BRISTOL -- Los Texas A&M Aggies, ayudados por su victoria sobre South Carolina, ascendieron 12 escalones hasta el N° 9 en el Top-25 de AP después de la jornada inaugural del fútbol americano colegial.

Los cuatro de la cima en las posiciones --Florida State, Alabama, Oregon y Oklahoma-- se mantuvieron sin cambios, pero los Seminoles en el N° 1, y el Tide en el N° 2, perdieron algo de apoyo en la primera encuesta de la temporada regular después de victorias apretadas ante equipos muy desfavorecidos.

Texas A&M inició la era post-Johnny Manziel con un triunfo de 52-28 en South Carolina. La derrota hizo caer a los Gamecocks desde el N° 9 al N° 21.

Georgia, liderados por el corredor Todd Gurley, ascendió seis puestos al N° 6 --obteniendo incluso dos votos de primer lugar-- después de un triunfo por 45-21 sobre el entonces N° 16 Clemson, que descendió siete peldaños hasta el N° 23.

Florida State perdió votos de primer lugar, de 57 a 46, después de sacar una cerrada victoria por 37-31 ante Oklahoma State. Mientras tanto, Alabama dejó escapar 44 puntos en la votación de los panelistas, obteniendo apenas un voto de primer lugar tras derrotar a West Virginia.

Oregon recibió cinco votos de primer lugar, Oklahoma obtuvo dos y el N° 12 LSU obtuvo uno después de remontar para vencer al entonces N° 14 Wisconsin, que cayó cuatro lugares esta semana en la encuesta.

Louisville fue el único equipo nuevo en ingresar al listado, entrando al sitio N° 25 tras imponerse a Miami por 31-13 en el debut de ACC de los Cardinals.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.

WACO -- Antes del inicio del partido en el que el N° 10 Baylor apaleó 45-0 a SMU en su primer partido en el McLane Stadium, fue revelada una estatua de 9.5 pies de alto del mariscal de campo Robert Griffin III.

Robert Griffin III
USA TODAY SportsGriffin ganó el Trofeo Heisman con Baylor

La estatua del único ganador del Trofeo Heisman en la historia de Baylor está en una plaza entre el estadio y el río Brazos, donde algunos aficionados llegaron en bote para el partido, y otros nadan para refrescarse de las temperaturas que rondan los 90° Fahrenheit (32.2° Celsius). Esa plaza está al final de un puente de 775 pies que pasa sobre el agua y por el que muchos aficionados llegan caminando al estadio.

"Si viajas a Washington D.C. antes de ir a ver a los Redskins y a Robert, vas a ver al Sr. [Abraham] Lincoln. Esa es una gran estatua. Si vas a New York, vas a ver la Estatua de la Libertad", declaró durante la ceremonia Ken Starr, presidente de la universidad. "Cuando vienes a Waco, vas a ver la estatua del juez Baylor, del entrenador [Grant] Teaff y de Robert Griffin III".

Griffin ganó el Trofeo Heisman en el 2011, la misma temporada en la que Baylor ganó 10 partidos por primera vez desde que ganó el título de la Southwest Conference en 1980. RGIII jugó sus partidos como local en el Floyd Casey Stadium, aproximadamente a 4.5 millas del campus, donde los Bears estuvieron durante 64 temporadas hasta el año pasado.

Fue durante la última temporada de Griffin en Baylor antes de ser la segunda selección global de la NFL en el draft que la idea de un nuevo estadio despegó, y las donaciones comenzaron a llegar para hacerlo una realidad. Los Bears no habían jugado en el campus de Waco desde 1935 antes de su partido frente a SMU.

"No, no fui solo yo. Son los chicos que llegaron conmigo, los que estaban aquí antes de que llegáramos. Todos ellos son parte de esto, desde Grant Teaff hasta el coach [Art] Briles", expresó Griffin, antes de comenzar a nombrar una larga lista de sus compañeros de los Bears. "Ellos saben que no habríamos podido hacerlo el uno sin el otro".

Luciendo un abrigo color verde obscuro representando el color principal de Baylor, el mariscal de campo de los Redskins, dijo que nunca soñó con tener una estatua.

"Es increíble. La gente está emocionada por el fútbol americano. No sé si podíamos haber dicho eso hace muchos años, cuando el coach Briles, nuestra primera generación y yo llegamos aquí", sentenció Griffin. "Ahora tenemos a muchos jugadores en la NFL. Tenemos un estadio en el campus y el futuro es brillante. Esto es apenas el principio. Hay mucho más por delante".

Los aficionados corearon "¡RGIII!, ¡RGIII!, ¡RGIII!" durante la ceremonia más de tres horas antes del inicio del partido. Hubo más de esos gritos cuando fue presentado en el campo para dar la oración de apertura.

Griffin y Starr se encontraban en el medio del campo para la ceremonia del volado con el ex presidente George W. Bush, quien tiene un rancho cerca de Waco, en Crawford, y vive en Dallas, donde su biblioteca presidencial está en el campus de SMU.

