Atléticos de OaklandAP Photo/Paul BeatyHan ocurrido muchos colapsos, pero el béisbol ofrece ahora los comodines como redes de seguridad.
En la mañana del 10 de agosto, los Atléticos de Oakland no solo tenían ventaja de 4 juegos sobre los Angelinos en el Oeste de la Liga Americana, sino que tenían la mejor marca en las mayores: 72-44, en ritmo para llegar a 96 victorias. Eran catalogados como el mejor equipo en todo el béisbol, con la ofensiva más prolífica (hasta ese momento), un bullpen dominante, y una rotación que acababa de ser mejorada con la adición del héroe de la pasada Serie Mundial Jon Lester.

Seguro, los Angelinos habían ganado algo de terreno en la tabla de posiciones, pero Oakland lucía como una línea para ganar la división por tercer año seguido. ¿Llegar a los playoffs? Una conclusión inevitable, dado lo bien que había estado jugando Oakland y la enorme brecha en la tabla de posiciones entre los Atléticos y los equipos que podían estar involucrados en la contienda por los comodines -- por ejemplo, Detroit, Kansas City y Seattle. En ese momento:

Oakland 72-44
Detroit 63-51
Kansas City 62-53
Seattle 61-55

Los Atléticos tenían ventaja de 9.5 juegos sobre los Reales, y de 11 juegos sobre los Marineros.

Esta mañana, sin embargo, el número mágico de los Angelinos para asegurar el banderín del Oeste de la Americana había bajado a 5 partidos, y los Atléticos lucían como corredores de maratón que habían liderado a todos los corredores durante 20 millas, pero que ahora se habían quedado rezagados en el grupo trasero al llegar a la milla 25.

La tabla de posiciones en los comodines (incluyendo a los Tigres, que lideran la Central de la LA, pero con apenas medio juego de ventaja sobre los Reales):

Detroit 81-66
Oakland 81-66
Seattle 80-66
Kansas City 80-66

Los Atléticos han perdido 22 de sus pasados 31 juegos y han dejado perder 10.5 juegos en la tabla de posiciones en poco más de un mes. Ellos se han colocado a si mismos para sufrir el peor colapso en la historia del béisbol, con todo respeto a los equipos que han ostentado anteriormente ese título -- los Dodgers de Brooklyn de 1951, los Filis de Filadelfia de 1964, los Medias Rojas de Boston de 1978, los Mets de Nueva York de 2007 y los Medias Rojas y los Bravos de Atlanta de 2011.

Si los Atléticos del 2014 no logran llegar a los playoffs, no solo se habrán desplomado de la cima en la tabla de posiciones, sino que habrán fallado en caer en las dos redes de seguridad que no estaban disponibles para esos otros equipos -- los puestos de comodín.

En la mañana del 12 de agosto de 1951, los Gigantes tenían marca de 59-51, a 13 juegos detrás de los Dodgers, 15 en la columna de derrotas; en las siguientes seis semanas, ellos cerraron la temporada con una increíble racha en la que jugaron para 37-7, lo que los llevó a una miniserie de tres partidos. Los Dodgers jugaron para 26-22 -- un poco por encima de .500 -- así que no fue tanto que Brooklyn se cayera, sino que los Gigantes simplemente dejaron de perder.

Luego de terminar la temporada regular con marcas idénticas de 96-58, los Dodgers y los Gigantes jugaron una serie de tres juegos que terminó con el famoso batazo de cuadrangular de Bobby Thomson. Los Dodgers del 51 terminaron la temporada con marca de 97-60, el segundo mejor record en la Liga Nacional, compuesta por ocho equipos. Pero solo un equipo de cada liga calificaba a la postemporada en ese momento.

En 1964, los Filis tenían ventaja de 6.5 juegos restando 12 partidos. Sin embargo, Filadelfia perdió 10 juegos consecutivos, antes de ganar los partidos 161 y 162, para terminar con marca de 92-70 -- un juego detrás de los Cardenales, el único equipo entre los 10 que componían la Liga Nacional que avanzó a la postemporada. Los Filis terminaron empatados con el segundo mejor record en la liga, con Cincinnati, pero en una era en la que no habían puestos de comodines, no habían redes de seguridad.

En la mañana del 19 de julio de 1978, los Yankees tenían marca de 47-42, a 14 juegos de los Medias Rojas. Pero en el resto de la temporada regular, Nueva York jugó para 52-21, un porcentaje de victorias de .712. Del 19 de julio al 1 de octubre, Boston tuvo record de 37-35 -- por encima de los .500 -- pero los Medias Rojas perdieron sus últimos seis partidos de la temporada ante los Yankees, perdiendo el liderato de la Liga Americana el 13 de septiembre.

Pero los Medias Rojas se recuperaron para ganar sus últimos ocho juegos para alcanzar a los Yankees el 1 de octubre, forzando a un juego de desempate que fue ganado por Bucky Dent. El record final de Boston: 99-64, el segundo mejor en todo el béisbol. Pero cada liga tenía dos ganadores divisionales, y sin comodines, por lo que Boston no avanzó a la postemporada.

El 12 de septiembre de 2007, los Mets de Nueva York tenían ventaja de siete juegos sobre los Filis en el Este de la Liga Nacional, en un verano que se había desarrollado bastante parecido al del 2014, con mucha paridad a lo largo del béisbol. Ese día, solo los Medias Rojas tenían porcentaje de victorias por encima de los .600; los Mets tenían marca de 83-62, con el mejor porcentaje de la Liga Nacional, .572.

Lo que pasó después vivirá por siempre en la mente de los fanáticos de los Mets. Una racha de cinco derrotas le permitió a los enrachados Filis recortar la ventaja a 1.5 juegos, y luego que los Mets se las arreglaran para estabilizarse por poco tiempo, con cuatro victorias en cinco juegos, Nueva York se desmoronó, al perder seis de sus últimos siete. Al final de la temporada, los Mets terminaron con marca de 88-74, con el sexto mejor record en la liga. Los Rockies y Padres quedaron empatados con el cuarto mejor record y jugaron un partido de desempate por el comodín. Incluso si hubiesen existido dos puestos de comodín, los Mets del 2007 se habrían quedado fuera.

Jeter Ellsbury Yankees Medias Rojas
AP Photo/Bill KostrounLos Medias Rojas del 2001 experimentaron un colapso masivo al final de la temporada.
Los Medias Rojas del 2011 nunca lideraron el Este de la Liga Americana por más de tres partidos luego del receso del Juego de Estrellas; ellos llegaron a su mejor marca el 31 de agosto, con record de 83-52, 1.5 juegos por encima de los Yankees en la división, pero con nueve juegos de ventaja sobre los Rays y 10.5 sobre los Angelinos, quienes tenían el quinto y sexto mejor record en la Liga Americana, respectivamente.

Boston simplemente perdió la vida luego de esto, al perder 20 de sus siguientes 27 encuentros, incluyendo una derrota en Baltimore donde fueron dejados tendidos en el terreno de forma memorable el 28 de septiembre. Al final de la campaña, Boston terminó con 90-72, el quinto mejor record de la Liga Americana; con dos comodines, los Medias Rojas habrían entrado a los playoffs.

La desintegración de los Bravos en la temporada pasada se asemejó a la de Boston, aunque la contienda de Atlanta estaba centrada en el comodín; los Filis se quedaron con el banderín del Este de la Nacional. Luego de la jornada del 1 de septiembre, los Bravos estaban a 7.5 juegos de la cima en la división, pero con ventaja de 3.5 sobre Arizona en el comodín sobre San Luis.

Sin embargo, Atlanta perdió 18 de sus últimos 26 partidos, para terminar con marca de 89-73; si hubiese habido un segundo puesto de comodín, los Bravos se habrían quedado con él.

Luego de la derrota de Oakland el viernes en la noche, los Atléticos siguen pareciendo como un desastre en ciernes.

De la historia de Susan Slusser:

"No es algo ideal, pero los chicos siguen batallando", dijo el jardinero de los Atléticos Jonny Gomes. "Nos quedan 15 juegos en la temporada y tenemos que hacer lo mejor que podamos. ... Estamos en el asunto del conductor. Si la temporada terminara hoy, nosotros estaríamos adentro. Todavía no hemos perdido nada".

"Tenemos que dejarlo todo allá afuera ahora mismo", dijo Hammel. "Obviamente las cosas no nos están saliendo bien, así que tenemos que seguir luchando. Nos quedan muchos partidos, así que iremos juego a juego, pitcheo a pitcheo".

Los Atléticos han perdido tres juegos seguidos y 12 de sus últimos 15 en general. Cada una de sus pasadas siete derrotas ha sido por una carrera, y 11 de sus pasados 13 fracasos han sido por una o dos carreras.

Oakland juega para 28-37 en partidos decididos por no más de dos carreras, y para 53-29 en juegos decididos por tres carreras o más.

Los Atléticos perdieron a su bateador designado en la tercera entrada, cuando Derek Norris se movió del puesto de DH a la receptoría luego que Geovany Soto fuera sacado de juego con espasmos en la espalda -- el tercer receptor de los Atléticos que está inactivo por lesión desde hace dos semanas, luego perder a Stephen Vogt (tobillo) y John Jaso (conmoción cerebral).

