El Xolo que no para de "morder"

12:27 ET
FECHA
21/01
2013
por David Faitelson

Antonio Mohamed tiene razón cuando se queja de la falta de reconocimiento para su equipo, nada menos y nada más que el campeón vigente y el equipo que ha comenzado con tres triunfos el campeonato. El Tijuana lo sigue haciendo todo bien en la cancha, pero no puede competir en temas mediáticos con el América que suma los mismos puntos en el certamen. Una cuestión tan injusta como normal para un futbol como el mexicano.

LOS ANGELES -- Estoy seguro de que Antonio Mohamed no tenía la página tres de la sección deportiva del periódico Los Ángeles Times el domingo cuando hablaba ante los reporteros en el estadio Olímpico Universitario de la ciudad de México.

"De nosotros en la prensa se habla poco o nada. Estamos acostumbrados a eso", dijo Mohamed luego de que sus Xolos ligaron su tercera victoria de la temporada y sumaron 18 partidos consecutivos de campaña regular sin derrota.

La "campeonitis" no existe para el monarca del futbol mexicano. El equipo ganó de manera extraordinaria el título en diciembre jugando en la difícil cancha de Toluca y volvió este año con el mismo plantel y los mismos bríos para seguir cosechando resultados y asombros. El Xolo no se cae. Juega bajo la misma disciplina, la misma coherencia y la misma efectividad. Hoy, lucha afanosamente en la cancha ++solo en la cancha++ con equipos como América y Tigres, que seguramente gastan más y que indudablemente tienen ventajas en temas mediáticos.

En su edición dominical, el periódico Los Ángeles Times le dedica un artículo al fenómeno que la franquicia futbolística ha significado en la frontera norte del país. El reporte periodístico establece que el equipo ha provocado que miles de personas se trasladen a México desde diferentes puntos del estado de California y que las dos ciudades fronterizas, Tijuana y San Diego, hayan estrechado un lazo pasional por un deporte y por unos colores, en una región que vive permanentemente bajo una tensión política y social.

Hay otra historia también a la que no se refiere LA Times que tiene ver con temas sociales y políticos alrededor del Tijuana futbolístico y que establece una fecha primordial en el futuro inmediato: la del domingo 7 de julio del año 2013, día en que se celebrarán las elecciones estatales para escoger gobernador en Baja California. El equipo de futbol, su marcha triunfante, la imagen que provoca, podría estar estrictamente amarrada a este acontecimiento.

Pero es verdad: Los Xolos no han recibido el reconocimiento que merecerían por parte del futbol mexicano. Y no es fácil. En un país donde aún quedan rasgos del "centralismo", donde no existe un equilibrio mediático entre las diferentes instituciones, donde hay equipos que son "operados" por los medios de comunicación (entiéndase televisoras) que administran y controlan al futbol mexicano y a la propia Federación, la tarea no es de ninguna manera sencilla para una insituci0on que busca abrirse camino, así sea estableciendo un paraje completamente ganador sobre la cancha de futbol.

Mohamed tiene razón: El América esboza una leve sonrisa y ya es carcajada para algunos. Los Xolos se ríen de la cancha, juegan bien, ganan y nadie hace demasiada fiesta. Es una condición tan injusta como normal en un país como el nuestro.