Starr llegó al campus y rápidamente dio un paseo por el largo puente.

"Está más allá de nuestras expectativas", expresó Starr.

Neal Willard, ex alumno de Baylor, y su esposa, Cheri, estuvieron de acuerdo con Starr después de cruzar el puente rumbo al nuevo estadio.

"Es todo lo que dijeron que iba a ser, y aún mejor", refirió Willard. "Cuando estaba en la universidad hace 30 años, salíamos al río, pero no era nada como esto. Creo que se superaron a sí mismos".

Florida State demostró no ser invencible

FECHA
31/08
2014
por Ivan Maisel
ESPN.com (EE.UU.)

ARLINGTON -- Analizamos y estudiamos durante meses, después comienzan los partidos y descubrimos lo mucho que no sabemos. Escribimos y hablamos con buenas intenciones. Estamos muy emocionados porque llegue la temporada tanto como ustedes.

Rashad Greene
AP PhotoGreen tuvo 11 recepciones para 203 yardas y un TD

Pero entonces, al igual que la mayoría de los recién nacidos, se comporta de una manera que no imaginábamos. El pequeño 2014 tiene una mente propia, y ya vemos que se parece poco a nuestras expectativas.

Pensábamos que Florida State era invencible, y no lo es.

Pensábamos que la SEC podría mantener su dominio, y no lo hizo.

Pensábamos que UCLA parecería un equipo del top-5 y no lo vimos. De hecho, pensábamos que la Pac-12 podría ser la mejor conferencia de la nación, y, esperen un minuto, podríamos tener razón en eso.

Es agosto, no noviembre, y estamos tratando de resolver un gran enigma con muy pocas pistas.

Toda esa práctica, todas esas juntas, toda la información, tiene que ser sintetizada y convertida en un fútbol americano eficiente. La historia nos dice que no vemos mucho de eso en el inicio de la temporada. Sin embargo, ¿quién recuerda la historia cuando hay una nueva temporada por delante?

El N° 21 Texas A&M arrancó la temporada luciendo maduro y humillando al N° 9 South Carolina con un marcador 52-28. Pero los Aggies demostraron ser una anomalía. El N° 4 Oklahoma y el N° 15 USC dominaron a sus rivales.

El N° 2 lució exactamente como Florida State en contra de un rival similar, y vencieron a West Virginia, 33-23. Esos partidos podrían haberse ganado en los últimos días de reclutamiento. Cuando ningún equipo está ejecutando bien, el talento es lo que domina. Podría tener que esperar hasta el último cuarto, cuanto la mente está cansada y la precisión es un objetivo difícil de alcanzar. El N° 5 Ohio State y el N° 13 LSU eventualmente encontraron la manera de superar a Navy y el N° 14 Wisconsin, respectivamente.

Florida State, que regresó con 14 titulares de un equipo que terminó 14-0, tomó una ventaja 17-0. Sin embargo Oklahoma State es un equipo con muy poca experiencia.

"No jugaron como el equipo menos experimentado", declaró el profundo libre de los Seminoles, Jalen Ramsey. "En verdad son un buen equipo. Merecen el reconocimiento. Vinieron y pelearon. Son muy atléticos. Son grandes. No mostraron inexperiencia".

Bueno, quizás lo hicieron al principio.

"El primer cuarto, el otro equipo fue fuerte y rápido", indicó el entrenador en jefe de Oklahoma State, Mike Gundy. "Y no sé en verdad cómo se les prepara para eso".

Oklahoma se asentó en el partido. El junior Tyreek Hill mostró por qué es un campeón de pista en la Big 12. Terminó con 278 yardas totales.

"Dominamos el primer cuarto. No es un partido de 15 minutos", sentenció el ala defensiva de Florida State. Mario Edwards. "Es un partido de 60 minutos. Quizás nos sentimos un poco cómodos después del primer cuarto. Podemos hacer esto. Podemos hacer aquello. Dimos un paso atrás de lo que se suponía que debíamos hacer".

Este partido debió haber sido liquidado. No lo fue. Cuando se le preguntó que describiera lo que sucedió, el mariscal de campo de Florida State, Jameis Winston, respondió: "lancé una intercepción".

El ganador del Trofeo Heisman ilustró cómo la primera semana distorsiona todo lo que pensábamos antes de ella. En el primer cuarto, Winston completó nueve de 10 pases para 110 yardas. En el segundo cuarto, completó cinco de 12 pases para 88 yardas con dos intercepciones. En sus 15 partidos de carrera colegial, Winston nunca había lanzado dos intercepciones en un cuarto.

La primera entrega de balón llegó en la zona roja, un claro ejemplo de cómo el equipo de esta temporada es diferente al que terminó 14-0 el año pasado. En 73 viajes a la zona roja rival la campaña pasada, Florida State anotó 71 veces. Después de que el esquinero de Oklahoma State, Ashton Lampkin, interceptara a Winston en la yarda seis de los Cowboys a principios del segundo cuarto, los Seminoles se colocaron 1-2 en la zona roja.

