Valencia vs. Sevilla EFESoldado prefiere no hablar de su futuro hasta que las cosas estén más claras

MADRID -- Hace unos cuantos años que la Liga española ha perdido el atractivo. La grave crisis económica que atraviesa el país está pegando muy duro y a excepción de Real Madrid y Barcelona no hay nadie más que pueda retener a sus estrellas. Es imposible. Por eso las diferencias entre los dos grandes con el resto cada vez es más evidente.

Cualquier jugador hace un buen año y vuela a otro país. El destino preferido por todos era Inglaterra, pero la nueva llegada de ricos al fútbol europeo hace que haya otros nuevos equipos muy atractivos a nivel económico donde ir. Uno de ellos el Mónaco. El dueño, Rybololev, si tiene algo es dinero y no le importa gastarse 60 millones de euros en un futbolista como ha hecho con Radamel Falcao. Forbes sitúa a este multimillonario ruso en el puesto 119 de su lista con 9,1 billones de dólares. En 2011 compró este club y desde entonces no ha parado de invertirle millones y millones de euros.

La exportación ha seguido con los principales goleadores de la Liga. Salvo Cristiano y Messi los demás se han ido. La Liga se quedará sin los 130 goles que han marcado entre Falcao, Negredo, Soldado, Higuaín, Iago Aspas y Fernando Llorente. El último en salir va a ser Roberto Soldado.

El goleador español tiene las maletas preparadas con destino al Tottenham. Todo está cerrado por 30 millones de euros a la espera de llegar a un acuerdo con la forma de pago. Ese dinero, sumado a lo que se ha pagado por Negredo (27 millones), Higuaín (40), Iago Aspas (10) más los 60 de Falcao han supuesto 167 millones de euros en traspasos.

El único que ha salido a coste cero es Fernando Llorente que se pasó un año casi sin jugar por la negativa a renovar. De España hubo interés en él pero al no ser de Real Madrid y Barcelona nadie pudo hacer frente al salario que le ha ofrecido la Juventus de Turín.

El único caso diferente ha sido el de Higuaín, que ha sido la segunda venta más cara en la historia del club merengue. El Real Madrid no necesitaba los 40 millones de euros para sobrevivir a diferencia del resto.

Pero sí que estaba obligado a ingresar esa cantidad para acometer el fichaje de Gareth Bale con quien ya tiene todo acordado para que sea nuevo futbolista del Real Madrid. El galés es el deseado por Florentino Pérez. Todos los esfuerzos están destinados en él y con los 60 millones de las ventas (20 más entre Albiol y Callejón) que se ha obtenido se van a destinar a que sean una parte de lo que cuesta el británico.

De momento las posturas entre Real Madrid y Tottenham están alejadas. No hay entendimiento. El Real Madrid está dispuesto a llegar a los 90 millones de euros, quizá algo más, pero nunca a los 145 con los que se ha desmarcado el presidente de los Spurs, Daniel Levy.

La novela apunta a que puede ir para largo. En el Real Madrid suele ocurrir que todos los años ocurra un culebrón así. Florentino Pérez es especialista en este tipo de maniobras y al final casi siempre se ha salido con la suya.

¿Pasará esta vez lo mismo con Gareth Bale?

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.