Del Potro: las raquetas no se tocan

17:40 ET
FECHA
25/08
2013
por Juan Ignacio Ceballos

NUEVA YORK -- Juan Martín del Potro, el número 6 del ranking mundial, no tiene contrato vigente con ninguna firma de raquetas. El argentino no renovó convenio con Wilson y, según cálculos de especialistas, está resignando alrededor de un millón de dólares anuales al no tener relación contractual con la firma estadounidense (o con cualquier otra compañía). No solo eso: el campeón del US Open 2009 está jugando con raquetas que muchos podrían consideradas "viejas", que ya tienen cerca de 4 años.

Bienvenidos, entonces, a esta curiosa historia del mejor tenista latinoamericano de la actualidad y sus "armas". Las que lo ayudan en sus grandes triunfos, pero las que le niegan mayores ingresos.

"La raqueta es mi arma de trabajo. No la cambio. Me siento muy cómodo con mis raquetas, y creo que eso es fundamental. La raqueta es lo que yo necesito para jugar. Mientras esté jugando de esta manera, haciéndolo bien y con confianza, es difícil hacer un cambio", le dijo Del Potro a ESPNtenis.com este domingo en New York.

El argentino juega desde hace un lustro con la Wilson K Factor Six-One 95, el modelo con el cual ganó aquí hace cuatro años. La temporada siguiente a su conquista en Flushing Meadows, Juan Martín probó un nuevo modelo en partidos oficiales. Pero el cambio duró poco. Los ejecutivos le ofrecieron testear otras opciones, así como también "maquillar" su vieja raqueta con el look de las nuevas versiones de la marca estadounidense. Pero todo quedó como en un principio.

"Intenté en el 2010. Tuve problemas con la mano. Intenté un par de veces este año. Es un proceso normal, pero también como el calendario está ajustado, es difícil encontrar un periodo donde puedas decir: cambio de raqueta, y si me va mal no pasa nada. Federer intentó cambiar y ahora volvió a su raqueta antigua. A Djokovic le costó el cambio de Wilson a Head. Rompió varias raquetas en ese proceso", explica Del Potro.

Pero Juan Martín no solo usa un modelo viejo de raqueta, sino que utiliza las mismas raquetas con las que jugaba en la década pasada. Y le quedan pocas.

- ¿Cuántas raquetas tiene ahora?
- Cuatro, responde Franco Davin, coach de Del Potro. Y sugiere hablar con el experto de Wilson que le encuerda a su pupilo en este US Open.

"Las raquetas están muy usadas. Yo pregunté si podíamos cambiarle el protector plástico (que va en la cabeza de cada raqueta), pero me dijeron que no. Tampoco quieren cambiar los grommets", que son los orificios de plástico por donde pasan las cuerdas, explica Joe Heydt, encargado de encordar las raquetas de Del Potro en Flushing Meadows.

"Hasta ahora ha traído tres raquetas para encordar", agrega Heydt. "No corren riesgo de quebrarse en el proceso de encordado, porque no tienen fisuras. Pero la cabeza de las raquetas está deteriorada. Es curioso: este deterioro es de un solo lado del marco. Aparentemente (Juan Martín) siempre pega la derecha con la misma cara de la raqueta. Y ese lado de la cabeza está en peor estado. El otro lado, en cambio, está mejor. Finalmente, cada jugador debe hacer lo que cree conveniente para sentirse bien con su raqueta y seguir ganando".

En el caso de Del Potro, los triunfos conseguidos con su "viejas" raquetas no van de la mano con lo que podría estar ganando en concepto de contrato publicitario en ese rubro.

"Los ingresos que resigna dependen en parte de sus resultados, pero estimo que estarían cerca o por encima del millón de dólares por año", le dijo una persona con conocimiento del negocio del tenis a ESPN. Según otra fuente, la no renovación en 2013 del contrato fue de común acuerdo. Ambas partes mantienen una buena relación. Tanto que el jugador aceptó seguir pintando la "W" en sus cuerdas, y continúa recibiendo apoyo entre otros de Ron Rocchi, el experto en raquetas de la compañía estadounidense.

Rocchi, de todas maneras, sabe que el tema Del Potro-raquetas-Wilson es "delicado". Y se excusa de hablar al respecto, aquí en New York, sin antes pedir permiso.

- A estas raquetas que tenés, ¿le das algún tipo de cuidado especial?
- Y... las tengo que cuidar, tienen más uso, pobres. Yo no soy de romper raquetas. Si tuviese veinte, tampoco las rompería. Pero ahora que ando con poquitas, las cuido un poquito más, dice Juan Martín.

Del Potro, entonces, "está en el mercado" y disponible para negociar un nuevo contrato de raquetas. "Para la próxima temporada voy a tener un cambio", dice el tandilense, quien hasta ahora se ha mantenido leal a una sensación que solo él puede explicar: su éxito en el tenis está en buena parte ligado al uso de sus viejas raquetas, las mismas con las que ganó su único título de Grand Slam hasta ahora, y las que lo ayudan a convertirse en una seria amenaza para el trío Djokovic-Nadal-Murray en este US Open.

Entonces, por ahora, las raquetas de Del Potro no se tocan.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.