Gustavo Ayon
Layne Murdoch/NBAE/Getty ImagesGreivis Vásquez recuerda su visita a la tierra de su ex compañero Gustavo Ayón

Ha transcurrido tiempo desde la última actualización del blog, sin embargo había decidido desde el viaje de nuestro equipo a México que mi próxima columna se la dedicaría a la gente bella de ese hermoso país.

Durante un año tuve la oportunidad de compartir equipo con Gustavo Ayón, una persona extraordinaria, con el que además de ser compañero de equipo fue un gran amigo. En muchas ocasiones del año pasado acordábamos comer juntos antes de los partidos mientras que nuestro equipo organizó muchas actividades benéficas con nuestra participación como lo hicimos una vez leyendo libros en español en una escuela de New Orleans.

Ahora me tocó vivir y sentir el gentilicio del mexicano en el propio DF, donde mi equipo se enfrentó a los Orlando Magic, precisamente el nuevo quinteto de Gustavo. Nuestro equipo tuvo una gran recepción, trato excelente de los organizadores y mucho apoyo. La Arena Ciudad de México es un estadio espectacular, sin nada que envidiarle a un estadio de NBA.

Qué placer poder visitar Villa María, el restaurante mexicano ubicado en pleno corazón de Polanco. Allí probé muchas especialidades de la gastronomía mexicana como enrollados de plátano maduro cubiertos con mole, tacos de arrachera, sopa de tortilla, guacamole con totopo, churros y una tostada de Marlin picante que me ardió hasta el alma. Todo esto con música de mariachis y los mesoneros tomándose fotos conmigo, lo que me dio mucha alegría sentir la admiración de los aficionados del baloncesto de la capital mexicana.

Tuvimos una clínica con niños de Olimpiadas especiales del programa NBA Cares que fue muy gratificante y productiva. Es bonito sentir que se ayuda a estas personas.

Nuestro equipo también fue invitado a la casa del Embajador de Estados Unidos en Ciudad de México. Fue allí donde le dije a Gustavo, "Chamo a ti nunca te van a negar el visado de Estados Unidos".

De mi visita queda como recuerdo una buena imagen de los mexicanos por su simpatía, cordialidad y amabilidad. La pasé genial y me encantó.

Gracias México los quiero.

VasquezKelley L Cox/US PresswireGreivis está trabajando duro para encontrar su mejor versión en 2012-13

Un saludo a todos los aficionados de baloncesto. Deseo actualizar mi blog de ESPNdeportes.com comentándoles sobre los entrenamientos que estoy realizando en la actualidad y cómo mis practicas se han visto afectadas por el paso del Huracán Isaac por New Orleans.

Durante el fin de semana pasado estuve en la ciudad de Los Ángeles, participando en un campamento denominado "Elite 24" y organizado por mi marca patrocinadora 'Under Armour', en el que estuvieron invitados los mejores jugadores de bachillerato de Estados Unidos compitiendo en torneos de clavadas y lanzamientos de triples. Fue un evento espectacular debido a que se realizó en la playa Venice Beach, una de las más visitadas por los turistas que van a Los Ángeles y que además contó con otros jugadores de NBA como Brandon Jennings, Derrick Williams, DeAndre Jordan y Will Barton.

Al finalizar la actividad en Los Ángeles y ya sentado en el avión que me llevaría de regreso a New Orleans, comencé a recibir mensajes que me alertaban sobre el Huracán Isaac y me advertían que lo mejor era no hacer el vuelo. Desafortunadamente, nunca tuve la oportunidad de cambiar mi destino final. En New Orleans, luego de hacer mi entrenamiento matutino el día lunes y tener más información de la tormenta, pensé en un principio, quedarme allí y dejar mi carro en un lugar cerrado y protegido, pero poco a poco, fui cambiando de opinión y escuché a las autoridades sugiriendo evacuar a lugares mas seguros.

Por esa razón y por motivos profesionales, ya que podría seguir entrenando, viajé en mi carro a Houston y me encontré con la magnífica noticia de que lo mismo hizo el resto del staff de entrenadores, así que mi preparación no ha sufrido ninguna interrupción.

Aquí en esta ciudad de Texas, estamos entrenando dos veces diarias, incluyendo sesión de pesas y juegos en el gimnasio. Estamos realizando nuestra preparación en el Gym de John Lucas, un reconocidísimo basquetbolista, quien como yo, asistió a la Universidad de Maryland, además cuenta con 14 temporadas de experiencia como jugador en la NBA y dirigió técnicamente a San Antonio Spurs, Philadelphia 76ers y Cleveland Cavaliers.

Curiosamente me ha tocado dejar a New Orleans precisamente cuando se cumplen siete años de Katrina, el huracán que azotó a la ciudad y que dejó gran parte del estado de Luisiana totalmente devastado y requiriendo la ayuda del gobierno nacional para los trabajos de rescate. Me entristece ver a New Orleans nuevamente en estado de emergencia pero a la vez es positivo notar que la gente asumió esta situación con mejor preparación, siguiendo las instrucciones de sus autoridades y saliendo a tiempo de la ciudad para evitar las consecuencias de vientos superiores a las 100 millas por hora. Sólo le deseo lo mejor a la ciudad que me ha brindado su apoyo y la oportunidad de ser mejor persona.