John Hickey tiene más. De su historia:

"Tenemos que encontrar la forma de anotar más carreras", dijo el jardinero central Coco Crisp en un silencioso camerino.

Oakland intentó cuajar algo en la novena entrada cuando el bateador emergente Brandon Moss y Sam Fuld abrieron la entrada con sencillos, pero incluso con la parte alta de la alineación en turno para batear, no estaba para los Atléticos. Crisp fue out en batazo de foul, Josh Reddick se ponchó y Josh Donaldson también se ponchó, el chocolate No. 12 de la noche para los Atléticos.

¿Cómo evitar que las cosas negativas infecten al siguiente que le toque batear, y al que le sigue luego de él?

"Yo no estoy en la mente de cada chico aquí", dijo Crisp. "Yo solo trato de salir y hacer lo mejor que pueda en cada turno".

La historia ha visto equipos con grandes lideratos ser sobrepasados por equipos bien calientes; han habido equipos que se han caído en los últimos días de la temporada regular. Pero si los Atléticos no llegan a los playoffs -- si pasan de liderar la división por 116 días y tener el mejor record del béisbol a no tener por lo menos uno de los cinco mejores records en el deporte -- bueno, eso sí sería algo sin precedentes.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Giancarlo StantonAP Photo/Morry GashStanton probablemente se perderá el resto de la temporada tras el bolazo sufrido el jueves.
En un día como este en el 1952, los Piratas de Pittsburgh hicieron algo que ningún otro equipo había hecho antes. Tomado del portal NationalPastime.com:

En el Forbes Field, los Piratas se convirtieron en el primer equipo en utilizar equipo protector para la cabeza, un precursor del casco de batear que protege las sienes de los jugadores. La innovación de Branch Rickey, que se utilizó tanto en el plato como en el terreno en la doble jornada de los Piratas contra Boston, es un casco plástico con una capa de espuma colocada dentro de la misma.

El 9 de septiembre de 1979, Bob Montgomery -- el receptor sustituto de Carlton Fisk en Boston -- tomó el último turno de su carrera, un momento notable porque fue el último turno que un jugador tomó sin utilizar un casco en un partido de Grandes Ligas.

Cuando la regla que requería que utilizaran cascos fue aprobada ocho años antes, todos los jugadores que solían batear sin el casco en ese punto fueron eximidos de la misma, y se les permitió seguir haciéndolo así en aras de su comodidad.

La composición y la forma de los cascos ha cambiado muchas veces a lo largo de los años, desde algo que era bien simple, parecido a una gorra, hasta los aparatos de alta tecnología que vemos hoy en día, cuando la composición de los cascos ha pasado hasta por pruebas de tipo militar. Todo en aras de la seguridad de los jugadores.

No hubo protección para el toletero de los Marlins Giancarlo Stanton el jueves en la noche, cuando fue golpeado directamente en la cara por un lanzamiento hecho por el serpentinero de los Cerveceros Mike Fiers; Stanton sufrió daño dental y algunas fracturas.

Chase Headley
AP Photo/Kathy WillensChase Headley se perderá algunos partidos tras ser golpeado el jueves.
Algunos minutos luego de que Stanton fuese golpeado, Chase Headley también recibió un pelotazo en la barbilla; se espera que Headley se pierda algunos días.

Se espera que Stanton se pierda el resto de la temporada, y al igual que la lesión de Buster Posey en el 2011 provocó muchas discusiones sobre los choques en el playo y la seguridad de los jugadores, la lesión de Stanton -- una de las estrellas más grandes en el deporte -- provocará de forma inevitable esta pregunta: En nombre de la seguridad de los jugadores, ¿se puede hacer algo más para proteger a los bateadores?

La respuesta, sin duda, es sí.

Sabemos esto porque ya hemos visto jugadores en las Pequeñas Ligas y en softball y en cricket utilizar cascos que también incluyen protección para la cara. Sabemos esto porque luego que Jason Heyward fuese golpeado en la cara por Jon Niese de los Mets, Heyward comenzó a utilizar un casco con una aleta que llegaba hasta la parte del frente de su quijada -- una protección que sigue utilizando hoy en día. La pueden ver aquí.

Las aletas para los cascos son como los cinturones de seguridad para los autos en la década de los 70. -- están disponibles, pueden prevenir lesiones serias, y como Heyward y otros han demostrado, no hay problemas con utilizarlas, igual que no existe ningún argumento en contra para utilizar un casco, más allá de la comodidad personal.

Con el tiempo, veremos si Stanton está bien, y sí su lesión lleva a cambios con los cascos.

• Stanton tiene laceraciones y fracturas en la cara. Si no han visto el video, cuidado: Es algo difícil de observar.

• Probablemente, su temporada ha terminado, según escribe Clark Spencer.

• Los dos equipos estaban alterados cuando Stanton fue golpeado, para sorpresa de nadie, y en un punto, las bancas se vaciaron. Tomado de la historia de Tom Haudricourt, esto fue lo que sucedió con Mike Fiers:

Fiers estaba visiblemente aturdido por ver a Stanton retorcerse en el suelo, quitándose su gorra y con mucha tristeza en el montículo.

"Fue algo duro", dijo un emocional y distraído Fiers luego del partido. "Nunca en mi vida había experimentado algo como eso. Fue muy duro para mí el ver lo que ocurrió en ese momento, y pode recuperarme para hacer otro pitcheo.

"Solo quiero enviarle mis oraciones y pensamientos positivos a Giancarlo Stanton. Yo jamás pensaría en lanzarle a alguien de esa manera. Nunca antes en mi vida me había sucedido algo como esto. Me siento muy triste de que lo haya golpeado. Lo lamento mucho por sus compañeros, sus fanáticos, su familia. Es algo duro".

• Ron Roenicke habló sobre lo que sucedió luego del partido.

• Del grupo de Estadísticas e Información de ESPN: Giancarlo Stanton es el tercer jugador más valioso en la Liga Nacional esta temporada según la estadística de victorias sobre reemplazo (WAR por sus siglas en inglés).

Mayor cantidad de WAR
• Liga Nacional esta temporada
Clayton Kershaw -- 7.6
Jason Heyward -- 6.6
Giancarlo Stanton -- 6.4
Johnny Cueto -- 5.9
Jonathan Lucroy -- 5.9
> Al entrar a los partidos del jueves

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Buster PoseyLeon Halip/Getty ImageBuster Posey conectó su cuadrangular número 20 de la temporada el sábado contra Tigres.
DETROIT -- Inclinado en su silla en el clubhouse de visitantes del Comerica Park el sábado en la mañana, el manager de los Gigantes de San Francisco, Bruce Bochy comenzó a explicar la reciente racha de Buster Posey al charlar sobre su historia como un gran bateador, sobre su swing que siempre ha sido simple y efectivo.

Pero a la mitad de esto, Bochy se desvió y se centró en el cambio tangible que Posey ha hecho. Bochy dijo que tal vez era muy pasivo en sus apariciones en el plato al inicio de la temporada, quizás para meterse en el hoyo durante el conteo de bolas y strikes.

Mientras trataba de demostrar este punto, Posey se presentó en el plato para enfrentarse a David Price, un lanzador que otorga algunas bases por bolas y llena la zona de strike con bolas rápidas, y Posey saltó con el primer lanzamiento para su jonrón 20 del año, la quinta carrera en la victoria sobre San Francisco 4-5 el sábado.

Los Gigantes -- que jugarán con los Tigres de Detroit el "Domingo por la Noche de Béisbol" (8ET a través de ESPN y WatchESP) -- están en un gran momento, acercándose a los Los Angeles Dodgers en la cima de la División Oeste de la Liga Nacional, y el ajuste de Posey es el adecuado como el corazón de esto. Posey se fue de 3-3 el sábado, incluyendo su cuadrangular número 20, y desde que tomó un día descanso el 20 de agosto en Chicago, Posey tiene marca de 33-65, con seis dobletes, un triple y siete jonrones. Está atancando la bola, de acuerdo con los números de Justin Havens y Kevin Kremer de Estadísticas e Información de ESPN.

Posey inició el rally de cuatro carreras de los Gigantes en la primera entrada del juego del sábado con un sencillo frente a Prince con la cuenta 0-2 y más tarde aporreó con un cuadrangular que significó la quinta carrera para San Francisco.

Posey y los Gigantes tuvieron un inicio rápido, escribe Henry Schulman.

Tim Hudson juega con Madison Bumgarner durante muchos días, pero la verdad sea dicha, sólo falta una coincidencia. Burgamer tiene 25 años de edad con una bola rápida y una década lanzando por delante. Lanza tres o cuatro veces al comienzo de su trabajo con Hudson, y está listo para volver y comenzar a estar encendido.

Espera un momento travieso.

Han pasado 55 días del cumpleaños número 39 de Tim Hudson, acumulando más de 3,000 entradas en la temporada regular y postemporada en 16 años en las grandes ligas, y le toma un poco más de tiempo entrar en forma, como una puerta antiquísima que se detiene para abrirse.

