Amari CooperAP PhotoAlabama Crimson Tide encabeza la clasificación del College Football Playoffs por primera ocasión.

BRISTOL -- Alabama es el nuevo equipo N° 1 en la clasificación del College Football Playoff, sin embargo los primeros cuatro lugares aún incluyen a Mississippi State.

Los Bulldogs cayeron del N° 1 al N° 4 en la clasificación de este martes luego de su derrota, 25-20, ante Alabama. Oregon y Florida State se mantienen en los lugares N° 2 y N° 3, respectivamente.

El ascenso de Alabama desde la posición N° 5 la semana pasada dejó fuera de los primeros cuatro puestos a TCU. Los Horned Frogs, que vencieron a Kansas 34-30, se ubicaron en el lugar N° 4 esta semana.

Mississippi State había estado en la posición N° 1 en las tres clasificaciones anteriores del CFP. Esto marca el debut de Alabama en el top-4.

El comité de selección de 12 personas elegirán a los cuatro equipos que participarán en los playoffs el 7 de diciembre.

Ohio State (N° 6) superó a Baylor (N° 7) en la clasificación de esta semana. Ole Miss, UCLA y Georgia completaron el top-10.

Arizona State, después de ser derrotado por Oregon State 35-27, cayó siete lugares a la posición N° 13. Auburn perdió cinco lugares quedando en el puesto N° 14 tras su derrota, 34-7, frente a Georgia.

Michigan State y Kansas State avanzaron a los lugares N° 11 y N° 12, respectivamente. Arizona cayó al N° 15 después de vencer apuradamente a Washington, 27-26.

Wisconsin (N° 16) y Utah (N° 17) ambos escalaron. Georgia Tech, USC y Missouri quedaron ubicados en las posiciones N° 18 a N° 20, respectivamente.

Del N° 21 al N°25 se ubican Oklahoma, Clemson, Nebraska, Louisville y Minnesota.

Jalen RamseyAP PhotoJalen Ramsey le puso punto final a la remontada de los Seminoles con una intercepción crítica.

MÉXICO -- Florida State no se desvió del libreto.

Como ocurrió en contra de Clemson, North Carolina State, Notre Dame y Louisville, FSU debió sufrir hasta el final para rescatar una victoria que parecía imposible.

Miami se puso arriba rápidamente con dos pases de anotación del freshman Brad Kaaya, y un touchdown terrestre de Duke Johnson, para tomar una ventaja de 23-7 sobre los Seminoles en el segundo periodo. Casi todo lo que intentaban los Hurricanes funcionaba. Casi.

En una segunda mitad dominada prácticamente de principio a fin por Miami, el marcador parecía distar de lo que acontecía sobre el campo, con solamente 16 puntos de diferencia. Un punto extra bloqueado y un gol de campo fallado contribuyeron a ese déficit entre lo que parecían merecer los Hurricanes y lo que tenían, pero lo cierto es que la ventaja se antojaba mayor a 20 puntos, también.

Después, ocurrió lo que ha ocurrido a lo largo de una temporada que parece ya no guardar mucha sorpresa para los aficionados de Florida State. Ocurrió lo que tenía que ocurrir. Los Seminoles empezaron a caminar en la segunda mitad, con ayuda sin duda de la suerte, pero también explotando ese talento que los mantiene como uno de dos equipos invictos entre 128 programas de la División FBS (antes División IA) pero único sin derrota entre los programas de las cinco conferencias grandes.

Un pase desviado de Jameis Winston, que terminó providencialmente en manos de Karlos Williams para touchdown en el tercer periodo, es evidencia perfecta de que la suerte no abandonó al campeón cuando más la necesitó. Pero los tres goles de campo de Roberto Aguayo --incluido uno de 53 yardas--, los dos touchdowns terrestres de Dalvin Cook, o la intercepción de Jalen Ramsey que le puso cerrojo al resultado, son prueba fehaciente de que los Seminoles cuentan con talento suficiente para ganarle a cualquiera que se le ponga enfrente, como ha sucedido en los últimos 26 partidos.

