De cómo Seattle podría optar a los playoffs

Actualizado el 19 de noviembre de 2012
por David Schoenfield

Los Marineros de Seattle mejoraron por ocho partidos en el 2012, pero fueron los mismos Marineros aburridos de la cosecha reciente, al terminar una vez más en el último lugar de la Liga Americana en carreras anotadas, y vieron una asistencia de fanáticos disminuida por quinta temporada consecutiva. Las carreras fueron particularmente difíciles de conseguir en el Safeco Field -- allí hubo tres juegos sin hit y dos juegos perfectos en el 2012 -- que condujo a los dichos a través de toda la primavera y del verano de términos como "marine layer" o "heavy invertion".

Los aficionados de los Marineros han utilizado otros términos para describir la ofensiva del equipo, especialmente "Olivo" y "Figgins", generalmente precedidos por un adjetivo descriptivo.

Miguel Olivo se fue, gracias a Dios, pero Chone Figgins ocupa todavía un espacio en el roster de 40 jugadores. La gerencia de los Marineros también se dio cuenta de que era hora de ayudar a crear más ofensiva en el Safeco Field, y bajarán la valla en el jardín izquierdo de 16 a ocho pies, acercarán el callejón trasero del centro-izquierdo de 390 pies a 378 y moverán la cerca del jardín central de 405 pies a 401. El callejón detrás del derecho y el central también será movido cuatro pies hacia adelante, de 385 a 381.

Esto significa que será una temporada difícil para la gerencia, ya que tendrán que estimar cómo los cambios afectarán el juego -- y, sobre todo, el valor de los jugadores individuales.

Nick SwisherBrad Penner/US PRESSWIRELos Marineros podrían agregar 20 carreras con la firma de Swisher

Como hicimos con los Reales, examinemos cómo los Marineros pueden convertirse en contendientes instantáneos.

Carreras anotadas en el 2012: 619
Carreras permitidas en el 2012: 651

Carreras anotadas en casa en el 2012: 257
Carreras permitidas en casa en el 2012: 260

Empezamos de nuevo con las carreras anotadas y las carreras permitidas. Los cambios de las dimensiones significan que tenemos que hacer un ajuste. Para fines de este análisis, digamos que los resultados de las carreras anotadas en el Safeco recibirán un impulso del 15 por ciento. Eso podría ser conservador; los Marineros batean .220 con un jonrón cada 46 turnos al bate en casa (3.2 carreras por juego), pero promedian .247 con un jonrón cada 31 turnos al bate como visitantes (4.5 carreras por juego). El cuerpo de lanzadores recibió un impulso similar, al permitir 3.1 carreras por cada nueve entradas locales y 4.9 de visitantes.

Básicamente, esto significa que los Marineros tuvieron una ofensiva y pitcheo mediocres, no una ofensiva terrible y un buen pitcheo.

Un ajuste final: Los Marineros superaron la proyección del total de sus carreras fabricadas por 15 carreras, así que vamos a establecer su nivel de talento ofensivo en 604 carreras. Esto aporta un nuevo punto de partida para trabajar a partir de:

Carreras anotadas ajustadas en el 2012: 642
Carreras permitidas ajustadas en el 2012: 690

Para lograr que los Marineros sean contendientes tenemos que convertirlos en un club de 90 victorias en el Oeste de la Americana. Eso significa un total de 720 carreras anotadas y 635 carreras permitidas. En otras palabras: es necesario trabajar mucho a ambos lados de la pelota -- 78 carreras más a la ofensiva, 55 carreras menos a la defensiva.

La buena noticia es que los Marineros le dieron más de 1,000 apariciones al plato a Olivo, Figgins, Ichiro Suzuki y Munenori Kawasaki, cuatro hombres que no estarán en el equipo en el 2013 (bueno, esperemos que Figgins no esté por los alrededores). Aquí hay algunos aspectos que los Marineros pueden mejorar:

Receptor: John Jaso fue el mejor bateador de los Marineros en el 2012, aunque al manager Eric Wedge le tomó la mitad de la temporada para darse cuenta. Jaso fabricó alrededor de 57 carreras en 361 apariciones al plato; Olivo fabricó 24 en 323. La producción de Jaso para el 2013 es ciertamente un poco impredecible. Bateó bien en el 2010 y el 2012, pero no en el 2011. Si tomamos la línea ofensiva de carrera de .255/.359/.395, todavía representa 39 carreras fabricadas en 300 apariciones al plato. Creo que es justo decir que los Marineros pueden obtener un impulso de 15 carreras en la receptoría.

Jesús Montero: Con una posible llamada por el seleccionado número 1 del sorteo del 2012, Mike Zunino, a mediados de temporada, los días de Montero como receptor pueden estar contados. En el 2013 debería pasar la mayor parte de su tiempo de juego en primera base o como bateador designado. Una línea ofensiva como novato de .260/.298/.386 deja mucho espacio para una mejoría. No estoy seguro si alguna vez será el bateador estrella que una vez se proyectó, pero puede aportar 15 carreras más.

