Toronto cambia panorama en División Este

22:03 ET
Actualizado el
por Enrique Rojas

ORLANDO -- Cuando el cambio entre Miami y Toronto se haya consumado, los Marlins de Miami regresarán a su triste realidad de equipo pobre de la Liga Nacional y los Azulejos de Toronto podrán autodeclararse contendores en la División Este de la Liga Americana.

Fuentes dijeron a ESPN.com que Miami está enviando a Toronto a los dominicanos José Reyes y Emilio Bonifacio, los lanzadores Josh Johnson y Mark Buehrle y el receptor John Buck por el torpedero cubano Yunel Escobar y un grupo de prospectos.

Toronto, que no alcanza la postemporada desde que ganó consecutivamente sus únicas Series Mundiales en 1992 y 93, es uno de 12 clubes de las ligas mayores que nunca ha comenzado una temporada con una nómina superior a los $100 millones de dólares, racha que muy probablemente concluirá en abril próximo.

Los Azulejos agregarán a su nómina del 2013 más de $42 millones de dólares con Reyes, Johnson, Buehrle, Buck y Bonifacio.

Con semejante movimiento, además, los Azulejos entran a la disputa con sus colegas Yankees de Nueva York, Medias Rojas de Boston, Rays de Tampa Bay y Orioles de Baltimore por el dominio de la división más poderosa del béisbol.

La alineación de Toronto podría tener hasta cinco dominicanos. El jardinero José Bautista, el inicialista y bateador designado Edwin Encarnación y el torpedero Reyes estarán sembrados, mientras que el 2B y CF Bonifacio y el jardinero novato Moisés Sierra acudirán a los entrenamientos buscando garantizar puestos regulares.

Johnson y Buehrle se unen a un grupo que incluye a los derechos Brandon Morrow y Kyle Drabek y el zurdo Ricky Romero. El cerrador Sergio Santos está programado para regresar desde los campos de entrenamientos.

En 36 años de historia, la franquicia canadiense acudió a los playoffs cinco veces, incluyendo tres consecutivas (1991-93), pero solamente terminó con marcas positivas en nueve de las últimas 19 temporadas.

El sustituto del manager John Farrell, quien se marchó a Boston luego de la temporada, tendrá un panorama mucho más placentero que los últimos siete capataces de la franquicia.