BRISTOL -- No hay semana que pase sin que se asome la posibilidad de que Peyton Manning escriba una nueva marca en los anales de la NFL. Aunque los números son decorosos e importantes, lo que más impresiona del mayor de los Manning es la forma en que se ha adaptado a un nuevo equipo totalmente distinto al que dirigió por 13 temporadas consecutivas (hasta que no jugó por lesión en 2011). Cuántas veces hemos visto a quarterbacks veteranos tratar de asimilar un nuevo ambiente, hacer química con sus receptores y línea ofensiva para intentar repetir el éxito de su anterior equipo. En esta fórmula ganadora hay dos partes que tienen que estar de acuerdo, y los Broncos estaban realmente ansiosos de tener un líder que no sólo navegara con la bandera de la motivación sino de la acción. El coach John Fox poco a poco ha sido capaz de entregar las riendas de la ofensiva a Peyton y aunque algunos puedan criticar que Fox esta siendo opacado por su QB en el equipo, no hay otra forma de que un comandante de la clase de Manning pueda funcionar. No hay en la NFL un jugador mas inteligente y analítico que el Nº 18.

Tras nueve partidos, el receptor Eric Decker comento que el sistema aún esta en vías de perfeccionarse y que siente que ahora están a un 75 por ciento de su potencial. Imaginen lo que eso significa cuando los Broncos están en comando de su división con 6-3 y con la tercera mejor ofensiva total y por aire de la liga. La defensiva el año pasado tuvo mucho que ver para que los Broncos calificaran a la postemporada y este año por ahora son la sexta mejor por yardas permitidas con margen para mejorar igualmente. El uniforme bronco será con el que Peyton Manning escriba algunos de sus mejores números como profesional y busque también la nominación por quinta ocasión como el Jugador Más Valioso de la temporada, aunque puede pasar que lo haga también como el Jugador Ofensivo del Año y el Regreso del Año. Esta trifecta nunca se ha dado desde que se instituyeron estos tres reconocimientos. En 22 ocasiones el JMV y el Ofensivo del Año han coincidido con 12 dobletes para QBs y 10 para corredores. Sólo Tom Brady ha podido repetir el MVP y el Ofensivo del año (2007 y 2010) y aunque también recibió el Regreso del año en el 2009, en esa temporada el JMV se lo llevó Peyton Manning, y el ofensivo del año Chris Johnson. Manning se llevó también el doblete JMV y Ofensivo del Año en 2004, pero nunca había sufrido una lesión tan grave como la que lo mantuvo fuera de circulación por todo un año. Todos los ingredientes se están conjugando para que por primera vez en la historia las votaciones coincidan para ganar este triplete. A los 36 años lo que mas le gustaría a Manning sería regresar a Super Bowl, y como pinta la AFC, Denver tiene muy buenas oportunidades de llegar hasta la Final de Conferencia.

Y la forma más efectiva para que Manning cumpla con su cometido no es quizás siendo espectacular, será minimizando los errores. Y de eso hablan sus números hasta el momento: en seis partidos al hilo ha podido completar por lo menos 70 por ciento de sus pases, una racha que impone marca en la NFL. Ha podido sumar ya 21 pases de anotación por sólo seis intercepciones. La fuerza de su brazo no ha sido puesta en duda gracias a seis partidos de más de 300 yardas hasta ahora, que lo hacen el número uno en la historia con 69 partidos acumulados. Si lanza por lo menos 295 yardas ante San Diego, llegará a 3,000 en 10 partidos y se convertiría en el tercer jugador en la historia en alcanzar esa cifra en sólo una decena de partidos (los otros fueron Drew Brees y Drew Bledsoe). Si llega a 3,000 yardas, será su decimocuarta temporada en lograr esa marca --o sea, todas las que ha jugado-- y será el segundo detrás del eterno Brett Favre (18). Otra gran estadística a tomar en cuenta es que aun cuando los Broncos no tengan el mejor inicio de partido, Manning es el líder de todos los tiempos con 48 victorias viniendo de atrás en el último cuarto o en tiempos extras. Ahora mismo está empatado con 420 pases de anotación de por vida con Dan Marino, pero eso podría cambiar el domingo. Sólo Brett Favre tiene más pases de anotación (508) acumulados en 18 temporadas.

También con un triunfo ante los Chargers, Manning sumaría su victoria 148 de por vida en temporada regular para superar a Dan Marino, y empataría al segundo lugar de todos los tiempos, nada menos que John Elway, el actual vicepresidente ejecutivo de Operaciones de los Broncos y miembro del Salón de la Fama. La victoria lo pondría como el segundo mejor porcentaje de victorias (68 por ciento), sólo detrás de Tom Brady (78 por ciento) .

Quizás la discusión por el titulo de Regreso del Año será la más dividida porque Adrian Peterson está teniendo una temporada de ensueño tras una grave lesión que involucró ligamentos anterior y medio cruzados de la rodilla izquierda. Peterson tiene mas de 1,100 yardas en 10 partidos y va en camino a por lo menos igualar su mejor campaña en 2008 con 1,760. Los Vikings han mejorado este año con el milagroso regreso de este extraordinario corredor quien podría pelearle por lo menos un título a Manning y con justa razón. Quedan varios partidos clave para ambos protagonistas asi que los votantes tienen tiempo de definir por quien se inclinan. Lo que creemos que inclina la balanza para Manning es que su regreso es con un nuevo uniforme y ante una transición tan exitosa poco se puede rebatir.