posible. Cada determinación desde la perspectiva particular de quien escribe. Se puede coincidir o no, pero es incuestionable que el debate es justamente planteado: Real Madrid tiene mejor plantel. Quizás el mejor del mundo. Casillas en el arco de Champions, es posiblemente menos que Neuer en el juego de pies. Algo que no le urge en el Real Madrid. En Munich jugarían Carvajal y Coentrao por los costados en el equipo de Ancelotti. Indudable ventaja para Guardiola con Lahm y Alaba, los mejores laterales en un equipo en el mundo.

Esa medalla se la podrían colgar Pepe y Sergio Ramos como dupla central. No cada uno individualmente, sino los dos como una sola cosa. Por encima de Boateng y Dante, más lejano a la seguridad para un equipo que juega muy lejos de sus dos centrales. La mitad de la cancha, partiendo de la base que quieren algo distinto de ella, es compleja de contrastar. Uno por uno es cuestión de gustos, pero Xabi Alonso le gustaría a cualquiera. Schwensteiger también. Kroos es de un gusto particular para tener la pelota, un Isco. Mejor. Este Di María no tiene comparación en el Bayern, el equilibrio lo da la pelota. Di María es un punto de unión fundamental entre la mitad del campo y el ataque. Dinamismo inigualable. ¿Modric o Gotze?. ¿Para qué? Empatan en la mitad de la cancha.

Adelante la diferencia la hace Benzema. De sensibilidad formidable con el juego. Benzema puede ser cuestionado por no hacer goles, pero no deja de hacer jugar a su equipo en el intento. De aspecto letárgico, pero sólo de aspecto. Juega sin pelota, que sigue siendo fútbol. Menos divertido de jugarlo, pero fútbol al fin. Cristiano supera a Ribery y Bale pierde ante Robben. Si, porque Robben no necesita espacios para que su juego entre en el juego del equipo. Bale en el juego corto, se atasca.

Haciendo un recuento, igualan en todas las líneas con la diferencia arriba para el Real Madrid. El ejercicio es válido para descubrir algo que no queda en evidencia ante el peso del colectivo alemán. Real Madrid tiene mejor colección de jugadores y de joyas en su vitrina. Variables que suman a la obligación demostrada por una historia hecha en esta competencia. Jugar con esa obligación a cuestas le daría al Madrid un punto de nobleza y lo llevaría a meter la pelota al campo del Bayern. Algo posible desde la perspectiva de Guardiola que asume que la cita es tan, pero tan grande, que hasta incluso valdría esperar al Real Madrid.

Arderá Munich. No será por ningún incendio, será por el ambiente que hace que el frío de fines de abril pese menos. Hay tensión y la sensación estampada de un partido grandísimo. Será grandioso aunque pueda no ser lindo. No les conviene pensar sólo en jugar lindo para llegar así a Lisboa. Les interesa llegar a Lisboa.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Barcelona
EFE

MADRID - Haciendo una rápida interpretación del lenguaje legal utilizado por FIFA para anunciar que otorga efecto suspensivo al recurso de apelación presentado por el FC Barcelona, al club catalán ahora le favorece lo que en un principio fue argumento para sus primeras protestas. Conocida la sanción, a principios de abril, el presidente blaugrana Josep María Bartomeu dijo: "Apelaremos, pediremos medidas cautelares y si la FIFA no nos da la razón iremos al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo)". FIFA no les ha dado la razón. Aún no al menos. Lo que encuentra es que los tiempos de apelación no le permitirían llegar a una decisión, como dice el comunicado: "sobre el fondo de la cuestión". No hay tiempo para el proceso legal.

El comunicado del Barcelona presentado a horas de conocerse la sanción de FIFA del 3 de abril reclama, entre otras varias cosas que reivindican el trabajo de su cantera, que FIFA conociera de la sanción en diciembre pero que tardara los meses que ha tardado en comunicarla. En su comparecencia de aquella vez en abril, Bartomeu dijo que el Barcelona le había respondido a FIFA en todas sus peticiones y dando detalles de lo que esas peticiones solicitaban.

