Las sedes: Brasilia

Actualizado el 23 de octubre de 2012
por Damian Didonato
Estadio BrasiliaAPAsí se verá el nuevo estadio Mané Garrincha que hoy está en construcción

BUENOS AIRES -- Una ciudad con poco más de cincuenta años de vida es una ciudad en pañales. Brasilia fue fundada en 1956, para cumplir el objetivo de trasladar la capital administrativa del país a una zona central. Esa idea nació muchos años antes, en 1716, pero recién se pudo llevar adelante dos siglos y medio más tarde. Por esa razón -sólo una cuestión de tiempo- su historia futbolera es casi nula.

Lúcio Costa ganó el concurso para el diseño de la nueva urbe y fue el principal urbanista de la ciudad. Su amigo Oscar Niemeyer fue el principal arquitecto de la mayoría de los edificios públicos y Roberto Burle Marx se desempeñó como paisajista. Casi cuatro años después del comienzo de las construcciones, el presidente Juscelino Kubitschek inauguró la nueva sede de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Kubitschek, quien tenía una orientación política socialista, intentó crear una urbe "utópica", en la que no haya diferencias sociales marcadas. Así se pensó la Capital de la Esperanza. Sin embargo, esos ideales no pudieron cumplirse y hoy Brasilia tiene las mismas características que cualquier otra ciudad del mundo occidental. Fue proyectada para albergar 500.000 habitantes, aunque hoy tiene 600.000 en el centro original y unos 1.400.000 en los barrios periféricos.

Lucio
Getty ImagesEl ex miembro del seleccionado brasileño ya juega en Palmeiras

El fútbol llegó a Brasilia incluso antes de que fuera inaugurada. Los trabajadores que participaban de las obras de construcción formaron sus propios equipos, como por ejemplo el Defelê, del Departamento de Energía y Luz. Estos conjuntos disputaban campeonatos de aficionados y hasta llegaron a organizar un torneo profesional en la década del sesenta. Sin embargo, fue un intento fallido y recién a mediados de los setenta se fundaron los primeros clubes.

El 2 de junio de 1975, los miembros de la Asociación Comercial del Distrito Federal le dieron vida al Brasília Esporte Clube, el primero de la nueva Capital. José da Silva Neto fue elegido como presidente y los colores escogidos fueron el rojo y blanco en homenaje al América de Río de Janeiro. El Brasilia es el equipo de esta ciudad que más veces disputó el Brasileirao, ya que lo hizo en ocho temporadas. La última fue la de 1987.

En el Distrito Federal hay otros tres equipos que participan de los campeonatos oficiales de Brasil, pero ninguno es de la ciudad de Brasilia. La Sociedade Esportiva do Gama, el Ceilândia Esporte Clube y el Brasiliense Futebol Clube representan a la Capital en el fútbol nacional, aunque ninguno ha logrado dar pelea en las competencias más importantes. Sólo el Brasiliense alcanzó una final: la de la Copa Brasil en 2002.

El torneo estadual brasiliense se disputa desde 1959, cuando los protagonistas eran aquellos equipos de obreros, y es profesional desde 1976. En la primera división juegan sólo ocho conjuntos y es, sin duda, uno de los certámenes menos competitivos del país. El club con más títulos es Gama, que se llevó diez trofeos. Brasilia ganó ocho y Brasiliense siete -todos fueron en los últimos nueve años-.

Hoy, tres de los cuatro clubes más importantes del Distrito Federal se encuentran en la cuarta división y sólo uno -Brasiliense- juega en tercera. El Esquadrão Amarelo es el más joven de todos, ya que nació en 2000, pero es también el más exitoso de la década. En 2005 estuvo en primera división tras coronarse campeón de la Serie B y en 2010 descendió a la C.

El clásico más importante de la ciudad es el que enfrenta a los dos clubes más viejos, Brasilia y Gama. La rivalidad se acentuó en los noventa, cuando el Verdão ganó varios títulos locales y le quitó la hegemonía al equipo rojo. Hoy, ambos juegan en la misma categoría, pero Brasília Futebol Clube atraviesa una crisis que lo mantiene alejado de los primeros lugares, mientras que su adversario sí sueña con volver a los primeros planos.

Dos reconocidos futbolistas han nacido en el Distrito Federal. Uno de ellos es uno de los mejores exponentes del fútbol brasileño de la última década y el otro es aún hoy un defensor muy confiable. Kaká es oriundo de Gama y Lucio sí nació en Brasilia. Aunque ninguno de los dos jugó en los clubes de la ciudad, son los dos grandes representantes del fútbol capitalino en el mundo.

El Estadio Nacional será uno de los más modernos del país y el segundo más grande de la Copa del Mundo. Respetará los patrones arquitectónica de Brasilia y tendrá capacidad para 70.000 espectadores. Fue construído en el sitio donde se encontraba el antiguo Estado Mané Garrincha y se proyecta como un sitio muy importante para el futuro de la ciudad. Estuvo a punto de ser la sede del partido inaugural, pero perdió ante la historia de Sao Paulo. De todos modos, será uno de los escenarios más importantes del Mundial, ya que tendrá siete partidos, incluyendo el del tercer puesto.

Brasilia no tiene la relevancia futbolística de ninguna de las otras ciudades sede de la Copa del Mundo. Sin embargo, su importancia política y social le otorgó un lugar clave en la organización del gran campeonato. Quizás Brasil 2014 le sirva a la Capital para dar un gran salto y meterse en la élite del fútbol nacional.

Primera entrega: Río de Janeiro.

Segunda entrega: Sao Paulo.

Tercera entrega: Belo Horizonte.

Cuarta entrega: Porto Alegre.