En defensa de LeBron James

15:01 ET
FECHA
13/06
2012
por Hiram Martínez

HeatAndrew D. Bernstein/Getty ImagesLeBron James estuvo a la altura de sus capacidades, pero necesita ayuda
Tengo que admitir que pertenezco a la parte del mundo que admira a Kevin Durant sobre LeBron James. Y no porque el Thunder venció anoche al Heat con un brillante desempeño del delantero en todos los aspectos de juego en los últimos 12 minutos, sino desde hace algún tiempo, por la combinación de su extraordinaria habilidad atlética, su calmada explosividad, su aplomo único en momentos claves, su magnífico sentido del juego y su caracter humilde fuera de la arena deportiva. Todo eso con 23 años.

Hoy no obstante, voy a defender a LeBron James contra todos esos que dicen que se achica en los grandes momentos y que, por tanto, lo señalan como la principal causa de la derrota del Heat en el primer partido de la final.

Para empezar con los números más sencillos, LeBron James anotó 30 puntos, con nueve rebotes y cuatro asistencias y cuatro robos de balón. Es el duodécimo partido en estos playoffs que anota 30 puntos o más en un partido, el cuarto partido de apertura de serie con ese desempeño y la primera vez que marca más de 25 en un juego de la final. Ahora mismo, aun contando ese primer partido, es el Jugador Más Valioso de estos playoffs.

Es decir, cumplió con su cuota normal de esta postemporada. Sus muchos detractores, claro está, podrán argumentar que apenas marcó siete puntos en el último parcial mientras Durant montaba su espectáculo de 17 tantos, y que en los últimos ocho minutos sólo pudo marcar un canasto de campo.

El problema no fue LeBron, el mayor problema del Heat fue el resto del equipo. Fuera de una sorpresiva y agradable aportación de 17 puntos de Shane Battier, no hubo apoyo en la segunda mitad y de ahí que Durant y Russell Westbrook superaran 41-40 al Heat. Dwyane Wade (19 puntos, 7-19 de campo) lució apagado en la segunda mitad y falló cinco de sus seis intentos de campo y dos tiradas libres en el tercer cuarto, en el que el Thunder desapareció la ventaja de siete puntos del intermedio.

Chris Bosh (10 puntos, 4-11) tampoco fue factor, y lucía como si ese fuera su primer partido luego de tres semanas de inactividad. Esto le añade más carga de trabajo a James en el lado defensivo, porque tiene que ir a cumplir con la responsabilidad de recuperar rebotes. Y también en el lado ofensivo cuando Bosh se sale del área a hacer sus intentos de triple. Si se añaden todos los golpes que recibe en sus penetraciones, no es sorpresa que James llegue agotado al cuarto parcial. Finalmente, en esos momentos cerrados del partido, hace falta un armador puro, algo que no tiene esta versión del Heat. Mario Chalmers en unas ocasiones, y Wade en otras, comparten esa función como pueden, pero en esos momentos, esa carencia los afecta demasiado.

Pero el mayor crédito fue del Thunder, que movió mejor el balón que el Heat y controló el juego de transición mejor de lo que Miami sabe hacerlo. James jugó bien y jugó para ganar, simplemente Durant jugó mucho mejor en el momento crucial.

¿Quién es el mejor jugador de la NBA? El martes, fue Kevin Durant, sin duda. Pero en algún momento de estas dos semanas puede ser LeBron James y eso va a nivelar esta serie. De la forma en que jugó en su primer partido de esta final, puede darlo por seguro. Particularmente si el equipo le ayuda.