La lección para los rivales es clara, pero no es novedosa en este 2014. Y se seguirá repitiendo hasta que alguien la aprenda.

Para derrotar a Florida State, no basta con una primera mitad de juego, ni siquiera tres cuartos. Hay que jugar un partido perfecto --o lo más cercano posible--, para no irse al vestidor con esa sensación de fracaso tras acariciar el éxito.

Ya lo hemos escrito antes: al campeón hay que noquearlo para vencerlo. Miami, como los equipos que pasaron antes que ellos, tuvo a los Seminoles contra las cuerdas, con las piernas tambaleantes. Faltó el nocaut.

Por ahora el libreto se mantiene sin cambios. El villano de la temporada del 2014 en la NCAA se sigue adueñando de la película.

Landon CollinsUSA TODAY SportsEl ascenso la brinda al Crimson Tide la oportunidad controlar su destino en la SEC Oeste

TUSCALOOSA -- Alabama volvió a tomar el volante en la SEC.

Dak Prescott y el N° 1 Mississippi State (9-1, 5-1 SEC) mostraron resistencia para recortar un déficit temprano en el N° 5 Alabama (9-1, 6-1) este sábado, pero eso no evitó que los Bulldogs cayeran por primera vez en la temporada, por 25-20.

En el proceso, el Crimson Tide de Nick Saban asumió el liderato en la carrera de la SEC Oeste y se colocó como el mejor contendiente a playoffs de la Conferencia.

Repasamos cómo fue que el Tide volvió a la cima de la SEC:

Así se ganó el partido: Mississippi State recortó una ventaja de 19-0 hasta 19-13 en el último cuarto, pero Alabama selló el triunfo con una serie anotadora de 15 jugadas y 76 yardas que consumió seis minutos del reloj. El Tide puso la cereza en el pastel con la intercepción a Prescott por tercer ocasión en la noche y la recuperación de una patada corta.

El balón del partido es para: Blake Sims. Al igual que la semana pasada contra LSU, la ofensiva de Alabama se estancó durante períodos largos. El Tide se fue 2-10 en conversiones de tercera oportunidad antes de la serie decisiva, pero terminó con 3-3 en esa posesión. El mariscal de campo de Alabama completó un pase de 8 yardas a T.J. Yeldon para la primera conversión y le dio seguimiento con carreras de 10 y 11 yardas para mantener las cadenas en movimiento.

Lo que significa: Considerando que se trató del N° 1 contra el N° 5, hubo muchas implicaciones para playoffs, además que Alabama ya ostenta la ventaja en la carrera de la SEC Oeste. Ambos equipos tienen un calendario difícil (Alabama contra Auburn, Mississippi State en Ole Miss), pero Alabama ya controla su destino en el Oeste.

Implicaciones de playoffs: Los aficionados de Alabama intuyeron que subirían a los cuatro mejores del ranking tras la victoria por remontada el sábado pasado en LSU. Este Tide tiene seguro que irrumpirá en el Top 4 tras quitarle el invicto a Mississippi State. Será interesante ver cuán bajo caen los Bulldogs.

Lo que sigue: Alabama tiene un juego sencillo contra Western Carolina antes de recibir al rival Auburn el 29 de noviembre. Mississippi State recibirá a Vanderbilt, que no ha ganado en la SEC, el próximo sábado antes de visitar a Ole Miss el 29 también.

Melvin GordonAP PhotoMelvin Gordon sólo necesitó de tres periodos para quebrar la marca de yardas terrestres en un juego.

MADISON -- Melvin Gordon disfrutó una noche magnífica.

El corredor estelar de Wisconsin impuso una nueva marca universitaria con 408 yardas terrestres y cuatro touchdowns, y los N° 20 Badgers se sobrepusieron a tres entregas de balón tempranas para tomar control de la Big Ten West con un triunfo de 59-24 este sábado por la noche sobre N° 16 Nebraska.

