Los Reales pueden ser contendientes

Actualizado el 19 de noviembre de 2012
por David Schoenfield

Una lección digna de recordar de la temporada del 2012 es que la paridad es tan fuerte como nunca. Después de 14 temporadas consecutivas con récord perdedor, los Orioles de Baltimore mejoraron por más de 24 victorias con relación a la temporada pasada y llegaron a los playoffs por primera vez desde 1997. Si bien el historial impresionante de los Orioles en juegos de una carrera los ayudó a terminar 24 juegos por encima de .500 a pesar de superar a sus oponentes por tan sólo siete carreras, los Orioles hicieron una mejora drástica sobre la temporada de 2011, al permitir 155 carreras menos.

Los Atléticos de Oakland mejoraron por 20 victorias y capturaron la División Oeste de la Liga, a pesar de que presentar una rotación de novatos a finales de la temporada. Las mejorías de Oakland llegaron por ambos lados de la pelota: Los Atléticos anotaron 68 carreras más y toleraron 65 carreras menos en comparación con la temporada anterior.

Si los Orioles y los Atléticos pueden hacer tales avances espectaculares en una temporada, ¿por qué no los Reales de Kansas City y los Marineros de Seattle, otras dos franquicias oprimidas de la Liga Americana? Los Reales han sufrido nueve temporadas perdedoras consecutivas y tienen una sola temporada ganadora en la era del comodín. Los Marineros han tenido dos temporadas ganadoras en los últimos nueve años y no han superado a sus oponentes en diferencial de carreras en una temporada desde el 2003. Pero con los movimientos correctos, cualquiera de los dos equipos -- o ambos -- podría culminar como la versión del 2013 de los Orioles o los Atléticos.

Hoy vamos a trabajar con los Reales y el viernes con los Marineros.

Reales de Kansas City
Carreras anotadas en el 2012: 676
Carreras anotadas en el 2012: 746

Comenzamos con la divisa de las victorias: carreras anotadas y carreras permitidas. Los Reales ganaron 72 juegos en el 2012, pero su total de carreras los proyecta como un equipo de 74 victorias. Para poder proyectarse como un equipo de 88 victorias (el total de victorias de los Tigres en el 2012), tendríamos que agregarle 766 carreras anotadas (más-90) y 696 carreras permitidas (menos-50).

En la ofensiva, la buena noticia es que los Reales deberían haber anotado más de 676 carreras. Sus estadísticas ofensivas dicen que crearon 709 carreras, pero debido a la sincronización ineficiente de la producción, anotaron 33 carreras menos que eso. (El culpable principal pareció ser su bateo con las bases llenas: .283 en 113 apariciones en el plato, pero con sólo un jonrón, tres dobles y dos bases por bolas).

Así que si tomamos en cuenta la ofensiva de 709 carreras de los Reales, tendremos que encontrar 59 carreras más. Hay tres puntos obvios que pueden mejorar: Eric Hosmer, Mike Moustakas y el jardín derecho. Hosmer bateó un decepcionante .232/.304/.359 en su segunda campaña, un valor aproximado de 62 carreras creadas. No es difícil proyectarle 25 carreras adicionales -- entre los jugadores con 87 carreras creadas en el año 2012 se incluyen Justin Upton, Andre Ethier y Bryce Harper.

Moustakas tuvo una primera mitad buena antes de desmoronarse después del receso del Juego de Estrellas. Fabricó cerca de 71 carreras en 149 juegos. Como jugador joven, podemos proyectar crecimiento de la ofensiva; vamos a decir que fabricará 15 carreras más.

La otra área para mejorar es el jardín derecho, donde Jeff Francoeur fue uno de los jugadores menos valiosos en las Grandes Ligas, al jugar todos los días y registrar .287 de porcentaje de embasamiento. Francoeur fabricó solamente 56 carreras, con muchos turnos al bate que terminaron en outs. Dan Szymborski prevé que el novato Wil Myers bateará .266/.330/.450, lo que sería una gran mejora con relación a Frenchy. De hecho, si agregamos una temporada completa del receptor Salvador Pérez se puede ver por qué los Reales deben estar optimistas acerca de anotar muchas más carreras.

El problema es hallar las ganancias en el cuerpo de lanzadores, en concreto sobre la rotación de abridores. Los cinco titulares probables a partir de ahora -- Ervin Santana, Luke Hochevar, Bruce Chen, Luis Mendoza y Chris Volstad -- todos proyectan un promedio de efectividad por encima de 5.00 en el sistema de Szymborski. Será de gran ayuda si Danny Duffy y Felipe Paulino pueden regresar en algún momento después del receso del Juego de Estrellas, luego de las cirugías de Tommy John, pero tampoco se puede contar con eso. Si el bullpen sea estelar otra vez, quiere decir que los Reales necesitan mejorar por 50 carreras en la rotación.

¿Eso es posible? La temporada pasada, los abridores de Kansas City permitieron 527 carreras en 890 turnos, o 5.3 carreras por cada nueve entradas. Estamos hablando de 10 carreras por puesto en la rotación, lo que parece fácil de lograr, pero es más difícil de lo que parece. Un resultado del tipo de Jonathan Sánchez y de repente los otros miembros de la rotación tienen que asumir el margen de error. Si permiten que 477 carreras en el mismo número de entradas, representa 4.8 carreras por cada nueve entradas -- que habría ocupado el noveno lugar entre las rotaciones de la Liga Americana en el 2012, justo entre los Vigilantes y los Orioles.

Es por eso que hemos oído por ahí rumores de canje de Billy Butler (incluidos varios relacionados con los Marineros, que según se informa codician al bateador designado). Después de batear .313 con 29 jonrones, un récord de carrera, Butler es uno de los bateadores de los Reales que puede retroceder un poco en el 2013. Pero el canje de Butler le daría a los Reales una gran brecha que llenar en el puesto del bateador designado -- sin un candidato interno obvio (¿Clint Robinson?). Pero tal vez los Reales creen que pueden obtener una suficiente mejoría ofensiva de Hosmer, Moustakas, Myers, Pérez y quizás del segunda base Johnny Giavotella (.404 de OBP en Triple A Omaha) y el jardinero central Lorenzo Cain, luego de desprenderse de Butler.

Si los Reales cambian a Butler, probablemente sería por un lanzador prospecto de listo para tirar en Grandes Ligas -- y sucede que los Marineros tienen uno, Danny Hultzen. En todo caso, los Reales optaron por firmar un lanzador veterano abridor como Jeremy Guthrie, quien tuvo efectividad de 3.16 en 14 aperturas con Kansas City en 2012. Un año de recuperación de Santana y una temporada completa de Guthrie deja a los Reales cortos de los 50 juegos necesarios -- pero cerca. Guthrie tiene un valor de unas 10 a 15 carreras sobre lanzadores como Will Smith durante la mitad de una temporada; si Santana registra una efectividad cercana a 4.00 ó 5.00 en más de 200 entradas, eso podría significar de 20 a 25 carreras de mejoría en comparación con Hochevar. Con una ligera mejora de Chen y Mendoza, nos acercamos a esa marca de 50 carreras. Si negocias por alguien como Hultzen, los Reales mejoran en profundidad, mientras esperan por el regreso de Duffy y Paulino.

Se puede hacer, y los Reales no tienen que esperar hasta el 2014 para hacerlo. Hagan al menos un movimiento más en la rotación, saquen a Francoeur y esperen que Hosmer y Moustakas comiencen a pegar líneas por todo el Kauffman Stadium. En el nuevo orden mundial, cualquier cosa es posible.