Winston se disculpó con sus compañeros al medio tiempo en el vestuario. Les prometió que jugaría mejor. Terminó con 370 yardas aéreas, incluyendo un pase de touchdown de 50 yardas al senior Rashad Greene, que les dio a los Seminoles la ventaja 37-24 al final del último cuarto. Greene atrapó 11 de los 25 pases completos de Winston.

"No diría que soy su válvula de escape", indicó Greene. "Al final del día, necesito de mis compañeros. Tenemos que hacer esto juntos".

Jimbo Fisher piensa que todo el ruido de los últimos ocho meses, sí, el fruto de toda la investigación de la temporada baja, cayó sobre su equipo. Ahora creen que ya no tienen el lujo de no ser favoritos, como les dijo Fisher una y otra vez, la temporada pasada había terminado.

"Creo que sienten la presión de ser el N° 1", indicó Fisher. "En verdad lo siento. Ahora creo que podemos relajarnos y jugar fútbol americano".

Estas palabras se escucharán en la sala de juntas de todos los equipos que vean videos de su primer partido. Sólo han practicado por cuatro semanas y han jugado un partido. Sin embargo serán comparados con la imagen que el público tiene de ellos. Un partido por lo general no es parámetro para medir ocho meses de expectativas.

COLUMBIA -- Kenny Hill rompió el récord de yardas aéreas en un solo partido de Johnny Manziel con 511 yardas y el N° 21 Texas A&M derrotó, 52-28, al N° 9 South Carolina este jueves por la noche, poniendo fin a una racha de 18 triunfos consecutivos de los Gamecocks en casa.

Kenny Hill
AP PhotoHill terminó con tres pases de touchdown

La actuación de Hill en el primer inicio de su carrera demostró que hay vida en la ofensiva de los Aggies sin Manziel, un ganador del Trofeo Heisman y selección de primera ronda en el draft de la NFL. Hill terminó con 44 pases completos en 60 intentos con tres touchdowns.

Hill lució cómodo en la bolsa de protección, guiando a Texas A&M (1-0, 1-0 en la SEC) a una ventaja 31-14 al medio tiempo y provocó la mayor cantidad de yardas aéreas permitidas en las 10 temporadas de Steve Spurrier con los Gamecocks (0-1, 0-1).

"Creo que todos teníamos una espina clavada", declaró el liniero defensivo de Texas A&M, Julien Obioha.

Los Gamecocks jugaron su primer partido desde la partida del ala defensiva estelar Jadeveon Clowney, y eso fue evidente. South Carolina permitió siete touchdowns en siete posesiones de los Aggies.

Tra Carson anotó tres touchdowns por tierra y el receptor Malcome Kennedy tuvo 14 recepciones para 137 yardas. Los Aggies acumularon 680 yardas ofensivas, la mayor cantidad que ha permitido Carolina desde que Arkansas sumó 650 en el 2007.

Manziel tenía cinco de las seis mejores marcas para pasador de los Aggies, incluyendo sus 464 yardas en la derrota ante Alabama la temporada pasada. Hill las superó todas con su gran actuación como visitante.

Los 44 pases completos de Hill también se convirtieron en un récord para la universidad en un solo partido, superando la marca de Jerrod Johnson establecida contra Oklahoma State en el 2010.

Hill y los Aggies esencialmente aseguraron el triunfo en la primera mitad, anotando en cinco de seis posesiones. Hill, quien jugó en sólo cuatro partidos la temporada pasada, se vio cómodo en contra de los Gamecocks y su joven defensiva.

Hill completó pases con 12 receptores distintos.

"Ese equipo es mucho mejor que nosotros, no fue divertido", indicó Spurrier.

South Carolina, que viene de tres temporadas consecutivas 11-2, tenía la esperanza de iniciar la pelea por el título de conferencia este jueves por la noche.

Manziel, reclutado con la selección global N° 22 por los Cleveland Browns, estuvo entre los tres jugadores de Texas A&M elegidos en la primera ronda del draft. Y los Aggies demostraron que podían seguir adelante sin sus estrellas del año pasado.

Malcome Kennedy tuvo 10 recepciones para 85 yardas en los primeros dos cuartos, permitiendo respirar a los aficionados de los Aggies tras la salida de Mike Evans.

La línea ofensiva le dio mucho tiempo a Hill a pesar de que Jake Matthews también partió hacia la NFL.

Los Aggies se pusieron en marcha en su primera posesión y Carson completó una serie de 67 yardas con un touchdown de una yarda.

South Carolina se mantuvo cerca con dos largas series anotadoras de 69 y 46 yardas dirigidas por el nuevo mariscal de campo titular Dylan Thompson, el segundo pase de touchdown a Damiere Byrd ayudó a los Gamecocks a acercarse 17-14.

Sin embargo Hill y los Aggies no bajaron el ritmo, presionando a la defensiva de South Carolina.