Gordon eclipsó la marca para un partido impuesta en 1999 por el entonces corredor de TCU, LaDainian Tomlinson, por 2 yardas, imponiendo el nuevo récord en una escapada de 26 yardas hasta touchdown en la jugada final del tercer periodo, y su último acarreo del juego.

"Sí, ni siquiera sabía que estaba cerca del récord", dijo Gordon. "Simplemente estaba corriendo".

Superando en el duelo personal al estelar de Nebraska, Ameer Abdullah, en un enfrentamiento de corredores, Gordon sufrió dos balones sueltos antes de ayudar a los Badgers (8-2, 5-1) imponerse a los Cornhuskers (8-2, 4-2) con 49 triunfos consecutivos.

El corredor junior quemó lo que había sido una sólida defensiva de Nebraska en 25 acarreos y entregó un enfático mensaje para la carrera por el Heisman.

Abdullah finalizó con 69 yardas en 18 intentos.

El juego había sido proyectado para ser una competencia terrestre entre Gordon y Abdullah por votos para el Heisman.

Terminó siendo para Gordon por paliza.

La jugada más espectacular de Gordon pudo haber sido la escapada de 62 yardas por la línea lateral, completada después de saltar al safety Corey Cooper cerca de la 35 para conseguir campo abierto.

Gordon nunca entró en el cuarto periodo con su equipo arriba por cinco anotaciones. La mayor acción que vio en la recta final del partido fue cuando danzaba en la nieve con sus compañeros mientras se escuchaba la canción "Jump Around" en el estadio, una tradición de Wisconsin antes del cuarto periodo.

"¡Melvin Gordon! ¡Melvin Gordon!", vitoreaba la afición durante la segunda mitad.

La marca para un juego había perdurado desde el 20 de noviembre de 1999, cuando Tomlinson registró 406 para TCU en contra de UTEP.

Gordon agradeció a sus entrenadores por mostrar confianza en él después de sus dos balones sueltos.

"Es un lujo que nunca tuve antes como entrenador", dijo Gary Anderson, de Wisconsin. "Ver una actuación así fue impresionante".

Fue difícil creer que Nebraska de hecho estaba adelante por 17-3 con 14:12 por jugar en el segundo periodo, después de la escapada de anotación de 5 yardas del mariscal de campo, Tommy Armstrong. Las anotaciones rápidas de los Cornhuskers llegaron gracias a la buena posición de campo obtenida por las entregas de Wisconsin.

Nebraska se desmoronó de ahí en adelante. Gordon impulsó a la ofensiva, mientras que la defensiva de Wisconsin aplicó presión incesante.

El triunfo, aunado a la derrota de Minnesota por 31-24 este mismo sábado en contra de Ohio State, entregó a los Badgers posesión en solitario del primer sitio en el Oeste.

BRISTOL -- Parece que los Florida Gators no encuentran la forma de evitarse entre ellos mismos.

¿Recuerdan el año pasado? En la epítome de una temporada miserable para Florida --una derrota ante el entonces miembro de la FCS, Georgia Southern-- un par de jugadores Gators se bloquearon el uno al otro.

Penn State trató de robarse la atención esta temporada, pero Florida se alzó con la vergonzosa distinción este sábado, al tiempo que enfrentaba a South Carolina. Los Gators ya dominan el arte de bloquearse a sí mismos.


TALLAHASSEE -- Con la carrera por la mejor clase de reclutamiento del 2015 en proceso, Florida State dio un significativo paso al frente en cuanto a la mejor clase para el 2016, después de que el mariscal de campo ranqueado N° 1, Malik Henry, anunciara su compromiso con los Seminoles en el programa "College Football Daily" de ESPNU este jueves por la tarde.

Malik Henry
Student SportsHenry admite ciertas similitudes con Winston

"IMe sentí cómodo al alrededor del coach Jimbo Fisher. Pienso que es un gran entrenador de mariscales de campo, sabe lo suyo y su ofensiva es explosiva", dijo Henry después de colocarse una gorra de Florida State y revelar una playera de los Seminoles bajo una chaqueta negra. "Pienso que me puedo imaginar en su ofensiva".