El Comité de disciplina de FIFA se reunió el 28 de noviembre del 2013 y decidieron sobre una sanción al Barcelona, una que dijo Bartomeu en sus primeros alegatos tras conocer de la misma en abril, que la han recibido "4 meses y 5 días más tarde". Protesta por la tardía nota de parte de Zurich. Hoy FIFA en su comunicado aclara que:

El presidente de la Comisión de Apelación de la FIFA, Larry Mussenden, estimó las sanciones impuestas al club, la complejidad de la materia, la fecha de inicio del próximo periodo de inscripción -1 de julio de 2014- y el hecho de que la Comisión de Apelación de la FIFA no parece estar en posición de tomar una decisión sobre el fondo de la cuestión en tiempo de garantizar que un eventual recurso del club ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo contra el fallo de esta Comisión pudiera ser decidido antes del inicio del próximo periodo de inscripción.

Los tiempos no coinciden para que FIFA pueda dictaminar "sobre el fondo de la cuestión". Habrían coincidido seguramente si la sanción se comunicaba en aquel 28 de noviembre de 2013, cuando el comité respectivo decidió sobre la misma. Que Bartomeu guarde sus reclamos. Los tiempos que él reclamó con tanta dureza en su comparecencia para cuestionar la validez de la sanción, ahora esos tiempos son los que permiten que FIFA atienda su recurso de apelación y suspenda cautelarmente la sanción. FIFA no le da la razón al Barcelona, le da tiempo. Es por ese tiempo que el Barcelona puede fichar en el verano.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MADRID -- Llegan a una semifinal de UEFA Champions League con un punto en común: primera temporada en el club. Con lo que esto significa y con las variables con las que hayan lidiado, Carlo Ancelotti y Pep Guardiola han llegado entre los mejores cuatro equipos de Europa. Referencia que no merece ningún menosprecio.

Entrar en un nuevo club requiere de varias tareas de un técnico. Primordialmente acomodar la estructura para que trabaje en función de su método, imponer una idea de juego consecuente al plantel que se dirige y ganar. Fundamentalmente, ganar.

Ronaldo, Ancelotti
APCristiano Ronaldo y Ancelotti

Ancelotti y Guardiola han ganado y bastante en sus primeras temporadas. Lo han hecho con historias paralelas y caminos sólo parecidos en el hecho que, llegado el verano pasado, ambos tenían que conocer un vestuario diferente. Necesitado de una revitalización estaba el del Real Madrid. A Carletto lo llamaron "entrenador de los jugadores" y con este sello se esperaba que bajaran los decibelios de las campañas con Mourinho en la caseta. Ancelotti abrió puertas que antes permanecían cerradas. Cambiaron las formas. Poco ha cambiado la naturaleza del equipo: repleto de talento.

Es el uso de los recursos del plantel lo que más ha complicado al italiano. Potenciado por la llegada del mejor jugador de la Premier League, Gareth Bale, pero con la obligación de utilizarlo y despojado del mejor creador de juego con el que contó las últimas temporadas, Mesut Ozil, Ancelotti arrancó. Le costó hacerlo al Real Madrid. Lo mejor se vio recién comenzado el año, cuando el calendario arreciaba en cantidad pero la calidad de los rivales le permitía consolidar el juego. Modric aportó mucho en conseguir el objetivo. Las mejores formas del croata, potenciado por la ausencia de Khedira por lesión.

La Copa del Rey le ha dado la tranquilidad de un título que lo hace indiscutible y puede conseguir dos más. Ancelotti ha gestionado mejor el ambiente del equipo que el potencial de un fútbol que puede desarrollar. Algo que se ha visto en cuotas pero que ahora se encuentra en las semifinales de Champions, por cuarta temporada seguida. Con menor estridencia que en las anteriores visitas. Con la duda de Cristiano y Gareth Bale, el peso de una ventaja que haga soñar al madridismo con una final y la décima. Ancelotti no es debutante en estas instancias pero hacerlo en la primera temporada en la que dirige a un plantel abollado en su confianza y con traumas naturales a su tamaño, es de enorme valor.

Pep Guardiola
APPep Guardiola

Hacerlo con un plantel campeón y que ha ganado tres títulos la temporada pasada, era una obligación. Lo que ha hecho Guardiola es llegar a semifinales con un Bayern mejor. Difícil medir algo tan subjetivo, pero este equipo gana distinto, domina diferente. Este Bayern ha llegado lejos con otros técnicos y de otras formas, el equipo de Guardiola juega a algo que cuando está en su mejor nivel, es muy difícil de superar.

