Los Tigres mejoran mucho con Torii Hunter

17:03 ET
Actualizado el
por David Schoenfield
Los Tigres de Detroit tuvieron cuatro grandes debilidades en el 2012:

1. Jardín derecho. Los jardineros derechos de los Tigres batearon .235 con 13 jonrones, últimos en la Liga Americana en OPS y en carreras anotadas en dicha posición. Encima de eso, se ubicaron en el puesto No. 29 en las mayores en Carreras Defensivas Salvadas con menos-17. La mayor parte de ellas vinieron cortesía de Brennan Boesch.

2. Bateador designado. Los designados de los Tigres -- mayormente Delmon Young -- se ubicaron en el puesto No. 12 en la Liga Americana en OPS, 13º en jonrones y 12º en porcentaje de embase. El regreso de Víctor Martínez debería proveer una gran mejoría en esta área, aún si Martínez no logra igualar sus números de .330/.380/.470 del 2011.

3. Segunda base. Los intermedistas de los Tigres -- Ryan Raburn, Ramón Santiago, Danny Worth, Omar Infante -- batearon de forma conjunta .213 y se ubicaron últimos en la Liga Americana en OPS y en carreras anotadas, y penúltimos entre los equipos de la Americana en Carreras Defensivas Salvadas con menos-8. Una temporada completa de Infante le dará defensiva adecuada y una ofensiva ligeramente mejorada.

4. Defensiva en general del equipo. Las Carreras Defensivas Salvadas evalúan a los Tigres con menos-32 carreras -- en el puesto No. 25 en las Mayores -- pero como mencionamos, el más alto porcentaje de ese número vino desde el jardín derecho, no desde otro pelotero desde el cuadro interior.

Torii Hunter Angelinos
Elaine Thompson/AP PhotoHunter viene de una de las mejores temporadas de su carrera, y mejora a los Tigres ofensiva y defensivamente.
Se pueden incluir al bullpen y al jardín izquierdo, pero esos lucieron más mediocres que débiles. Coloquen todo eso en la ecuación y obviamente el jardín derecho es la posición a mejorar más importante para los Tigres, algo que hicieron este miércoles con la firma de Torii Hunter con un contrato de dos años y $26 millones. No va a tener el sabor del contrato que pueda firmar un Josh Hamilton o un Zack Greinke, pero podría ser uno de los mejores acuerdos de la temporada baja.

Hunter viene de lo que se podría considerar la mejor temporada de su carrera, a los 36 años, cuando conectó para promedio de .300 por primera vez en su carrera y acumuló un WAR de 5.5, según la medición de Baseball-Reference, el mejor número de su carrera. Esa cifra fue impulsada por dos elementos importantes: (1) su promedio de .313, el que Mark Simon señaló en un mensaje en Twitter que incluía un promedio de pelotas en juego (BABIP por sus siglas en inglés) de .449 en sus últimos 63 partidos -- en la temporada,. Hunter tuvo un BABIP de .389, el segundo más alto en las mayores detrás de Dexter Fowler, quien lograra .390; (2) 15 Carreras Defensivas Salvadas, la tercera mejor marca entre los jardineros derechos.

Basado en sus números de WAR del 2012, Hunter es una mejoría de casi 7 victorias sobre Boesch, un testament de la campaña de Hunter por debajo del radar, y el tipo de juego redondo que desplegó Boesch. Boesch lució tan mal que los Tigres eventualmente no lo tomaron más en cuenta para utilizar un comité de Andy Dirks-Avisail García a finales de la temporada, pero García necesita más tiempo en las menores, y Dirks es en la actualidad la mejor opción para el jardín izquierdo.

Por supuesto, es poco probable que Hunter vaya a repetir sus números del 2012, especialmente a la ofensiva. La proporción de boletos recibidos de Hunter fue la menor de su carrera desde el 2007 y su proporción de ponches la más alta, así que no creo que vayamos a ver una nueva manera de jugar que lo acerque de nuevo a batear por encima de los .300. El batear segundo detrás de Mike Trout quizás haya significado que haya visto muchas rectas para aprovecharlas. Su alto BABIP sugiere una temporada de casualidad. Aún así, si Hunter vuelve a sus números del 2011 de .262/.336/.429, sigue siendo un bate decente y una gran mejoría en el guante sobre Boesch. Hunter fue un jugador de tres victorias en el 2010 y 2011, y es probable que ese sea una mejor medida sobre su valor para el futuro. Todavía estamos hablando de una mejoría de 4 o 5 victorias en el jardín derecho para los Tigres. A razón de $13 millones por temporada, es una buena firma, con poco riesgo.

De momento, la alineación de los Tigres luce mejorada luego que vieramos a Jim Leyland sufrir durante la Serie Mundial:

CF Austin Jackson
LF Andy Dirks
3B Miguel Cabrera
1B Prince Fielder
RF Torii Hunter
DH Víctor Martínez
SS Jhonny Peralta
C Alex Avila
2B Omar Infante

Lo que puede causar más temor entre el resto de los equipos de la División Central de la Liga Americana es que quizás los Tigres no hayan terminado de contratar. Ellos podrían firmar a un cerrador para reemplazar al agente libre José Valverde y quien sabe, quizás a otro jardinero como Nick Swisher o Hamilton si sigue en contienda. Los Tigres salieron de cerca de $20 millones en nómina en el 2012 con las salidas de Valverde, Young y Brandon Inge, así que es posible que tengan algún dinero del dueño Mike Ilitch par jugar.