Están de regreso en el Super Bowl

11:41 ET
FECHA
21/01
2013
por Pablo Viruega

BRISTOL -- Los visitantes ganaron en las Finales de Conferencia y los hermanos se encuentran en el Super Bowl en New Orleans. Los San Francisco 49ers vinieron de atrás en uno de los mejores regresos en la historia de la postemporada y los Baltimore Ravens fueron a Foxborough para propinarle la primera derrota en una Final de Conferencia a los New England Patriots en su casa.

Ray Lewis
APLewis jugará su último partido en el Super Bowl

De esta forma los 49ers regresan a un Super Bowl por primera ocasión desde la edición 29, mientras que los Ravens lo hacen también desde por primera vez desde la temporada del 2000.

San Francisco logró regresar de una desventaja de 17 puntos y lo hizo sin faltar a su plan de juego, lo cual es de destacar. Cuando el equipo tenía que empezar a jugar con el sentido de urgencia, con la presión de tener que anotar rápido y hacerse presente en el marcador, Jim Harbaugh y los 49ers fueron pacientes. Llevaron el balón en dos series ofensivas en el segundo cuarto con 11 jugadas, 162 yardas, 11:15 minutos y dos touchdowns.

Pero no sólo eso, sino que tienen la capacidad de reaccionar desde el inicio del partido y para la segunda mitad, porque en la última serie ofensiva de la primera mitad Atlanta logró despegarse por 10. San Francisco tomó el balón en la primera serie ofensiva de la segunda mitad y lo puso una vez más en la zona de anotación con una serie de 82 yardas.

En la segunda mitad del partido Atlanta cometió errores que no fueron capitalizados por San Francisco, porque el pase interceptado terminó en el gol de campo que falló David Akers, mientras que después del balón suelto de Matt Ryan, Michael Crabtree perdió el ovoide en la yarda uno. En ese momento, los 49ers perdían por tres puntos, pero habían dejado la oportunidad de empatar y de ponerse adelante, aun así no hubo pánico en San Francisco. Fueron pacientes hasta que encontraron el touchdown del triunfo.

Vernon Davis fue pieza clave para que Colin Kaepernick pudiera mover el balón por aire, pero lo que hicieron por tierra sus corredores Frank Gore (4.3 yardas por acarreo), LaMichael James (6.8) y el propio Kaepernick (10.5) fue determinante. Los corredores de San Francisco anotaron en tres ocasiones. Seattle ya le había dado una señal de advertencia a Atlanta, pues después de ir arriba estuvieron cerca de perder. Una segunda ocasión, dejar escapar una ventaja no es permitida en los playoffs y te cuesta la derrota.

En New England también se presenta un regreso de Ravens, pero no con una diferencia tan grande como la que remontó San Francisco. Al medio tiempo, Baltimore perdía por seis, pero la segunda mitad fue completa para los Ravens. Anotaron 21 puntos sin respuesta de los Patriots en su casa.

Joe Flacco dio un gran partido sin cometer errores y, más bien, sacando provecho de los errores de Patriots en la segunda mitad. Con tres entregas de balón, más una ofensiva que terminó en cuarta oportunidad. Sin embargo, desde la primera mitad, Tom Brady tuvo algo que pocas veces se ve en él. Manejó mal el reloj de juego en la última serie ofensiva, al dejar pasar mucho tiempo y no poder sacar una jugada más y tener que pedir tiempo fuera e intentar un gol de campo, para irse 13-7 al descanso.

Para la segunda mitad, los Ravens anotaron tres touchdowns en forma consecutiva, el último después de un balón suelto de Stevan Ridley tras un tremendo golpe de Bernard Pollard. El contacto es casco contra casco que produce una conmoción inmediata de Ridley y pierde el balón. Bien, la jugada es muy aparatosa e impactante por la forma como se desploma Ridley, pero en este caso no hay castigo porque el corredor no va indefenso como en otro caso un receptor lo fuera en espera de un pase. No quiero entrar en detalles si otras jugadas fueron o no. Ésta en específico no es castigo, pues la regla de casco-contra-casco no aplica, porque el corredor no va indefenso. Es un contacto muy fuerte, pero es legal.

El balón suelto de Ridley puso en la mesa la tercera anotación en fila para Baltimore en la segunda mitad, todas ellas sin respuestas de los Patriots, que además de la baja de su corredor, sufrieron la pérdida más dolorosa en el segundo cuarto de su mejor esquinero, Aqib Talib, quien no pudo regresar para la segunda mitad por un desgarre.

El Super Bowl XLVII ya tiene a sus invitados: San Francisco y Baltimore. Con historias muy interesantes de seguir como los hermanos Jim y John Harbaugh, el último partido del próximo miembro del Salón de la Fama, Ray Lewis; el sueño hecho realidad de Colin Kaepernick, quien con nueve partidos iniciados en la NFL ya está en su primer Super Bowl como titular. Joe Flacco y su lucha por tener credibilidad dentro de la NFL. En fin, los ingredientes están puestos en la mesa y tenemos dos semanas para analizarlos, pero la mejor historia, aquella que será recordada por siempre está por definirse en el campo, en New Orleans.