Hudson quien abrirá el domingo en la noche en contra de Kyle Lobstein de Detroit, parece que necesita lanzar la bola entre 10 y 15 veces desde los 40 pies para que se le facilite el trabajo.

"Para el quinto lanzamiento, Baum quiere estar a 80 pies", dijo Hudson sonriendo. Y lo he hablado con él. 'Tienes que ir lento e ir subiendo poco a poco".

"No lanzo ni cerca de lo que lo hacía [entre aperturas]. Pasas más tiempo en la sala de calentamiento. Lo que buscas es '¿Qué es lo que necesito hacer para estar listo para el quinto día?' No es mucho como un entrenamiento fuerte o condicionamiento del brazo; se trata más de guardar lanzamientos". Hudosn dijo que entre más grandes seas, "más tienes que estar dispuesto a evolucionar como lanzador y dejar el orgullo de lado y entender que tal vez no soy el lanzador de poder que era cuando tenía 25, 26, 27, 28, 29. Tienes que ser honesto contigo mismo, y lanzar cambios con la cuenta 1-0, o cambios en 2-1 o tal vez una recta cortada. Antes cuando era joven, eras un poco más avezado para hacer eso, porque es la [mala] forma que se hacían las cosas.

Tim Hudson
AP Photo/Chris SchneiderTim Hudson ha tenido que cambiar su enfoque conforme es más grande, pero ha sido fiable para los Gigantes.
"Si quieres ser un éxito para cuando seas más grande, y tus bolas rápidas comienzan a declinar, tiene que hacer cosas para mantenerte arriba en tu juego -- y eso es lanzando". Se burla de sus compañeros jóvenes que lanzan fuerte como si fuera fácil hacerlo a 95 o 965 millas por hora, y si realmente quieren aprender sobre el pitcheo, "tratar de lanzar algunos a 88 millas por hora".

Hudson tiene 214 victorias, y cuando se le preguntó sobre si sus números significan algo para él, mencionó 250 triunfos como algo interesante, algo que sería agradable alcanzar. Pero sólo es una referencia pasajera, un asunto de estadística y él se mueve en otra dirección. "Tendría que lanzar más allá del próximo año, probablemente un par de años más después del próximo", dijo. "Pero nunca he sido un tipo de números. Siento que salgo y me preparo para lanzar cada vez, entonces los números se harán cargos de sí mismos. Lo que no significa que estaré lanzando hasta que llegue a 250".

"No voy a salir y retroceder un lugar en la rotación del equipo, lo que no es muy bueno.

"Sólo quiero mantenerme sano, y seguir entre los primeros de la rotación con un calibre de club campeón. Si puedo hacer eso, seguiré jugando. Si llega un momento en el que no me siento como ese tipo de lanzador, me regresaré a casa. El juego te lo hará saber cuándo necesites irte a casa".

Aquí algunas señales de que está en regresión. La efectividad de 3.80, es décimo cuarto en la Liga Nacional, y está esperando a bateadores con OPS de .681, lo cual es de alrededor de 100 puntos mejor que en 2006, su primer año con los Bravos. Ha otorgado sólo 30 bases por bolas en 172 entradas y dos tercios. Bochy y el coach de pitcheo, Dave Righetti tiene cuidado de no gastarlo mucho; la última vez que lanzó más de 100 tiros en una apertura fue el 29 de julio.

En una era con un mejor análisis estadístico, las victorias y derrotas asignadas a los lanzadores por anotadores oficiales no significan mucho como ocurría antes. Pero Hudson tiene 94 más victorias que derrotas en su carrera, un porcentaje de victoria de .641, que lo coloca entre Randy Johnson, Pete Alexander y Johan Santana.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Bateadores bate roto MLBAP Photo/Elise AmendolaLos bateadores no se están quedando sin poder, pero los números de bateo han ido en descenso.
Mi teoría favorita acerca del declive de la ofensiva surge, de cierto modo, por lo que he visto en años recientes durante la postemporada, donde el scouteo y las decisiones especializadas durante el juego son rutinariamente llevadas a un nivel más alto.

Noche tras noche en los playoffs de la Liga Americana el año pasado, la pregunta de si Max Scherzer o Aníbal Sánchez o Justin Verlander o Sonny Gray o Jon Lester quizá lanzaría un juego sin hit parecía indefinida. Sí, los Detroit Tigers tenían una gran rotación en la serie de campeonato contra Boston, pero recuerden, los Medias Rojas encabezaron las Mayores en carreras anotadas con un orden al bat profundo en 2013, y en esa serie contra Detroit, los Medias Rojas tuvieron 73 ponches en 193 turnos al bat, con promedio de bateo de .202.

Verlander tuvo una gran recta el pasado otoño, Sánchez tenía un cambio devastador, y Scherzer estuvo magistral. Pero ese tipo de dominio no ocurrirá sin algún scouteo detallado, sin que los pitchers, catchers, mánagers y coaches sepan cómo usar la información.

Más y más, el nivel detallado de información e implementación se ha incrementado durante la temporada regular. Los bateadores son vigilados, ya que sus tendencias son plenamente conocidas. El hábito de mover jugadores a la defensiva ha crecido exponencialmente en los últimos cinco años, los mánagers tienen un mayor conocimiento de por qué una confrontación específica relevista-bateador funcionaría o no, y los planes de juego para cómo atacar un orden al bat son cada vez más apuntalados por las estadísticas. Si un bateador deja pasar el primer lanzamiento 90 por ciento del tiempo, o si le hace el swing al primer lanzamiento de manera consistente sin importar dónde está localizado (hola, Josh Hamilton), los pitchers y catchers sabrán eso, y lo usarán en una forma como no se empleaba hace una década.

Clayton Kershaw
Stephen Dunn/Getty ImagesEl dominio del pitcheo es algo común ahora. Clayton Kershaw lidera el camino.
Los bateadores se han visto obligados a contraatacar, y hasta el momento, están teniendo muchos problemas para ajustase. Los movimientos defensivos los están venciendo. Los reportes de scouteo los están venciendo. La estrategia de trabajar el conteo bolas-strikes para elevar el total de lanzamientos de un pitcher quizá no tenga tanto valor como hace una década, porque de todas formas muy pocos abridores trabajan más allá de la sexta entrada. La mentalidad de la mayoría de los pitchers es lanzar lo más fuerte que se pueda hasta que se les agote el combustible, en lugar de intentar finalizar el juego o siquiera una entrada.

Los bateadores están perdiendo, y la producción de carreras ha disminuido dramáticamente. Los exámenes contra el consumo de anfetaminas y esteroides han tenido qué ver algo con eso, pero pienso que es más por la brecha de información: los bateadores son vencidos con eso, y no han descubierto la forma de evitarlo.

Pero, sin importar el motivo verdadero, las estadísticas son contundentes, como evidencia forense de la muerte de la ofensiva. Justin Havens y John Fisher de Estadísticas e Información de ESPN encontraron algunas de estas joyas que reflejan la forma en cómo ha cambiado el béisbol.

El porcentaje de swing-y-abanica en temporadas recientes

2014: 22.4%
2013: 22.2%
2012: 22.0%
2011: 20.9%
2010: 20.8%
2009: 20.4%

El porcentaje de ponches en temporadas recientes:

2014: 20.3%
2013: 19.9%
2012: 19.8%
2011: 18.6%
2010: 18.5%
2009: 18.0%

El número de bateadores que se poncharon al menos 100 veces en Grandes Ligas:

1924: 0
1934: 1
1944: 0
1954: 1
1964: 22
1974: 20
1984: 27
1994: 10 (temporada abreviada)
2004: 67
2014: 78 (105 la temporada pasada, para contexto de temporada completa)

Parece que estaremos en el rango de 120 bateadores que poncharán al menos 100 veces.

Un número de equipos podría establecer récords de ineptitud ofensiva (o pitcheo con autoridad):

• Los Padres llevan paso para el promedio de bateo más bajo en la historia de la franquicia.

• Los Cachorros destrozarán el record de la franquicia de más ponches para sus bateadores. Ellos tienen 1,245 ponches hasta el momento esta temporada (la cifra más alta es de 1,269 en 2002).

• Los Angelinos deberán destrozar el récord para la franquicia de más ponches por parte de sus pitchers. Ellos tienen 1,171 hasta el momento (la mayor cifra es de 1,200 la temporada anterior).

• Los Rays llevan paso para superar el récord de la franquicia de más ponches por parte de sus pitchers. Llevan 1,259 esta temporada (la mayor cifra es de 1,383 en 2012).

• Los Indios llevan paso para superar el récord de la franquicia de más ponches por parte de sus pitchers. Ellos tienen 1,219 esta temporada (la mayor cifra es de 1,379 en 2013).

Durante la temporada 2000, 20 lanzadores tuvieron efectividad por encima de 5.00. En 2014, solamente cuatro lanzadores superan el 5.00 de efectividad.

En la campaña 2000, solamente cuatro lanzadores tuvieron efectividad de 3.00 o menos. Esta temporada, 20 pitchers tienen 3.00 o menos de efectividad.

Actualmente, existen ocho bateadores que tienen un OPS de .900 o mejor. En 2001 -cuando era probablemente el punto más alto de la época de los esteroides -- había 14 bateadores con OPS de 1.000 o mejor. Y 37 bateadores tenían un OPS de .900 o mejor.

