Imágenes inolvidables del triunfo de LSU

1:56 ET
1:56 ET
1:56 ET
AYER
por Brett Edgerton
ESPN.com (EE.UU.)

Leonard Fournette
Getty ImagesFournette terminó con 113 yardas tras la lesión de Magee

BATON ROUGE -- No hay nada como una noche de sábado en el Tiger Stadium.

En esta noche en especial, LSU sorprendió al N° 3 Ole Miss, 10-7, y algunas imágenes realmente impresionantes cautivaron nuestra vista.

En primer lugar, comenzamos con algo que muchos de nosotros nunca habíamos visto antes: Una careta fue literalmente arrancada.

Sucedió mientras el corredor de los Tigers, Leonard Fournette, era tacleado y el resultado fue la imagen que vemos a la derecha.

Después está la celebración al término del partido. Sí, la celebración.

Nunca nadie ha acusado a los aficionados de LSU de no saber celebrar.

A continuación les presentamos las imágenes de los aficionados cargando al receptor de LSU, Trey Quinn, y a la mascota Mike the Tiger.

Celebración LSUGetty ImagesEn un duelo defensivo, los LSU Tigers pusieron fin al récord invicto de los Ole Miss Rebels.

Trey QuinnUSA TODAY SportsTrey Quinn contribuyó con dos recepciones para 42 yardas en el triunfo de los LSU Tigers.

Mike The TigerAP PhotoLa mascota Mike The Tiger se encargó de animar la celebración de los LSU Tigers.

Celebración LSU IIUSA TODAY SportsLa afición despidió como héroes a los jugadores de LSU tras derrotar a Ole Miss.

LSU arrebata invicto a los Ole Miss Rebels

23:20 ET
23:20 ET
23:20 ET
AYER

Logan StokesAP PhotoEl ala cerrada Logan Stokes selló el triunfo para LSU con un touchdown en el último cuarto.

BATON ROUGE -- El pase de Bo Wallace fue interceptado por Ronald Martin en los últimos segundos, y el N° 3 Mississippi cayó por primera vez en la temporada, 10-7, ante el N° 24 LSU este sábado por la noche.

Ole Miss se estaba alineando para intentar un gol de campo de 42 yardas para empatar el partido, sin embargo se marcó retraso de juego. Así que los Rebels decidieron ejecutar una jugada y Wallace lanzó su primera intercepción en un partido ante rivales de la SEC esta campaña.

Poco después, los aficionados estallaron en júbilo y saltaron al campo del Tiger Stadium.

Leonard Fournette corrió para 113 yardas, y LSU (7-2, 3-2) terminó con 264 yardas terrestres contra una defensiva que llegó permitiendo apenas 97.1 por partido. El pase de touchdown de Anthony Jennings al ala cerrada Logan Stokes le dio la ventaja a LSU al final del último cuarto.

Mississippi (7-1, 4-1) tuvo la ventaja durante la mayor parte del juego, pero fue debido a que LSU entregó el balón en cuatro ocasiones y falló un gol de campo.

Michigan State arrolla en casa a Michigan

20:16 ET
20:16 ET
20:16 ET
AYER
por Dan Murphy
ESPN.com (EE.UU.)

R.J. WilliamsonAP PhotoR.J. Williamson liquidó las aspiraciones de Michigan devolviendo una intercepción para touchdown.

EAST LANSING -- Michigan State conservó el trofeo Paul Bunyan por una temporada más.

Los Spartans (7-1) derrotaron a sus rivales estatales Michigan, 35-11, este sábado con una actuación dominante. No fue una tarde espectacular, pero el resultado final nunca pareció estar en duda.

Connor Cook y la tercera mejor ofensiva del país no brillaron como se esperaba. Cook (12 pases completos en 22 intentos para 227 yardas) se conectó con Tony Lippett en una jugada de anotación de 70 yardas en un día que fue lento en general. Su contraparte, el mariscal de campo de Michigan, Devin Gardner, lanzó dos intercepciones y perdió el balón en una ocasión para liquidar cualquier posibilidad real de que su equipo tuviera una remontada.

Michigan cayó a 3-5 con la derrota y tiene un récord 1-6 contra uno de sus mayores rivales desde que Lloyd Carr se retiró hace siete años.

