Bears y Texans, ¿son de verdad?

13:32 ET
Actualizado el
por Georgina Ruiz Sandoval

Brian Urlacher, Arian FosterUS PresswireLa defensiva de Brian Urlacher y los Bears tendrá las manos llenas con Arian Foster y los Texans.

BRISTOL -- El juego entre los Houston Texans y Chicago Bears del domingo por la noche, es apenas en el quinto desde 1970 en que se enfrentan dos equipos con tan sólo una derrota a estas alturas de la temporada. El más reciente en estas circunstancias fue la visita de los Green Bay Packers a los Cowboys en 2007, donde salieron airosos los de Dallas como equipo local, 37-27. De hecho, en los cuatro duelos previos en entre equipos con una derrota o menos, ganaron los equipos de casa. La estadística favorecería a Chicago, pero desde la Semana 7 del año pasado, Matt Schaub y Jay Cutler son los únicos mariscales de campo que han ganado 11 y perdido uno como titulares, y eso pone una mesa muy pareja en este duelo de domingo por la noche.

Chicago y Houston solo se han enfrentado en dos ocasiones anteriores (2004-2008) y los Texans se quedaron con la victoria, pero los Bears no tenían a Jay Cutler. Este año, sólo dos equipos tienen marca perfecta como equipo visitante: los Atlanta Falcons y Houston, mientras que como locales sólo cinco equipos no se han dejado pisar el honor en casa: Atlanta, Seattle Seahawks, Baltimore Ravens, Pittsburgh Steelers y Chicago.

No se pueden pedir ingredientes para un duelo más parejo, con defensivas que se precian de ser durísimas ante la carrera: Houston es la 2ª mejor deteniendo el ataque terrestre y no ha permitido un sólo touchdown por tierra; Chicago es la 6ª defensiva ante la carrera y sólo ha permitido dos touchdowns. El ataque aéreo lo defienden mejor los Texans (203 yardas permitidas por partido) que los Bears (230 yardas por juego), pero es Chicago el equipo que ha tenido siete intercepciones con regreso hasta anotaciones (!!más anotaciones que las ofensivas de Miami, Jacksonville y Kansas City!!), y los Texans han interceptado seis pases esta temporada como resultado de pase tocado o desviado por un defensivo. Es Schaub no ha tenido intercepción en jugadas de play-action en la temporada y Chicago es la única defensiva que no ha permitido anotación en play-action.

Hay dos factores que podrían señalarse como claves para la victoria: los equipos especiales de Chicago y la defensiva de Houston en tercer intento (solo 26.5 por ciento en conversiones). Pero también hay que tener en cuenta que Jay Cutler es el segundo mariscal de campo con más capturas en contra de la liga hasta ahora con 28, mientras que sólo tres mariscales de campo titulares tienen 10 o menos tras nueve semanas: los hermanos Manning y Matt Schaub. La línea ofensiva de los Texans han sabido proteger a su pasdor --quien es mas susceptible a lesiones-- y establecer la trinchera con la que su ataque terrestre que promedia 138 yardas por partido, la mayoría cosechada por la máquina Arian Foster.

La labor mas importante para los Bears será darle a Cutler el tiempo suficiente para encontrar a Brandon Marshall con quien ha conectado el 40 por ciento de sus pases en la temporada. Marshall tiene siete anotaciones, mientas que el resto del equipo tiene cinco combinadas. Si Houston puede romper esa química entre ambos y detener en menos de 100 yardas como es su promedio a los corredores de Chicago, los Texans deberían sacar el partido. Pero hay algo que juega en su contra y lo vimos en la única derrota que tienen en la temporada, ante Green Bay: no sólo el rival de primer nivel sino el escenario de horario estelar en televisión abierta en Estados Unidos cuando permitieron 42 puntos y 420 yardas. Los Texans sufrieron en ese otro partido de domingo por la noche sin anotación en el primer cuarto y es algo que no se pueden permitir en el Soldier Field ante Chicago.

A Houston todavía le queda un lunes por la noche en la Semana 14 cuando viajan a Foxborough para enfrentar a los Patriots. Sí, los Texans tienen mucho que jugarse ante los Bears, no sólo por la perspectiva de jugar la postemporada en casa ,sino que este tipo de partidos los deben preparar para dar el siguiente paso para llegar a disputar el titulo de la Conferencia Americana.