Henry (6 pies con 3 pulgadas y 185 libras) recolectó ofertas de algunas de las potencias de reclutamiento del país, incluyendo Auburn, Michigan, Michigan State, Tennessee, Texas y USC, pero no hubo plazo fijo para el recluta N° 2 global de la nación para el 2016. Anunció sus cuatro candidatos finales --Florida State, Notre Dame, Ohio State y UCLA-- vía Twitter el 7 de agosto, y luego se enfocó mucho en tomar una decisión antes del comienzo de los playoffs de su temporada junior. Henry realizó visitas no oficiales a Florida State y Notre Dame, después de que esas dos escuelas se convirtieran en los claros favoritos para llevarse al talentoso pasador dual.

"Fue una dura decisión, pero finalmente me di cuenta que sería Florida State hace una o dos semanas, después de hablar con el coach Fisher y recordando mi viaje allí", dijo Henry a ESPN.com. "I felt comfortable at Florida State and around Tallahassee."

Henry (Westlake/Westlake Village, California) iba a tener un duro reto por delante sea cual fuere su elección final, toda vez que las cuatro instituciones han acertado reclutando a mariscales de campo para el 2015, incluyendo a dos prospectos del ESPN 300, Deondre Francois y De'Andre Johnson.

También un estelar en el diamante de béisbol, Henry jugará ambos deportes al siguiente nivel. Ese hecho dio a Florida State una ventaja desde el principio del proceso, dado que el hecho de que los Seminoles usaron la carrera de Jameis Winston en ambos deportes como herramienta de reclutamiento.

"Sí planeo jugar al béisbol", dijo Henry. "He hablado con los entrenadores al respecto y lo hemos discutido, y están de acuerdo en que juegue al béisbol".

"Estoy bien con [las comparaciones a Winston]", dijo Henry más tarde. "Pienso que Jameis es un gran mariscal de campo y un atleta de dos deporte. Pienso que tenemos muchas similitudes, así que no tengo problema por eso".

Los Seminoles suman de esta manera su quinto compromiso para el 2016, con Henry sumándose a lo que ya se percibe como otra generación magnífica, incluyendo a cuatro prospectos del ESPN Junior 300. Podría convertirse en el primero jugador e California en firmar con Florida State desde que lo hiciera el ala cerrada Christo Kourtzidis para la clase del 2012.

Como sophomore, Henry tiró para 2,362 yardas y 21 touchdowns contra sólo 10 intercepciones. Hasta el momento en su temporada junior, Henry ha sido responsable por 1,932 yardas aéreas y 15 touchdowns contra cuatro intercepciones, así como 314 yardas y cinco anotaciones por tierra para sus Warriors, que llevan marca de 8-2.

BRISTOL -- TCU se metió entre los mejores cuatro y Oregon saltó al segundo sitio por delante de un invicto Florida State en la tercera edición de los College Football Playoff.

TCU derrotó a Kansas State por 41-20 el pasado sábado para su cuarta victoria al hilo, que lo ponen por delante de Auburn y Alabama, quienes se encontraban tercero y quinto, respectivamente, en los rankings de la semana pasada.

Oregon, con una derrota y saliendo de derrotar a Utah por 51-27 el sábado, escaló hasta el puesto N° 2. Mississippi State mantuvo la primera posición por tercera semana consecutiva.

Alabama y Arizona State fueron los primeros dos equipos que quedaron fuera. Baylor, Ohio State, Auburn y Ole Miss completaron el resto del Top-10.

UCLA subió siete posiciones hasta el N° 11, mientras que Michigan State cayó cuatro posiciones hasta el N° 12 después de caer ante Ohio State. Kansas State, Arizona y Georgia ranquearon del N° 13 al N° 15, respectivamente.