Cómo se ganó el partido: La fórmula para el éxito en East Lansing no cambió mucho desde la victoria de Michigan State el año pasado. Los Spartans mantuvieron a Michigan con menos de 200 yardas totales a la ofensiva. El ataque terrestre de los Wolverines no produjo yardas en la primera mitad y tampoco logró despegar en los últimos 30 minutos. La ofensiva de Michigan State no salió en su mejor día, pero tampoco lo necesitó.

El balón del partido es para: El corredor de Michigan State, Jeremy Langford, tuvo tres acarreos de touchdown y 195 yardas totales. Contribuyó con 48 de las 73 yardas en una eficiente serie anotadora para ayudar a los Spartans a terminar la primera mitad con una ventaja 14-3. Sin hacer ruido Langford ha corrido para al menos 100 yardas en cinco partidos consecutivos.

Lo que significa: ¿Fue la gota que derramó el vaso para Brady Hoke en Ann Arbor? Uno podría decir que sí aunque no todo está perdido. Michigan tendrá que ganar sus próximos tres partidos para ser elegible para un tazón antes del último partido de la temporada regular en contra de Ohio State.

Implicaciones de playoffs: Michigan State sigue siendo un contendiente con la victoria, aunque no sumó muchos puntos en contra de los Wolverines. Todo puede suceder en partidos con gran rivalidad, y los Spartans lograron evitar cualquier sorpresa. Entrando a noviembre, siguen siendo contendientes.

La mejor jugada: La novena recepción de touchdown de la temporada de Lippett propinó un golpe devastador a Michigan en el tercer cuarto. Cook lanzó al hombro trasero de Lippett, quemando al profundo de Michigan, Delano Hill. Eso dio a los Spartans la ventaja 28-3.

Lo que sigue: Los Spartans tienen una semana de descanso para prepararse para el duelo más importante en laBig Ten antes del juego por el campeonato. Reciben a Ohio State el 8 de noviembre probablemente con el primer lugar en la East Division en juego. Michigan vuelve a casa el próximo fin de semana para enfrentar a un equipo de Indiana que viene de su semana de descanso.

Miami aplasta a Virginia Tech a domicilio

23:58 ET
FECHA
23/10
2014

Duke Johnson
AP PhotoJohnson encontró toda clase de avenidas en medio de la defensiva

BLACKSBURG -- Duke Johnson corrió para 249 yardas y anotó dos touchdowns, y Miami tomó ventaja de los balones sueltos de Virginia Tech en tres series consecutivas durante la segunda mitad para conseguir una victoria de 30-6 el jueves por la noche.

Los Hurricanes (5-3, 2-2 Atlantic Coast Conference) superaron a Virginia Tech en yardas 255-36 en la primera mitad, tomando una ventaja de 24-0 en el marcador, y luego robaron el ovoide en las tres series de los Hokies para abrir la segunda mitad. La primera llegó en la yarda 1 de Miami cuando Deon Bush zafó el balón a Marshawn Williams y registró la recuperación, también.

Virginia Tech (4-4, 1-3) perdió por segunda ocasión consecutiva y por cuarta vez en sus últimos cinco apariciones de jueves por la noche. Sus problemas ofensivos generaron abucheos desde las tribunas, e hicieron que se vaciaran los asientos antes del final del encuentro.

Los Hokies también estuvieron cerca de ver cortada su racha de 250 partidos consecutivos sin ser blanqueados, pero el mariscal de campo suplente Mark Leal conectó con Isaiah Ford para un touchdown de 14 yardas en cuarta oportunidad y 10, con 1:30 por jugar.

SEC Oeste domina el ranking colegial

19:16 ET
FECHA
19/10
2014
por Servicios de ESPN.com
Bo WallaceAP PhotoOle Miss defendió su casilla N° 3 en un Top 5 copado por la división Oeste de la SEC.

INDIANAPOLIS -- La Conferencia del Sureste ha alcanzado un nuevo logro en la encuesta del fútbol americano colegial de AP, convirtiéndose en la primera liga que manda cuatro programas al Top 5: todos de la división oeste.

Mississippi State se mantuvo en el N° 1 tras un fin de semana de descanso. Florida State, de la Conferencia Atlantic Coast, defendió su terreno en el N° 2 tras vencer al N° 5 Notre Dame por 31-27.

