El calor, Earl y el viento que se viene

14:17 ET
FECHA
03/09
2010
por Luis Alfredo Álvarez

NUEVA YORK -- Para el quinto día del US Open 2010 se esperaba una visita inoportuna, pero todo indica que finalmente su llegada no logrará superar en molestias a la ola de calor. Earl, un señor huracán dos días atrás, ha sido bajado de categoría uno y todo parece indicar que no pasará la segunda ronda de este Grand Slam.

Así que todo sigue como fue planificado: mejor panorama imposible para la organización, con casi 20 grados menos de temperatura aunque con un elemento que es menos bienvenido por los jugadores que el propio calor extremo, el viento.

Hoy estamos a las puertas de una jornada donde más que pensar en jugar bonito, los aspirantes al cetro neoyorquino están pendientes de superar las condiciones que, aunque no son tan drásticas, también pueden jugar en contra si uno se resiste.

Se esperan algunas lluvias pero se supone que no van a retrasar demasiado la actividad. Sin embargo, habrá que convivir con el viento. Y, se sabe, jugar con viento es como dejarse llevar por una corriente. Combatirlo sería peligroso. Así que, para hoy, la estrategia no tiene variantes posibles: todos deberán pensar, jugar con paciencia y aprovechar las pequeñas brechas que se vayan logrando ante sus rivales. De lo contrario, veremos a muchos caer debilitados como el intruso Earl.