En lo deportivo, les digo que estoy emocionadísimo al estar a sólo tres semanas de la apertura de los campos de entrenamiento.

Hasta la próxima...

Greivis Vásquez
Getty ImagesRubén Limardo, nuestro héroe, me hizo emocionar con el oro olímpico

Quiero dedicar mi actualización del blog al torneo olímpico de baloncesto, ya que se aproxima la culminación de la primera fase. En principio lo que más ha caracterizado la competencia es el altísimo nivel e intensidad que se ha visto en el tabloncillo, destacándose obviamente la superioridad de la Selección de Estados Unidos, aunque, en mi opinión, el camino a la medalla de oro no será tan fácil como algunos lo esperan. Uno de los equipos que más me ha impresionado en estos primeros encuentros es el quinteto de Francia. Después de caer ampliamente ante Estados Unidos los franceses se recuperaron y han obtenido triunfos importantes ante Lituania y Argentina, dos resultados que colocan a esta selección entre los favoritos a las medallas al final del torneo. En este equipo han jugado de manera sobresaliente no sólo Tony Parker sino también otros dos jugadores que actúan en la NBA, Nicolas Batum y Ronny Turiaf, quien por cierto se fajó bajo el tablero contra Lituania y terminó el partido con 10 rebotes capturados.

Argentina, otra de las selecciones que considero favorita para meterse en la lucha por las medallas, suma dos triunfos, uno ante Lituania y el otro sobre Túnez. Ahora tiene récord de 2-1 pero le resta el duro compromiso ante la selección estadounidense y otro choque frente a Nigeria en el que estará obligada a evitar sorpresas. Del quinteto albiceleste he notado la importancia del aporte de Manu Ginobili, quien contribuye con su experiencia y velocidad al juego de los argentinos. Debemos recordar que Argentina fue la ganadora de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y que en la selección que representa a ese país en Londres 2012 se encuentran participando muchos de esos basquetbolistas que se subieron a los más alto del podio en Grecia, como Luis Scola, Carlos Delfino, Andrés Nocioni y el propio Ginobili.

Otro de los quintetos que he incluido entre mis favoritos para seguir avanzando es Rusia y aquí hay que destacar principalmente el aporte de un jugador experimentado como Andrei Kirilenko, una pieza fundamental en los triunfos de su país y que además está disputando el liderato de anotadores del torneo. Rusia, que se mantiene invicto, deberá disputar el título de campeón de grupo ante la selección de España, un quinteto que por el hecho de ser el medallista de Oro en Beijing 2008 y de contar con un súper equipo, completa mi lista de aspirantes al podio olímpico.

Quiero finalizar compartiendo con los lectores lo que ha significado para nuestro país, Venezuela, el haber obtenido una medalla de Oro en estos Juegos Olímpicos Londres 2012, un hecho que no lográbamos desde México 1968 cuando el boxeador Francisco Morochito Rodríguez lo hizo. Todo el país se unió para seguir la actuación de Rubén Limardo en un deporte como la esgrima, y combate a combate, triunfo a triunfo, crecía la emoción de cada venezolano al entender las posibilidades del hecho histórico. Al finalizar el duelo y ver la celebración de Rubén, abrazándose a su entrenador, gritando a todo pulmón, tomando la bandera de Venezuela y corriendo a lo largo del auditorio y finalmente escuchando las notas de nuestro himno nacional, creo que todos los venezolanos nos conmovimos y agradecimos a este héroe nacional que con su hazaña nos hizo sentirnos orgullosos hasta lo más profundo de nuestro corazón.

Greivis Vásquez
Getty ImagesMi meta es ser en uno de los mejores bases abridores de la Liga
Un saludo muy grande para todos aquellos aficionados del baloncesto que siguen mis pasos a través de este blog. Es un placer para mí contar con esta vía de comunicación que me permite interactuar con cada uno de ustedes. Quiero hablarles un poco sobre la temporada 2011-2012.

La campaña estuvo llena de cambios y sucesos, y por supuesto yo -al igual que muchos jugadores- formé parte de ellos. Todo comenzó el 24 de diciembre del pasado año cuando recibí una llamada telefónica del gerente de mi equipo anterior, Memphis Grizzlies, quien me informó que yo había sido enviado a los New Orleans Hornets. Tengo que confesar que al principio fue un cambio fuerte ya que llevaba un año formando parte del equipo y me sentía comprometido y acostumbrado a ellos, sin embargo, pensando en el futuro y en la oportunidad que se me presentó, este fue un excelente traspaso ya que pude tener la chance de desarrollarme y mejorar significativamente mis números. Actualmente mi promedio es de 8.9 puntos, 5.4 asistencias y 0.9 robos, en los dos últimos me encuentro por encima del promedio general de la liga.