Hill, sophomore hijo del ex lanzador de la MLB, Ken Hill, dirigió series de touchdown de 75 y 80 yardas en los últimos nueve minutos antes de terminar la primera mitad.

Las 393 yardas que acumulaba la ofensiva de Texas A&M al medio tiempo fueron más que las permitidas por la defensiva de South Carolina en nueve de 13 partidos el año pasado.

Thompson lanzó para 366 yardas y cuatro touchdowns. Mike Davis, el corredor de los Gamecocks, tenía 15 yardas en la primera mitad antes de lesionarse nuevamente las costillas y perderse el resto del partido.

MÉXICO -- Se acabó la era del BCS y el fútbol americano colegial de la NCAA en su máximo nivel ingresa a la nueva época del playoff de cuatro equipos. Como ha sucedido desde que se empezó a jugar este deporte en el siglo XIX, es casi seguro que habrá polémica cuando llegue el momento de elegir a los cuatro semifinalistas que inauguren el nuevo formato de la postemporada.

Mientras tanto, es momento de echar un vistazo a cinco equipos que se alzan entre los favoritos para aparecer en el playoff, y otros cinco que probablemente se quedarán en el camino pese a la etiqueta de candidatos.

LOS CONTENDIENTES

Jameis Winston
AP PhotoJameis Winston busca la rara gesta de repetir como Heisman con los Florida State Seminoles

Florida State Seminoles
Como ocurre casi todos los años, la lista de los contendientes debe comenzar por los campeones reinantes. Máxime si se trata de una temporada en la que no se pierde a tanto talento --en comparación a otros años-- y si uno de los jugadores claves que regresan es el ganador del Trofeo Heisman. Así sucede en FSU con la vuelta del mariscal de campo Jameis Winston, pero el pasador no es el único pilar del título del 2013 que vuelve a Tallahassee para buscar la revalidación del título. Hay que mencionar también como figuras a seguir al corredor Karlos Williams, al receptor Rashad Greene, al ala cerrada Nick O'Leary, al ala defensiva Mario Edwards, al apoyador Terrance Smith, a los esquineros P.J. Williams y Ronald Darby, pero sobre todo a los linieros ofensivos Cameron Erving, Bobby Hart, Tre' Jackson y Josue Matias. Encima de todo, poseen a uno de los mejores pateadores del país en Roberto Aguayo. A primera vista, los encuentros más complicados llegan al inicio de la temporada, abriendo la campaña de visita en Oklahoma State y recibiendo a Clemson el 20 de septiembre. El reto será no permitir que las distracciones les cuesten un resbalón a media campaña, que a su vez los puedan dejar fuera del nuevo formato de playoff.

Alabama Crimson Tide
Para el Tide, empieza una nueva era con algunas interrogantes en la posición más importante en el emparrillado: la de mariscal de campo. Todo indica que el veterano Blake Sims iniciará el año como titular, por encima de Jacob Coker, quien se esperaba ganara el puesto después de llegar mediante transferencia proveniente de FSU. 'Bama se ha tomado su tiempo para decidir sobre su pasador, pero un cambio de titular a media temporada podría ser señal de que las cosas no marchan tan bien, por lo que es importante acertar a la primera. Fuera de eso, Alabama tiene --nuevamente-- una plantilla impresionante. La combinación de corredores con T.J. Yeldon, Derrick Henry y Kenyan Drake es la mejor en la nación, aún si este último parece no poder escapar a los problemas fuera del campo, y el receptor abierto Christion Jones es explosivo. El apoyador Trey DePriest y el profundo Landon Collins son los hombres a seguir del otro lado del balón. Si a eso le sumamos al mejor entrenador de la NCAA en Nick Saban, tenemos la fórmula para un candidato genuino al título. El calendario de la SEC ofrece bastantes oportunidades de tropezar en el camino.

Marcus Mariota
AP PhotoMarcus Mariota parte como favorito al Heisman

Oregon Ducks
El mariscal de campo Marcus Mariota iniciará la temporada como uno de los favoritos para ganar el Heisman, después de haber considerado dar el salto a las filas profesionales la temporada pasada. Sin embargo, el talentoso pasador es apenas parte de la ecuación que hace tan peligrosos a los Ducks en el 2014. La ofensiva sólo debe reemplazar a un titular respecto a la campaña pasada: el receptor abierto Josh Huff, quien será sustituido por Darren Carrington. Hay que poner especial atención en el corredor Byron Marshall, uno de los jugadores más dinámicos de la Pac-12. Defensivamente, el jugador a seguir es el esquinero Ifo Ekpre-Olumu, quien proyecta para la parte alta del siguiente draft. Además de la usual valla que ha supuesto jugar contra Stanford en los años recientes, Oregon tendrá que sortear la aduana de Michigan State el 6 de septiembre, un duelo imperdible.