Ole Miss se mantiene en el N° 3, Alabama brincó tres escalones para asumir el N° 4 tras apalear 59-0 a Texas A&M. Auburn subió un puesto hasta el N° 5 durante el descanso, tomando ventaja de las derrotas de Notre Dame y Baylor, que estaban invictos.

El Irish cayó dos casillas hasta el séptimo. Baylor cayó hasta el 12° tras la derrota por 41-27 ante West Virginia.

Treinta veces desde el 2001 una conferencia ha colocado tres equipos en el Top 5 de la encuesta. La SEC lo ha logrado en 16 ocasiones desde el 2009.

Los Seminoles (7-0, 4-0 ACC) controlan su propio destino, no obstante, ya que no jugarán contra equipos ranqueados por el resto del calendario.

Son uno de sólo tres programas en el Top 5 que permanecen invictos, y tanto el N° 1Mississippi State como el N° 3 Ole Miss, tienen al menos dos partidos más contra equipos ranqueados.

Los Bulldogs y los Rebels se enfrentarán en el último juego de la temporada regular, así que uno de los dos terminará con derrota.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.

Clásico instantáneo entre FSU y Notre Dame

1:57 ET
FECHA
18/10
2014
por Rafael Zamorano

Jameis WinstonGetty ImagesNuevamente, Jameis Winston lució su mejor juego cuando los Seminoles estaban contra la pared.

MÉXICO -- Semana a semana, nunca hacen falta los partidos que vienen precedidos de una gran expectativa.

De vez en cuando, uno de ellos cumple y supera esas expectativas.

Notre Dame y Florida State nos regalaron uno de esos partidos esta noche, en la visita del N° 5 Irish a los N° 2 Seminoles en Tallahassee.

Desde luego, el antecedente que más se recuerda fue un encuentro bautizado como el "Juego del Siglo": en 1993, los Seminoles entonces ranqueados N° 1 en la nación con marca de 9-0 y dirigidos por el inmortal Bobby Bowden, visitaron en South Bend a un equipo del Irish ranqueado N° 2, también cargando una marca de 9-0 a cuestas, y también dirigidos por una leyenda del juego, Lou Holtz.

En teoría, las implicaciones de esta noche eran menores, simplemente porque el encuentro ocurrió más hacia el principio de la temporada que al final, a diferencia de aquella ocasión. Además, tanto Jimbo Fisher como Brian Kelly todavía tienen un largo camino por recorrer antes de que podamos mencionarlos en el mismo estrato que Bowden y Holtz.

Sin embargo, la admiración que produce atestiguar un partido tan cerrado y tan bien jugado entre dos potencias del fútbol americano --una con una historia mucho menor que la otra-- no desmereció.

Vale la pena notar que antes del encuentro, había un sector de observadores de la NCAA que dudaban de la seriedad de Notre Dame o de Florida State --o de ambos-- como contendientes legítimos para conformar parte de la siembra de cuatro semifinalistas que disputarán el título en la primera campaña con playoffs en la historia del deporte. Esta noche, buena parte de esas dudas debieron disiparse para ambos programas.

Notre Dame y Florida State nos ofrecieron una batalla entre dos pesos completos que se fue hasta los 12 rounds; una en la que la balanza se inclinó de manera definitiva hasta los segundos finales de la contienda, después de un ir y venir de momentos muy parejo.

El Irish hizo ver mal al más reciente ganador del Trofeo Heisman, Jameis Winston, durante la primera mitad. Winston se vio asediado por cargas constantes desde el interior, y la pésima decisión de lanzar un pase flotado bajo presión le costó a Florida State no solamente le preparó un touchdown a Notre Dame en el segundo cuarto, entregando la posesión en su propia yarda 1, sino también impidió que FSU aprovechara la intercepción que, una jugada antes, habían logrado los Seminoles de un envío de Everett Golson.

Para Winston, fue una primera mitad notoriamente gris: ocho pases completos de 14 intentos para 92 yardas con una anotación y una intercepción, además de un acarreo para 3 yardas. Pero el Trofeo Heisman es cualquier cosa menos un obsequio, y Winston se encargó de validar su condición de figura con una segunda mitad prácticamente inmaculada: 15 completos de 16 intentos para 181 yardas y otro touchdown, incluyendo varios pases perfectos a Rashad Greene --posiblemente el mejor jugador ofensivo de FSU-- y Travis Rudolph, el héroe anónimo de la noche.

