Los cuatro grandes y el campeón

11:56 ET
FECHA
19/01
2010
por Fernando Schwartz
BRISTOL -- El que cuatro equipos de máxima popularidad como son Guadalajara, América, Cruz Azul y Pumas, junto con el campeón Monterrey, empezaran ganando es un buen augurio para el Bicentenario 2010.


Cronómetro: América y Chivas debutan ganando

Cada uno lo hizo a su manera y estilo. Chivas volvió a la verticalidad, América con su potente desdoble, Cruz Azul trabajando los 90 minutos para la recompensa, Pumas con Palacios enorme en la portería y Barrera en la definición, mientras que el campeón Monterrey trae esa inercia de los grandes en donde la campeonitis no llegó y el equipo luce cómodo, embalado y con un plantel extraordinario. EL Bicentenario se juega a todo tren desde el principio por el recorte de jugadores seleccionados en la 13 y es momento de cosechar.

SIEMPRE EN EL OJO
Si América golea le encuentran pretextos, si pierde horrores y si empata, ni qué decir, pero estas Aguilas vuelan gracias a ese desdoble que hoy por hoy ningún equipo tiene en la Primera Division, lo hace por la calidad de sus hombres y porque cuando tiene que trabajar los juegos, como lo trabajado del primer tiempo contra San Luis, lo hace. América no es culpable de la expulsión de Gonzo. Águilas voló aprovechando los espacios y resolvió en 10 minutos lo que en 45 lució equilibrado, pero así es el futbol y América, guste o no, tiene un estilo que hace mucho tiempo no encontraba y que con Jesús Ramírez en el timón lo tiene bien asimilado.

CHIVAS A LO REAL
Real sabe de la filosofía Chiva. Conoce perfectamente al plantel y su mano se notó en la victoria sobre un Toluca que, además, pagó el precio de ser el último en llegar al trabajo y aún no estar afinado. Cuando un equipo está comodo con su técnico esto se nota en la cancha, y a excepción de Omar Bravo que aún está a años luz de lo que fue antes de Europa, estas Chivas dan para ilusionar. Chícharo es una realidad y además del hambre que tiene, es excelente en compartir con sus compañeros y más allá de eso, a su corta edad, está más que sembrado con los pies en la tierra, lo cual es buena noticia.

CRUZ AZUL
Con Chaco será diferente. Por lo pronto en Chiapas sufrió pero sacó el resultado gracias a la enjundia de Torrado, que nunca dio por perdido un balón que Orozco remató en el centro. A Biancucchi y los refuerzos hay que darles tiempo. Mismo tiempo que el Chaco no necesitará por la compenetración que tiene en el fútbol mexicano. Meza tiene muy bien armado su equipo y aunque le costó, los tres puntos son vitales en el arranque de la competencia de una Maquina que tiene un equipazo.

TUCA CORRIGIÓ
Trabajando y exigiendo al máximo, Tuca con lo mismo hizo lo mucho que no logró en la temporada anterior. Lo mejor de la victoria como local de los universitarios fue sin duda alguna el que Pablo Barrera volvió a ser el temible encarador y disparador sin desparpajo, además de que Alejandro Palacios tuvo la mejor actuación de su carrera en Primera División. Es realmente extraordinario que Pumas comience asi porque sigue creyendo en lo suyo, sin refuerzos y con esfuerzos.

EL MONTERREY DE VUCE
Victor Manuel trae bien afinada a la maquinaria regia. Por ahora la ausencia de Suazo no se nota y la Pandilla luce. Mucho ojo al joven Morales que tiene gran porvenir sin duda ninguna en la Primera División. Aldo sigue con hambre y Jona con gran momento en la portería. Monterrey hace bien las cosas y muy a la callada, además de ser campeón, tiene un plantel muy respetable para lo que se avecina.

¿SE ACUERDAN DE GRANOCHE? Aquel Pablo Granoche, uruiguayo que pasó sin pena ni gloria en Mexico con Toluca y Veracruz, juega en el Chievo Verona de Italia y el domingo me hizo ver en la cancha lo que nunca había visto. Él solo hizo sangrar a tres jugadores y a dos les fracturó el tabique nasal: Al checo Grygera de un codazo buscando un balón aéreo le fracturo el tabique, al francés Zebina con el codo estirado por lo alto le abrió la ceja, y en un balón disputado con Cannavaro al momento de caer al suelo, levantó el taco y lo estampó en la nariz de Fabio. Vaya récord de Granoche en el futbol italiano, con el desagraciado paso de la Juventus.