Michigan State Spartans
Una campaña que parecía ser prometedora para los Ohio State Buckeyes en la Big 10 parece estar ahora al alcance de los Spartans. El mariscal de campo Connor Cook está entre los mejores en la nación, mientras que el ala defensiva Shilique Calhoun y el profundo Kurtis Drummond podrían ser los jugadores a seguir al lado contrario del ovoide. Encima de todo, Michigan State cuenta en Mark Dantonio con uno de los entrenadores que más atención prestan a los buenos fundamentos, convirtiéndolos en un equipo difícil de derrotar. Los Spartans consiguieron el título de la conferencia hace un año, y con una mayor experiencia, se espera que Cook pueda dar el salto hasta la élite. Serán claves los duelos ante los Ducks del 6 de septiembre, y ante los Buckeyes el 8 de noviembre.

Auburn Tigers
Los subcampeones intentarán construir sobre una campaña con muchos aspectos positivos, incluyendo una aparición sorpresiva en el último juego por el título de la era del BCS, pero este equipo debe ser el primero en admitir que no serán tan afortunados como lo fueron el año pasado, particularmente ante Georgia y Alabama en la recta final. Desde luego van a echar de menos al corredor Tre Mason, pero el sistema ofensivo del entrenador en jefe Gus Malzahn garantiza que Auburn acumulará yardas por tierra sin problemas. Los receptores abiertos Sammie Coates y Quan Bary vuelven para poner su aporte por aire. La línea ofensiva regresa casi intacta, exceptuando la salida del tackle Greg Robinson, y a la defensiva no hay que quitarle la vista a los cazadores de pasadores, Carl Lawson y Gabe Wright, así como al apoyador Cassanova McKinzy. El mariscal de campo Nick Marshall no iniciará el partido de apertura de campaña ante Arkansas, por castigo, pero Malzahn dijo que sí jugaría, por lo que la medida disciplinaria tendrá un efecto mínimo sobre el programa.

LOS PRETENDIENTES

Braxton Miller
AP PhotoEl coach Urban Meyer buscará la manera de lograr que no pese la ausencia de Braxton Miller

Ohio State Buckeyes
Usualmente, no me gusta dar por perdida una temporada por la lesión de un solo jugador, sobre todo al observar una plantilla tan completa como la de los Buckeyes. Sin embargo, en esta entrada de blog hablamos de los genuinos contendientes al título, no de campañas perdidas, y tengo serias dudas de que Ohio State pueda ganarlo todo sin su mariscal de campo titular. Braxton Miller se perderá todo el 2014 por una lesión en el hombro. Si a la falta de Miller le sumamos una línea ofensiva con cuatro titulares nuevos, los Buckeyes podrían sufrir ofensivamente ante las mejores defensivas. El calendario de la Big 10 podría ser suficiente para sacarlos de la pelea por un lugar en playoffs si Urban Meyer no consigue realizar los ajustes necesarios. Si no fuera por la lesión de Miller, los Buckeyes estarían en la lista de arriba.

Clemson Tigers
Sobre el papel, Clemson luce como el único programa capaz de hacerle sombra a FSU en la ACC, pero no parece ser suficiente para considerarlos contendientes al título. Se fueron el mariscal de campo Tajh Boyd y los receptores abiertos Sammy Watkins y Martavis Bryant. Por fortuna, el apoyador estelar Vic Beasley decidió quedarse otro año en la escuela y será nuevamente el líder de la defensiva. No se descarta que los Tigers le puedan meter el pie al campeón, sobre todo después de ser humillados el año pasado por los Seminoles, pero eso no garantiza que les alcance para ganarlo todo en el 2014.

Mike Davis
AP PhotoMike Davis busca llenar el hueco de Lattimore

South Carolina Gamecocks
En años recientes, los pupilos de Steve Spurrier han estado muy cerca de conquistar la SEC, pero a la vez todavía lejos. Cuentan con uno de los mejores corredores de la conferencia en Mike Davis, quien podría ser uno de los caballos negros para el Heisman, pero la ofensiva perdió a su gran líder, el mariscal de campo Connor Shaw, y la defensiva extrañará al ala Jadeveon Clowney, al tackle Kelcy Quarles y al esquinero Vic Hampton. El mariscal de campo Dylan Thompson deja más dudas que respuestas al frente de la ofensiva de Spurrier.

Notre Dame Fighting Irish
Contar de regreso con Everett Golson como mariscal de campo --después de perderse toda la campaña pasada por cuestiones académicas-- ha hecho pensar a algunos que el Irish puede recapturar el momento que los catapultó hasta el Juego por el Campeonato del BCS de hace dos temporadas, pero aunque todos los reportes indican que Golson luce mejor que nunca, será difícil pensar en que Notre Dame tenga lo suficiente para volver a los niveles más altos del deporte. Juegos ante Stanford, Florida State y Arizona State se ven complicados en el lapso de octubre a noviembre. La defensiva perdió mucha calidad entre Louis Nix III, Stephon Tuitt y Prince Shembo en el último sorteo colegial, y no estoy seguro de que haya suficiente talento para reemplazarlos.