Además de lo mencionado anteriormente, tuve la suerte de jugar como abridor en 26 partidos. A pesar de que las victorias fueron pocas, las enseñanzas fueron muchas, sobre todo el conocernos como jugadores y el trabajar en equipo. En general, fue una temporada muy interesante, ya que a pesar de que con Memphis tuve la oportunidad de llegar a playoff, con New Orleans tuve minutos significativos de juego que antes no tenía.

Mi tercer año en la NBA viene con muy buenas expectativas ya que pude vivir lo mejor de los dos mundos, en estos momentos me siento contento aunque no satisfecho con mi rendimiento porque siento que puedo dar mucho más y que tengo mucho espacio para mejorar durante este verano, el cual va a ser crucial para la continuación de mi desarrollo como jugador de baloncesto profesional.

Mi equipo nacional juega un papel muy importante en lo que va a ser mi establecimiento en la NBA, en estos momentos me encuentro en New Orleans asistiendo a un minicamp y la semana pasada estuve en Venezuela iniciando las prácticas con la selección nacional. Me presenté desde el primer entrenamiento y voy a regresar a mi país el 27 de mayo para continuar trabajando con la selección. Al mismo tiempo apartaré tres días para realizar unas clínicas de baloncesto con la NBA y la Embajada Americana en Venezuela.

El minicamp será una base importante de entrenamiento, la cual aplicaré con mi selección ya que me llevaré a uno de los asistentes de New Orleans Hornets a Venezuela para que nos ayude con el proceso de preparación, esto se llevará a cabo gracias a la Federación Venezolana de Baloncesto. El compromiso con la selección venezolana es enorme, estoy con ellos en todo sentido y mi meta y la de mis compañeros es llevar a Venezuela a las olimpíadas en Londres además de quedar campeones en el suramericano, sabemos que no es tarea fácil cumplir ambos sueños pero con una buena base de trabajo y disposición podemos darnos un chance. Por último, mi meta a largo plazo es que Greivis Vásquez se convierta en uno de los mejores bases abridores de la NBA y así poder jugar por muchos anos más en la mejor liga del mundo.

Richard Jefferson, Derek Fisher, and Gerald WallaceUS PresswireLos jugadores no son dueños de su futuro, y eso genera una situación de mucha tensión

Hola, ¿cómo están todos? De nuevo les comento que estoy muy feliz de volver a compartir mis pensamientos con todos ustedes a través de la actualización de mi blog en ESPNdeportes.com. Esta semana es imperativo hablar de lo que significa el trade deadline, para todos los que estamos involucrados en el baloncesto de la NBA, incluyéndolos a ustedes los aficionados, quienes obviamente esperan que sus equipos se refuercen para el final de la temporada y de cara a los playoffs, sin perder piezas importantes, ni tampoco ceder puestos del draft.

La fecha límite de cambios nos afecta a todos, a los equipos y jugadores y es precisamente en esta etapa crucial cuando más entendemos que esto es simplemente un negocio.

Cuando se va aproximando la fecha de cierres de los cambios en la NBA, nosotros los jugadores nos vamos cargando de presión y stress debido a que sabemos de la posibilidad de que nos involucren en un cambio. Por esta razón, precisamente porque no estamos en ninguna capacidad de controlar nuestro futuro, debemos enfocarnos en asumir el mando de lo que si podemos controlar. En fechas de deadline, me concentro en trabajar mas duro y entrenar fuerte, de salir primero al tabloncillo para hacer mis rutinas de entrenamiento, de aprenderme las jugadas del equipo y de jugar fuerte. Todas estas actividades me ayudarán a mejorar mi baloncesto pero también en estas horas de incertidumbre, me servirán para mantener la mente alejada de las mesas de negociaciones y enfocado en lo que realmente importa, mi buen desempeño en la cancha.

Lo que sí es innegable es que los cambios generan muchísimo interés en esas horas de cierre. Es como una especie de adrenalina observar todo lo sucede con el mercado al ver como los jugadores cambian de uniforme en esos momentos finales. Creo que una de las actividades más relevantes de este cierre, fue un cambio que no se llegó a hacer. ¿Cuántas semanas tenemos escuchando sobre la salida de Dwight Howard de los Orlando Magic? Imagínense ustedes todo lo que significaría la salida de Superman Howard de Orlando y hasta cuantos equipos hubiera podido involucrar esa transacción. Hay que ponerse en la posición de ambos, del equipo que busca el compromiso a largo término del jugador y de Howard, quien quisiera que el staff gerencial firme jugadores que le permitan al club armar un quinteto que realmente tenga la capacidad de luchar por el campeonato en la NBA.

Ustedes, los que siguen el baloncesto de cerca, conocen que una de las grandes dificultades al momento de hacer negociaciones, es que los equipos que participen en los cambios deben adaptar sus transacciones a los topes salariales impuestos por la liga. Ese es un detalle que no todos conocen y por eso, a veces no entienden la razón por la cual no se llega a dar una negociación que los aficionados esperaban para sus equipos. Creo que el mejor ejemplo para entender una situación como esta, fue la negociación que llevó al brasilero Nené Hilario a los Wizards, por el hecho de que para que se lograra un acuerdo de ese calibre, debieron involucrarse tres equipos en total.