Dustin Ackley: ¿Qué hacer con la alabada selección número 2 del sorteo? Fue un desastre ofensivo en el 2012, con un registro de .226/.294/.328, muy por debajo de lo que hizo como novato. Tuvo dificultades en Safeco (0.228) y en como visitante (0.224), aunque 10 de sus 12 jonrones vinieron fuera de Seattle. Fabricó alrededor de 62 carreras en más de 600 apariciones al plato. Vamos a empujar eso hasta 13 carreras adicionales.

Jardín derecho: Los jardineros derechos de los Marineros fueron otro desastre, con una línea ofensiva de .245/.287/.373, buena para fabricar cerca de 69 carreras. En su página de internet USS Mariner, Dave Cameron, de ESPN Insider, ha abogado por la firma de Nick Swisher, y demuestra cómo Swisher está bastante cerca de Prince Fielder como bateador -- Fielder tuvo cinco jonrones y tres sencillos más, pero cuatro dobles menos. También tuvo 24 bases por bolas más además de ser golpeado por la pelota, pero 16 de esos pasaportes fueron intencionales. De todos modos, este es el punto: Swisher es un buen bateador. Fabricó cerca de 93 carreras en 148 juegos con los Yankees. La división de sus números entre local/visitante fue pareja, pero incluso si acoplamos algo de esa producción para pasar del Yankee Stadium al Safeco, esto podría representar una mejoría de 20 carreras.

Con eso hemos agregado 63 de nuestras 78 carreras adicionales necesarias. El otro gran agujero es la primera base, donde Justin Smoak perdió su trabajo pero se vio mejor después de una temporada en las menores. Con la mejora de Smoak (u otro primera base), además de Kyle Seager, Michael Saunders y Franklin Gutiérrez razonablemente saludable, los Marineros están al alcance de las carreras que necesitamos.

El cuerpo de lanzadores es más problemático. El bullpen estaba sólido hace un año y debe ser sólido otra vez con brazos poderosos como Tom Wilhelmsen, Stephen Pryor y Carter Capps, así que voy a dejar eso tranquilo (aunque los relevistas pueden ser notoriamente inconsistentes de año en año). En estos momentos, la rotación consiste de Félix Hernández, Jason Vargas, Hisashi Iwakuma, Blake Beavan y Erasmo Ramírez. Iwakuma tuvo la segunda mejor efectividad de la Liga Americana después del receso del Juego de Estrellas (2.50), y Ramírez impresionó después de ser convocado nuevamente a las mayores en el mes de septiembre. Realizó ocho aperturas en la temporada y ocho apariciones como relevista y tuvo un promedio de efectividad de 3.36 y mantuvo a los bateadores en un promedio de .217 y .262 de OBP.

El problema con Iwakuma, Ramírez, Vargas y Beavan: Todos pueden ser propensos a los batazos largos. Vargas se ha convertido en un lanzador de muchas entradas duradero, pero permitió 35 jonrones en el 2012 -- y eso fue con las cercas profundas del Safeco. Vargas permitió sólo nueve jonrones como local, pero permitió la asombrosa cifra de 26 en 19 aperturas como visitante. Beavan es un lanzador de strikes refinado, pero genera contactos elevados, no rodados, y permitió 23 jonrones en 152 entradas.

¿Entonces, de dónde puede venir la mejoría? Para empezar, de no otorgarle 18 aperturas a Hector Noesí (5.82 de efectividad). Noesí permitió casi seis carreras por cada nueve entradas. Reemplaza esas 100 entradas con una temporada completa de Iwakuma y podemos estimar aproximadamente 25 carreras salvadas.

No es justo pedirle a Hernández que tenga una temporada mejor, pero una mala racha de final de temporada dejó su promedio de efectividad en 3.06. Si reduce sus carreras de 3.25 por cada nueve entradas a 2.9, eso significa 10 carreras más.

Si Ramírez es un abridor confiable, deberá ser una actualización de Kevin Millwood. Eso representa 10 carreras más.

Eso representa 45 carreras, pero necesitamos 55. Y eso es asumiendo que Vargas no se desplome con el acercamiento de las vallas. Por eso abogo por una actualización de Beavan -- los prospectos de punta Danny Hultzen, Taijuan Walker y James Paxton necesitan más tiempo en las menores, por lo que este abridor debe ser un veterano agente libre. Los Marineros tienen flexibilidad de nómina, incluso si firman a un bateador como Swisher. Así que a menos que actualicen su ofensiva en la primera base o el bateador designado, deben firmar a un lanzador como Ryan Dempster, Hiroki Kuroda o... Zack Greinke.

Oiga, los aficionados de los Marineros pueden soñar, ¿no?