Bibens contra Rivero

3:54 ET
FECHA
30/01
2013
por Ignacio Serrano

VALENCIA-- Llegó la hora de Austin Bibens. Por fin.

La primera selección en el draft de sustituciones de la final ha estado esperando una semana por la oportunidad de lanzar. El derecho de las Águilas del Zulia ya se candidateó para ir a la Serie del Caribe. Pero todavía no ha soltado un pitcheo hacia el plato con Magallanes, el equipo que lo tomó.

Bibens tendrá la pelota este miércoles, en el estadio José Bernardo Pérez, a 140 kilómetros de distancia de la capital, Caracas, y a más de 700 kilómetros de Maracaibo, la ciudad donde ha desarrollado su carrera de eficaz lanzador.

El estadounidense ha sido uno de los mejores monticulistas de la pelota venezolana en el último lustro. Desde que llegó al país, tiene el mejor WHIP entre todos los abridores y comparte con Seth Etherton la mejor efectividad.

Raúl Rivero será el adversario de Bibens, en lo que es el mejor retrato de esta final encarnizada, llena de figuras, esfuerzos y aplausos, la única que queda por completarse en la región, antes de disputarse la Serie del Caribe.

Rivero es un pitcher con relativa experiencia, ubicado al otro extremo de su rival. El viernes, en su primera presentación en la serie, lanzó más de 5.0 innings por primera vez en las últimas dos campañas.

Uno de los monticulistas más durables de los tiempos recientes en la liga contra un tirador dispuesto a quebrar a los apostadores. Es la fotografía del duelo que desde el 23 de enero disputan los Navegantes y los Cardenales.

Lara se ha apoyado en sorpresas, insurgencias y declaraciones de principios como la de Rivero el viernes, para burlarse de los pronósticos en contra una y otra vez, tanto en la eliminatoria como en los playoffs.

José Yépez fue el más reciente en esa saga notable, con el hit que dejó en el terreno a los turcos el lunes. Pero los bucaneros devolvieron el golpe este martes, con los cuadrangulares de Mario Lissón y Pablo Sandoval, cada uno con dos corredores en circulación.

La victoria de los cabrialenses 7 carreras por 3 en el sexto choque volvió a equilibrar las cargas y dejó todo definido para el momento decisivo.

La hora crucial pondrá a Bibens contra Rivero, a Magallanes contra Lara, al favorito casi unánime contra el equipo acostumbrado a romper los pronósticos.

Nada de lo hecho entre el 11 de octubre y el 29 de enero importa ya. Sólo un juego para decidir al campeón, nueve innings apenas para determinar quién es el mejor de todo un campeonato.