Stanford Cardinal
El verdugo de Oregon en las últimas campañas no ha podido dar el último paso para ganarlo todo fuera de su conferencia, y parece que en este año, la historia no será distinta. Kevin Hogan es un buen mariscal de campo, pero el juego ofensivo de Stanford se basa en el ataque terrestre y el Cardinal se quedó sin sus dos mejores corredores del año pasado. Será interesante ver cuánto juego puede recibir este año Barry Sanders Jr., quien empieza la temporada como suplente detrás del titular Remound Wright. Defensivamente, los dos mejores defensivos también se marcharon, en Shayne Skov y Trent Murphy. El jugador a seguir es el tackle ofensivo Andrus Peat, quien --aunque de manera prematura-- proyecta para irse en el Top-5 del siguiente draft. Una sólida campaña del 2014 debe cimentarlo en esa posición.

NORMAN -- Dorial Green-Beckham no tendrá permitido jugar para Oklahoma esta temporada luego de que la NCAA le negara a la universidad una solicitud de exención que le habría permitido al talentoso receptor abierto ser elegible para jugar de inmediato.

Dorial Green-Beckham
AP PhotoMissouri echó a Green-Beckahm por sus problemas fuera del campo

"La Universidad de Oklahoma ha sido informada que la solicitud de exención presentada en nombre de Dorial Green-Beckham ha sido negada por la NCAA", declaró la escuela en un comunicado. "La universidad acepta la decisión y continuará brindando la asistencia apropiada a Dorial, al igual que con otros estudiantes ayudándolo a crecer personalmente con muchas oportunidades disponibles en OU".

Green-Beckham se transfirió a Oklahoma luego de ser echado de Missouri en abril después de varios problemas con la ley en sus dos años en la universidad.

Las reglas de la NCAA requieren que los jugadores estén fuera de acción una temporada cuando se transfieren de una escuela del FBS a otra, sin embargo solicitó una exención para permitirle a Green-Beckham jugar esta temporada con el argumento de que fue "echado" del equipo en Missouri.

Green-Beckham es un ex recluta de cinco estrellas procedente de Springfield, Missouri, y se estaba convirtiendo en uno de los mejores receptores del país el año pasado como sophomore. Atrapó 59 pases para 883 yardas y anotó 12 touchdowns.

Sin embargo su paso por Missouri estuvo lleno de problemas fuera del campo.

Green-Beckham fue acusado en octubre del 2012 por posesión de marihuana y después se declaró culpable de allanamiento de morada.

También fue arrestado junto a otras dos personas en enero, en Springfield, cuando la policía encontró una bolsa de marihuana en su vehículo. No se presentaron cargos contra el receptor en ese caso.

El último incidente fue una investigación por sospecha de robo, aunque Green-Beckham no fue arrestado ni acusado. Una mujer señaló a Green-Beckham de ingresar a su apartamento y empujarla en las escaleras.

Oklahoma ha recibido críticas por la adición del problemático jugador, sin embargo el director atlético Joe Castiglione señaló a The Associated Press a principios de este mes que la escuela realizó varias entrevistas y una investigación exhaustiva antes de tomar su decisión.

"Quienes lo conocen y tienen contacto diario hablaron muy bien de él, incluso reconociendo algunos de los errores de juicio que podría haber cometido", sentenció Castiglione. "Tuvimos que revisar más allá de los rumores, más allá de la información limitada que podría haber visto la luz en algunos de esos casos".

Green-Beckham podría haberse transferido fuera de la FBS y haber jugado de inmediato, pero los entrenadores de los Sooners decidieron llevarlo a Norman y tenerla oportunidad de conseguir que fuera declarado elegible.

"En su caso particular, sentimos que merecía la oportunidad, asumiendo que aceptaría las condiciones de su inscripción y su participación como estudiante-deportista aquí", expresó Castiglione. "Lo ha aceptado desde el día que pisó el campus. Agradece mucho esta oportunidad para ser parte de la escuela, quiere aprovecharla y cambiar la percepción que la gente tiene sobre él, y hacerlo de manera positiva. Está comprometido con hacerlo realidad".

El N° 4 Oklahoma tiene un equipo cargado de talento, pero una de las pocas posiciones con interrogantes es la de receptor abierto, donde los Sooners tienen poca profundidad de talento probado. Green-Beckham había dejado una gran impresión en sus prácticas con el equipo.

"Lo está haciendo bien y está aprendiendo mucho", señaló el entrenador de receptores Jay Norvell. "Es muy bueno en ciertas cosas y algunas cosas son nuevas para él. Está aprendiendo rápido y realmente es un buen jugador. Los buenos jugadores se ajustan y aprenden la nueva terminología, y lo manejan como un verdadero veterano".

Ahora, la pregunta es si alguna vez jugará para los Sooners. Green Beckham, de 6 pies con 6 pulgadas, aún tiene dos años de elegibilidad colegial, pero también podría presentarse al draft de la NFL el próximo año.