Las estadísticas están por todas partes, y muestran un panorama muy claro.
Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Giancarlo StantonRob Foldy/Getty ImagesGiancarlo Stanton lidera la Liga Nacional en dos de las tres categorías de la Triple Corona (HR y RBI).
La cantidad de dinero en el contrato a largo plazo que firmará Giancarlo Stanton, de acuerdo con las expectativas de la industria, sigue creciendo con cada cuadrangular, cada remolcada, cada pieza de confirmación de que Stanton va a ser una piedra angular en los años venideros para su franquicia.

Pero la pregunta clave es: ¿Para cuál franquicia?

Stanton es apenas 21 meses mayor que Mike Trout, y ya sea que gane o no el premio de JMV de la Liga Nacional, en este verano ha dejado establecido que puede mantenerse en el terreno sin viajes constantes a la lista de lesionados y que esa producción es monstruosa en una era en la que los números ofensivos van en picada, lo que aumenta más aun su valor. El miércoles, conectó cuadrangular por tercer partido seguido.

Ya tiene 35 jonrones, empatado en el liderato en ese renglón en las mayores. Sus 102 remolcadas son la mayor cantidad en las Grandes Ligas. Su OPS de .968 OPS es el más alto en la Liga Nacional y el segundo mayor en el béisbol. Tiene 90 boletos recibidos. Su defensiva ha mejorado.

Pero Stanton todavía no tiene un contrato a largo plazo, y ya que su elegibilidad a la agencia libre está a dos inviernos de distancia, algunos evaluadores creen que su próximo acuerdo deberá estar en el rango de entre $250 a $300 millones.

Es posible que los Marlins estén abiertos a la posibilidad de hacer una gran inversión en un toletero criado en sus fincas como Stanton, cuyo poder se sigue manifestando en un estadio tan amplio como el de Miami. Ellos casi no tienen obligaciones presupuestarias y podrían darse el lujo de convertirlo en la pieza central de su franquicia.

Pero muchos oficiales rivales creen que Stanton no va a firmar a largo plazo con los Marlins, por lo que su partida de la Ciudad del Sol es inevitable. Ellos creen que pronto los Marlins tendrán que enfrentarse a la realidad de que ellos necesitan cambiarlo, o lo perderán en la agencia libre, el mismo dilema que forzó a los Rays de Tampa Bay a cambiar a David Price el pasado 31 de julio.

Y el costo que se avecina de lo que se requerirá para cambiar a Stanton y entonces firmarlo le permitirá a él efectivamente dictar a dónde quiere ir, dijeron los ejecutivos rivales.

Todo lo que Stanton necesita hacer es mantenerse en la misma línea, dijo un oficial: Que él no tiene intenciones de firmar hasta que llegue a la agencia libre. Así que si Stanton, nativo de California, realmente quiere jugar con los Dodgers (o con cualquier equipo), él podría simplemente responder a cualquier propuesta de cambio a cualquier equipo diciendo que no se va a comprometer con un contrato a largo plazo. "Ningún equipo va a entregar el tipo de prospectos que se necesitarían para un cambio como ese sin saber si se van a poder quedar con él a largo plazo", dijo un oficial.

El reloj sigue marcando las horas para la decisión de los Marlins sobre Stanton, igual que le sucedió a los Rays con Price. Si los Marlins no pueden convencer al toletero de que se quede, entonces ellos deben decidir cuándo abrir las conversaciones de cambio.

Si ellos esperan hasta la temporada baja del 2015, el invierno antes de que Stanton se pueda convertir en agente libre, entonces la recompensa por él podría ver disminuída. "Y por mucho", dijo un oficial de la LN. "Quizás hasta en la mitad. En ese punto, solo lo tendrías por una sola temporada".

Si los Marlins lo cambian antes de ese entonces, la posible recompensa sería enorme, según asumen los ejecutivos rivales. "Uno necesitaría incluir un prospecto entre los 5 mejores", dijo un oficial", y partir de ahí. Si intentas conseguirlo en cambio, te va a costar. Te va a costar mucho".

En otras palabras, si estás pensando que tu equipo favorito podría agrupar en un paquete a varios prospectos tipo B para conseguir a Stanton -- bueno, olvídense de ello. O al menos, eso es lo que creen muchos ejecutivos rivales.

Sabiendo que Stanton podría tener el poder práctico de dictar a dónde quiere ir, los oficiales ven el campo de posibles destinos en esta forma. (Es una lista relativamente corta basada en lo que se requeriría en términos de prospectos y salario.)

1. Dodgers de Los Angeles

Ellos tienen tres cotizados prospectos en el jardinero central Joc Pederson, y los jugadores del cuadro Corey Seager y Julio Urias. Los Dodgers (y los escuchas rivales) adoran a Pederson, especialmente por la velocidad de su bate y su forma física. Todo el mundo ama a Seager, quien es visto por algunos evaluadores como una futura piedra angular de la franquicia (y eventualmente como antesalista por su físico de 6 pies 4 pulgadas y 215 libras). Y Urias de 18 años, tiene uno de los mejores brazos en el béisbol profesional.

"¿Comenzarías un cambio por Stanton con esos tres tipos?", dijo retóricamente un evaluador rival.

Estaba bromeando, en parte. Uno tiene que asumir que los Marlins pedirían por lo menos a dos de esos tres.

El punto aquí es que ciertamente los Dodgers tienen el calibre de prospectos para hacer este acuerdo, al igual que el dinero para considerar el tipo de gran contrato que pediría Stanton, y si Stanton dice que no a un acuerdo a largo plazo con otros equipos antes de la agencia libre, efectivamente podría forzar a los Marlins a negociar con Los Angeles.

Por supuesto, hay algunos factores mitigantes. Los Dodgers ya tienen un grupo de jardineros caros que cargan con mucho dinero muerto, desde Matt Kemp a Andre Ethier a Carl Crawford, al igual que Yasiel Puig y Pederson, y ellos tendrían que lidiar con ese asunto. Los Dodgers también necesitan una inyección de jugadores jóvenes.

Pero en muchos aspectos, Stanton es tan perfecto para los Dodgers como lo era Shaquille O'Neal para los Lakers. Él es un Todos Estrellas hecho para la televisión con una habilidad que fascina a los fanáticos casuales: Puede batear la pelota más lejos que cualquier otro.

2. Cachorros de Chicago

Si Stanton está abierto a la posibilidad de pasar el resto de su carrera en Wrigley Field, conectar cuadrangulares hacia Waveland Avenue, ciertamente los Cachorros tienen el poder para lograr un acuerdo. Presumiblemente, cualquier acuerdo por Stanton entre Cachorros y Marlins tendría que construirse alrededor del jugador que se percibe como el mejor de los prospectos de Chicago: el antesalista Kris Bryant, quien conectó 43 bambinazos en 138 juegos esta temporada entre Doble A y Triple A. Los Cachorros tienen muchos prospectos variados que podrían servir para redondear cualquier paquete de cambios, dependiendo de lo que pidan los Marlins. Él sería el tipo perfecto para construir una alineación y una franquicia a su alrededor si estuviese dispuesto a que eso sucediera con los Cachorros.

Recuerden que el agente de Bryant es Scott Boras, cuyos clientes tipicamente llegan a la agencia libre. Si Stanton se convierte en opción y está dispuesto a firmar, los Cachorros podrían elegir un futuro con él por encima de un futuro incierto con Bryant.

Hay una percepción de que existe un grupo de equipos "B" que podrían lograr algún acuerdo con Stanton, dependiendo de lo que él quiera.

3. Medias Rojas de Boston

Stanton le haría varios huecos adicionales al Monstruo Verde, de la manera que batea la pelota. Pero los ejecutivos rivales creen que en una situación como esta en la que la guerra de ofertas sería bien grande, los Medias Rojas no tendrían el personal para igualar lo que puedan ofrecer Dodgers o Cachorros en un cambio por Stanton. Ellos no tienen un Seager o un Bryant.

Pero en términos de muy buenos prospectos, ellos sí tienen buen volumen, y un ejecutivo tuvo una idea interesante de que los Medias Rojas y los Marlins podrían explorar, en teoría. Los Medias Rojas podrían proponer intercambiar al recién firmado cubano Rusney Castillo en el medio de un acuerdo por Stanton, pero ofrecer además pagar gran parte de los $72 millones por los que firmó Castillo.

Pero repetimos: Mucho de esto dependerá de lo que quiera Stanton.

(Hablando de Castillo, parece ser que él jugará en Grandes Ligas esta temporada.)

4. Yankees de Nueva York

Ellos en realidad no tienen los prospectos para conseguir un acuerdo ahora, pero oficiales rivales creen que si los Marlins se aguantan hasta el 2015 para hacer un acuerdo por Stanton, entonces los Yankees podrían entrar el juego gracias al desarrollo de los prospectos como Luis Severino y el jardinero Aaron Judge.