Golson tuvo una buena noche, también, pero al final su actuación se vio manchada por sus problemas de seguridad de balón. El pasador de ND sufrió dos balones sueltos, aunque no perdió ninguno, y tiró dos intercepciones, la segunda en la última jugada del partido.

En el vaivén del encuentro, hubo pasajes donde parecía claro que el talento y la ejecución estaban tan parejos, que el triunfo sería para quien lo deseara más. Y allí la balanza coqueteó con inclinarse hacia el cuadro de Kelly.

Corey Robinson
Getty ImagesRobinson fue imposible de cubrir en toda la noche por la defensiva

Fue Notre Dame el equipo que, como buen contendiente que enfrenta al campeón en terreno ajeno, propone la pelea en busca del nocaut. El Irish se la jugó cinco veces en cuarta oportunidad, convirtiendo en dos oportunidades, incluyendo una jugada milagrosa dentro de los dos minutos finales para convertir en cuarta y 18 desde su propia yarda 43: un presionado Golson compró tiempo, roló hacia su derecha, y lanzó un largo pase a Corey Robinson que redituó en 20 yardas y mantuvo vivas las esperanzas del Irish de escapar de Tallahassee con el triunfo.

En la lateral de enfrente, Fisher había recién cometido el pecado capital de esperar el resultado en lugar de buscarlo. Con poco más de cinco minutos por jugar, y arriba por 31-27, los Seminoles arrancaron su marcha encajonados en su propia yarda 7. Después de una primera oportunidad en la que perdieron 5 yardas en acarreo de Dalvin Cook, ND les devolvió esas 5 yardas perdidas con un castigo de sustitución ilegal.

Dos oportunidades para avanzar 10 yardas y seguir quemando el reloj. Con el mariscal de campo ganador del Heisman, y probablemente el receptor de rutas más pulido del juego universitario --Greene--, ¿por qué no poner el juego en manos de los dos mejores jugadores de tu plantilla? ¿Por qué no atacar la marca del primer intento? ¿Por qué no martillar el último clavo en el ataúd del digno retador?

Fisher optó por apostar a una defensiva que ha resultado un tanto decepcionante a lo largo de la campaña, admitiendo 21.6 puntos por encuentro en el año, y de paso le cedió la iniciativa a Kelly. Los Seminoles mandaron dos acarreos más con Cook --el tercer corredor en el orden jerárquico de FSU, detrás de Karlos Williams Sr y del lesionado Mario Pender--, para una ganancia neta de sólo 3 yardas, y a despejar.

Con 2:53 por jugar, el Irish no podía pedir algo más. Unos momentos después, la atrapada de Robinson enmudeció al Doak Campbell Stadium. FSU no podía frenar a ND, quien se acercó de poco en poco hasta la yarda 2 de los Seminoles --ya con apenas unos cuantos suspiros restando en el reloj de juego-- y, otra vez, enfrentando una cuarta oportunidad.

El triunfo parecía estar pintado de azul y oro. Golson tiró hacia la derecha para encontrar a un Robinson desmarcado, quien entró literalmente caminado a las diagonales.

Entonces, un pañuelo amarillo devolvió la vida y la esperanza a los más de 80,000 presentes en el estadio. Los oficiales marcaron interferencia ofensiva. La repetición mostró claramente que los dos receptores externos al lado derecho bloquearon literalmente a los backs defensivos de los Seminoles para abrir el espacio en el que Robinson aparecería solo para hacer la atrapada, incluso antes de que el ovoide dejara la mano de Golson.

Quince yardas en retroceso y una última oportunidad para ND. En cuarta oportunidad y a 18 yardas de la gloria, un presionado Golson lanzó una plegaria que fue interceptada por Jacob Pugh en la zona final.

La victoria no pudo haber sido más sufrida para Florida State, y la derrota no pudo haber sido más digna para Notre Dame. Ambos programas abandonaron de Bobby Bowden Field con más respeto por el resto de la nación del que gozaban cuando entraron.