Nebraska y LSU resbalaron al N° 16 y N° 17, respectivamente. Notre Dame, después de su tropiezo ante Arizona State, cayó ocho posiciones hasta el N° 18. Clemson subió al N° 19, y Wisconsin saltó cinco lugares al N° 20.

Los N° 21 al N° 25 incluyeron a Duke, Georgia Tech, Utah, Texas A&M y Minnesota.

J.T. BarrettESPN ImagesEl mariscal de campo J.T. Barrett lanzó tres pases de touchdown para los Ohio State Buckeyes.

EAST LANSING -- J. T. Barrett lanzó tres pases de touchdowns y anotó dos veces por tierra en una actuación sensacional, y el N° 13 Ohio State anotó prácticamente a voluntad contra la elogiada defensiva de Michigan State, derrotando a los N° 7 Spartans, 49-37, este sábado por la noche.

Con una impresionante actuación de la ofensiva, los Buckeyes (8-1, 5-0 en la Big Ten) se consolidaron de nuevo como el equipo dominante de la Big Ten bajo la dirección de Urban Meyer, vengando su derrota ante Michigan State en el juego por el título de la conferencia el año pasado, y levantando la mano para pelear por uno de los cuatro boletos a los playoffs del fútbol americano colegial.

Ohio State llegó al partido en la posición N° 14 en la clasificación del College Football Playoff. Los Spartans (7-2, 4-1) estaban en el N° 8 y seguramente quedarán fuera de la contienda.

Barrett, quien se convirtió en el mariscal de campo titular de los Buckeyes antes del inicio de la temporada debido a que Braxton Miller requirió una cirugía de hombro, completó 16 de 26 pases para 300 yardas.

Ohio State tiene marca 21-0 en temporada regular en la Big Ten bajo el mando de Meyer.

Michigan State ganaba 21-14 cuando Dontre Wilson de Ohio State perdió el balón en un regreso de patada, dando a los Spartans la oportunidad de extender su ventaja en el segundo cuarto. Sin embargo un castigo por sujetar anuló un touchdown de Michigan State y los Spartans eventualmente fallaron un intento de gol de campo.

En la siguiente jugada ofensiva de Ohio State, Barrett encontró a Michael Thomas en una jugada de touchdown de 79 yardas que empató el marcador 21-21. Luego, Barrett lanzó un pase de anotación de 44 yardas a Devin Smith para poner a los Buckeyes arriba en el marcador con 56 segundos por jugar en la primera mitad.

Después de un gol de campo de Michigan State para iniciar el tercer cuarto, Ohio State recorrió 67 yardas en 13 jugadas y un acarreo de touchdown de una yarda de Ezekiel Elliott puso el marcador 35-24. Barrett encontró a Wilson para un touchdown de siete yardas al inicio del último cuarto para darles a los Buckeyes una ventaja de 18 puntos.

Jeremy Langford corrió para 137 yardas y tres touchdowns para Michigan State, que acumularon 536 yardas y no perdieron ningún balón, sin embargo no pudieron mantener el ritmo a los Buckeyes.

Corey ColemanAP PhotoEl corredor Corey Coleman terminó con 15 recepciones para 224 yardas con los Baylor Bears.

NORMAN -- Bryce Petty no bromeada, estaba "listo para Oklahoma".

El mariscal de campo de Baylor respondió pregunta tras pregunta luego de la victoria de la semana pasada sobre Kansas reiterando que estaba listo para Oklahoma. Ratificó sus palabras completando 32 de 42 pases para 387 yardas y un touchdown para ayudar a los Bears (N° 12 CFP, N° 10 AP) a pasar por encima de los Sooners (N° 15, N° 16), por marcador 48-14, este domingo.

"Hubo algo con este partido", declaró Petty. "Este juego, para mí, estaba marcado en el calendario. No me gusta hacerlo público porque todos los partidos son importantes, pero en verdad quería ganar este juego".

Fue el primer triunfo como visitante de Baylor en 12 intentos contra los Sooners (6-3, 3-3 Big 12) y la primera victoria fuera de casa para los Bears contra un equipo clasificado desde que Art Briles asumió el cargo de entrenador en jefe en el 2008.

