Arizona tiene que decidirse con Upton

Actualizado el 9 de noviembre de 2012
por Buster Olney
Justin UptonSteve Mitchell/US PresswireLos D-backs tienen que maximizar el valor de cambio de Upton, quien podría florecer en otro sitio

Algunos ejecutivos rivales están convencidos de que los Diamondbacks quieren cambiar a Justin Upton, a pesar de las afirmaciones contrarias de Kevin Towers, el gerente general de Arizona.

Ellos creen que cuando el codueño Ken Kendrick dijo recientemente que esperaba que Upton abriera el 2013 con el equipo, sólo estaba tratando de aplacar la percepción de que la franquicia de Arizona está apurada en llegar a un acuerdo, y de mantener la fuerza de los D-backs en las negociaciones de canje por el mayor tiempo posible.

No importa cuál sea la verdadera intención de Arizona en estos momentos, Towers y Kendrick tienen que saber que una negociación de Upton puede rendir buenos frutos, y también de provocar grandes pérdidas, como cuando los Cachorros de 1964 cambiaron a un joven jardinero llamado Lou Brock.

Los Diamondbacks están en una encrucijada con Upton.

"No hay dudas de que tiene el talento para ser una gran estrella", dijo un gerente general rival. "Estamos hablando sobre un hombre que podría ganar premios de Jugador Más Valioso en el futuro, ¿y cuántos años tiene, 24, 25?".

Upton cumplió 25 años en agosto, y su hoja de vida ya incluye lo siguiente: 108 jonrones durante su carrera, un OPS + de 117, dos apariciones en el Juego de las Estrellas, y un cuarto puesto en la lista de candidatos para el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2011.

Pero aparenta que los Diamondbacks tienen preocupaciones sobre Upton, expresadas por Kendrick en el mes de junio durante una entrevista de radio. Kendrick dijo, "Ciertamente, no es el Justin Upton que ha sido en el pasado y lo que esperaríamos de él. Tiene 24 años, y ya es tiempo de que tenga un rendimiento consistente, y ahora mismo, en este año, no ha sido así".

Upton jugó 150 partidos en la temporada pasada y terminó con 17 jonrones, 67 carreras impulsadas y un porcentaje de slugging de .430, para ocupar el puesto 80 entre los 141 bateadores calificados.

Los escuchas se sorprendieron por la tendencia de Upton a que le marcaran muchos strikes, y por cómo los primeros turnos al bate sin resultados parecían afectar los turnos posteriores; algunos pensaban que a veces cargaba con la frustración de sus discusiones sobre las decisiones de strikes de los árbitros.

Muchos de los datos sobre los turnos al bate de Upton -- el porcentaje de las veces que hacía el swing sobre lanzamientos fuera de la zona de strike, sus ponches, sus bases por bolas -- han sido consistentes por lo general. Se ha producido un cambio importante: El porcentaje de rectas de cuatro costuras lanadas contra Upton ha cambiado significativamente durante sus años en Grandes Ligas, de acuerdo con FanGraphs. Échale un vistazo a la tasa de estos lanzamientos como porcentaje de los tiros en su contra, año tras año:

2007: 57.9
2008: 54.7
2009: 50.0
2010: 38.7
2011: 33.5
2012: 30.9

¿Su caída del año pasado está de alguna manera relacionada con eso? Presumiblemente, los Diamondbacks tienen una fuerte opinión colectiva acerca de eso según sus evaluaciones internas.

A Upton se le deben $38.5 millones en las próximas tres temporadas, según los términos de un acuerdo a largo plazo que firmó hace sólo dos años y medio. Si tiene otra temporada mediocre en el 2013 como el año pasado, su valor de cambio -- que sigue siendo muy alto -- caería dramáticamente. Es arriesgado conservarlo.

También hay riesgo en cambiarlo, por si se va a cualquier lugar y florece. Y a menos que los Vigilantes cambien completamente su posición y decidan cambiar a Jurickson Profar -- lo cual parece muy poco probable -- probablemente no existe un acuerdo perfecto para que los Diamondbacks cambien a Upton. Su preferencia es obtener un torpedero o tercera base joven elite, pero no hay muchos de ellos disponibles. Pueden obtener pitcheo de los Rays, con nombres como Jeremy Hellickson o James Shields. Pueden continuar las conversaciones que sostuvieron con los Cachorros de Chicago sobre Starlin Castro cerca de la fecha límite de cambios del 31 de julio. Se podrían concentrar en prospectos jóvenes en un acuerdo con Boston. Podrían reiniciar las conversaciones que tuvieron con Seattle el invierno pasado, cuando los Marineros tuvieron la mejor oferta sobre la mesa a cambio de Upton. Podrían conversar con los Tigres sobre el joven primera base Nick Castellanos, y otros.

Para los lectores: Si estuvieras a cargo de los Diamondbacks en el asiento de Kevin Towers, ¿qué harías?