En segundo plano, hubo un par de anuncios que se deben atender después de este encuentro. Winston -- quien hasta esta jornada había sido omitido de una manera muy notoria de la discusión por el siguiente Heisman-- necesariamente debe incluirse en la conversación de aquí en más, pese a que Dak Prescott de Mississippi State debe ser considerado el gran favorito en este punto de la campaña.

Para efectos mediáticos, Robinson ha dejado de ser sólo el hijo del "Almirante", David Robinson, para convertirse en un estelar que brilla con luz propia y que puede cargar con buena porción del juego aéreo del Irish.

Sin embargo, la lección primordial de la noche es clara: FSU y Notre Dame están para cosas importantes. En una temporada donde se sacudió la estructura de poder en la SEC, y hay cuatro boletos en juego para disputar el trofeo de campeón, no puede descartarse al monarca reinante ni a su retador de esta noche, con todo y que cargan con una derrota en su récord. Guste o no, ningún otro programa considerado candidato para obtener uno de esos cuatro pasajes que lleva una derrota, ha caído de una manera más digna que ND. Además, la derrota de N° 4 Baylor en la tarde, ante un equipo no ranqueado de West Virginia solamente sirve para darle más brillo a lo de Notre Dame, porque sí, hay de derrotas a derrotas.

El calendario de Florida State proyecta partidos más sencillos de aquí al final de la temporada, y posiblemente el reto más complicado sea evitar caer en excesos de confianza. En el camino de Notre Dame todavía aguardan Arizona State y Southern Cal, como oponentes de cuidado. Sortear esos obstáculos no será sencillo, pero de hacerlo, casi se puede asegurar que el Irish recibiría una de las cuatro invitaciones al playoff, dependiendo de lo que pueda ocurrir en otras latitudes. Eso abre una posibilidad muy real de ver una revancha entre Irish y Seminoles más adelante.

En 1993, el perdedor de este choque --FSU-- pudo ingeniárselas para hacerse con el título nacional. Esta vez, puede ser igual, pero con un reencuentro en el camino.

¿Nos espera otro clásico entre este par de históricos? Ojalá que sí.

Seminoles evitan remontada de Notre Dame

0:33 ET
FECHA
18/10
2014

Jameis WinstonGetty ImagesJameis Winston lideró una remontada en la segunda mitad para guiar al triunfo a Florida State.

TALLAHASSEE -- Jameis Winston se sobrepuso a otra semana de controversia y lanzó para 273 yardas y dos touchdowns para elevar al N° 2 Florida State, 31-27, sobre el N° 5 Notre Dame este sábado.

Los Seminoles (7-0, 5-0 en la ACC) requirieron de una remontada en la segunda mitad, con la temporada en juego, para vencer al Fighting Irish. Notre Dame (6-1) es el último equipo clasificado en el calendario de FSU y el triunfo podría ser su última oportunidad para dejar una gran impresión en el comité de selección de los playoffs del fútbol americano colegial.

El mariscal de campo de Notre Dame, Everett Golson, lanzó para 313 yardas y tres touchdowns, sin embargo Winston ganó el duelo en la segunda mitad, completando sus primeros 13 pases en contra de una defensiva que había frenado a Florida State en los primeros 30 minutos de acción.

El Irish avanzó hasta la yarda 2 en su última posesión, pero un castigo por interferencia ofensiva terminó con la serie.

Florida State informó esta semana que estaba investigando si Winston recibió beneficios por autógrafos que fueron vendidos a través de internet.

Continúan cayendo favoritos en la NCAA

21:56 ET
FECHA
18/10
2014
por Erick Cervantes

MÉXICO -- Algo que nunca debemos olvidar es que nada está escrito en el deporte, y esa máxima se cumplió una vez más este fin de semana.

Bryce Petty
AP PhotoPetty no pudo brillar frente a West Virginia

Las clasificaciones dejan de importar una vez que el silbato suena y comienza la acción en el emparrillado, algo que debe quedar muy en claro para los Baylor Bears.

Baylor visitó a los West Virginia Mountaineers ubicados en la posición N° 4 en la encuesta de The Associated Press, sin embargo no pudieron refrendar su condición de favoritos y fueron apabullados, 41-27, en el Milan Puskar Stadium.

Los Bears no sólo eran favoritos, también llegaban con la condición de invictos y una ofensiva que promediaba 52.67 puntos por partido, además también venían de una victoria importante sobre TCU.