Ahora, Baylor parece el más peligroso de la conferencia. El campeón defensor (8-1, 5-1) ha ganado tres de sus últimos cuatro duelos con los Sooners luego de perder los primeros 20. Baylor derrotó a los Sooners 41-20 en Waco el año pasado.

"Significa mucho", sentenció Petty. "Lo más importante es que apenas es la punta del iceberg para este equipo. La gente sigue diciendo, 'Ustedes aún son Baylor'. Y respondemos, 'Sí, somos Baylor. Esto es diferente'".

Corey Coleman estableció marcas personales con 15 recepciones y 224 yardas. Fue la mayor cantidad de recepciones para un jugador en contra de los Sooners en la historia. Coleman también atrapó un pase de touchdown y anotó otro por tierra permitiendo a los Bears mantener sus esperanzas de pelear por el título de conferencia y el nacional.

"Tenemos que controlar lo que podemos controlar", indicó Petty. "Si salimos y ganamos estos últimos tres partidos, nos meteremos en la pelea. Pero tenemos que ganar".

El mariscal de campo de Oklahoma, Trevor Knight, salió en el carrito de asistencias luego de ser capturado al inicio del último cuarto. Los Sooners se la jugaron en última oportunidad con más de 11 minutos en el reloj, sin embargo Knight fue golpeado entre Grant Campbell y Shawn Oakman. Permaneció en el campo por varios minutos antes de ser sacado. Movió las extremidades antes de abandonar el campo.

El entrenador en jefe de los Sooners, Bob Stoops, no dio detalles sobre la condición de Knight después del partido ni especificó cuál fue la lesión. Un portavoz de Oklahoma señaló que Knight salió caminando del estadio por sus propios medios y seguirá siendo evaluado.

Marcus Mariota brilla en ofensiva de Oregon

FECHA
04/11
2014
por Adam Rittenberg
ESPN.com (EE.UU.)

EUGENE -- Marcus Mariota desafía la definición de común, así que no lo vean con una óptica tan limitada.

Marcus Mariota
AP PhotoMariota es uno de los candidatos al Heisman

Cambien sus parámetros antes de que sea demasiado tarde. Mariota se disfruta mejor en alta definición, y no es debido a los colores de los uniformes que él y sus compañeros de Oregon utilizan en los partidos.

El dominio mental de Mariota en la ofensiva de Oregon se está convirtiendo en algo único. El junior de los Ducks está dominando a un nivel pocas veces visto entre los mariscales de campo colegiales.

Mariota no encaja en la imagen del mariscal de campo escupiendo fuego por la boca, con las venas del cuello saltando. Puede ser un líder con emoción pero ese no es su secreto.

Los números demuestran el control completo de Mariota sobre la ofensiva de Oregon.

En la temporada: 26 pases de touchdown, dos intercepciones, un índice de pasador de 187.2 (el mejor de la FBS), 10.2 yardas por intento (la segunda mayor cifra en la FBS), porcentaje de pases completos de 68.1, 5.8 yardas por acarreos, siete anotaciones terrestres.

En su carrera: 89 pases de touchdown, 12 intercepciones, 644 pases completos (récord del equipo), porcentaje de pases completos de 66.4, índice de pasador de 171.2, récord 31-4 como titular de Oregon y 10,760 yardas ofensivas.

El índice total de pasador en su carrera de 88.4 es el segundo más alto en las últimas 10 temporadas, por encima de los ganadores del Trofeo Heisman Johnny Manziel y Jameis Winston y sólo detrás de Cam Newton, también ganador del Heisman.

"Es muy inteligente, en especial cuando se trata de fútbol americano", declaró a ESPN.com el coordinador ofensivo de los Ducks, Scott Frost. "Él ve las cosas y las procesa tan rápido que no comete tantos errores".

