Mirando el fiasco de Furcal

10:47 ET
Actualizado el
por Buster Olney
La etiqueta al negociar

No hay un puente que se pueda quemar entre los Bravos y los agentes Paul Kinzer y Arn Tellem, según dijo el gerente general de Atlanta Frank Wren, porque no existe tal puente tras el tumulto con la decisión de Rafael Furcal de echar hacia atrás un acuerdo verbal contraído con los Bravos y firmar con los Dodgers.

Uno tiene que molestarse con como se dieron las cosas, según le dijo Wren a David O'Brien.

Frank Wren, gerente general de los Bravos (AP)

Así que, ¿cuán serio fue este rompimiento de las reglas de etiqueta del béisbol?

Bueno, aquí están los hechos, de acuerdo con Wren: El lunes en la noche, él negoció un acuerdo con Kinzer, quien le dijo al gerente general que estaba todo bien -- y entonces le pidió a Wren que le enviara una carta de acuerdo firmada el martes en la mañana, lo que Wren hizo.

Y fue entonces que en este punto, de acuerdo con Wren, que Kinzer mencionó a los Dodgers -- y al final, cuando aparentaba que Furcal se iría a los Dodgers, Wren dice que Kinzer le preguntó si Atlanta podía mejorar su oferta.

Buster Olney en ESPN.com
Lee el blog de Buster Olney en inglés en ESPN.com
"Eso es algo malo," dijo un gerente rival. "Eso fue un descaro. La realidad es que nada es vinculante, y uno tiene que asumir que que hasta que tengas un acuerdo que sea aprobado por las Grandes Ligas y la unión, siempre es posible que todo se vaya al piso. Pero a uno le gustaría pensar que cuando alguien te dice que tienen un acuerdo, en realidad, así sea."

Según dijo otro gerente: "Para mí, la cosa más importante es tener una carta de acuerdo firmada. Cuando tienes esa carta de acuerdo, al menos es algo que tienes en la mano. No es totalmente vinculante, pero al menos es algo."

"Pero yo entiendo porque Frank está molesto. Si alguien te dice que tienes un acuerdo, entonces uno esperaría que en realidad lo haya."

Un gerente de la Liga Americana recordó una situación en la que un agente firmó una carta de acuerdo. Pero entonces, poco antes de que los papeles llegaran a su destino, el agente llamó y pidió más dinero, porque otro equipo había mostrado interés. El agente dijo que él tenía la obligación con su cliente de explorar todas las opciones. "No había oportunidad de que yo fuera a mejorar nuestra oferta bajo esas circunstancias," según dijo el gerente.

Los Bravos también se rehusaron a mejorar su oferta, y Wren y su equipo de trabajo pasaron gran parte del miércoles operando bajó la presunción de que Furcal se iba a los Dodgers. Los oficiales de los Bravos trabajaron en un Plan B.

Pero realmente no hay soluciones comparables con Furcal, por ese precio. Atlanta podría conseguir a Orlando Hudson para que juegue en segunda base, pero se cree que tomará más de $30 millones para firmar al residente de Carolina del Sur.

Y no hay soluciones comparables a lo que A.J. Burnett podría haber traído a la mesa, como un as de brazo poderoso, o lo que Jake Peavy pudo haber traído a los Bravos. Ha sido una temporada baja brutal para Atlanta hasta ahora.

Pero quien sabe, según dijo un gerente, vía correo electrónico. "En cinco años, Frank quizás esté contento de que no haya firmado a Burnett o a Furcal," escribió el gerente.

Pero esa no es la manera en que él se siente hoy.