En el cierre del mercado vimos también como Ramón Sessions pasó de los Cleveland Cavaliers a los Ángeles Lakers. El canje representa la cosecha de un fruto para él, debido a que Sessions lo ha venido haciendo muy bien en la actual temporada detrás de Kyrie Erving. Es un cambio lógico debido a que Sessions es un base en progreso y ahora los Lakers tendrán tres pilotos en el roster, como deberían tenerlos los equipos en un plantilla normal. Otra prueba de la locura del actual mercado es como terminó desarrollándose todo en Nueva York, con la salida de Mike D'Antoni, a pesar de su auge con Linsanity. Jeremy Lin seguirá produciendo, de eso no tengo la menor duda, pero lo que quiero dejar claro es que el cambio de entrenador refleja el tipo de temporada que hemos tenido hasta el momento, una campaña llena de lesiones y traspasos sorprendentes.

Greivis Vázquez
APEstoy contento con el equipo y con la filosofía del coach
Hola Amigos. Como siempre, es un placer grande poder compartir este espacio con todos ustedes a través del blog de ESPNdeportes.com. Hoy en una especie de mini-vacación al estar celebrándose en este fin de semana el break del Juego de las Estrellas. Viajaré a College Park, Maryland, la ciudad de mis días universitarios, donde descansaré u compartiré con amigos antes de regresar recargado para la segunda mitad.

La Primera Mitad
Es obligatorio que en esta actualización del blog hagamos una evaluación de la primera mitad de la temporada. A pesar de los altibajos encontrados, considero que ha sido muy productiva.

Debo partir de decirles que estoy muy contento con mi nuevo equipo y que hemos demostrados en estas últimas tres semanas del torneo que los jugadores nos hemos adaptado muy bien, con mucha química, y que a pesar de tener muchos jugadores lesionados, hemos sido capaces de obtener triunfos en esta fase final de la primera mitad.

Me gusta mucho la filosofía de juego planteada por mi entrenador Monty Williams. Venir de los Grizzlies a los Hornets es un cambio favorable debido a que aquí obtengo muchos minutos de juego y eso es súper favorable para adaptarme a la posición de piloto, donde tengo que ser el controlador del juego, leer bien el partido y sus jugadas, y el coach Williams me ha dado esa oportunidad de estar en cancha. Quiero seguir ayudando a ganar a los Hornets y a mantener mi progreso en este baloncesto.

CONEXIÓN CON GUSTAVO AYÓN
Muchos me han preguntado recientemente sobre mi relación con Gustavo, y esta la puedo describir únicamente como una relación de hermano. Estoy muy contento de jugar en el mismo equipo con él y feliz de compartir la cancha con un mexicano tan talentoso. Espero que estemos juntos durante mucho tiempo para así ayudarnos mutuamente a desarrollarnos y establecernos en esta difícil liga.

LOS NUMERITOS
El deporte y las estadísticas van ligados firmemente. A veces las evaluaciones se basan mucho en los registros de los jugadores. En mi caso, cuando logré los doble-doble, los sentimientos no sólo están unidos a los puntos sumados o las asistencias completadas, ya que la alegría o tristeza después del partido la determinará el resultado del juego, una derrota o una victoria.

No puedo negar que los números son importantes, especialmente cuando apenas en la primera mitad he logrado superar los puntos que sumé en toda la temporada pasada, ese es un logro muy agradable que me indica que voy en la dirección correcta. Al alcanzar mis puntos del año pasado puedo concluir lo siguiente, es obvio que la NBA depende del chance que le den a un jugador de estar en cancha y por consecuencia, la confianza se genera de estos minutos que el entrenador te de en el tabloncillo.

Un saludo cariñoso a todos los lectores de mi blog en ESPNdeportes.com. Es un placer para mí poder compartir con todos ustedes periódicamente y expresarles mi punto de vista sobre todo lo que rodea a la disciplina del baloncesto. Es obligatorio comunicar las reacciones del sorteo del Repechaje Olímpico FIBA que se celebrará en Caracas, Venezuela del 2 al 8 julio de 2012. Mi Selección, la de Venezuela, quedó agrupada junto a Lituania y Nigeria, dos países con alta tradición basquetera, aunque por el hecho de no pertenecer a nuestra zona geográfica, de poco roce contra nuestro quinteto.