5. Mets de Nueva York

Ciertamente, los Mets tienen pitcheo para ofrecer. Pero oficiales rivales dudan que el equipo haga una movida atrevida para conseguir a Stanton, y de nuevo, nadie sabe con certeza si Stanton estaría dispuesto a jugar a largo plazo para los Mets.

6. Vigilantes de Texas

Los Vigilantes tienen los prospectos para construir una buena oferta por Stanton, según creen oficiales rivales, en especial el receptor Jorge Alfaro. Pero los Vigilantes ya tienen mucho dinero comprometido con Shin-Soo Choo y Prince Fielder.

7. Cardenales de San Luis

Igual que Mets y Vigilantes, los Cardenales tienen los prospectos para hacer un buen cambio. "Pero ese no es realmente su estilo", dijo un oficial de la LN.

8. Astros de Houston

Los documentos colocados recientemente en el portal Deadspin.com revelaron el interés general de los Astros en Stanton, y los Astros, quienes están repletos de prospectos, tienen la habilidad para conseguir un buen acuerdo. Además, Houston y Miami han hecho cambios de prospectos en temporadas recientes.

Pero este podría ser un ejemplo del costo de los recientes fracasos de Houston: Es posible que Stanton no esté dispuesto a comprometerse con un equipo que ha tenido temporadas perdedoras recientemente, especialmente cuando hay otras opciones.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Stephen VogtKyle Terada/USA TODAY SportsStephen Vogt ha sido posiblemente el mejor bateador de Oakland desde que fue convocado en junio.
OAKLAND, Calif. -- Stephen Vogt jugó en las ligas menores por ocho años y sabe cómo se siente viajar toda la noche en autobús desde Gwinnett, Georgia hasta Norfolk, Virginia, para luego enterarse de que las habitaciones del hotel todavía no están listas. Entiende lo que significa tener 25 años y no haber siquiera tenido un gustito de lo que es jugar en la categoría Doble-A.

Puede recordar sin problema alguno aquella conversación que tuvo con su esposa antes de que comience la temporada del 2010, durante la cual ellos discutieron la posibilidad de que él se retire y se dedique a ser entrenador, y como ella le recordó que esta oportunidad de jugar solamente ocurre una vez en la vida y que debería seguir intentándolo hasta que alguien le arranque al uniforme de su cuerpo.

Vogt sabe lo difícil que es llegar a las Grandes Ligas al haber hecho su debut oficial a los 27 años de edad y habiendo esperado por 14 meses para obtener su primer imparable.

Además, Vogt es capaz de contarte anécdotas sobre como fue titular en todos y cada uno de los partidos de los Atléticos de Oakland en los playoffs de la temporada pasada, sobre como él prosiguió con una gran pretemporada y como aún así lo terminaron mandando de regreso a las ligas menores cuando terminó el entrenamiento primaveral.

Así que cuando habla sobre como uno debe manejarse ante la adversidad, nosotros deberíamos escucharlo.

El momento en el cual el entrenador de Oakland, Bob Melvin, le dijo que debería regresar a las ligas menores "fue devastador", Vogt dijo este sábado.

"Yo obviamente sabía que había ciertas cosas que deberían pasar durante la primavera para que yo pueda formar parte del equipo. Contar con tres receptores hubiese sido una situación complicada para el equipo en ese entonces. Yo entendí su razonamiento".

"Sin embargo, fue algo duro. Yo trabaje muy duro durante el pasado invierno y tuve una muy buena primavera, así que el volver a las ligas menores fue un momento muy difícil para mí".

Vogt estaba sentado en el dugout de los Atléticos este sábado tras terminar con su práctica de bateo y procedió a explicar cómo procesó a ese momento aplastante.

"Esa no fue la primera vez en mi carrera que alguien me dijo 'Tú no vas a entrar al equipo'", dijo Vogt. "Yo he lidiado con muchos intentos fallidos de mi parte. Para mí personalmente, eso fue apenas un nuevo obstáculo en mi camino, en comprobar que yo sí pertenezco aquí. Por mucho que eso me haya dolido, por más frustrado que yo haya estado, esa era otra oportunidad de demostrar que yo sí pertenezco aquí".

Stephen Vogt
AP Photo/Jim CowsertVogt cuenta con un OPS de .867 en 219 turnos al bate esta temporada.

Según Vogt, en Triple-A existen tres grupos de personas. "Tú ves a los jóvenes que están entusiasmados por haber llegado a Triple-A", dijo Vogt. "Luego están aquellos que forman parte del plantel de 40 jugadores y quieren estar de regreso y hacer todo lo posible por estar de regreso".

"Y después están los veteranos que ya han llegado a las Grandes Ligas y están amargados. Yo pienso que es tan difícil no convertirse en uno de esos tipos que están en Triple-A recordando su momento en las Grandes Ligas y que hablan sobre lo genial que es, y esto y lo otro".

"Yo amo a este deporte. El hecho de que tengo 29 años de edad y de que todavía cuento con un uniforme y de que formo parte de un plantel de 40 jugadores... Mi manera de pensar (en abril) era 'OK, todavía tengo un trabajo, sigo involucrado con el béisbol, yo sé que puedo jugar en las Grandes Ligas, volveré a Triple-A y me voy a divertir".

Vogt es conocido por sus compañeros por sus frases cortas, por su optimismo y por sus imitaciones de algunas de las parodias más memorables de Chris Farley. Hace poco hizo una imitación impecable de un referí de básquetbol, la cual se perfeccionó viendo a su esposa siendo entrenadora en Washington.

Sin embargo, él es sumamente serio cuando habla sobre como la amargura puede ser como un cáncer. "Yo no creo que haya nada mal con estar enfadado. Yo no creo que haya mal con estar frustrado. Yo no creo que haya nada mal con estar enojado. Pero tú no puedes amargarte. Yo pienso que la amargura es la única emoción que no se te puede escurrir en tu cabeza o tu corazón cuando estas en este deporte, ya que apenas eso sucede y te amargas, entonces no vas a rendir".

Vogt dice que conoce bien a esta sensación personalmente, ya que siente que dejó que la amargura invada su mente cuando lo mandaron a las ligas menores en el 2012, cuando él estaba con los Rays de Tampa Bay. "Yo me permití amargarme", él dijo. "Eso fue todo culpa mía... Para mí, ese fue el sentimiento de amargura, y terminé teniendo el peor año de mi carrera. Aprendí mucho de esa experiencia".

"No le hace bien a nadie -- especialmente [a ti mismo] -- cuando vas a jugar en Triple-A y te tienes lástima. Nadie te va a tener lástima en este deporte. Nada es regalado en este deporte, todo se gana, y yo me di cuenta de ello en el 2012 antes de que comience el 2013".

Vogt comenzó esta temporada en Sacramento y se despachó con un promedio de bateo de .364. Además, se podría decir que ha sido el mejor bateador de Oakland desde que fue promovido el 1 de junio con un promedio de bateo de .324. Actualmente cuenta con una lesión en el pie que no lo deja ser cátcher, pero no sabe exactamente cuál fue la causa de la lesión. Simplemente quiere llegar al parque todos los días y hacer lo que pueda, y todo parece indicar que formará parte de la alineación titular esta noche contra Jared Weaver y los Angelinos bajo las luces del Béisbol del Domingo por la Noche (8 p.m. ET por ESPN y WatchESPN).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


El bullpen de los Reales consiguió la ayuda necesitada el domingo, en la forma de 12 carreras anotadas. Así que Greg Holland no fue requerido para hacer lo suyo, que es equivalente a cuando Superman se mete a una caseta telefónica, y Wade Davis no tuvo que allanarle el camino. Kelvin Herrera, quien no ha permitido una carrera en casi dos meses, trabajó una entrada, con su recta alcanzando las 100.2 millas y su sinker promediando aproximadamente 95 millas.

"Ellos son un grupo divertido de observar", dijo el coach de bullpen de los Reales Doug Henry, quien tiene la oportunidad de verlos muy de cerca, con todos sus hábitos y sus diferentes rutinas.

El bullpen de Kansas City es probablemente la diferencia de que los Reales estén o no en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana. Mientras el mánager de los Tigres Brad Ausmus ha tenido que lidiar con la incertidumbre todo el verano con un bullpen que batalla y se clasifica en el sitio 27 de efectividad, la parte final del relevo de Kansas City ha estado prácticamente impecable últimamente. Desde el 25 de junio, Holland, Davis y Herrera tienen una efectividad combinada de 0.47, con 34 imparables, cero cuadrangulares y 18 bases por bolas otorgadas en 57 innings y 2 tercios, con 73 ponches.

Henry lanzó como relevista en 582 partidos en las Grandes Ligas por espacio de 11 temporadas, en una época donde él y otros tenían que estar listos en el bullpen desde el inicio del partido, sin importar sus roles. Pero es una época distinta, señala Henry, y el trío de los Reales que trabaja los innings finales hace su labor como muchos otros relevistas en la actualidad, preparándose en las primeras entradas dentro del vestuario y el cuarto del trainer, estirándose y aflojando los músculos. Para cuando ellos se van hacia el bullpen, por ahí de la cuarta o quinta entrada, ya están preparados para lanzar.

