Novatos sin sorpresas

Actualizado el 12 de noviembre de 2012
por Jorge Morejón

En otras circunstancias, Yoenis Céspedes o Yu Darvish podrían haber sido sin discusión Novatos del Año en la Liga Americana.

Sólo que tuvieron la mala fortuna de debutar en la misma temporada que el fenomenal Mike Trout, cuyo desempeño lo hizo merecedor de manera absoluta y unánime del premio en el joven circuito.

Trout barrió con el resto de los debutantes y fue la bujía inspiradora de un equipo que cuenta en sus filas con figuras sobradamente establecidas, como Albert Pujols, Torii Hunter o Kendrys Morales.

Las cifras del patrullero de los Angelinos de Los Angeles no dejaron espacio a la más mínima duda. A sus 20 años de edad, fue capaz de combinar en su juego la velocidad y alegría de los más jóvenes, con la seguridad y madurez de los veteranos.

Average de .326, promedio de embasamiento de .399 y slugging de .564, 30 jonrones y 83 carreras impulsadas.

Líder en anotadas con 129 y en bases robadas con 49, con algunas de las estadísticas que dejó Trout en su primer año en las Mayores, donde además estableció un WAR de 10.7, el más alto entre peloteros de 20 o menos años desde 1920.

Es el decimoctavo ganador de manera unánime del galardón de Novato del Año. Los más recientes fueron Craig Kimbrel, en el 2011 en la Liga Nacional, y Evan Longoria en el 2008, en la Americana.

Donde las votaciones estuvieron divididas fue en la Liga Nacional, con Bryce Harper, de los Nacionales de Washington, con una ligerísima ventaja sobre Wade Miley, de los Diamondbacks de Arizona.

Harper recibió el beneficio de 16 electores, mientras Miley fue favorecido por otros 12. En total, el jardinero de Washington sumó 112 puntos, gracias además a ocho votos de segundo lugar y otros tantos de tercero.

El zurdo de Arizona acumuló 105 unidades, con 13 votos de segundo lugar y seis de tercero.

Para Harper, más allá de sus números, entre los que sobresalen los 22 cuadrangulares que disparó en 533 turnos, está el liderazgo que estableció en un equipo que sorprendió a muchos entendidos al entrar a la postemporada cuando pocos lo esperaban.

Sus 22 cuadrangulares fueron la segunda cifra más alta para un pelotero de 19 años, sólo superado por los 24 que disparó Tony Conigliaro en 1964.

Aunque no necesariamente se tiene en cuenta, en muchos casos influye el papel que el equipo donde milita el premiado haya conseguido en la campaña.

Harper, con 98, fue el máximo anotador de los Nacionales en el 2012, campaña que representó el regreso de Washington a la postemporada desde 1933.

Trout y Harper conforman la pareja de novatos más espectaculares desde el 2001, cuando el japonés Ichiro Suzuki y el dominicano Albert Pujols irrumpieron en las Mayores.

Desde ya, los amantes del béisbol estamos ansiosos de que comience la campaña del 2013 para confirmar o no si estamos en presencia de dos grandes de verdad, de esos que dejan una huella permanente en el mejor béisbol del mundo.