Los errores de Mariota también destacan su gran enfoque para el juego. Frost atribuye la mayoría de las intercepciones a dos causas principales: malos ojos y ponerse nervioso bajo presión.

Las intercepciones de Mariota se derivan de pensar de más, pero no de manera común. El entrenador en jefe de Oregon, Mark Helfrich, lo define como "pensar junto con la ruta", que está bien siempre y cuando la ruta se corra de manera correcta.

Pero si el blanco de Mariota se desvía de su ruta o pierde ventaja, Mariota corrige lanzando a tiempo justo al blanco, cuando lo correcto sería lanzar hacia las bancas.

"Él sabe lo que ese jugador se supone que debe hacer", señala Helfrich. "Si el receptor corre la ruta equivocada, sólo hay que deshacerse del balón".

La intercepción de Mariota en el segundo cuarto del partido del 24 de octubre contra California puso fin a una racha de 253 intentos de pase sin intercepción, la segunda más larga en la historia de la Pac-12, detrás de la racha de 353 intentos establecida, sí, por Mariota.

"Se trató de un error mental", indicó Helfrich.

Oregon puede vivir con ese tipo de errores porque no suceden tan seguidos. Es el trabajo de Frost y Helfrich enseñarles a los mariscales de campo sobre coberturas, cómo anticipar cargas y cómo encaja el personal con una jugada determinada.

Pero no pueden hacer demasiado para ayudarles a sus jugadores a absorber la información. Mariota lo hace más sencillo para ellos.

"Ni siquiera hay que plasmarlo en papel", sentenció Helfrich. "Puedes sólo hablar y él lo entiende. Eso es de gran valor para un mariscal, poder pensar en eso una y otra vez sin tener que verlo, o incluso sin tener que hacerlo. Porque esas son cientos de repeticiones que uno puede tener sin el desgaste de jugar con alguien".

Mariota procesa la información a gran velocidad, lo que es de gran ayuda cuando está bajo presión. "Imperturbable", así lo describió un asistente de la Pac-12.

De acuerdo a ESPN Stats & Information, Mariota se ubica en el segundo lugar entre los mariscales de las cinco conferencias más importantes en porcentaje de pases completos en jugadas de carga esta temporada (76.5). Está en la séptima posición en yardas por intento contra la carga (10.4) y tercero en porcentaje de pases que resultan en touchdowns contra la presión (17.6).

"No veo subiendo su presión arterial", refirió Frost. "Cuando está adentro, permanece en calma y ejecuta".

Sin embargo la tranquilidad de Mariota ha sido interpretada por algunos como un inconveniente. ¿Es demasiado tranquilo para liderar un vestuario en la NFL? Después de la victoria de Oregon, 45-16, sobre Stanford el fin de semana pasado, se le preguntó a Mariota si él es muy agradable.

"Esa es la opinión de la gente", respondió. "Creo que mis compañeros saben quién soy y juegan para mí, y eso es todo lo que uno puede pedir".

Eso es todo lo que importa en este momento. Y ahora Mariota es un mariscal de campo más cerebral.

También ha evolucionado de ser un jugador de preparatoria calmado durante un campamento en Oregon que la mitad del personal no estaba convencido con él, prefiriendo a su polo opuesto, Manziel.

"Cuando se trata de competencia, es tan feroz como cualquiera", expresó Frost. "Marcus está en un lugar donde ha sido el principal candidato para ser el primer mariscal de campo reclutado en el draft de la NFL. Cada vez que eres esa persona, entonces hay más escrutinio.

"Están tratando de encontrar algo malo con él".

Déjenlos que lo hagan. Ese es su trabajo.

El resto de nosotros debemos apreciar a un jugador que no aparece tan seguido a nivel colegial, uno con un brazo fuerte, pies ágiles y, lo más importante, una mente maravillosa.

AL INICIO

GALERÍAS DE FOTOS

Fútbol Americano Colegial Fútbol Americano Colegial
Fútbol Americano Colegial
Salón de la Fama, Clase del '13

Twitter SÍGUENOS POR TWITTER