Herrera usualmente trabaja en la séptima entrada, y cuando el teléfono suena para pedirlo, afirma Henry, Herrera efectúa los primeros cinco lanzamientos de forma suave. "Y luego, de repente, cuidado, porque ahí viene".

Ahí viene significan rectas cercanas a la velocidad tope. Luego de lanzar aproximadamente 10 rectas, Herrera intentará mezclar otros lanzamientos, como su curva y su cambio. Pero, para Herrera, su arma principal siempre será la recta cercana a las 100 millas, y él está listo muy rápido.

Davis, quien fuera abridor durante gran parte de su carrera profesional, requiere de un poco más de tiempo, ya que sus primeros 10 lanzamientos promedian las 70 millas, según el estimado de Henry. Pero, al igual que Herrera, él rápidamente sube la tónica, con sus siguientes cinco o seis rectas alrededor de 95 millas. Antes de que Davis esté listo, él querrá lanzar un par de curvas, para tomarle sentido a ese lanzamiento, y cuando Henry ve eso, reporta a la caseta que el relevista derecho está listo.

Holland tiene más experiencia como relevista que los otros dos, así que su rutina está cimentada. Él comienza a calentar efectuando de siete a nueve pitcheos suaves, y luego escupe su goma de mascar un punto clave en su preparación para entrar a jugar, como cuando los ojos de Hulk se ponen de color verde. Después de eso, comienza a lanzar la pelota con fuerza, trabajando su slider en ambos costados del plato. Tras aproximadamente 15 lanzamientos, le avienta la pelota a Henry por la espalda, y con eso está listo para entrar.

Mientras pasa a Henry, él pondrá su mano de lanzar sobre el hombre de Henry una vez más, mientras camina al frente y estira su brazo por última ocasión antes de cruzar la puerta y entrar al campo.

Los Reales han disputado muchos juegos reñidos últimamente, señala Henry, y los últimos tres relevistas han sido requeridos. Pero el bullpen debe seguir siendo un arma para Kansas City, por la forma en cómo ha sido utilizado: solamente un relevista de los Reales, Aaron Crow, se clasifica entre los primeros 54 en apariciones, y Davis encabeza el bullpen con 53 entradas y un tercio igualando el puesto 38. Kansas City acaricia su primera aparición en playoffs en los últimos 29 años, y el bullpen es uno de los motores que impulsa la misión.

Aquí tenemos un vistazo a los tres grandes de los Reales y la velocidad promedio de su recta (vía Fangraphs). Kelvin Herrera está en 98 millas (clasificado segundo en Grandes Ligas), Holland 95.9 (11), Davis 95.5 (13).

En otras noticias, un prospecto de los Reales ha sido promovido a Triple-A para actuar como relevista, escribe Andy McCullough. Ya estamos en el fragmento de la temporada donde los contendientes se están preparando para los promociones a Grandes Ligas durante septiembre.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jose Abreu AP Photo/Ben MargotAdam Dunn ha sido una presencia importante para Abreu durante su temporada de novato
Esta semana, varios bloggers están sustituyendo a Buster Olney para escribir la nota. El blogger invitado de hoy es el inicialista novato de los Medias Blancas de Chicago, José Abreu.

Primeramente debo comenzar por agradecer a Dios por haberme permitido alcanzar mi sueño, el sueño de toda mi familia: llegar y ser parte del mejor béisbol del mundo; por darme la oportunidad de mostrar cada día lo que soy capaz de hacer con las habilidades y condiciones con las que me bendijo; y por estar en una organización como la de los Medias Blancas y estar rodeado de tantas personas buenas que me han ayudado en todo este proceso que he vivido esta temporada.

La verdad es que no ha sido tan fácil como mucha gente piensa, pero tampoco ha sido tan difícil como me lo pude haber imaginado. La clave, como siempre he dicho, ha estado en mantenerse trabajando, en disfrutar lo que somos capaces de hacer cada día y en no conformarnos.

Cuando estaba pequeño y comenzaba a jugar béisbol, mi papá siempre me decía que tenía que tener dedicación, que para ser bueno, para ser lo que yo quería ser tenía que prepararme fuerte todos los días. Y así lo hice.

Ese consejo de mi papá, que se llama igual que yo, lo tomé como si fuera escritura sagrada y por eso todos los días trabajo intensamente, para estar lo mejor preparado posible para cada juego.

Cuando jugaba con Cienfuegos o con la selección no paraba de trabajar, lo hacía todos los días, incluso en esos días en los que tenía que tomar la guagua, el ómnibus en Cuba, para ir a las ciudades en las que me tocaba jugar.

Al llegar aquí, la rutina del trabajo y la preparación se me hizo más fácil, por todas las facilidades que hay. En mis primeros días aquí, lo único que hacía era trabajar, prepararme para no desaprovechar esta nueva oportunidad que me puso el Señor en mi camino, para corresponder a esa confianza que el equipo depositó en mí y para honrar el esfuerzo y sacrificio que toda mi familia hizo por mí.

Aprovechar todos los beneficios con los que me he encontrado desde que llegué a Grandes Ligas no ha sido difícil, así como tampoco ha sido muy difícil mantener mi enfoque en el trabajo con todas las cosas buenas que me han pasado y con todo lo que he logrado en este tiempo. La verdad es que nunca pensé que podía alcanzar las cosas que he alcanzado, como Jugador del Mes, Novato del Mes, llegar al Juego de Estrellas junto a tantas figuras, pero ha sido lo que Dios ha querido y yo todo eso lo asumo con humildad.

Pero como les decía, pese a todas esas grandiosas cosas que me han pasado no he perdido mi concentración, porque he tenido siempre presente otro consejo que me dio mi papá una vez: "Siempre debes tener un plan para lograr lo que te propongas. Siempre debes seguir ese plan y trabajar en él". Y así ha sido, me he mantenido siempre con mi plan, en el que el trabajo lo es todo.

También debe decir que aquí he encontrado personas que me han ayudado a mejorar los recursos de mi trabajo y mi preparación, personas con mucha experiencia y que han tenido la gentileza de aconsejarme y de permitirme tomar de ellos algunos de sus ejemplos.

Paul Konerko, quien lamentablemente se retirará luego de esta temporada y no lo podré tener más a mi lado, y Adam Dunn han sido dos de esas personas que me han servido de guías en este proceso de transición que he llevado adelante.

El liderazgo de Konerko es algo que me ha dado seguridad y confianza, porque él es una persona que no pierde la calma, que trabaja mucho, que estudia mucho su bateo y que con su ética de trabajo me ha dado el ejemplo y me ha ayudado a continuar con mi plan de trabajo, mejorándolo.

De él he aprendido cómo sacarle provecho a todos esos análisis que nos dan de los pitchers, aunque debo confesar que no soy una persona a la que le gusta estar viendo mucho esas cosas, porque yo tengo mi propio sistema para analizar a los pitchers. Pero esa es una herramienta que nos dan aquí y que nos puede ayudar.

Tanto Konerko como Dunn me han ayudado también a mantenerme relajado, a no presionarme cuando las cosas no salen bien, a no frustrarme de más cuando de repente fallo en hacer algo que pienso que he debido hacer.

Dunn, especialmente, siempre está buscando la forma de mantenernos de buen ánimo, de no caer ante la presión y todas esas cosas. Todavía me rio cada vez que veo el mono ese que tiene en su locker y con el que siempre nos echa broma. Una vez trajo un pájaro de juguete que hacía un ruido muy raro. La primera vez que lo escuché me asusté pero después lo que me daba era risa.

Creo que esa manera en la que ellos dos, que son dos personalidades de una gran trayectoria, manejan cada situación y se desenvuelven entre nosotros nos ayuda, particularmente a mí me ha ayudado a cómo controlar los diferentes escenarios que a uno se le presentan como pelotero en este nivel, no solamente en el terreno, sino en el clubhouse.

Ellos, creo, me han aportado esos detalles que han servido para complementar el plan con el que vine aquí, ese plan que me enseñó mi papá y que ahora he perfeccionado. Espero poder seguir sus ejemplos y continuar aprovechando cada oportunidad por el tiempo que Dios me lo permita.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Alex WoodAP Photo/Mark J. TerrillUn cambio en el agarre de la pelota ha hecho la curva de Alex Wood más efectiva esta campaña.
ATLANTA -- Dee Gordon es el modelo de mejoría en las grandes ligas este año, la evolución de un elemento de medio tiempo al de una estrella con un cambio de posición y un cambio de régimen. Explicó en el sprinng trainning que por la eliminación de horas en el básquetbol, finalmente pudo ganar peso que sentía era lo que necesitaba.

Esa es la parte del béisbol para la que no cuenta ningún dato de análisis estadístico: la habilidad de un jugador para adaptarse, hacer cambios que le permitan hacer la diferencia.

El lanzador de los Bravos de Atlanta, Alex Wood -- quien abrirá el "Juego del Domingo por la Noche" (8ET en ESPN) en contra de Gio González y los Nacionales -- es otro ejemplo de esto. Para él, lanzar una bola rápida y un cambio de velocidad pudiera ser sencillo, pero su curva fue siempre problemática e inconsistente. Algunas veces giraba bruscamente, algunas veces no lo hacía, y en ocasiones podía manejar el lanzamiento y otras veces no.