Toca incesantemente en toda la cancha y llega al arco desde varios caminos. Pero la mejor forma del Bayern ha quedado en un recuerdo no muy distante, mas en el retrovisor al fin. Ganar la Bundesliga con siete jornadas por jugarse le ha provocado una relajación insospechada.

La instancia ya es suficiente para elevar la intensidad de cualquier plantel. Bayern la necesita más aún sin Thiago Alcántara. La mitad sola para la Lahm, en asistencia compartida, será un área muy grande para un que ha sabido cubrirla. Este es uno de los grandes aciertos de Pep en su temporada debut. Recuerdo en Praga a Lahm diciendo que quizás de portero no jugaría, pero no lo decía como certeza. Lo pensaría. Arriba Pep ha gestionado sin mirar al pasado y fijando la atención en la entrega. Convenció a Mandzukic que jugar por fuera y bajar a marcar no le restaría gol. El croata ha marcado goles como nunca antes. Robben se asocia, Ribery es Ribery casi siempre lo que lo hace estar en todos lados. Y Kroos es feliz. Aunque no lo pareciera hace unas semanas.

Todo esto en la primera temporada. Ancelotti y Guardiola han sabido cambiar las velas, elevar unas nuevas y navegar embarcaciones por aguas ya conocidas. Dan esa sensación de confianza, de haberlo hecho antes. No con estos equipos, pero han ganado la Champions como jugadores y como entrenadores. Solo Miguel Muñoz, Giovanni Trapattoni, Johan Cruyff, Frank Rijkaard lo han conseguido. Gran ventaja. Saben además que son sus herramientas las que los llevan a Lisboa. Que pueden llegar hasta allá confiando en ellas. Las forjaron en su primera temporada en un nuevo ambiente, de gran mérito.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Panini album 1970
Panini

BRISTOL -- Claro que está el sorteo. Ahí conocemos la conformación de los grupos, la hoja de ruta, se arman combinaciones para la ilusión. Pero no es el Mundial. Aún queda lejos en el tiempo. Claro que están las noticias de obras inconclusas, como cada cuatro años. Que hace falta terminar un estadio o un semáforo afuera del estadio por terminar. Pero no es el Mundial. ¡Que eso no es el Mundial! El Mundial comienza abriendo un sobre. Graham Zusi, Fede Fernández, Miguel Layún, medio estadio de Salvador y Croacia, el equipo. El álbum Panini, una tradición desde 1970. El Mundial arranca cuando se coloca la primera figurita del álbum.

Una obra del Grupo Panini de Modena. Después de una década de crear año con año el álbum de los equipos del fútbol italiano, obtuvieron la licencia de FIFA para producir el álbum del Mundial de México. "En 1970 solo había 16 equipos, ahora se ha duplicado" dice Fabrizio Melegari, director de coleccionables y revistas del Grupo. Desde entonces se ha convertido en el producto de mayor venta para los Panini. Con más de 900 productos coleccionables publicados alrededor del mundo el álbum del Mundial y ventas por unos 900 millones de dólares, dice Melegari "es el producto más importante si consideramos que es un evento que trasciende en todo el mundo."

Con la edición de Brasil 2014 el álbum llega a la docena de ediciones mundialistas. No por ser un proceso conocido deja de ser uno bastante enredado. Las relaciones con las federaciones, los jugadores, los participantes relevantes se han convertido en complejas desde 1970. Las licencias para el uso de las imágenes de más de 500 jugadores, por ejemplo. Cada edición mundialista lleva al menos tres años de trabajo. Melegari agrega "el consumidor no ve el trabajo editorial que hay detrás de la producción del álbum. Son dos años al menos de recopilación de fotografías. Además, en 2013, publicamos un álbum del camino hacia el Mundial. Es un trabajo largo y complicado pero al mismo tiempo de gran satisfacción."