COLUMBUS -- El entrenador en jefe de Ohio State, Urban Meyer, no descarta que eventualmente requiera a dos mariscales de campo para cubrir una posición.

J.T. Barrett
AP PhotoBarrett ha recibido elogios de Meyer con los Buckeyes

Pero a medida que los Buckeyes comienzan a elaborar el plan de juego para su primer partido de la temporada ahora que Braxton Miller oficialmente se perderá la próxima temporada, planean que el freshman J.T. Barrett dé el paso al frente para llenar los zapatos del dos veces defensor del premio al Jugador Ofensivo del Año de la Big Ten.

"J.T. ha tenido alrededor de 300 pases competitivos --no jugadas, pases-- este otoño", declaró Meyer tras las prácticas esta semana. "Cuando [el ex reserva] Kenny Guiton entró a un partido hace un par de años, creo que tenía seis. Él ha tenido muchos, y es un chico meticuloso, y Cardale [Jones] ha recorrido un largo camino, también.

"Mariscal de campo es una posición importante, pero eso es lo que es, una posición, no es el equipo".

Miller sin duda era la pieza central de un equipo que era proyectado como contendiente de playoffs, y reemplazar su producción prolífica no es una tarea sencilla. Sin embargo, Barrett ha sido elogiado por su precisión, su atención al detalle fuera del campo y tiene suficiente atleticismo para darles a los Buckeyes una amenaza por tierra en la posición de mariscal de campo incluso sin Miller en el terreno.

Meyer no descartó poner a jugar a Jones por momentos, también, y el entrenador ha tenido éxito con un sistema de dos mariscales en el pasado, incluyendo durante su carrera al título nacional con los Florida Gators con los mariscales Chris Leak y Tim Tebow. Sin embargo, después de que Meyer colocó a Barrett por encima de Jones en la lista de profundidad --tras anunciarse la lesión de hombro que margina por el año a Miller-- el trabajo del primer equipo y la atención se centran en el partido del 30 de agosto contra Navy.

Los Buckeyes también podrían tener que ajustar la ofensiva para aprovechar las fortalezas de Barrett, quien tiene un conjunto de habilidades ligeramente diferente a Miller.

"Todo eso aún está por ser determinado, pero si lo supiera probablemente no se los diría porque nos estamos jugando la temporada aquí muy pronto", sentenció Meyer. "Los mejores mariscales son grandes distribuidores, y veo a Peyton Manning y me asombra la manera en la que distribuye el balón. Creo que Kenny Guiton fue uno de los mejores jugadores con los que he estado en cuanto a desprenderse rápidamente del balón y distribuirlo a jugadores talentosos, para dejarlos hacer jugadas. Así es m primera evaluación de J.T., es muy bueno en eso".

Ya sea que el puesto termine siendo únicamente de Barrett o lo comparta con Jones, el reemplazo de Miller debe beneficiarse de un elenco más profundo de jugadores talentosos del que los Buckeyes han tenido en las últimas dos temporadas con Meyer.

El receptor veterano Devin Smith, el ala cerrada Jeff Heuerman, el híbrido Dontre Wilson y un talentoso cuerpo de corredores encabezado por Ezekiel Elliott y el freshman Curtis Samuel aún siguen sanos y listos para contribuir, lo que significa que las altas expectativas en la posición de mariscal de campo permanecen intactas, independientemente de quién tome las riendas.

"[Las expectativas] no han cambiado, honestamente", indicó Heuerman. "Tenemos que competir por campeonatos. Lo importante es que no tendremos partidos tan complicados, así que eso nos dará algo de tiempo para entrar en ritmo antes de enfrentar a los rivales de la Big Ten.

"Está bien la manera en la que está programada, así que tendremos algo de tiempo para resolver los problemas. Estoy seguro que los habrá --los hay todos los años-- pero los estamos esperando".

Con Miller oficialmente descartado y el partido ante Navy acercándose, los Buckeyes tampoco tienen tiempo para mirar hacia atrás.

COLLEGE STATION -- Terminó la espera. El mariscal de campo titular de Texas A&M's ya tiene nombre.

Kenny Hill
Getty ImagesEl sophomore Hill abrirá la temporada de A&M

El coach Kevin Sumlin anunció el sábado que el sophomore Kenny Hill será el titular cuando los Aggies tomen el campo en South Carolina el 28 de agosto, en el Williams Brice Stadium.

Hill superó al freshman natural Kyle Allen en competencia de temporada baja para convertirse en heredero del ganador del Trofeo Heisman, Johnny Manziel. Hill, egresado de Southlake (Texas) Carroll High, jugó cuatro partidos como reserva la campaña pasada, completando 16 de 22 pases para 183 yardas y un touchdown. Su inicio del 28 de agosto será el primero como Aggie.

"Pienso que ambos muchachos compitieron en gran forma", compartió Sumlin. "Pusimos mucho mayor énfasis en las jugadas situacionales y vimos cómo se desempeñaban para ver su curva de aprendizaje en todo, no sólo en jugadas de siete contra siete. No hay un solo factor determinante; pienso que es un conjunto de trabajo y un sentimiento que obtienes en las prácticas y con tu equipo".