Greivis Vásquez, Venezuela
Getty ImagesGreivis está emocionado porque jugará en Venezuela

Repechaje Olímpico FIBA, es también un torneo fuerte, con características muy propias, definidas por su fugaz desenlace, su alto nivel y su grado de dificultad, ya que apenas tres seleccionados nacionales clasificarán a Londres 2012. Uno de los aspectos más positivos, es sin duda el hecho de que será jugado en mi país y eso obviamente será una condición muy favorable. Este torneo, al cual defino casi como un mundial, requiere una excelente preparación física, y creo que no existe mejor manera de hacerla que jugar en el baloncesto de la NBA o hacerlo en la LPB, la Liga Profesional de Baloncesto de Venezuela, un torneo que se inició esta semana y donde militan muchos de mis compañeros de la Selección Nacional. Al quedar agrupados en conjuntos de tres países, nos obliga a dividir resultados para asegurarnos la clasificación a octavos de final. Es decir, hay que ganar un juego, a lituanos o nigerianos. No hay margen de errores, apenas un encuentro se puede perder en la primera fase, por eso lo asumimos como un campeonato de muchas limitaciones, que nos obliga a ser eficientes, y es allí donde debemos utilizar la experiencia adquirida en el Preolímpico de Mar del Plata.

Durante días recientes he tenido la oportunidad de conversar con algunos compañeros de la Selección Nacional de Venezuela y con ellos he compartido el mismo sentimiento. Es que estamos emocionados y esperanzados al tener la oportunidad de jugar ante nuestro público y frente a nuestros familiares. Basquetbolistas como Néstor Colmenares, Héctor "Pepito" Romero o David Cubillán, me han dicho que se sienten muy motivados y que no pueden esperar a que llegue la fecha de luchar por el cupo que nos lleve a unos Juegos Olímpicos. Personalmente, asumo esta competencia pensando que debo ser el líder de este quinteto y que el objetivo único es clasificar, y no precisamente jugando bien. De una cosa estoy convencido, de que pase lo que pase, Venezuela saldrá favorecida al finalizar este torneo, debido a que servirá de motivación para los jóvenes jugadores de baloncesto y por lo tanto fomentará el desarrollo de este deporte en el país. También espero que el evento sea capaz de inspirar a nuestras autoridades gubernamentales y se motiven a construir canchas donde no las hay o a remodelar aquellas en mal estado.

No crean que me he olvidado de mis amigos dominicanos y puertorriqueños, a cada uno de ellos les tocó una "perita en dulce' como decimos popularmente en nuestro país, cuando nos cae un obsequio. Pero cuando vemos a dominicanos en el grupo de Rusia, o a puertorriqueños al lado de Grecia, sabemos que ellos también se verán exigidos al máximo. Suerte a ambos, espero que venezolanos, dominicanos y puertorriqueños estemos en la pelea, optando por esos codiciados tres cupos a Londres 2012.

Resultados del Sorteo del Repechaje Olímpico FIBA

Grupo A: Grecia, Jordania, Puerto Rico

Grupo B: Lituania, Nigeria, Venezuela

Grupo C: República Dominicana, Corea, Rusia

Grupo D: Angola, Macedonia, Nueva Zelanda

Greivis VasquezFernando Medina/Getty ImagesGreivis puede ser una piedra fundacional en los nuevos Hornets

Baloncesto durante la crisis

¿Cómo es la vida dentro de un club durante un periodo negativo? Cuando se han perdido ocho encuentros de manera consecutiva, todos debemos enfocarnos para lograr salir de esa cadena adversa y buscar la fórmula que nos permita mejorar nuestro juego. Lo he explicado en mis anteriores actualizaciones del blog, comentándoles a ustedes que aquí, en los New Orleans Hornets, somos un grupo de jugadores muy jóvenes, aunque con muchísimos deseos de aprender establecernos en la NBA.

La principal diferencia en el dinamismo de un equipo que enfrenta contratiempos es la manera como cambia la rutina de entrenamiento. En la actual temporada, con un calendario de juegos apretadísimo, sin espacio para descansar, atravesando una situación normal de juegos ganados y perdidos, probablemente no entrenaríamos tan fuerte como lo estamos haciendo en la actualidad.

La salida del mal momento la encontraremos a través de entrenar, entrenar y entrenar. Es difícil explicarlo, pero hemos mejorado nuestro nivel de juego, tanto así que al final del partido ante San Antonio Spurs, el entrenador nos dijo que si seguíamos jugando de esa manera, vamos a obtener mejores resultados.

Es extremadamente frustrante perder juegos por uno o dos puntos. Los últimos cuatro partidos perdidos en esta seguidilla de 8 derrotas, han sido por diferencia de 4 puntos (ante Memphis), 2 puntos (ante Dallas y San Antonio) y 1 punto (ante Houston). Ese dinamismo al que me refería, también incluye cambios en otros aspectos, ya que para encontrar victorias debemos compenetrarnos más, ver videos, realizar prácticas individuales. Afortunadamente, este grupo cuenta con la ética de trabajo necesaria para encontrar una salida. Esta es una situación difícil para todos.

Las derrotas

Esos partidos que hemos perdido por uno, dos o cuatro puntos tienen un punto en común que debemos mejorar. Los errores mentales que nos han costado la victoria. Parece increíble a la hora de ver los videos que hemos perdido por equivocaciones o fallos que no son físicos y que no hemos sido capaces de manejar situaciones sencillas, que estaban al alcance de nuestras posibilidades. Debo darle crédito al entrenador, quien ha hecho un gran trabajo liderando al equipo, basado en su experiencia y paciencia, aunque la paciencia se agota. Tenemos que ganar, basta de perder.

