LIDOM se prepara para el "Manny Time"

23:16 ET
Actualizado el
por Dionisio Soldevila
Manny Ramirez
AP Photo/Jake SchoellkopfSe espera que Manny Ramírez haga su debut con las Águilas Cibaeñas pronto en la Liga Dominicana.

SANTO DOMINGO -- Parece que el Manny Time está muy cerca de llegar para la Liga Dominicana de Béisbol.

El toletero Manny Ramírez está programado a llegar a la República Dominicana el viernes y se espera que se integre a las filas de las Aguilas Cibaeñas, en la pelota dominicana en la que no juega desde la temporada de 1994-95, antes de siquiera haberse establecido en las Grandes Ligas.

Pero 18 años después, dos suspensiones por dopaje, un año y medio fuera del béisbol organizado y con un cambio radical en su vida, Manny será Manny en Dominicana.

Una fuente le confirmó al programa Grandes en los Deportes, que se transmite por ESPN Radio Dominicana, que el arribo de Ramírez se producirá el lunes a las 5 p.m. por el aeropuerto Cibao de la ciudad de Santiago.

De hecho, esa información fue confirmada el miércoles en la noche por la esposa del pelotero, Juliana Ramírez, en su cuenta de Twitter @julianaramirez.

"@aguilascibaenas pronto llegaremos!!!! Q felicidad,, estoy súper excited!!!", escribió Ramírez en su cuenta de la red social.

Con 555 vuelacercas y 1,831 remolcadas en su carrera, Manny será el pelotero con mayores números en Grandes Ligas en jugar en la pelota dominicana. Se unirá a Vladimir Guerrero (Licey) y Miguel Tejada (Aguilas), quienes debutarán en el fin de semana.

"Vamos a esperar que él llegue, porque todo el mundo sabe cómo es Manny", dijo el dirigente Félix Fermín al ser cuestionado sobre la posibilidad de integrar ese bate a la alineación.

Se espera que Ramírez se integre a los entrenamientos de las Aguilas Cibaeñas y se tome un tiempo para entrenarse antes de hacer el esperado debut.

Ramírez había amenazado con jugar en la pelota invernal dominicana el año pasado, pero la oficina de las Grandes Ligas prohibió su participación, amparándose en el Winter League Agreement, bajo el alegato de que su suspensión de 100 partidos por un segundo dopaje no había sido cumplida.

El dominicano fue contratado por los Atléticos de Oakland en el 2012 y cumplió una reducida suspensión de 50 partidos, pero nunca fue subido a las mayores y se declaró agente libre para el mes de junio.

Ramírez se convirtió al evangelio y no ha aclarado si tiene planes de intentar un retorno a las mayores aunque se rumora de que hay al menos dos equipos de Grandes Ligas interesados en sus servicios y de ahí su intención de jugar en la República Dominicana.