Canelo acusa a Floyd de no tener palabra

13:40 ET
FECHA
01/03
2013
por Dan Rafael
Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Saúl "Canelo" Álvarez adelanta su pelea
Tags: boxeo
El campeón junior mediano Saúl "Canelo" Álvarez hizo campaña fuertemente -- contra los deseos de algunos de sus manejadores -- por una pelea unificatoria ante Austin "No Doubt" Trout.

Lo que mantenía el silencio sobre anunciar la pelea no era la resistencia de Álvarez a pelear ante Trout. Él quería la pelea malamente y Trout quería pelear ante Álvarez también. El problema era la fecha.

Finalmente se anunció el miércoles con el anuncio del promotor de Golden Boy Richard Schaefer que se llevaría a cabo el 20 de abril en el Alamodome en san Antonio y encabezaría una cartelera televisada por Showtime.

"Estoy muy contento con mi pelea", dijo Álvarez a ESPN.com "Austin Trout es un gran boxeador y le daré lo que la gente quiere -- una gran batalla y una gran noche a todos".

Es una gran pelea, una de las más interesantes del año. Pero estaba supuesta a ser la co estelar de la cartelera del 4 de mayo de Floyd Mayweather Jr.- Roberto Guerrero a través de Pague por Ver.

Eso no ocurrió sólo, de acuerdo a Golden Boy, porque Mayweather se rehusó a un acuerdo contractual para pelear ante Álvarez en su próxima pelea, siempre y cuando ambos ganaran el 4 de mayo.

Mayweather-Álvarez es una pelea si ocurre. Al tenerlos a ambos en la misma cartelera del 4 de mayo ante oponentes de excelencia con el espectro de un enfrentamiento en otoño habría hecho la cartelera enorme.

Mayweather-Guerrero será un gran Pague por Ver aun sin Álvarez, pero ¿sabe qué? Con él en la cartelera, si hubiese sido ante Trout (26-0, 14 KO) o cualquier otro, hubiese sido gigante, como en cientos de miles de compras sobre un millón, en mi opinión.

Pero Mayweather (43-0, 26 KO) no quiso acordar pelear ante Álvarez (41-0-1, 30 KO), al menos contractualmente antes del 4 de mayo. Mayweather supuestamente dijo que lo haría pero que no firmaría. Álvarez, con razón, sintió que sin garantías escritas no había razón para prestar su nombre, poder estelar y músculo económico al Pague por Ver de Mayweather. Álvarez-Mayweather recibirá su propia bolsa multi-millonaria de parte de Showtime y hará su taquilla de siete cifras. Es mejor que una pelea de respaldo.

No me malentiendan -- si Álvarez-Trout hubiese sido el 4 de mayo estaría tan contento como cualquier otro. Hubiese sido grandioso para los fanáticos de boxeo el tener esa pelea de calibre en el respaldo de un Pague por Ver de $70.

Pero nunca pensé que sucedería. Demasiado bueno para ser cierto porque nunca pensé que Mayweather acordaría pelear ante Álvarez en este punto.

Quizás Mayweather vencerá a Guerrero (31-1-1, 18KO) y quizás Álvarez vencerá a Trout (ambas son peleas difíciles en el papel) y ellos quizás peleen en el otoño. Pero sin esa garantía. Álvarez básicamente mandó a Mayweather al infierno y no lo culpo.

¿Por qué debe tomarle la palabra a Mayweather de que peleará ante él después? ¿Por qué, con todas esas peleas garantizadas en su nuevo acuerdo de seis peleas con Showtime PPV, Mayweather enfrentará a quizás el más fuerte oponente en la segunda pelea del acuerdo y quizás estropear el resto de esas garantías de tanto dinero?

Cualquiera que conozca algo sobre acuerdos de múltiples combates con cadenas de TV sabe que típicamente la pelea del dinero -- donde está involucrado el mayor riesgo -- viene al final del acuerdo luego de que se ha chupado la mayor cantidad de dinero del acuerdo.

Además, ya hemos visto cómo Mayweather mueve sus redes en su habladuría para una pelea ante Manny Pacquiao. Primero fue el dopaje (el cual utiliza aún en entrevistas luego de Pacquiao estar de acuerdo hace tiempo). Cuando eso se solucionó era la fecha o la instalación lo que no funcionaba para Mayweather. Entonces rehusó una división a por cientos, sólo quería pagar a Pacquiao una cantidad fija, lo que sabía no iba a arrancar. Siempre había algo y probablemente lo habrá con Álvarez si derrota a Trout.

Álvarez, la estrella mexicana de 22 años, siempre ha preferido ser su propio espectáculo de cualquier manera pero estaba dispuesto a estar en el respaldo de Mayweather siempre y cuando él viniese después. No recibió esa garantía así que se fue con su propia cartelera.

"Mayweather no tiene palabra para apoyar lo que dice. El contrato estaba ya en los términos acordados y sólo faltaba la firma", dijo Álvarez. "Él dijo que sí, pero nada pasó al fin y al cabo. Floyd nunca firmó nada. Pero, con todo y eso, estoy contento con mi pelea y mi fecha propia. Eso es lo que quería desde el principio.

"No necesito que Mayweather imponga condiciones porque puedo tener mis propios fans, mi propio evento y mi propia historia. Estoy cansado de ser accesible para pelear contra él, ya que nunca fue realista en lo que hablaba. La verdad es que no quiere pelear conmigo. Continuaré haciendo mi propia historia".