A pesar de sus grandes números, la ofensiva tuvo que conformarse con 27 puntos, su cantidad más baja desde el 2012, y no pudieron aprovechar que los Mountaineers perdieron a sus dos mejores esquineros por lesiones, Daryl Worley (costillas) y Terrell Chestnut (cabeza).

West Virginia entró al partido con dos derrotas a cuestas, ambas ante los dos equipos clasificados que habían enfrentado este año, Alabama y Oklahoma, así que todo parecía apuntar a un triunfo de Baylor.

Las posibilidades de colarse a los playoffs para los Mountaineers son mínimas, no así ganarse un lugar entre los clasificados. El resto de su calendario no será sencillo con una visita al N° 15 Oklahoma State la próxima semana y duelos en casa ante el N° 12 TCU y el N° 14 Kansas State.

Las posibilidades de calificar a la postemporada del fútbol americano colegial se redujeron para Baylor, que tampoco tendrá un cierre de temporada accesible, con una visita a los N° 11 Sooners y partidos en el McLane Stadium de Waco, Texas, frente al N° 15 Oklahoma State y el N° 14 Kansas State.

Por su parte, el N° 11 Oklahoma no pudo aprovechar su condición de local y cayó en casa con los Wildcats.

La tarde no comenzó bien para los Sooners, ya que el mariscal de campo Trevor Knight tuvo que salir en el primer cuarto luego de recibir un golpe en la espalda. Knight se dirigió al vestuario y regresó más tarde al partido. En su lugar ingresó Cody Thomas, quien guió una serie de touchdown para Oklahoma, que tomó la ventaja 7-0.

Michael Hunnicutt
AP PhotoHunnicutt falló un punto extra y dos goles de campo

El receptor abierto Sterling Shepard empató un récord para la universidad con 15 recepciones para 197 yardas, sin embargo no fue suficiente para sobreponerse a dos goles de campo cortos fallados por Michael Hunnicutt.

Hunnicutt no sólo erró dos goles de campo, sino que también vio bloqueado su intento de punto extra en el último cuarto que dejó el marcador final 31-30 a favor de Kansas State.

Los Sooners prácticamente se despiden de sus posibilidades de avanzar a los playoffs con su segunda derrota en las últimas tres semanas, ambos descalabros ante rivales de conferencia, mientras que los Wildcats aún tienen esperanzas de calificar a pesar de tener una derrota en su foja, ya que marchan invictos dentro de la Big 12.

Como dije al principio, nada está escrito en el deporte y esta jornada en el fútbol americano lo deja en claro una vez más.

Choque de invictos entre Notre Dame y FSU

2:11 ET
FECHA
17/10
2014
por Erick Cervantes

MÉXICO -- Después de tres años, los N° 2 Florida State Seminoles y el N° 5 Notre Dame Fighting Irish se vuelven a ver las caras en el emparrillado.

Bryant Young, Charlie Ward
AP PhotoEl Irish sorprendió al entonces N° 1 Florida State en 1993

Esta vez ambos llegan como invictos, con un récord similar 6-0, y con las esperanzas de ganarse un lugar en los playoffs del fútbol americano colegial.

A pesar de su marca perfecta, Florida State llega en medio de interrogantes, en especial en la posición de mariscal de campo, con los problemas de conducta del mariscal de campo Jameis Winston, quien es investigado por presuntamente firmar artículos deportivos para su venta.

Winston ya fue suspendido un partido esta temporada, ante Clemson, por gritar obscenidades dentro del campus de FSU y sin duda estos problemas han influido en el rendimiento ofensivo de los Seminoles.

De acuerdo a ESPN Stats & Information, Florida State ganó todos sus partidos la temporada pasada por un margen de al menos 14 puntos y este año han tenido dos victorias por siete puntos o menos, además entraron en desventaja a la segunda mitad de sus partidos contra Clemson y North Carolina, luego de no haber estado en posición similar el año pasado, en el que se consagraron campeones del BCS.

Aunque no todo es culpa de su ofensiva, la defensiva por su parte ha permitido que todos sus rivales sumen por lo menos 350 yardas y permiten que sus rivales conviertan el 44 por ciento de sus terceras oportunidades. En total la defensiva de los Seminoles ha recibido 124 puntos en seis partidos este año, es decir 20.67 puntos por encuentro.

