Gerentes de MLB hacen el primer pitcheo de invierno

16:34 ET
Actualizado el
por Enrique Rojas
ORLANDO -- Más que una reunión de gerentes generales de Grandes Ligas lo que comenzó el martes en el hotel Waldorf Astoria de Orlando fue un encuentro nacional de periodistas de béisbol.

No es que los gerentes generales no estén aquí, pero es más fácil ver a 10 periodistas reunidos alrededor de una columna en el lobby del lujoso hotel que a uno de los 30 gerentes generales. Y cuando aparece uno, raras veces habla directamente de los planes específicos de su equipo.

Mientras reporteros y aficionados se crean grandes expectativas acerca de lo que sucederá en los dos días que duran éstos encuentros, la realidad es que las reuniones de gerentes generales representan apenas el primer lanzamiento en el gran juego del mercado invernal de peloteros.

Las "Winter Meetings" ("Reuniones Invernales"), que tradicionalmente se realizan en la primera o segunda semana de diciembre y en las que participan todas las piezas de la industria de la MLB, incluyendo las ligas menores, podrían se consideradas las entradas cruciales, aunque no la última, del gran juego económico.

Ocasionalmente el primer pitcheo tiene grandes consecuencias en el resultado de un partido de pelota-- especialmente si el bateador abridor es Rickey Henderon, quien pegó 81 jonrones iniciando encuentros-- pero generalmente no significa nada.

Básicamente, en esta parte del año los gerentes generales de Grandes Ligas tienen la oportunidad de establecer sus agendas invernales. Antes de llegar al complejo vacacional Disney, los gerentes sabían que Cliff Lee, Carl Crawford, Rafael Soriano y otros 160 tipos son agentes libres, pero aquí podrían enterarse de que piezas de igual o mayor atractivo podrían estar disponibles mediante cambios.

Solamente por un par de segundos traten de ponerse en el puesto de Brian Cashman, quien públicamente ha estado buscando a Lee para los Yankees de Nueva York, si de repente es informado por su contraparte de Seattle que Felix Hernandez está disponible.

¿Para qué gastar $150 millones de dólares en gran lanzador de 32 años si está disponible uno fenomenal de 24 que además está amarrado por los próximos cinco años con un contrato que no llega a los $80 millones?

Eso cambiaría radicalmente la agenda de los Yankees, Vigilantes de Texas, Dodgers de Los Angeles y de la mitad de los clubes de las ligas mayores. En ese mismo ejemplo imaginario también caben Dan Uggla, Zack Greinke, Adrian Gonzalez y decenas de otros peloteros.

Con un mercado de agentes libres seco y limitado, los gerentes generales no tienen otra alternativa que explorar la disponibilidad de peloteros en los otros clubes y la mejor forma de saberlo no es por los reportes de prensa de los medios locales, sino preguntando y proponiendo a sus colegas.

Para averiguar y establecer agendas definitivas, más que para firmar agentes libres, son las reuniones de los gerentes generales.

RUMORES DE PASILLOS

• Gerentes apoyan expansión playoffs: El colega Bob Nightengale (USA Today) hizo una encuesta entre los gerentes generales acerca de la posibilidad de expandir los playoffs agregando otro puesto Wild Card y la respuesta fue afirmativa. De hecho, los gerentes planean recomendar la idea al comisionado Bud Selig.

¿Cómo funcionaría? Cada liga tendría dos Wild Card, lo que elevaría el total de clasificados a 10. Los comodines de cada liga se enfrentarían en una serie corta 3-2 o un juego de muerte súbita para decidir quien enfrenta al mejor récord de su liga las Series Divisionales.

Mientras casi todo el mundo en béisbol favorece la idea de ampliar los playoffs -- allí es que está el dinero y la atención -- el formato es lo que seguramente encontrará controversias.

No muchos estarán de acuerdo en sentar por tres o cuatro días un equipo antes de que juegue su primer partido de la postemporada, que es lo que pasaría a los campeones divisionales si los Wild Card deben jugar una serie 3-2.

Cualquier plan de ampliar los playoffs no tendría carácter de urgencia, sino que se tomaría su tiempo antes de ser aprobado.

• Uribe y Tejada esperan por Jeter: Jugadores como Juan Uribe y Miguel Tejada no firmarán hasta después de ver el tipo de contrato que consigue Derek Jeter con los Yankees de Nueva York, es lo que me comentaron el martes partes relacionadas a esos peloteros dominicanos.

No es que Tejada y Uribe pretendan compararse con Jeter, sino que el amado "Capitán" podría reestablecer el valor de mercado para torpederos veteranos en momentos en que no hay muchas opciones disponibles.

Una vez Jeter, un torpedero de 36 años, limitado alcance y Slugging de .370, consiga entre $15 y $20 millones de dólares anuales por tres o cuatro temporadas, Uribe y Tejada tendrán mejores argumentos para reclamar sus propias reinvindicaciones salariales.

Uggla es un Bravo: El cambio de Dan Uggla a los Bravos de Atlanta, por el utility venezolano Omar Infante y el lanzador Mike Dunn, calentó la tarde en el Wardolf Astoria. Anteriormente los Marlins se colocaron en posición de quedarse con el receptor John Buck, a quien aparentemente amarraron por tres años y $18 millones.

Esos dos movimientos en cierta forma afectaron planes de los Medias Rojas de Boston, que miraban en Buck su receptor por un par de años y en Uggla el posible reemplazo de Adrián Beltré en la tercera base.

En Atlanta, Uggla jugará en la esquina caliente mientras se recupera Chipper Jones y ocasionalmente en los jardines. Uggla, quien tiene derecho a acudir al arbitraje salarial, rechazó una oferta de 4 años y $48 millones a los Marlins.

Una fuente relacionada a las negociaciones dijo el martes a ESPNdeportes.com que Uggla aspira a $70 millones por cinco años.