Choque vs. Spurs y Mavs

Cuando recibimos la visita de San Antonio se presentaron una serie de situaciones interesantes. Por primera vez logramos superar la barrera de los 100 puntos en la actual temporada, lo que nos demostró una mejora de nuestro planteamiento defensivo, pero desafortunadamente permitimos 104 puntos, trabajamos muy bien en colectivo y concluimos en que esa es la manera como deseamos jugar. Fue allí donde el coach se nos acercó a decirnos que continuemos jugando de esa manera. En el partido frente a Dallas Mavericks, los actuales campeones de la NBA, en realidad no nos dio tiempo de pensar en esa circunstancia, en que ellos habían ganado el torneo del año pasado, ya que en realidad nuestro enfoque en ganar y salir de la crisis, sin tomar en cuenta que equipo es nuestro adversario. Lo malo de perder ante los Mavs, por apenas dos puntos, era haber percibido que ese era un encuentro "ganable" y que caer ante un equipo fuerte como Dallas, por apenas 2 puntos, fue una derrota muy dolorosa. Cada encuentro contra los equipos de esa división es muy difícil ya que todos los equipos del Oeste son muy peligrosos.

Las lesiones

Lo que está sucediendo en la NBA nos afecta a todos, en nuestro caso nos ha costado ausencias importantes como la de Trevor Ariza y Eric Gordon, quienes se han perdido muchos partidos por problema físicos. La razón es muy obvia y así ha sido explicada por muchas personas ligadas a este deporte. Los pocos encuentros de preparación debido a los conflictos laborales que ocasionaron el retraso de la temporada y también el número de partidos que incluyeron en el calendario. Estas lesiones no sólo nos afectan a nosotros sino a todos los equipos. Aprovecho la oportunidad para desearle mejoría y pronta recuperación a mi amigo Al Horford, quien sufrió una lesión que lo ha alejado del tabloncillo, el dominicano es una estrella de la NBA y un orgullo del baloncesto Latinoamericano.

Renovación

Deseo informarles que mi equipo, los Hornets, me informo esta semana que renovaran mi contrato por una temporada mas, un hecho que me contenta mucho, ya que me demuestra que creen en mi. Este convenio me permitirá establecerme un poco mas en la NBA y me dará la oportunidad de buscar el juego protagónico que deseo tener en esta liga.

Greivis VázquezGetty ImagesFue importante obtener una victoria ante Denver, un equipo que arrancó bien la temporada
Siempre es un placer actualizar mi Blog en ESPNDeportes.com, ya que siento que puedo comunicarme con los lectores y explicarles un poco sobre mi situación con los Hornets y cómo se encuentra el equipo en la actual temporada. En principio debo decir que a pesar de la victoria del lunes, en condición de visitante, ante los Nuggets de Denver, aún continuamos atravesando una situación muy difícil.

Definitivamente se puede describir este inicio del torneo para nuestro equipo como de altos y bajos, debido al arranque con dos triunfos y luego una cadena de seis derrotas. Ganar de visitante en la NBA es importantísimo y más si la victoria se obtiene ante los Nuggets, un equipo con récord positivo y que ya en la actual temporada cuenta con un triunfo sobre los Los Ángeles Lakers.

El momento difícil que atraviesa nuestro equipo tiene como principales razones el hecho de ser un conjunto nuevo, en el que todos los jugadores nos estamos conociendo en el tabloncillo, adaptándonos a la restructuración del quinteto. Otro factor clave en los resultados adversos es sin duda las lesiones que han afectado a jugadores como Trevor Ariza y Eric Gordon, quien por cierto era nuestro líder anotador. Ahora al conocerse que se puede perder cerca de 14 partidos, su baja puede ser un factor muy negativo, ya que esta campaña tendrá apenas 66 juegos en su calendario.

En lo que respecta al juego específicamente, y a pesar de esa seguidilla de seis derrotas, pienso que nuestro equipo no ha jugado mal, aunque sí considero que debemos hacer un mejor esfuerzo en el cierre de los encuentros, de jugar un cuarto periodo de mayor nivel, de elevar la concentración en esos últimos minutos, que obviamente son la parte clave para obtener un triunfo.

En lo personal siento que he ganado confianza en el juego y noto que este equipo tiene planes conmigo y me ven para el futuro de los Hornets. En los partidos he recibido mucha oportunidad de jugar y esos minutos me permiten sumar experiencia en la NBA, entenderme con mis compañeros y conocer cómo se desempeñan mis adversarios.

Es importante cuando uno percibe que el entrenador tiene fe, esperanza y confianza en uno, son aspectos que motivan a un jugador y lo animan a salir a la cancha sintiéndose positivo.

Debo hacer lo que siempre he hecho, trabajar duro, seguir luchando, ya que estoy seguro de que New Orleans dará de que hablar. Las buenas actuaciones personales, son sólo eso, satisfacciones pequeñas ya que este es un juego de equipo y si al final de una buena actuación personal el resultado es una derrota del equipo, entonces uno no puede sentirse feliz.