El peligro para Florida State radica en que Notre Dame acumula 207 puntos anotados esta campaña, sin embargo el Irish ha perdido 10 balones en las últimas tres semanas, mientras que los Seminoles han provocado ocho entregas de balón en ese mismo lapso.

La última vez que estos equipos se vieron las caras fue en diciembre del 2011, en el Champs Sports Bowl, con marcador favorable para FSU, 18-14.

La serie en general está a favor de los Seminoles, 5-2, que no caen con el Irish desde el 26 de octubre del 2002, 34-24 en aquella ocasión.

Sin embargo, el duelo más recordado es el del 13 de noviembre de 1993 en Notre Dame Stadium, en el que los locales arrebataron el invicto al entonces N° 1 FSU, 31-24, aunque una semana más tarde el Fighting Irish sorprendentemente cayó ante Boston College, despejando el camino al campeonato nacional de los Seminoles, que derrotaron a Nebraska en el Orange Bowl.

Florida State debe conseguir la victoria para aspirar a recuperar la cima en la encuesta de The Associated Press, que esta semana colocó como el equipo N° 1 de la nación a Mississippi State, que descansa esta semana.

Como dato curioso, ninguno de los mariscales de campo titulares, Winston y Everett Golson, conocen la derrota en su carrera colegial.

¿Dak Prescott es el nuevo Tim Tebow?

23:37 ET
FECHA
12/10
2014
por Servicios de ESPN.com

BRISTOL -- Los Mississippi State Bulldogs han escalado hasta el primer lugar en la encuesta de The Associated Press, en gran medida gracias a las actuaciones del mariscal de campo Dak Prescott, quien poco a poco se convierte en la nueva sensación del fútbol americano colegial.

Dak Prescott
USA TODAY SportsPrescott ha lanzado 14 pases de touchdown este año con Bulldogs

Prescott, un junior de 6 pies con 2 pulgadas y 235 libras de peso, ha sido una amenaza tanto por aire como por tierra esta temporada para los Bulldogs e incluso se ha colado entre los candidatos por el Trofeo Heisman esta temporada.

En su tercera temporada jugando en Mississippi State, Prescott se ha destapado con 1,468 yardas aéreas y 14 pases de touchdown, además suma 575 yardas terrestres y ocho acarreos de anotación este año.

Las comparaciones no se han hecho esperar y el parámetro obligado para Prescott es Tim Tebow, quien ganó el Heisman jugando para los Florida Gators dirigidos por el entrenador en jefe Urban Meyer.

Durante la época en la que Tebow jugó para Florida, Dan Mullen fue su coordinador ofensivo.

Ahora Mullen es el entrenador en jefe de Mississippi State, así que algunas formaciones y esquemas en las que brilla Prescott actualmente son similares a las que ejecutó Tebow.

A diferencia de Tebow, Prescott es un pasador más pulido y a pesar de no tener estadísticas individuales tan impresionantes, ha logrado algo que el ganador del Heisman en el 2007 nunca pudo conseguir: derrotar a tres equipos del top-10 de manera consecutiva en una misma temporada.

Prescott enfrenta competencia por el Heisman en su propia conferencia, con el corredor junior Todd Gurley de Georgia, quien tiene hasta el momento 773 yardas terrestres y ocho touchdowns, con un promedio impresionante de 8.2 yardas por acarreo.

Gurley también ha contribuido en los equipos especiales de Georgia, con tres regresos de patada para 147 yardas y una anotación.

Marcus Mariota, mariscal de campo junior de Oregon también está entre los candidatos al Heisman y ha brillado esta campaña con 1,621 yardas aéreas, 17 pases de touchdown sin intercepciones, además acumula cinco anotaciones por tierra y también cuenta con una recepción de touchdown.

La lucha por el Heisman no está definida aún, sin embargo estar en la cima del fútbol americano colegial podría ser de gran ayuda para Prescott como lo fue el año pasado para Jameis Winston de los Florida State Seminoles.

AL INICIO

GALERÍAS DE FOTOS

Fútbol Americano Colegial Salón de la Fama, Clase del '13
Bellezas de la NCAA
Combinado de Talento: CB, S

Twitter SÍGUENOS POR TWITTER