Probó con diferentes agarres, explicó el sábado, y fuera de temporada, buscaba algo mientras cachaba la pelota con su ex compañero de la escuela, Kyle Farmer, quien ahora es receptor de la organización de los Dodgers de Los Ángeles. Wood empezó a usar la punta de su dedo índice de la mano izquierda de lanzar como palanca principal, en lugar del primer nudillo, y tener así un agarre diferente de la pelota de béisbol, usando las costuras para la tracción.

Tuvo una mejor sensación lanzando la bola de esta manera, y una mejor curva, lo que confirmó en su momento durante el spring training. Con un conteo de dos strikes, Wood lanzó una curva a David Ortiz, quien vio girar la pelota hacia la derecha del plato para el strike tres.

Con su nueva curva -- la cual ha estado usando alrededor del 50 por ciento más de lo que lo hizo la temporada pasada -- Wood siente que ahora su tercer lanzamiento es para que los bateadores tengan en cuenta, y no simplemente se limiten.

"Siendo capaz de lanzar cuando necesito hacerlo, la mayor parte del tiempo, y como un lanzamiento en contra de zurdos y derechos ha sido de una gran mejoría este año", dijo Wood, quien tiene una efectividad de 2.96 esta temporada tras 15 aperturas, con 88 ponches en 94 entradas y un tercio de labor.

Aquí hay algunos otros lanzadores que han hecho pequeños ajustes que les han aportado colosales resultados esta temporada:

Tyson Ross, SP, Padres de San Diego: Ross ha hecho un cambio mayor con su sinker uno días antes de sus cumpleaños número 27. A mediados de abril en una sesión de bullpen, el coach de pticheo de los Padres, Darren Balsley habló con Ross acerca de modificar sinker ligeramente. Hasta entonces, Ross tendía a lanzar su sinker hacia fuera de la zona de strike; era un lanzamiento desagradable, por supuesto, pero los bateadores podrían no tomarlo y terminar como una bola.

Balsley sugirió a Rose que elevara el punto donde soltaba el lanzamiento un poco, así que su sinker viajaba un poco hacia abajo de la zona de la zona de strike. "Puedo decir la diferencia de inmediato", Ross recalcó en una conversación la semana pasada. "Si haces eso, será un strike".

Los bateadores obligados ahora a pegarle a su sinker, Ross tiene ahora el rango más alto de rodados entre todos los pitchers, de un 57.1 por ciento, tiene la efectividad más baja de su carrera en 2.62. De 2013 a 2014, su clasificación de inducción para perder swings fue del doble, del 6.3 por ciento al 12.6 por ciento.

Corey Kluber, SP, Indios de Cleveland: Kluber fue una cuarta ronda en 2007, y fue canjeado de los Padres a Cleveland en un acuerdo por tres jugadores. En 12 aperturas en 2012  a la edad de 26 -- consiguió 5.14 ERA. Pero Kluber está ahora entre los lanzadores más dominates, con 187 ponches y una efectividad de 2.46 en 25 aperturas.

Mickey Callaway -- quien ha hecho un gran trabajo como coach de pitcheo de los Indios -- explicó en un correo electrónico cómo es que Kluber mejoró: "El año pasado, el trataba de encontrar la manera de lanzar encima del plato con el gran arsenal que tenía. Estaba realmente muy estresado lanzando sus puntos fuertes, hizo un gran trabajo a lo largo de la temporada. Siento que el año pasado dio un gran paso en su control. Realmente aprendió dónde quería mandar cada lanzamiento, y darse cuenta que tenía múltiples manera de poner a fuera los bateadores en la zona de strike.

"Este año, ha estado atacando a los bateadores cuando necesita con sus puntos fuertes, además de atacarlos con sus debilidades cuando lo requiere. Realmente ha mejorado la habilidad de usar la información durante sus salidas, y su actitud inquebrantable le permite hacer esto con una gran consistencia".

Kluber superó a los Yankees el sábado, ponchando a 10 en seis entradas sin admitir carreras. Kluber tiene marca de 3-0 con efectividad de 0.29 y 35 ponches en sus últimas cuatro salidas. De acuerdo con Elias Sports Bureau, los únicos lanzadores en la historia de la franquicia en conseguir una efectividad tan baja con tantos ponches en un periodo de cuatro juegos son Bob Feller (0.27, 35 ponches entre julio y agosto de 1946) y Luis Tiant (0.00, 35 ponches entre abril y mayo de 1968).

Tyler Clippard, RP, Nacionales de Washington: Clippard en su octava temporada en grandes ligas, y en este año, ha servido para mejorar su habilidad para mantener la pelota dentro del parque y generar rodados.

Clippard será por siempre un lanzador de bolas rápidas, y lo hace arriba de la zona de strike generando predominantemente elevados, explica. Pero desde la temporada pasada, mejoró su tenedor, un lanzamiento que cae hacia abajo, y Clippard cree que esto ha ayudado a mantener a los bateadores con la claridad de su bola rápida, y le ha permitido poner la bola en la zona por debajo de la zona.

Este año, Clippard ha admitido sólo dos cuadrangulares en 50 innings, su rango de rodados ha subido del 28 al 37 por ciento.

Clippard lanzó el décimo inning y se llevó el triunfo en contra de los Bravos en la maratónica victoria de Washington la noche del sábado, la cual vino después del retraso por lluvia por cerca de cuatro horas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jon Lester Medias RojasJared Wickerham/Getty ImagesJon Lester fue sacado de su salida del miércoles, un indicio que podría ser cambiado pronto.
Memorando a John Henry, Tom Werner y Larry Lucchino:

Yo espero que tengan un Plan B. De hecho, asegúrense de tener un Plan B.

Porque si no existe un Plan B para Jon Lester para la siguiente temporada, van a tener muchos fanáticos y jugadores molestos para el Día Inaugural, y la narrativa no va a ser sobre el sistema de fincas del equipo, o las pasadas glorias. Justo o no, la narrativa en Nueva Inglaterra será sobre lo baratos que son los dueños. Justo o no, la narrativa va a ser sobre ustedes.

Si no hay un Plan B, el 2015 quizás haga que todos añoren los días "calidos y adorables" de la era de Bobby Valentine.

Lester fue sacado de su salida pautada de hoy en anticipación de un posible acuerdo, y cambiar a Lester hoy o el jueves hace sentido considerando donde ustedes y los Medias Rojas de Boston están parados con el zurdo. Él no quiere hablar sobre una extensión de contrato hasta que finalice la temporada, lo que es una manera amable de decir que se va a convertir en agente libre para escuchar las mejores ofertas, algo que está sucediendo porque parece ser que su organización ha tomado una postura semirígida contra los contratos realmente extensos para los lanzadores. Así que cambiar a Lester le va a dar a la organización más valor que lo que podrían obtener en un turno compensatorio del sorteo. Dado lo cerca que ustedes están de tener el turno No. 1 del sorteo del año que viene en comparación con el resto de los equipos del Este de la Americana, seguro, cambiar a Lester ahora parece la movida lógica.

Pero no hay ninguna duda: La ventana de oportunidad de firmar a Lester la cerraron. Hubo una ventana en enero, febrero y marzo -- por allá cuando hacía mucho frío, pero cuando los sentimientos estaban tan cálidos -- cuando ciertamente pudieron haber concretado este acuerdo en un terreno amigable para ambos de unos $110 millones, más o menos, lo que es más que lo que ustedes habrían querido dar pero menos de lo que rechazó Max Scherzer a los Tigres, y muchísimo menos que lo que Cole Hamels obtuvo de los Filis hace dos años. En cambio, ustedes dispararon una oferta de $70 millones con una pista de voluntad para negociar, pero una oferta de $70 millones está más cerca del valor de un Edwin Jackson que el valor de mercado de Lester, su estrella zurda criada en sus fincas y que acaba de llevarlos a otro desfile por las calles de la ciudad.

Oigan, este es su equipo, y es su dinero.

Pero es mejor que tengan un Plan B. Porque si no es así, los fanáticos de los Medias Rojas no los van a entender. Sus jugadores no los van a entender. De hecho, especialmente sus jugadores no los van a entender, y sea que les guste o no, y sea que sea correcto o no, la partida de Lester servirá como marco de trabajo para todas las discusiones sobre los fallos en su camerino. Es posible que tengan veteranos que bateen .220, es posible que tengan jugadores que hayan fallado en hacer ajustes, es posible que tengan jugadores de posición que cometan errores. Pero si no tienen un Plan B para Lester, no traen refuerzos grandes y reconocibles, y los Medias Rojas comienzan temprano con los problemas en el 2015, muchos de sus empleados les van a echar la culpa a ustedes, de la misma forma en que se le echó la culpa a Valentine por todo lo malo que sucedió en el 2012.

Los boletos para entrar al Fenway Park son realmente caros. Los perros calientes en el Fenway son realmente caros. La cerveza, el algodón de azúcar... todo, es realmente caro. A la fecha, muchos de sus fanáticos están de acuerdo con esto, porque su tiempo al mando del equipo ha traído muchos éxitos. La recuperación ante los Yankees en el 2004 y luego de eso el campeonato de la Serie Mundial parecía más un mero formalismo. El cetro del 2007, y el grupo increíble y los trabajadores incansables que formaron un fuerte vínculo con la ciudad en el 2013. Todo es bueno.