Panini album 1986
Panini

Algunos creerían que es hasta más complicado que la tarea de los entrenadores. No se equivocaría quien así piense. Partiendo de la premisa que es lo más parecido al arranque del Mundial y que la expectativa que genera en esos 'niños' de todas edades es enorme, no es menor la tarea de elegir a los 'convocados' para el álbum. Melegari, con 18 años de experiencia en el Grupo Panini, es quien dirige las mesas de selección de rostros que representen a cada nación mundialista.

Toman en cuenta el número de participaciones de un jugador en los últimos tres años, el comportamiento de las formaciones del entrenador, cuantas veces un técnico ha llamado a un jugador y si este es titular o no. De esa base eligen a unos 40 jugadores por equipo y en las dos semanas previas a la fecha de cierre que es el último día de enero, aumenta la frecuencia de las reuniones hasta definir a los 17 "convocados". Dice Melegari que algunas ocasiones se ha visto "obligado a bajar el ánimo de alguien en la mesa que quiere incluir a un jugador por una cuestión sentimental."

Tienen que pensar, actuar y decidir no como uno, sino como cada uno de los 32 técnicos de las selecciones nacionales. Lo hacen el último día de enero. Toman decisiones asumiendo cómo actúan los entrenadores en referencia a un jugador en particular. Tratan de elegir de acuerdo a lo que un seleccionador nacional elegiría y no por el impacto comercial de uno u otro jugador en un mercado.

"En Italia por ejemplo, siempre hay un jugador por quien la prensa presiona para estar en el Mundial", suma Melegari, "tratamos de ser lo mas honestos posible de acuerdo a la imagen del técnico y a quienes elegiría. No nos dejamos llevar por entusiasmo o por un jugador popular". Ahí termina el debate. Si Miguel Herrera apareció en el álbum de 1994, fue por creer que Mejía Barón lo llevaría. Si Saviola apareció en el álbum del 2002, fue por creer que Marcelo Bielsa lo llevaría. "Envidio a los entrenadores que eligen a sus jugadores a un mes de la competencia. Nosotros lo hacemos tres meses antes" dice Melegari.

Miguel Herrera@MiguelHerreraDT

Definidos los planteles inicia el proceso de producción. Todas las figuritas tienen el mismo número de impresiones. No hay una con menos impresiones que otras. Así se desmorona el mito de la "figurita difícil". Sobre esto Melegari dice "no es como el mercado de las tarjetas de jugadores, en el que sí se suele elevar el valor de una tarjeta imprimiendo una cantidad limitada". Lo que suele suceder es que los chicos acaparan la estampita de un jugador popular, el de un nombre extraño o una fotografía graciosa y aunque sea una figurita repetida, no la introducen al mercado secundario. La usan para decorar sus cuadernos del colegio o en su habitación. Crean la sensación de una figura especial.

En los años que Fabrizio Melegari ha pasado en Panini, no recuerda recibir nunca una queja de un jugador por no ser incluido en el álbum. Tampoco le ha llamado ningún entrenador para reclamar por la presión que suma un jugador al cual no considera convocar y sin embargo, sí esta en el álbum (referirse a Javier Zanetti en el álbum de Alemania 2006. Entre Samuel y Aimar). Melegari considera que los medios utilizan la trascendencia del álbum para generar debates: "alguna vez le preguntaron a (Alessandro) Del Piero si le sorprendía ser incluido en el álbum. Del Piero les dijo: Panini sabe mucho de futbol".

Quisieran tener magos y adivinos que ayuden a conformar sus listas mundialistas. Incontrolables variables modificaran indefectiblemente el plantel del álbum pero nunca las sensaciones de coleccionarlo. Ese proceso mágico de abrir el sobre, poner en orden las figuritas, pegarlas y repetirlo hasta colocar la que llena el álbum. Si ven por la calle a un chico envuelto en alguna etapa del proceso, sepan que está jugando su Mundial. Comenzó cuando pegó la primera calcomanía en su álbum. Corrijo, comienza cuando pegamos la primera calcomanía.