Mariscal de campo doble amenaza, recluta de tres estrellas colocado en el lugar N° 21 de ESPN RecruitingNation, Hill tuvo una brillante carrera en la preparatoria. Fue nombrado el Jugador Gatorade del Año en Texas y llevó a Southlake Carroll a un campeonato estatal Texas Class 5ª durante su temporada junior. Perseguido por numerosos programas de la conferencia Power 5, Hill eligió a los Aggies sobre Baylor y Kansas State, entre otros.

En sus dos últimas temporadas con Southlake Carroll, lanzó para 5,305 yardas y 45 touchdowns, y corrió para 2,035 yardas y 46 anotaciones.

Su padre, Ken Hill Sr., fue lanzador de Grandes Ligas durante 14 años y elegido All-Star en 1994.

Conforme pasen los días, Hill recibirá las repeticiones del primer equipo en los entrenamientos, mientras que Allen trabajará con los suplentes. Sumlin aseguró que quiero que la competencia siga mientas se acerca la temporada.

"Kyle necesita seguir compitiendo, mientras Kenny necesita hacerlo al nivel que está compitiendo para mantenerse allí", explicó Sumlin.

Hill, de 6'1" y 215 libras, provee a los Aggies de una doble amenaza con experiencia amplia en sistemas de ofensiva acelerada. Tenía un esquema similar en Southlake Carroll, y el coordinador ofensivo y coach de mariscales de campo de Texas A&M, Jake Spavital, dijo haberse dado cuenta la temporada pasada que Hill tenía experiencia en el sistema que corren los Aggies.

Hill fue capaz de superar un traspié esta primavera cuando flo suspendieron tras un arresto por cargos de intoxicación en público. Se perdió la última semana de la etapa primaveral pero está de regreso, de acuerdo con Spavital.

"Él es familia para los que estamos ahí", afirmó Spavital. "Ha rebotado bien".

COLUMBUS -- El mariscal de campo de Ohio State, Braxton Miller, se volvió a lastimar el hombro derecho durante la práctica del lunes y queda fuera por el año, confirmó una fuente a ESPN.com.

Braxton Miller
APMiller era candidato natural al Trofeo Heisman

Miller, jugador senior, se sometió a una cirugía menor en febrero y el equipo lo llevaba poco a poco en su recuperación.

De acuerdo con una fuente, Miller sufrió una lesión libre de contacto y fue retirado del campo bajo supervisión médica. Se había declarado 100 por ciento saludable horas antes.

Miller lanzó para 2,094 yardas y 24 touchdowns y corrió para otras 12 anotaciones en el camino de los Buckeyes al Discover Orange Bowl del año pasado.

En el 5° lugar del ranking de pretemporada, Ohio State se perfila entre los candidatos al título nacional, mientras que Miller apuntaba al Trofeo Heisman.

Los Buckeyes abren su temporada el 30 de agosto en Navy. La lesión fue reportada inicialmente por The Columbus Dispatch.

BRISTOL -- Jameis Winston y los campeones defensores Florida State son el N° 1 en la encuesta de pretemporada de The Associated Press.

Jameis Winston
USA TODAY SportsFlorida State es el campeón actual de la NCAA

Los Seminoles iniciarán la temporada como el N° 1 de la nación por sexta ocasión en su historia, la primera desde 1999, cuando se convirtieron en el primer equipo en mantener el primer lugar durante toda la temporada.

Florida State recibió 57 de 60 votos de primer lugar este domingo de un panel de los medios. El N° 2 Alabama, N° 3 Oregon y N° 4 Oklahoma recibieron cada uno un voto de primer lugar. Ohio State es el N° 5 y Auburn es el N° 6.

Winston, ganador del Trofeo Heisman la temporada pasada como freshman, guió a Florida State a una victoria 34-31 contra Auburn en el último Partido por el Campeonato de la BCS.

Esta temporada la Bowl Championship Series será reemplazada por los playoffs colegiales. Un comité de selección elegirá a los cuatro primeros equipos del país para que jueguen dos semifinales.

El resto del top-10 lo completan UCLA en el N° 7, segunda de Michigan State, South Carolina y Baylor.

La SEC igualó su propio récord de más equipos en la encuesta de pretemporada de una misma conferencia con ocho. La Pac-12 es la siguiente con seis, el mejor resultado de esa conferencia.

La encuesta de pretemporada de AP comenzó en 1950 y desde entonces 10 equipos que han sido el N° 1 de la pretemporada han terminado la temporada como el N° 1, incluyendo a Florida State dos veces (en 1993 y 1999).

AL INICIO

GALERÍAS DE FOTOS

Bellezas de la NCAA Combinado de Talento: CB, S
Combinado de Talento: DL, LB
Combinado de Talento: QB, WR, RB

Twitter SÍGUENOS POR TWITTER