Lo digo por esa actuación de 16 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias ante Denver, que terminó como una derrota de local. Recibí muchos comentarios y felicitaciones a través de mi cuenta de Twitter, sin embargo tengo que admitir que no salí nada contento de ese partido.

No quiero despedirme sin comentar que mantengo mis compromisos sociales y si Dios quiere estaré realizando actividades en Miami en los próximos días, durante los días que nos toque enfrentar a los Heat en esa ciudad. Hasta la próxima.

De oso a avispa

Actualizado el 28 de diciembre de 2011
por Greivis Vásquez

Greivis VázquezGetty ImagesGreivis ya vio acción junto a sus nuevos compañeros de New Orleans
El Diccionario señala que un Hornet es un avispón. Aquí les relato como pasé de ser un oso Grizzlie a convertirme en esta especie de avispa.

ADIÓS GRIZZLIES
Todo es fugaz. La vida en la NBA viene acompañada de muchos factores extra juego y por eso se hace interesantísima. Después de finalizar mi primera temporada con los Grizzlies de Memphis, con postemporada incluída, tuvimos que afrontar una situación de disputa que puso en peligro la campaña 2011-2012. Luego, cuando todo parecía resuelto, me encontré con una pretemporada cargada de rumores que me colocaban fuera de los Grizzlies. Los comentarios sobre un posible traspaso de equipo siempre representan un doble filo. Uno nunca debe tomarlos con total seriedad ya que en ocasiones son simplemente historias para calentar el mercado, aunque en mi caso, sentía que existía interés de otros equipos por mis servicios.

Sabía que los Hornets de New Orleans querían añadirme a su roster desde hace más de un mes, aunque en realidad no era sólo ese quinteto el que buscaba incorporarme, ya que los Sixers de Filadelfia también se mostraron interesados. Al escuchar todas estas informaciones decidí acercarme al Gerente General, Chris Wallace, para preguntarle sobre mi situación en el equipo, y me encontré con la siguiente respuesta" 'Tú no vas a ser cambiado". Por eso puedo decir que el cambio a los Hornets fue sorpresivo, especialmente cuando recibí una llamada desde West Virginia la noche de navidad del propio Chris Wallace quien me comunicó que había sido cambiado a New Orleans. ¡Wao!, ¡Qué sorpresa! Yo estaba en mi carro y acababa de realizar una práctica con los Grizzlies.

Les confieso que en ese preciso instante el cambio me alegró, ya que los Hornets son un equipo que estaba muy interesado en mi estilo de juego. Sobre los Grizzlies, debo ser claro en mi mensaje a la Ciudad, la Organización y sus aficionados. Estoy inmensamente agradecido por haber recibido la oportunidad de iniciar mi carrera como profesional de la NBA con los Grizzlies de Memphis. Fue una temporada emocionante y de mucho aprendizaje.

MI NUEVO EQUIPO
Unirme a un equipo el mismo día del inicio de la temporada es un detonante de emociones increíble, sin embargo debo admitir que los Hornets de New Orleans me lo hicieron más fácil de lo que pensé. El recibimiento fue genial, porque llegué y rápidamente empezaron a guiarme con mucha paciencia y a ofrecerme el apoyo necesario para adaptarme a mi nueva organización de la mejor manera posible. Apenas fui cambiado recibí llamadas hasta del encargado del equipamiento y eso sin duda parece un pequeño detalle pero es un gesto súper importante, así que me alegré mucho.

Por supuesto que también se comunicó el head coach, Monty Williams, quien conversó conmigo durante largo tiempo y me dio indicaciones clave para lo que será mi adaptación a los Hornets. En fin, sentí que la organización estaba muy contenta y entusiasmada con mi llegada al equipo. Yo me siento de la misma manera, muy entusiasmado por esta ventana que se me abre, no sólo por lo que me está ofreciendo la gerencia del equipo, sino por otro aspecto crucial, ya que presiento que con los Hornets puedo jugar un papel importante y además tengo la corazonada de que mi estilo de juego se adapta al plan o sistema del entrenador.

Una cosa sí puedo garantizar desde ya, y es la misma que ofrecí en la Universidad de Maryland y en Memphis: pueden contar con que Greivis Vásquez se entregara por completo en la cancha buscando cada victoria de New Orleans.

MI DEBUT

Gustavo Ayón
EFEGustavo Ayón será compañero de Greivis
En lo personal, calificaría mi primer encuentro con el uniforme de los Hornets como 'Genial' ya que el entrenador Williams me dio muchos minutos en cancha y esa es la mejor manera de aprender y ajustarme a un nuevo sistema de juego. Les puedo decir que me sentí como Greivis Vásquez en Maryland o incluso jugando para mi 'Vinotinto' la seleccion nacional de mi país, Venezuela. Las expectativas de los Hornets son muy concretas, una de ellas es enviar un mensaje a toda la NBA, diciendo que New Orleans es un equipo batallador, joven, con deseos de realizar un trabajo extraordinario esta temporada. Y aquí todos sentimos que contamos con las piezas necesarias para armar un rompecabezas muy interesante.

GUSTAVO AYÓN
Quiero, en este espacio, ofrecerle la bienvenida y mi apoyo al mexicano Gustavo Ayón quien abandona el Fuenlabrada de la liga ACB española y se incorpora a los Hornets. Su llamado es un hecho importante para nuestro equipo ya que él nos puede ayudar con su energía y pasión por el juego. Yo estoy seguro que le va a ir muy bien y va a a tener sus buenos minutos. Ese llamado es un súper orgullo para todo Los hispanos ya que jugar en la NBA no es fácil y Gustavo llego por razones aspectos que lo caracterizan como su ética de trabajo y mucha humildad.

Regresar a la NBA

Actualizado el 13 de diciembre de 2011
por Greivis Vásquez

Greivis Vásquez
Getty ImagesVásquez volverá a vestir la camiseta de Memphis en esta temporada
En esta entrega deseo compartir con ustedes todo mi entusiasmo y emoción debido a encontrarme realizando todos los preparativos para lo que será, dios mediante, mi segunda temporada en la NBA. Ahora que el "Training Camp" está en proceso, mis expectativas siguen intactas. Mi equipo, los Grizzlies de Memphis, tiene un roster sólido, con jugadores muy talentosos que conocen muy bien su rol y función en cancha. Aún estamos a la expectativa para saber qué sucederá con Marc Gasol, debido a que él es uno de los agentes libres más cotizados que tiene la NBA en la actualidad. Gasol es sencillamente un centro que garantiza mucho durante el desarrollo del encuentro, así que obviamente el deseo es que permanezca con nosotros. En lo que respecta a las prácticas, les puedo decir que cada uno de los entrenamientos del equipo está cargado de intensidad y que además ese ritmo se va incrementando mientras pasan los días.

Todo lo que rodea a la NBA y al mercado de traspasos de jugadores impacta enormemente al juego. Es obvio que los equipos cambian por la pérdida de un jugador o la adquisición de otro y ese cambio origina a la vez la posibilidad de un equipo de optar por el campeonato o de ni siquiera asistir a los play-offs. Será muy interesante ver a los Ángeles Lakers sin Lamar Odom, un jugador que ya estábamos acostumbrados a ver jugar en el equipo de Kobe Bryant. Es interesante ver a un jugador con tantos años de experiencia en postemporada apoyando ahora a la causa de los Dallas Mavs, el equipo campeón de la NBA y un rival directo de los Lakers en los siempre difíciles play-offs de la Conferencia Oeste. Todo esto es un ejemplo que la NBA se trata estrictamente de negocios y no de una relación amorosa.

En lo personal nosotros los jugadores no podemos controlar cambios a otros equipo o cualquier otra cosa, pero algo que si podemos controlar es el trabajo y el esfuerzo que entregamos en la prácticas. Un ejemplo de lo que podemos hacer nosotros los jugadores es lo que hago en la actualidad, mantener enfocado en mi trabajo, aprender cual es mi función en el equipo y cumplir ese rol para ayudar a los Grizzlies a obtener victorias. Cada triunfo de la temporada, que comenzará el 25 de diciembre, será fundamental, debido a las exigencias de un calendario más corto.

En este campo de entrenamiento me he sentido excelente, especialmente de mis tobillos, una parte de mi cuerpo de la que padecido y que ha afectado mi juego en oportunidades anteriores. Recuperarme de esos dolores es otro de los motivos que han marcado ese positivismo que siento actualmente. A casi un par de días del primer juego de pre-temporada, vivimos un gran ambiente en los Grizzlies, en la cancha y en los camerinos. Esperamos regresar a la NBA con las intenciones de regresar a los play-offs con actuaciones tan buenas o mejores que la del año pasado. Mientras escribo continúan los rumores o cambios en la NBA, se oye de Dwight Howard, de Chris Paul, de Barea, de Glen Davis, de Jamal Crawford, son transacciones interesantes, pero reitero, que nosotros los jugadores no debemos distraernos con lo que sucede en el mercado sino concentrarnos en llegar al primer encuentro oficial en plenitud de condiciones.

REPECHAJE
No puedo despedirme sin hacer una mención sobre lo que significa la buena noticia de la sede del repechaje olímpico masculino, la cual fue otorgada por la FIBA en nuestro país. Ahora "TODOS" tenemos muchas obligaciones: en principio el Gobierno Nacional de cumplir con todo lo prometido cuando hizo la solicitud de sede, garantizando aspectos como seguridad, hospedaje, infraestructura y transporte. Igual de importante es la responsabilidad de nosotros los jugadores, quienes debemos llegar en condiciones y comprometidos a luchar por uno de esos tres cupos disponibles, y finalmente ustedes los aficionados quienes deben apoyarnos para que logremos la anhelada meta de estar en Londres 2012.

AL INICIO