Panini album 1986
Panini

Cobi Jones  ex internacional de los Estados Unidos. Salir en el álbum de Panini fue algo especial. Creo que todos los chicos que juegan al futbol quieren llegar algún DIA a ser parte del álbum del mundial. Creo que llegas a realizar que sos parte de algo grande y por mucho tiempo. Aun abro cartas que me envían de todas partes del mundo figuritas con mi rostro para los mundiales del '94, '98, 2002 y de todas partes del mundo. Es algo a lo que siempre puedo regresar a recordar que he sido parte de algo especial. Esos álbumes me hacen volver al tiempo de los mundiales, a recordarlos. Hay un aspecto social en el álbum. Lo coleccionas, cambias tarjetas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


VALENCIA -- Es un título y podría ser el único título que ganen esta temporada. La Copa del Rey queda como el salvavidas lanzado a un buque a la deriva para Barcelona o ese resguardo para el Real Madrid que aún tiene al alcance una triple corona y no despreciaría colgarse pronto la primera joya. Semana grande en la calurosa Valencia que repite, así fue en 2011, como sede para el Clásico llevado a la Copa. Mucho ha cambiado de aquel momento a la fecha en un cruce que escasea, para empezar, del tenso fuego cruzado de los banquillos. No así del tenso clima desde los mismos.

Cada técnico se juega mucho en la noche del miércoles. A ninguno le es ajeno ese correr de los rumores que hablan de salidas intempestivas al final de la temporada. A Martino lo han llevado al centro de la diana para una cacería voraz. La tranquilidad de Rosario ha quedado lejos, tan lejos como Martino ha quedado de la expectativa de la más afilada pluma crítica. El "Tata" ha recibido un producto que empalidece lentamente desde la salida de Guardiola. Pero parece que por estar hoy a cargo, es el gran responsable. El color se ha perdido desde antes de la salida de Pep.

Rescatado por los chispazos individuales que hacen parecerse a lo que era, el Barcelona ha ido negando a paso lento aquellas virtudes que imponía en su juego de posición. Ahora reunidos a más distancia de la pelota, la recuperación de la misma queda también a más distancia. Juega más el rival, expone a lo menos fuerte del cuadro. Al menos un rasgo de algo que ya no es más es el fogonazo ofensivo de dos expertos en la materia. Messi y Neymar tendrían que sostener el universo blaugrana. Será en Mestalla que prueben que el camino hacia el Mundial importa casi tanto como el Mundial en sí.

El aire exquisito que acostumbraba respirar el Barcelona ahora es bochornoso. La Champions U19 que han ganado en Suiza ha servido para reivindicar su particular pelea con la FIFA por los fichajes de juveniles. No para mostrar las bases del juego que se jactaba de proponer. Ese equipo junior juega largo y lejos del rondo. Eso también se ha ido perdiendo. Si no es un cambio de rumbo, se parece mucho. No habría título en la Copa distracción suficiente para afirmar que el tiempo ha pasado y no lleva consigo el mismo equipaje.

Carlo Ancelotti no es ajeno a los signos de interrogación. Puede cumplir con la exigencia de títulos pero por convencer con su idea. Ganar cercano a las formas ha vuelto a ser importante. Puede convertir las dudas en cordialidad si el miércoles llega a Madrid con la Copa en sus manos (a menos que Ramos replique la historia). Las lesiones podrán limitarlo pero hay algo que logró incrementar aún a pesar de las ausencias: la confianza. Ganar eleva la autoestima y el Real Madrid ganó un boleto a Semis de Champions y aún tiene la Liga al alcance. Nada mal para llegar mejor a Valencia.

Messi y Pepe
Getty imagesMessi y Pepe se volverán a ver las caras

No llegará Cristiano. El riesgo es muy grande cuando queda menos en el calendario para enfrentar al Bayern. Si el Real Madrid resuelve la tarea lo haría con Bale y Benzema autores de la menos de la mitad de los 45 goles que ha aportado Cristiano en la temporada. Con ellos y Di María en un gran nivel. El argentino fue de lo mejor que tuvo Mourinho en la final del 2011 y ahora será pieza clave para Ancelotti. Como Casillas. Protector de un arco invicto mientras hubo Copa esta temporada. Su reciente actuación ante el Dortmund, digna de pinacoteca, es muestra de su vigencia. La Copa en 2011 fue en gran parte por él.