Pero en los deportes, no existe tal cosa como un pase vitalicio para la buena voluntad. Johnny Damon aprendió eso luego de haber firmado con los Yankees; fue vetado al exilio por casi una década.

Ustedes tienen jugadores jóvenes realmente buenos ante los ojos de los evaluadores rivales. A ellos les gusta Jackie Bradley Jr., y piensan que él va a ser mucho mejor de lo que ha lucido esta temporada. A ellos les gusta Mookie Betts. Ellos adoran a Xander Bogaerts y siguen convencidos de que él es capaz de ser una superestrella.

Pero ellos ven una alineación que carece de poder -- como muchas alineaciones en el 2014 -- y un sistema de fincas que carece de poder, y eso va a ser caro. Ellos ven una rotación que carece de un as, y muchos oficiales con otros equipos quedaron muy sorprendidos de que Lester no firmara de vuelta, porque para muchos él es el jugador más importante en la organización: Un lanzador estelar -- nada menos que un zurdo -- con un historial probado en el Este de la Americana y en la Serie Mundial que habló abiertamente hace ocho meses que quería quedarse aquí.

Ellos ven una organización que parece encaminada a tomar la ruta del crecimiento lento, de tomar jugadores en el sorteo y desarrollarlos, similar a los Piratas de Pittsburgh y los Reales de Kansas City.

Excepto que ustedes no son dueños de los Piratas o los Reales. Son dueños de una de las superpotencias financieras del béisbol, con un estadio que ustedes han convertido acertadamente en una máquina de generar dinero, con narradores de TV que probablemente deben mencionar más comerciales por segundo que cualquier otra franquicia en el deporte. Ustedes no tienen casi ninguna obligación financiera más allá del 2015, sin contar el acuerdo amigable de Dustin Pedroia, que probablemente firmó bajo la idea de que ustedes utilizarían los ahorros logrados con el mismo para invertirlos en otros jugadores que ayudarían a los Medias Rojas a ganar.

Así que es mejor que tengan un Plan B que no sea el lento desarrollo y ascenso orgánico de sus propios prospectos. Es mejor que no intenten vender a sus jugadores y a sus fans que esperen dos o tres años por Bogaerts, Betts, Bradley, Henry Owens y otros.

Los Medias Rojas no son exactamente como los Yankees y los Yankees no son exactamente como los Medias Rojas, y los fanáticos que siguen ambos equipos agradecen esto. Pero gracias a los campeonatos obtenidos en 2004, 2007 y 2013, los fanáticos de los Medias Rojas se han transformado en una versión de los fans de los Yankees en esta forma: Ellos no van a tener mucha paciencia para escuchar la palabra "reconstrucción". No cuando están pagando $50 por un estacionamiento, no cuando ellos leen que el deporte está saturado de dinero, no cuando ellos presumen que ustedes se están llenando sus bolsillos con su dinero.

Cambiar a Jon Lester hoy o el jueves está OK, porque probablemente lo van a perder de todas maneras.

Pero Sr. Henry, Sr. Werner y Sr. Lucchino, de nuevo, aquí les doy un pequeño consejo: Es mejor que tengan un Plan B.

Así que los Medias Rojas están hablando con muchos equipos sobre muchos jugadores.

Para los Cerveceros, Piratas y Cardenales, andar en búsqueda de Lester quizás se trate tanto de evitar que termine en un rival de división como de añadirlo a su propia rotación. Ahora él aparece en el radar de cambios de Pittsburgh, según escribe Bill Brink. Y Joe Starkey se pregunta: ¿Podría una gran movida matar el futuro de los Piratas? Mientras tanto, los Cerveceros podrían estar encaminados a una corrida profunda en los playoffs, según escribe Tom Haudricourt. Y finalmente, los Cardenales tienen un puesto abierto en la rotación para el sábado y esperan por un lanzador.

Esencialmente, el balance de poder en la Liga Nacional depende del destino de Lester, según escribe Joel Sherman.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Para Barry Bonds, Roger Clemens y Mark McGwire, sus probabilidades de ser inducidos al Salón de la Fama mediante el voto de los periodistas parece haber desaparecido, debido a las implicaciones del cambio de reglas que se anunció el sábado. Quizá estén de acuerdo, quizá no lo estén.

Pero las probabilidades de algunos peloteros que no han sido vinculados a ninguna especia de PEDs, como por ejemplo Tim Raines, también serán afectadas, lo que es ridículo.

Bajo los términos de las nuevas reglas, los jugadores aparecerán ahora en la boleta del Salón de la Fama durante 10 años en lugar de 15, un cambio que también acelera el periodo de tiempo en donde el uso de PEDs puede rondar por la mente de los votantes.

Hasta la fecha, una gran mayoría de la Asociación de Periodistas de Béisbol han determinado que no le darán sus votos a peloteros que tengan un vínculo comprobado o que se sospeche tenga un vínculo con los PEDs. El año pasado, por ejemplo, Bonds recibió 34.7 por ciento de los votos, tras recibir 36.2 por ciento en su primer año. Jeff Bagwell -- otro jugador que tiene credenciales estadísticas abrumadoras para ingresar al Salón-- nunca ha sido vinculado con los PEDs de manera sustancial, fuera de alguna sospecha, y no ha recibido más del 59.6 por ciento de los votos. (Aclaro: voté por Bonds y Clemens en cada uno de los dos años que han estado en la boleta; también voté por Bagwell y también he votado por McGwire en todos los años, salvo uno).

Pero el precedente en la votación será endurecido próximamente por las nuevas reglas. McGwire ya estado en la boleta durante ochos años, y una vez que su elegibilidad expire --en enero de 2017, el problema será presuntamente afianzado para muchos votantes. McGwire logró 23.5 por ciento de los votos en su primer año en la boleta (2007) y el último invierno, su porcentaje bajó hasta el 11 por ciento. Virtualmente no tiene ninguna posibilidad de ser elegido o inducido.

Una vez que McGwire salga de la boleta, lógicamente no se suavizará la lista negra de los periodistas que incluye a aquellos usuarios de PEDs o aquellos que son sospechosos, pese a la realidad de que el Salón de la Fama ya tiene a miembros que han admitido el uso de PEDs en el pasado.

La peor parte del proceso de votación para el Salón de la Fama es la flagelación pública anual de los méritos de cada candidato. Cada invierno, durante 15 años, Jack Morris tuvo que soportar a los periodistas que señalaban que su carrera de 18 años y 3,824 innings de alguna manera no era adecuada, y hay algo inusual y cruel acerca de eso. Solamente por ese motivo, me reconforta que se haya reducido de 15 años a 10.

Barry Bonds, Roger Clemens and Mark McGwire
Getty ImagesUn cambio en el proceso de votación disminuye las posibilidades de algunos ex peloteros al Salón de la Fama.
Pero es muy sorprendente que los periodistas de béisbol y el Salón de la Fama no hayan acordado incrementar o incluso eliminar el límite de 10 personas por boleta. Ese fue un problema significativo para muchos votantes el pasado invierno, y seguirá siendo en el futuro. Como he discutido muchas veces junto a Jayson Stark y Tim Kurkjian, lo único que queremos hacer es juzgar a cada candidato por sus propios méritos, en lugar de intentar descubrir la manera en cómo elegiremos 10 nombres de un listado de 15 o 20 que podrían tener suficientes méritos.

El límite de 10 es increíblemente arbitrario, y en realidad, ¿cuál es el punto de la regla? ¿Por qué no son 11? ¿Por qué no son 13? ¿O por qué no son 8, 2, 6 o 16? ¿Cuál es el motive por el cual 10 es más apropiado que cualquier otro número?

El único criterio que debería importar en una votación es si el jugador es juzgado como alguien que merezca entrar al Salón de la Fama. Es el único punto importante. Y por el simple hecho de que se sostenga en 10 peloteros, Curt Schilling, Raines y Mike Mussina entre otros --que merecen estar en el Salón de la Fama-- se quedarán fuera de la boleta por la saturación de candidatos, y no porque no fueran peloteros de élite.

Ahora, con la elegibilidad en la boleta reducida de 15 a 10 años, a algunos candidatos se les está acabando el tiempo muy rápido. A Raines le restan tres años en la boleta, con su porcentaje de votos subiendo a 52.2 por ciento hace dos años y bajando a 46.1 por ciento, quizá por la saturación derivada de la Regla de 10.

La mayoría de los periodistas de béisbol aparentemente mantendrán su postura contra Bonds y Clemens entre otros, pese a que ellos dos --al igual que McGwire, Bagwell, Sammy Sosa, Rafael Palmeiro, Mike Piazza y otros-- son bien vistos por Grandes Ligas y el Salón de la Fama (a diferencia de Pete Rose, quien está suspendido de por vida).

Pero, por mientras, aquellos jugadores sin vínculos aparentes con PEDs quedarán en medio del fuego cruzado originado por la Regla de 10, que es realmente ridícula.

Etiquetas:

MLB, Beisbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO