Serena Williams
EFESerena volvió a festejar en el Masters WTA

BUENOS AIRES -- Se terminó el año para las mejores tenistas del mundo y una vez más fue Serena Williams quien se coronó 'Maestra', después de derrotar a la rumana Simona Halep, que se afianzó más entre las mejores raquetas y cerró un gran 2014, ubicada en el podio.

Había muchas dudas con respecto a la presencia de Serena en Singapur y sus primeros partidos no debieron ser fáciles para ella, porque en su enfrentamiento de round robin contra Halep perdió de forma muy contundente por 6-0 y 6-2. También sufrió mucho en las semis contra Wozniacki, a la que venció 7-6 en el tercer set. Seguramente, poder cerrar ese partido tan duro le dio mucha confianza para la final.

Halep, por su parte, tuvo un muy buen torneo, solamente perdió un partido en el grupo, ante Ivanovic (la rumana pasó a semis estando empatada con Serena e Ivanovic, todas con dos victorias y una derrota). En la semi, le ganó muy fácil a Radwanska, pero la final siempre es un partido muy especial, y la misma facilidad que mostró para ganarle a Serena durante la semana, fue la que después tuvo la norteamericana para ganarle a ella por 6-3 y 6-0.

Además de Halep, Eugenie Bouchard se estrenó en el Masters, pero perdió sus tres partidos. En cualquier caso fue un año extraordinario para la canadiense, que sin duda será una de las estrellas de la WTA en estos próximos años y gran candidata al Nº1 del mundo.

Creo que la temporada para la WTA fue muy positiva, con cuatro ganadoras de Grand Slam diferentes: Na Li, Maria Sharapova, Petra Kvitova y Serena. Lo más negativo, probablemente, haya sido el retiro de la china, que fue una gran embajadora del tenis femenino en estos últimos años y consiguió "abrir" el mercado asiático, donde ahora hay muchos más torneos y seguramente muchísimas chicas practicando este deporte, al igual que sucediera con Sania Mirza hace un tiempo en India. Por cierto, Mirza ganó el dobles con Cara Black en este Masters.

Serena Williams termina como Nº1 del mundo un año más, una temporada un poco extraña para ella porque recién en estos dos últimos meses salvó el año ganando su primer Grand Slam de la temporada en Nueva York, y ahora el Masters. Lo más importante es que sigue muy bien físicamente y con ganas de competir, así que creo que todavía veremos a Serena en lo más alto si su salud es buena.

También es muy positivo el nivel de Sharapova, Ana Ivanovic y Bouchard, tres jugadoras muy importantes para el circuito femenino a nivel de marketing.

En cuanto a las latinas, Paula Ormaechea terminó con varias lesiones y sufrió una dura derrota con Sharapova que a veces es difícil de digerir, más aun siendo en Roland Garros, el torneo en el que más expectativas solemos poner los argentinos. Pero no debe preocuparse demasiado y seguir trabajando con firmeza, aún es joven y seguramente tendrá oportunidades de hacer buenos torneos y mejorar su ranking muy por encima del actual.

También Mónica Puig estará con mejor ranking en estos próximos años si sigue trabajando duro, y creo que merece una mención especial Garbiñe Muguruza, que finalmente se decidió a jugar por España y no para Venezuela. Era una decisión muy personal y creo que de cara a jugar competiciones como los Juegos Olímpicos o la Fed Cup tendrá más opciones, porque podrá jugar el dobles con Carla Suárez (ya clasificaron para este Masters) mientras que en Venezuela el tenis femenino hoy en día está atravesando un momento más delicado.

Ahora se disputa en Sofia "el otro Masters" que no reúne a las mejores ocho raquetas, como sucedió en Singapur, pero que seguramente podrá dejar grandes partidos porque todas las participantes son ganadoras de algún torneo WTA en este 2014.

Etiquetas:

Tenis, Williams, Serena

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Eugenie Bouchard
EFEBouchard, de 20 años, está en su primera final de Grand Slam

BUENOS AIRES -- Tenemos las finalistas femeninas de Wimbledon 2014 con las victorias de Kvitova y Bouchard, que se enfrentarán por segunda vez en su carrera, después de que el año pasado la checa le ganara a la canadiense en su casa, en el torneo de Toronto por 6-3 y 6-2.

Pero las cosas cambiaron mucho desde entonces, porque en aquel momento Bouchard estaba 62ª del mundo y jugó ese Masters canadiense gracias a una invitación del torneo. Desde entonces, Eugenie no para de ganar y acumula un torneo WTA, semifinales de Australia, semis de Roland Garros y ahora esta final en Wimbledon en lo que va del año.

Sobre los papeles, la favorita sigue siendo Kvitova porque, aparte de que ya tiene una experiencia previa de haber jugado una final de Grand Slam, lo hizo con éxito y además en La Catedral, por lo tanto el escenario tiene estímulos anímicos muy positivos para ella. Todo son buenos recuerdos y buenas sensaciones.

Pero Bouchard es una jugadora que a mí me encanta, está muy por encima de su edad a nivel psicológico y tiene golpes muy buenos. Su celebración, comparto totalmente con Javier Frana en su comentario, fue toda una declaración en silencio de que su trabajo en Wimbledon aún no terminó, y mostró su confianza y convencimiento de que está preparada para ganar su primer título grande.

Barreras no le van a faltar, porque Kvitova es muy "incómoda" para jugar en pasto. Zurda, impacta muy bien la pelota que llega muy pesada, pareja de drive y revés (erra un poco más de derecha) y sobre todo ese saque abierto con slice del lado de la ventaja de las zurdas que obligará a Bouchard a devolver de revés no menos de tres metros fuera de la cancha, si llega a devolver... algo que le dará muchísimos puntos a Kvitova, quien tendrá toda la cancha abierta para cerrar puntos con su saque.

La situación para Kivotva en su semifinal era difícil porque su rival (y amiga) Safarova también es zurda, y ese saque abierto del lado de la ventaja que tantos puntos le da normalmente, le llegaba al "drive" de su compatriota, así que no la complicaba tanto como a una diestra.

El partido tuvo poco ritmo entre las checas, y difícil desde el punto de vista anímico porque son amigas. Lucie Safarova, una divina, humilde, calladita, trabajadora... tuvo el mejor torneo de su carrera, y no estuvo lejos de llevarse el primer set, pero Kvitova jugó un poco mejor los puntos importantes y en el segundo las cosas fueron mucho más sencillas para la campeona de Wimbledon 2011.

Por su parte, Bouchard jugó un partido más parejo con Halep, pero en el tie-break supo sacar puntos muy igualados con errores no forzados de la rumana que a la larga la "sacaron" un poco del partido.

Se presenta una buena final porque la victoria de Bouchard fue muy importante para ella, y viene con mucha confianza desde que empezó el año. Kvitova no ganó ningún WTA en lo que va de 2014 y el año pasado logró dos, al igual que en 2012. Sigue lejos del gran año que fue 2011, pero volvió a demostrar que es muy peligrosa en pasto y capaz de ganarle a cualquiera.

Creo que ambas están preparadas tenística y emocionalmente para jugar esta final, así que solo espera desearles suerte y que sea un buen partido.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Roland Garros
GettySharapova pudo con Halep en tres sets

BUENOS AIRES -- Qué gran dia para el tenis feminino con esta hermosa final que nos regalaron Maria Sharapova y Simona Halep en Roland Garros. La Phillipe Chatrier, que -hay que decirlo todo- en los últimos años había tenido algunas finales que no fueron atractivas, bien sea por los nervios de algunas jugadoras o por los altibajos que sufrió el tenis femenino, vivió una fiesta de más de tres horas con un tenis exquisito.

Mi favorita para la final era Halep, porque tiene herramientas para ganarle a Sharapova y así lo demostró a lo largo del partido, pero hay que decir que a pesar del tremendo nivel de la rumana, que tiene solo 22 años y debutaba en la final de un Grand Slam, Maria estuvo soberbia y fue la merecida campeona.

Hacía mucho tiempo que no veía a Maria jugar al nivel que lo hizo hoy. Y aunque fue justa vencedora, no le sobró nada, porque Simona estuvo muy acertada, corrió y defendió como hacía mucho tiempo que no veía hacer a una jugadora de la WTA.

La potencia y la velocidad de pelota de Sharapova desde el fondo de la cancha fue un espectáculo para el publico francés, y estuvo acertadísima, con pocos errores no forzados para el riesgo que asumía en cada tiro. Halep, consciente de que si Maria jugaba a su mejor nivel iba a encontrarse con un partido de esas características, no se achicó ante los ataques de la rusa ni tampoco ante un escenario que intimidaría a cualquiera.

Debo decir que me encantó como jugaron las dos, cada una con sus armas. Sharapova, con la velocidad, la potencia y la agresividad que la hizo N°1 del mundo y cometiendo muy pocos errores. Y Halep con una muy buena táctica, una gran movilidad y, por qué no decirlo, con una regularidad y una capacidad para sorprender a la rusa especialmente buscando los paralelos tanto con derecha como con revés, algo que muy pocas jugadoras se pueden permitir y más aún a la velocidad de pelota que se jugó este sábado en la cancha central.

Me da mucha satisfacción ver a una gran campeona como Sharapova, que tiene su vida solucionada económicamente hace muchos años, luchar y correr hasta la ultima pelota. Creo que es una gran lección para chicos y chicas que se dedican al deporte y quieren ser profesionales.

Roland Garros
GettyCon el título, Maria vuelve al Top 5 de la WTA

En su discurso agradeció en ruso y, emocionada, a sus padres, por el esfuerzo que hicieron para que ella pudiera llegar adonde está; y añadió que ese esfuerzo es la razón y la fuerza en su día a dia para levantarse temprano a la mañana y entrenarse como si fuera la primera vez.

Halep, por su parte, está llamada a ser una de las lideres del circuito WTA (ya lo es, el lunes será N°3 del mundo) durante los próximos años junto a otras chicas que apuntan alto como Sloane Stephens, Garbiñe Muguruza o Eugenie Bouchard. Me sorprendió muy gratamente la solidez tenística y psicológica de la rumana, que apenas tuvo un par de malos games cuando tuvo la opción de cerrar con su saque el segundo set, pero ¿quién no se pondría nervioso en semejante escenario?

A veces olvidamos que nuestros ídolos, ya sean tenistas, futbolistas o atletas, son personas normales, como cada uno de nosotros. Comienzan a hacer deporte como un juego de chicos y por su habilidad (está muy de moda la palabra "talento", demasiado para mí) para practicar esa disciplina consiguen, con mucho trabajo y no pocos obstáculos, "meterse" en el profesionalismo. Se entrenan cada dia, solicitan ayuda psicológica si la requieren, se cuidan con la alimentación y compiten lo mejor que pueden, pero no debemos olvidar que todos ellos son muy jóvenes, que también se asustan, sufren, se lesionan, y sienten la presión de en un momento determinado entrar en la historia de ese deporte que algún dia comenzó como un juego de niños. Me resultaría muy difícil o casi imposible poder explicar lo difícil que es manejar determinadas situaciones de stress en una cancha de tenis, porque cuando se llega a esa situación ya dejó de ser el deporte que practicaste toda tu vida, para casi convertirse en otra cosa.

La emoción de Sharapova tras el partido era una fotografía de todos esos "ingredientes" que componen la gran campeona en que se ha convertido. Su historia particular no fue un camino de rosas y hay que ser muy frío y estar muy preparado física y psicológicamente para afrontar desafíos tan importantes como ganar un Grand Slam. Ojalá que Halep tenga algún dia la oportunidad de ser campeona porque hoy estuvo realmente muy cerca. Yo no tengo ninguna duda de que si sigue jugando asi, las lesiones la respetan, y sigue trabajando duro, oportunidades no le van a faltar.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Simona Halep
EFEHalep está en su primera final de Grand Slam y quiere la gloria

BUENOS AIRES -- ¡Que buenas semifinales de Roland Garros en damas! Y que alegría por las cuatro jugadoras que participaron de tan importantes partidos, porque todas tienen historias muy lindas en sus carreras, sus inicios, y sobre todo por Simona Halep y Andrea Petkovic, que en estos últimos años pasaron por momentos muy duros.

Me gustaría empezar por la más jovencita, la canadiense Eugenie Bouchard, que para mí está llamada a ser una de las grandes tenistas de los próximos años junto con Sloane Stephens, Garbiñe Muguruza, Halep...

En Australia sorprendió que llegara a semifinales en su cuarto Grand Slam, pero estos últimos meses demostró, especialmente estas dos semanas en París, que lo de Melbourne no fue cuestión de un buen cuadro y una gran semana, sino que su tenis es sólido, con muy buenos golpes, velocidad de pelota y un estado físico excelente. No pudo contra Sharapova, pero no estuvo lejos de meterse en la final de Roland Garros, y sólo el profesionalismo y la actitud de Maria (gran competidora, tremendo mérito el de la rusa) la salvaron de perder contra la canadiense.

Sharapova, por su parte, que siempre "presumió" de ser una jugadora de canchas rápidas y que tuvo toda su carrera como gran objetivo de la temporada a Wimbledon, está consiguiendo en su "peor" superficie los mejores resultados de su carrera en Grand Slam. Jugará en París su tercera final, algo que sólo había conseguido en Australia, y tiene grandes opciones, en especial por experiencia, de repetir titulo de Grand Slam por primera vez.

Es envidiable lo de Sharapova en cuanto a actitud. Toda mi admiración, no me cansaré de repetirlo para una chica que desde muy joven tiene contratos multimillonarios (ganó Wimbledon con 17 años) y venía de hacer cuartos contra mí en Roland Garros. Desde entonces, y ya pasaron 10 años, la rusa triunfa cada año dentro y fuera de la cancha, y sin embargo ahí sigue luchando cada pelota y apretando el puño por más que no le estén saliendo las cosas y el marcador sea adverso.

En la otra semi, dos grandes luchadoras del tenis y de la vida. Halep, jovencísima, tuvo que tomar una decisión muy difícil para cualquiera de su edad para intentar mejorar su movilidad. Hizo un gran sacrificio pasando por el quirófano para tratar de tener una buena carrera profesional en el tenis, reduciendo su tamaño de pecho (durísimo para una chica tan joven con una medida así por el deporte) y está claro que la decisión no pudo traer mejores resultados.

Su juego ya era muy bueno, pero desde esa operación creció como ninguna otra jugadora lo hizo en el circuito y su último año fue extraordinario. El próximo lunes será Nº 3 del mundo, y para mí es la favorita en la final porque tiene todas las herramientas para ganarle a Sharapova. Sé que por experiencia Maria tiene mucha ventaja, pero por juego, confianza y forma de jugar en polvo, la rumana es mi candidata. Sólo quiero recordarles algo: todavía no perdió un solo set en su camino a la final de París.

El partido de semis contra Petkovic estuvo muy entretenido y ambas tuvieron oportunidades hasta la última pelota. La alemana es otra jugadora que pasó unos años durísimos, especialmente 2012. Fue angustiante para todas las que estábamos en el Porsche Open de Stuttgart, hace dos años, cuando vimos a Andrea salir de la cancha destrozada anímicamente tras romperse un tobillo, justo ante su público contra Victoria Azarenka y en su primer torneo después de tres meses y medio sin competir por una lesión de rodilla en el Australian Open de ese mismo año.

En estos últimos dos años, hasta pensó dejar el tenis, y el otro día, en su partido contra Kiki Bertens, a punto estuvo de volver a romperse un tobillo en una jugada idéntica a la de Stuttgart, pero en vez de por el lado de su derecha, esta vez tras pegar un revés. Creo que es una chica muy carismática, atractiva, joven y que puede seguir subiendo en el ranking y jugando a un buen nivel. Tiene problemas con su saque, pero su físico es de los mejores del circuito junto a los de Na Li, Ana Ivanovic o Sharapova. Tiene fuerza, le corre mucho la pelota y es muy aguerrida.

Me pone muy contenta también la actuación de Carla Suárez y de Muguruza, que estuvieron muy cerca en sus dos partidos de cuartos de ganarles a Bouchard y Sharapova, respectivamente, por lo que hubieran jugado semis en contra y se garantizaba una española en la final de París.

Ojalá que la final sea un buen partido y que gane la mejor. Sé que todos dan a Sharapova como favorita, por su experiencia y su juego, pero yo le pongo una ficha a Halep. Para mí gana la rumana... si los nervios se lo permiten.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Paola Suárez
Getty ImagesSuárez venció a Sharapova y luego perdió en semifinales

BUENOS AIRES -- ¡¡¡Cómo pasa el tiempo!!! Parece increíble que ya se cumplan 10 años de aquel quizás irrepetible 2004 para el tenis argentino. Ojalá que no, pero los resultados y la cantidad de jugadores que estuvimos entre los mejores del mundo en aquel fantástico año fue algo extraordinario para un país sudamericano y que se debe seguramente a una casualidad de varios jugadores con mucho talento que consiguieron llegar a los primeros puestos del ranking simultáneamente.

Mis compañeros de ESPN.com me pidieron que, por tratarse de este 10° aniversario de aquel Roland Garros tan especial para mí y para todos los argentinos, contase en primera persona cómo viví haber llegado a semifinales en singles y ser campeona en dobles, al mismo tiempo que David Nalbandian llegaba también a semis y Gastón Gaudio y Guillermo Coria jugaban la final de singles, que ganó el primero.

Algo que no dije nunca pero que realmente sentí después de ganarle a Maria Sharapova en cuartos de final de singles, es que creía que podía ganar el torneo en singles y en dobles. Tenía tanta confianza en mi juego después de haber llegado hasta las semis individuales sin perder un set, que las expectativas que me había generado, aun con todo el respeto que merecían las otras tres singlistas y tres parejas de doblistas, eran máximas.

Pero el tenis es un deporte en el que se compite mucho, casi todos los días, si es que vas ganando, y eso a veces es bueno y a veces no tanto. El día de la semi contra Elena Dementieva fue uno de esos días en los que te despertás diferente, rara, con sensaciones extrañas desde la entrada en calor... No eran los nervios, porque los nervios siempre están, pero en el primer set no sentía la pelota, fue una sensación horrible. Era como si todo lo que venía haciendo, toda esa confianza acumulada, se hubiera ido de repente. En el segundo set pude sentir un poco más la bola y llegué a tener set point; hubiera sido lindo irme al tercero contra Dementieva. Ya le había ganado en polvo en Acapulco y, aunque era una jugadora muy dura, habría sido un tercer set emocionante.

Finalmente, Dementieva jugó contra Anastasia Myskina la final, y la perdió. Fue mejor que yo aquel día y, para mí, fue un gran torneo, pero también una pequeña decepción por haberme sentido con malas sensaciones en la cancha en un momento tan importante. Sin embargo, aquella fue la mejor semana de mi carrera tenística, no sólo por la semi en singles (la única que jugué en un Grand Slam) y el titulo en dobles, sino porque al lunes siguiente entré por primera vez en el Top 10 de la WTA en singles (quedé 9ª), al mismo tiempo que era Nº 1 en dobles. Y eso sin dudas era algo espectacular y con lo que había soñado toda mi vida.

En Wimbledon, hablando con Dementieva de las semis de Roland Garros, le confesé mis sensaciones, y ella me dijo que a ella le pasó exactamente lo mismo contra Myskina en la final. En realidad, yo ya lo sabía porque, aunque ella no me vio, justo antes de esa final yo estaba en el vestuario de la Phillipe Chatrier, y me impactó muchísimo ver a Elena llorar desconsoladamente y gritrando que no podría entrar a la cancha, de los nervios que sentía. ¡Así es el tenis! Tan lindo y tan difícil.

Paola Suárez y Virginia Ruano
Getty ImagesSuárez y Ruano ganaron muy fácil la final de dobles, especialidad en la que ratificaron ser las Nº 1

Por suerte el dobles volvía a depararme una gran alegría, conseguíamos nuestro tercer titulo en Roland Garros con Virginia Ruano, ganándoles a Svetlana Kuznetsova y Elena Likhovtseva por 6-0 y 6-3 y el tercer Grand Slam consecutivo, ya que veníamos de ganar en el Australian Open y el US Open el año anterior. Estábamos Nº 1 del mundo y la sensación era de que dominábamos el circuito y que a nuestras rivales no les gustaba jugar contra nosotras, por la confianza y el nivel que teníamos en esos últimos años.

Creo que todos los argentinos vivimos aquel Roland Garros como una gran fiesta, y los jugadores nos sentimos protagonistas a nivel mundial, porque la prensa internacional estaba totalmente asombrada de aquellos cuatro semifinalistas argentinos en París. No sólo hay que quedarse con que Gaudio ganó el torneo, aunque a veces los medios se enfoquen demasiado en el gran protagonista que sin duda fue Gastón; no hay que olvidar que Coria jugó la final, Nalbandian y yo semis, Juan Ignacio Chela cuartos, y yo gané el dobles... Solo pensarlo y revivirlo parece increíble.

Nalbandian, Coria, Gaudio, Chela, Guillermo Cañas, Suárez... todos nos habíamos criado en el circuito juntos, unos entraron un poco antes al profesionalismo, otros un poco después, pero más allá de las diferencias entre algunos, éramos un grupo de compatriotas que compartían circuito cada semana y que durante algunos años conseguimos llegar a estar entre los mejores del mundo.

No es momento ni lugar para la crítica del sistema de detección y formación de talentos de la AAT, pero nuestro tenis se encuentra hoy muy lejos de aquella generación dorada y no parece que nada pueda volver a llevarnos ahí, salvo que las cosas cambien radicalmente.

Para mí, Roland Garros siempre fue el más especial de todos los torneos. Desde chica lo veía por televisión y era mi gran sueño poder jugarlo algún día, y por qué no ganarlo. Aquel 2004 fue inolvidable para mí, no sólo Roland Garros, también los cuartos de singles en Wimbledon, la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas, el Australian Open en dobles, el tercer US Open consecutivo en dobles, el Nº 1 en dobles, el Top 10 en singles...

En fin, parece un sueño, pero fue real.

Etiquetas:

Tenis

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Getty ImagesKei Nishikori sube al N°9 del mundo; será el primer japonés en el Top 10 de la ATP

BUENOS AIRES -- Qué gran gira para Kei Nishikori la de este año en Europa sobre polvo de ladrillo, que arrancó en Barcelona hace un par de semanas donde se llevó el torneo con mucha superioridad y continuó en Madrid, donde todo apuntaba a que se llevaría el titulo nada menos que ante Rafael Nadal tras eliminar a David Ferrer en semis, hasta que su cadera no dio más.

Más que su cadera, por lo que hablé con Dante Bottini, un gran amigo de la infancia y con quien compartí muchísimos entrenamientos, por los músculos que rodean a esa articulación y que se le cargan hasta casi dejarlo sin movilidad. Deberíamos hablar con su fisio para que nos aclare cuál es el problema más específicamente pero parece que el músculo piramidal (los tenistas lo sufrimos bastante) podría ser el que se sobrecarga.

La columna es para hablar de los cambios y la progresión de Kei hasta lograr meterse en el Top 10, pero es inevitable no mencionar lo sucedido en la final de Madrid por lo grande que es el torneo y por lo cerca que estuvo de ganarlo.

Lo más importante es saber que Kei dio un gran salto este año en Miami, cuando ganó cuatro encuentros durísimos incluyendo a Roger Federer en el partido de la noche. Para Bottini, ése fue un momento clave porque Kei creyó por primera vez en sí mismo para afrontar los duelos ante los mejores del mundo con posibilidades de triunfar.

Kei Nishikori
Getty ImagesKei Nishikori jugó en Madrid su primera final de Masters 1000

Ya en Australia había perdido con Nadal 7-6, 7-5, 7-6; y lo de Miami fue excelente. Pero sin duda que el partido ante David Ferrer en las semifinales de Madrid fue un "breakthrough" para el japonés. Además de que su rival jugaba en casa, Nishikori consiguió levantar un match point en el segundo set y cuando todos pensaban que el tercer set sería para el español, porque Kei no podría soportar anímicamente aquella opción perdida, siguió jugando a un gran nivel y resistió tanto física como psicológicamente los 10 puntos de partido que Ferrer le levantó.

Antes de esta gira estuvieron trabajando en Bradenton, Florida. Allí es donde habitualmente se entrenan y residen, tanto Kei como Dante, que se prepararon durante dos semanas y media sobre polvo de ladrillo practicando muy duro y mejorando el físico cada semana, uno de los grandes cambios del japonés en este 2014.

Su derecha está haciendo mucho daño, es su mejor golpe, pero también ha progresado mucho en su servicio, siempre y cuando el físico se lo permite: en 2013 tuvo problemas con el hombro, el codo, la rodilla y el tobillo. Así de dura es la vida del tenista profesional, por más que se sea tan joven como Nishikori.

La consistencia de este jugador cambió para mejor. Sus golpes y la confianza están en un punto altísimo. En un principio, iba a jugar Roma y descansar la semana previa a Paris, pero terminar en las condiciones que lo hizo en Madrid es una gran decepción y una preocupación que se deberá resolver rápidamente, sobre todo porque con este nivel Kei podría hacer grandes cosas en Roland Garros en un par de semanas.

Esperemos que todo sea muscular, producto de la sobrecarga y la acumulación de partidos, más aún con los últimos antecedentes de los tenistas en la ultima década con lesiones por esa zona del cuerpo. Gustavo Kuerten, Thomas Johansson, David Nalbandian, Tommy Haas o yo misma (me tuvieron que operar en 2005 cuando pasaba por mi mejor momento tenístico) sufrimos operaciones de cadera.

La incorporación al equipo de Michael Chang para colaborar por 10 semanas desde su experiencia puede ayudar a Kei a creer en sí mismo un poco más. La relación que tiene con Dante y Kei es excelente y Chang entró en el grupo con buen ánimo y con sólidos consejos que hicieron afirmar la línea de trabajo que venían practicando en los últimos años.

Una cosa está clara y es que el pequeño samurai es una de las nuevas estrellas mundiales del tenis -ya lo era en Japón donde es una megaestrella-. Ojalá podamos ver de nuevo a Nishikori en Paris con este nivel. Sin duda que el primer set de hoy, fue lo más duro que enfrentó Nadal en polvo en mucho tiempo; y eso ya es un gran logro.

Etiquetas:

Tenis, Sharapova, Maria

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Maria Sharapova
EFESharapova se coronó tricampeona en Stuttgart al ganarle una final cambiante a Ivanovic

BUENOS AIRES -- Arrancó la temporada de polvo de ladrillo en Europa y no lo podría haber hecho de mejor forma para la WTA, en su torneo más importante de la semana, en Stuttgart.

Maria Sharapova y Ana Ivanovic, máximos íconos comerciales de la industria del tenis femenino junto con Serena Williams, protagonizaron una muy buena final, que más allá del buen resultado, les da la confianza suficiente para encarar los torneos más importantes del verano en arcilla, como son Madrid, Roma y Roland Garros.

En esos tres grandes torneos ya se espera que compitan las que, para mí, son las otras dos grandes favoritas, Serena Williams y Li Na. Por lo tanto bienvenido sea lo que pasó en Stuttgart, que necesitaba en especial Sharapova para volver a sentirse competitiva y capaz de encarar la gira de polvo con buenas sensaciones.

En Marrakech, la española Tita Torró ganó su primero torneo WTA, aunque vale decir que las mejores jugadoras de la semana estaban en Stuttgart, un torneo que siempre contó con las Top porque como garantía el torneo les regala un Porsche (main sponsor) a elegir, y ni hablar que eso es un excelente motivo para ir a jugarlo.

Hace dos años, cuando jugué el torneo en dobles para clasificar para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Sharapova tenía ya un Porsche asegurado como garantía (eligió un Panamera) y tenía el "problema" de que si ganaba no sabía cuál elegir, tal y como me contó, ya que a la ganadora además, le regalan otro...

En fin, ya ven que los problemas de Sharapova serían el sueño de cualquiera, pero es una gran campeona y además una de las deportistas que más negocios genera en el mundo, por su imagen y su belleza.

Volviendo al tenis, que es lo que más nos interesa, hay que tener en cuenta que Victoria Azarenka no estará en los próximos grandes torneos por su lesión y que, a cambio, la WTA vuelve a contar con Ivanovic (que viene teniendo buenos resultados) para las rondas finales. Y eso lo hace atractivo para el público, porque también es una jugadora "íicono", que genera muchísimas expectativas en los fans.

En el circuito ATP, la sorpresa de la semana la dio Kei Nishikori, que como ya sabrán está entrenando hace varios años con mi amigo de la infancia Dante Bottini y que en Barcelona se quedaron con el clásico trofeo del Conde Godó. Una alegría enorme por Dante y también por Kei que sigue luchando por meterse en el Top 10, y levantando las expectativas que se generan en el circuito en Asia, donde cada vez hay más fans, algo que sin duda favorece a la industria del tenis y a los jugadores, con más torneos profesionales cada año.

Etiquetas:

Tenis, Sharapova, Maria

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Martina Hingis
Getty ImagesMartina Hingis, campeona siete años después

BUENOS AIRES -- Solo cinco mujeres en la historia de la WTA consiguieron ser N°1 del mundo simultáneamente en singles y en dobles: Martina Navratilova, Arantxa Sánchez, Lindsay Davenport, Kim Clijsters y Martina Hingis. La calidad que hay que tener como tenista a nivel técnico y físico para conseguir un objetivo tan difícil es enorme, sobre todo porque ser N°1 en la época en que todas ellas lo consiguieron implicaba tener que ganar Grand Slams tanto en singles como en dobles. Sin eso, el N°1 era imposible.

En 2007, Hingis se retiraba del tenis en lo que fue la parte mas oscura y decepcionante de su carrera: después de regresar al circuito con éxito, dio positivo por cocaína en Wimbledon y no pidió el contraanálisis. Fue una gran decepcion para el mundo del tenis, que veía como el regreso de Hingis se convertía en un fracaso de la noche a la mañana.

El año pasado Martina volvia a las canchas para jugar algunos torneos de dobles, con Daniela Hantuchova, sin demasiados buenos resultados, pero también es cierto que Hantuchova no tiene un nivel tan alto como para ganar torneos importantes en dobles, al menos regularmente.

Este año Hingis arrancó como entrenadora de la finalista de Wimbledon 2013, la alemana Lisicki, que no está pasando por su mejor momento pero que suele brillar en pasto, donde su saque es demoledor. Y parece que a Hingis no le alcanzó con entrenar a Lisicki y la animó a jugar el dobles, no sé si por diversión o por ganas de volver a competir, así que con invitaciones de los torneos, algo lógico por su palmarés y quizá no tanto por su positivo en 2007 (aunque ya cumplió con la sanción) arrancaron a jugar torneos juntas.

Esta semana en Miami se llevaron el titulo ante Vesnina y Makarova, que vienen jugando juntas desde 2012. Está claro que la calidad de Hingis sigue estando ahí, y eso que Lisicki no tiene grandes títulos en dobles, pero con ese saque (por algo la llaman "boom boom Lisicki") y una compañera con el tenis y la experiencia de Martina, pueden jugarle de igual a igual a cualquier pareja en este momento.

Veremos hasta donde llega la aventura de la suiza, que ya tiene 33 años pero puede seguir jugando tranquilamente si ella quiere porque estuvo retirada mucho tiempo y eso siempre te quita años en el físico. No es lo mismo tener 33 años sin haber dejado de competir nunca, que su caso.

Ahora arranca la gira de polvo y pronto Lisicki defenderá todos los puntos de la final de Wimbledon, asi que deberán decidir si seguir con esta aventura del dobles, o si enfocarse en el singles de Lisicki, que necesitará de muchos puntos en la gira europea si no quiere que su ranking (15) se aleje demasiado del top 20.

Etiquetas:

Tenis, Ormaechea, Paula

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Paula Ormaechea
Getty ImagesPaula Ormaechea, la figura del equipo local en la victoria ante Japón, en Pilar

BUENOS AIRES -- Argentina ganó la serie contra Japón en la Fed Cup, con el liderazgo de Paula Ormaechea, que superó con algunas dificultades el partido del sábado ante una jugadora 100 del mundo, como Misaki Doi, quien jugó con más habilidad de la que se hubiera podido esperar de una japonesa en polvo de ladrillo.

Previamente, María Irigoyen había ganado el primer punto frente a Kurumi Nara, una jugadora que está 65ª del mundo tras un gran esfuerzo en un partido larguísimo y con poco nivel, pero muy importante para arrancar la serie arriba, y quitarle a Ormaechea parte de la presión que siente cuando juega la Fed Cup, ya que su ranking y su nivel están muy por encima del resto del equipo al día de hoy. Paula respondió una vez más y fue claramente la mejor jugadora de la serie.

Es importante que Argentina gane estas series, porque le permite estar al acecho del Grupo Mundial I, y la edad de Ormaechea invita a pensar que si salen jugadoras jóvenes que puedan meterse en el top 100, en algún momento Argentina puede tener alguna oportunidad de disputar series que tanto las chicas como todos los que seguimos el tenis, podamos disfrutar viendo nuevamente al equipo entre los mejores del mundo.