La serie histórica en las finales de Copa está igualada a tres finales para cada uno. Blancos y blaugranas no han llegado a Valencia en medio de ese ambiente álgido de la última vez. No es fácil repetir a Mourinho y Guardiola. Podrá Valencia sin embargo, ser origen de un tumultuoso pasar para el que deba ser amargo testigo del festejo del rival. No es lo que precede a la Copa lo que hace temblar a esta ciudad, es lo que pueda salir de su principal estadio cuando caiga el telón de este miércoles.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Fútbol EspañolGetty ImagesLionel Messi festeja despues de marcar de penal el 3 a 3 para FC Barcelona

BRISTOL -- Diría cualquier técnico, por orgullo profesional, que el título que más interesa es el de una Liga. Las competencias largas premian la regularidad de un conjunto. Las muestras, si invitamos a la estadística, son más. Se reduce el efecto de la fortuna y las eventualidades que pueden romper con merecimientos que pueden incidir en un torneo de corto. Un torneo de Copa por ejemplo. El título de Copa de Europa se mete en el medio de la lucha por la Liga en España. Ninguno retiraría de su calendario la Champions, porque es el título que da prestigio. En orden, una Liga premia a un buen equipo por su regularidad a la hora de conseguir buenos resultados. La Champions League es un torneo con glamour, es brillante, pero en su destello esconde una debilidad: no siempre corona al mejor. El entrenador de fútbol quiere ganar, pero quiere hacerlo sin espacio a la duda. Que no quede lugar al cuestionamiento. El entrenador de futbol quiere que su equipo quede en la memoria colectiva. Es cuestión de orgullo profesional.

Así como llega la Liga en España a la disputa de los últimos nueve partidos, ni Diego Simeone, ni Carlo Ancelotti, ni Gerardo Martino, ninguno dejará pasar nada. Ni la posibilidad de ganar prestigio, ni la posibilidad de ganar una Liga que ante bipolaridades recientes, se presenta atípica. Una Liga que sería memorable. En juego colectivo Atlético de Madrid y Real Madrid, parecen los dos que en el trayecto de las jornadas han mostrado una idea constante. Puede ser ejecutada bien o mal, puede generar fútbol en mayor o menor medida, pero al menos ha sido la misma. En una temporada de transición a un nuevo técnico, Barcelona ha dejado en algunas jornadas la sensación de un equipo en conflicto con la historia reciente. Congeniar al "Tata" con el juego de siempre o darle al nuevo técnico licencias para matizar el juego de posición. Llega a 29 fechas habiendo utilizado más jugadores que sus dos rivales directos por el título y con más minuto por jugador.

Se puede creer que el Barcelona puede ganar, confiar que el Barcelona lo haga como antes es más difícil. El contexto de su juego de antes es ahora visto sólo a chispazos y en algunas virtudes. Crea jugadas, tantas como en el último Clásico que ha sido en el que más remates ha realizado desde el 2010, pero las surgen desde la individualidad. Esta vacilación le deja endeble ante equipos que, jugando a su mejor nivel, le exponen fragilidades. Atlético y Real, compenetrados uno antes que el otro, pero al final muy consecuentes con un juego de exposición más frecuente. Con partidos de cuartos de final de Champions para el calendario de los tres, uno tiene garantizado librarse de esa deseada carga sobre el tramo final. Barcelona y Real Madrid además tienen la final de la Copa del Rey en Valencia para que el calendario de abril sea más complejo.

Cada uno con salidas que desde la rigidez de un papel, son complicadas. Sevilla el primer destino post-Clásico para el Real Madrid y otra más en Anoeta dos fechas más tarde con los Cuartos de Final de Champions como distracción. Al Barcelona el Derby de Catalunya en campo periquito. Después analizamos si en el horizonte alguno tiene semifinales europeas. Antes de conocer eso, este fin de semana el Atlético enfrenta al Athletic en el Nuevo San Mamés. Quedan 27 puntos en disputa y otras competencias. Mucha carrera aún. Es quien mejor asimile en el siguiente partido lo que ha sucedido en el Clásico quien mayor ventaja obtenga de la situación. Las consecuencias de perder un Clásico, o ganarlo, dependen de los puntos que saque cada equipo en la próxima fecha. Ser líder será una anécdota para el Atlético si creen que la Liga se gana en marzo. Nueve fechas y tres deseos. Mucha Liga.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO