Un futbolista, un milagro...

17:42 ET
FECHA
07/01
2013
por David Faitelson

A los 25 años de edad, Messi tiene cuatro "Balones de Oro" y 4 "Botas de Oro". Ni Johan Cruyff, ni Van Basten, ni Platini en Europa, ni Pelé ni Maradona en el mundo abrazaron esas cifras. Pero las mayores condiciones de Messi se dan en la cancha. Jamás fuera de ella, donde parece llevar una vida diligente, tranquila y alejada de las exageraciones que suelen rodear y marear a los atletas profesionales de la época.

LOS ANGELES -- No era el mejor vestido de la noche. El traje le quedaba algo grande, los colores no combinaban, él se veía incómodo sobre el estrado, las luces, las miradas y los flashazos parecían molestarle, una escena muy distinta a cuando utiliza los pantaloncillos cortos y cuando corre tras el balón sobre el césped derrochando alegría y genialidad.

Él no es de "frac"... Él es un "crack".

No había que esperar la fastuosidad y la elegancia de la noche de FIFA para saberlo: Lionel Messi es el mejor futbolista del mundo.

El "Balón de Oro" no niega ni confirma ninguna clase de hipótesis alrededor del futbol y de sus protagonistas de la época.

Los detractores de Messi comenzaron la noche de Zurich cuestionando un año donde el futbolista argentino solo pudo levantar una Copa: la del Rey de España y exigían el reconocimiento para un jugador ejemplar como Andres Iniesta, campeón con España en la Eurocopa de naciones y para el propio Cristiano Ronaldo, campeón con el Real Madrid en España.

Cuando la clase y la genialidad no están en su cancha pueden incluso prevalecer los números: 91 goles en el 2012, rompiendo la marcaba que databa desde 1972 y que pertenecía a Gerd Muller. Messi quebró también el record histórico de la Liga de España con 50 goles en una temporada. Consiguió, además, su cuarto título de goleo consecutivo en la Champions empatando otro récord que le pertenecía al alemán Muller.

A los 25 años de edad, Messi tiene hoy cuatro "Balones de Oro" y 4 "Botas de Oro". Ni Johan Cruyff, ni Van Basten, ni Platini en Europa, ni Pele ni Maradona en el mundo abrazaron esas cifras.

Pero las mayores condiciones de Messi se dan en la cancha. Jamás fuera de ella, donde parece llevar una vida diligente, tranquila y alejada de las exageraciones que suelen rodear y marear a los atletas profesionales de la época. ¿Recuerda usted algún escándalo en la vida del futbolista? ¿Cuénteme de alguna escena en la cancha o más de ella en que haya estado en fuera de lugar? Messi no parece necesitar de eso para alimentar sus días, sus hazañas, su gloria: Sabe dónde está parado, qué tiene y cómo debe lograrlo.

En pleno arranque del siglo 21, el mundo encontró un verdadero "milagro", un futbolista que toca el "cielo con las manos", que parece tenerlo todo: La habilidad atlética de Pelé, el ingenio de Maradona, la inteligencia de Cruyff, más, una personalidad que le permite vivir en un estado mediático sin ser el personaje que aspira a ser mediático. Un chico humilde, transparente, limpio en la cancha y limpio fuera de ella. Un verdadero milagro de la naturaleza y un futbolista de quien regocijarnos, aprender, entender y soñar.