"Kid Chocolate" tomará un descanso

16:20 ET
FECHA
31/01
2013
por Dan Rafael
En cualquier momento que se pospone una pelea debido a una lesión, es lamentable -- tanto para el boxeador, su oponente, los fanáticos y cualquiera que esté involucrado en el evento.

Lesiones de entrenamiento son parte de lo que hace daño al negocio del boxeo. Pero parece totalmente cruel cuando la cartelera completa es pospuesta debido a la lesión de uno de los púgiles del evento principal y los muchachos en la cartelera de respaldo son parte del daño colateral.

Así que cuando el campeón junior welter Danny García sufrió una lesión de las costillas y su defensa ante el ex campeón Zab Judah -- el evento principal de una importante cartelera de Showtime el 9 de febrero en el Barclays Center en Brooklyn -- fue pospuesta el domingo hasta el 27 de abril, los púgiles en la cartelera que estaban perfectamente saludables y adentrados en sus entrenamientos quedaron fuera.

Uno de esos fue el titular mediano "Kid Chocolate" Peter Quillin (28-0, 20 KO), que estaba pautado a hacer su primera defensa contra Fernando Guerrero (25-1, 19KO), en la pelea co estelar.

"Rezo para que Danny se mejore, así como para que Zab y Guerrero se mantengan enfocados", dijo Quillin, que reside en Nueva York pero está entrenando en Los Ángeles en el Wild Card Gym. "Rezo para que Guerrero se mantenga enfocado, también, porque voy detrás de él el 27 de abril".

Quillin ha tenido lesiones y tiempo fuera, asó que sabe lo que le sucedió a García le puede pasar a cualquier boxeador. Él tomó la posposición sin problemas.

"Esto es lo que hago, y cosas como estas suceden en ocasiones en el boxeo"; dijo Quillin. "Usted nunca espera que suceda, pero sucede. Sigo con los golpes. Estoy arreglando mi itinerario del próximo mes y medio antes de regresar a entrenar. Estaré enseñando cuatro clases a la semana en el Trinity Boxing Club (en Nueva York) para personas normales (no boxeadores). Ellos quieren entrenar con el campeón. Quiero mantener mi mente enfocada y mantenerme en forma al estar en el gimnasio".

Dijo John Seip, co manejador de Quillin, "es descorazonante considerando el trabajo fuerte y la dedicación que involucra el prepararse para una pelea de campeonato como esta -- no solo para mi boxeador, pero para todos los involucrados. Peter estaba listo y a él le restaba sólo una semana de entrenamiento. Peter perdió 18 meses debido a lesiones imprevistas, así que acepta y entiende que las lesiones son parte del deporte. Danny fue un verdadero profesional que trató de sobrepasar su lesión, pero el equipo de García tomo la decisión correcta".