La llegada de Paula fue importante para el tenis femenino argentino y pensar en el futuro es ilusionante porque es una jugadora atrevida y que tiene muchas cosas por mejorar aún. Sería difícil ilusionarse si no tuviera golpes o si se la viera al límite de sus posibilidades, pero creo que si se ordena y consigue una regularidad en su juego (añadiría mejorar el saque y sobre todo la defensa) tiene posibilidades de seguir creciendo y meterse entre las 50 mejores del mundo a corto/medio plazo. Sus 21 años dan para pensar que si trabaja duro y mantiene la cabeza fría, tendrá buenas posibilidades en el circuito.

El resto del equipo tiene dos partes muy diferenciadas. Por un lado, Irigoyen y Molinero que llevan muchos años intentando meterse entre las 100 mejores pero no consiguen superar esa barrera y ya no son tan jóvenes, por lo tanto cada vez les va a resultar mas difícil. Y por el otro lado viene un grupo de chicas jóvenes, en esta ocasión estaba convocada Catalina Pella, que pronto tendrán oportunidades para jugar estas series e ir ganando experiencia y confianza no sólo de cara a la Fed Cup, sino sobre todo a su incursión en el profesionalismo y en el circuito WTA, que es donde deben crecer previamente para después jugar la Fed Cup con garantías, tal y como sucede ahora con Ormaechea.

Creo que, históricamente, Argentina no tuvo la oportunidad de jugar varias series de Fed Cup consecutivas con dos jugadoras bien afianzadas entre las 20 mejores del mundo, y esa es la clave para optar al titulo.

Nuestro tenis femenino hoy está lejos de pensar en ese objetivo, pero será muy importante que las chicas jóvenes sigan entrenando y compitiendo, para ver si en estos próximos años Paula puede tener a alguna chica de su nivel (ojalá que mejor también) y que así las posibilidades de competir contra los mejores países del mundo sea una realidad.

Como ella misma mencionó después del partido, este es un proyecto a largo plazo, para pensar de acá a cuatro o cinco años. Felicitaciones al equipo por esta serie!

Etiquetas:

Tenis, Ormaechea, Paula

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Na Li
Getty ImagesLi mereció la victoria y así consiguió su segundo Grand Slam

BUENOS AIRES -- Me gustó mucho la final de este Australian Open, más allá de algunos altibajos más que aceptables dada la presión del partido y lo que había en juego. Na Li fue la merecida campeona y me sorprendió la entereza de Dominika Cibulkova, que decidió seguir haciendo lo que la llevó hasta la final, y consiguió ejecutarlo sin que le temblara la mano ni la mente.

Si bien la eslovaca ya lleva muchos años en el circuito, a pesar de lo joven que es (24 años), este resultado debería afianzarla psicológicamente y por qué no, si sigue sólida, puede meterse en el top 10 como ya lo hizo, por ejemplo Sara Errani, la N° 1 del mundo en dobles, y que con un físico muy parecido al de la eslovaca consiguió en estos últimos años explotar al máximo su fuerza, su garra y su movilidad para poder luchar en un circuito, que sigue estando rapidísimo y donde todas "le pegan".

Li fue la clara campeona de su segundo Grand Slam y, como ya saben, es una de las jugadoras que más me gusta del circuito, no de ahora, sino desde hace 6 u 8 años, cuando rondaba el top 30 y físicamente no estaba tan fuerte como ahora.

Su mentalidad, sin embargo, sigue teniendo grietas en la concentración y otros aspectos, pero también la mejoró, lo suficiente como para convertirse ya en una de las mejores jugadoras de la última década.

La final que jugó la china fue extraordinaria. Su físico de hierro (es una de las jugadoras que más duro trabaja en el circuito WTA) le permite moverse de una forma increíble y golpear la pelota como pocas. Para mí, hoy jugó uno de sus mejores partidos en mucho tiempo (al menos de los que pude ver por televisión).

Li pasa a formar parte de un grupo de muy pocas jugadoras en activo con más de un Grand Slam ganado en singles, junto con Serena y Venus Williams, Maria Sharapova, Victoria Azarenka y Svetlana Kuznetsova.

En este Australian Open estuvo a sólo un punto de caer eliminada en tercera ronda, contra Lucie Safarova, y según se comenta, el año pasado le llegó a decir a Tití Rodríguez, su entrenador argentino, que después de Wimbledon 2013 se retiraba.

Por suerte algo hizo que cambiara de opinión, fue paciente, y hoy puede disfrutar seguramente de su mejor victoria, ya que este es el Grand Slam de Asia/Pacífico, y si bien no es australiana, claramente es el mejor grande para los asiáticos.

Ojalá que esta victoria la haga volver el año que viene, creo que aún puede ganar más Grand Slam y, además, la gente la adora por ese humor tan sincero y particular que tiene. A ella la conozco del circuito, compartí varios entrenamientos y siempre fue de esta manera, espontánea, directa...

Estoy segura de que Li no será un caso como el de Marion Bartoli, y espero que podamos disfrutarla en el máximo rendimiento un par de años más.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO