El Mundial, día a día (13 de junio)

De la mano de Mesut Ozil, apareció Alemania... y los goles que veníamos reclamando

4:01 ET
Actualizado el
Carlos Bianchi Por Carlos Bianchi
ESPNdeportes.com
Archivo

AlemaniaGetty ImagesOzil (8), un zurdo exquisito, en el festejo alemán ante Australia
Domingo 13 de junio de 2010

JOHANNESBURGO -- El tercer día de Sudáfrica 2010 trajo dos novedades: finalmente un delantero anotó y, sobre el final, llegaron los goles que tanto estábamos necesitando.

Pero cuidado, porque estos goles fueron en un partido desparejo y, en todo caso, reafirman lo que les decía en mi análisis previo al Mundial: las distancias entre los equipos son muy pequeñas y no va a haber demasiadas goleadas.

A mitad de camino en la primera jornada (se jugaron ocho partidos de 16), todavía siento que este Mundial tiene, en lo futbolístico, sabor a poco.

Pero pasemos a ver qué fue lo mejor de este domingo.

LA FIGURA
Si ayer Messi se llevó todos los aplausos, hoy fue el turno de Memet Ozil, lóider de Alemania en el triunfo 4-0 sobe Australia. El hijo de inmigrantes turcos sigue recorriendo el camino que va de promesa a consagrado y mostró, una vez más, una enorme sutileza y calidad en su pierna zurda.

Ozil manejó los hilos del ataque alemán y fue el gran generador de maniobras de riesgo, incluso sin tocar la pelota, como cuando descolocó a la defensa australiana con el simple recurso de dejar pasar la pelota entre sus piernas en el área para que rematara un compañero mejor colocado.

En su debut mundialista, confirmó todo lo bueno que se viene diciendo de él. Veremos si lo puede seguir reafirmando a medida que avance el torneo y los rivales que tenga enfrente le presenten una mayor exigencia.

LA SORPRESA
Puede ser un poco exagerado calificar a Ghana como tal, ya que es un equipo que viene mostrando. al menos desde Alemania 2006, que le puede dar batalla a cualquiera. Pero esa fama cada tanto hay que reafirmarla con resultados, y eso hizo Ghana al vencer 1-0 a Serbia.

Gyan Asamoah
EFEGhana es una de las grandes favoritas

Además de la alegría de ser el primer equipo africano en ganar un partido mundialista en su continente, Ghana se quedó con una especie de "final" por el segundo puesto del Grupo D, ya que Alemania debería ser el lógico ganador y Australia parece resignado a terminar en el fondo.

En el juego rápido, sin transición, entre dos equipos parejos que le planteó Serbia, Ghana salió bien parado, y generó muchas más situaciones que su adversario.

LA DECEPCION
La contracara fue Serbia, que se quedó con las manos vacías por un penal infantil por mano de Zdravko Kuzmanovic. Si bien en el desarrollo del partido ambos tuvieron el mismo ida y vuelta, a Serbia le faltó peso ofensivo.

Recién cuando se quedó con 10 (por una expulsión también infantil, la de Lukovic) Serbia consiguió crear cierto riesgo. Tuvo, casi de inmediato, dos chances óptimas para abrir el marcador. Pero las desaprovechó y terminó pagando en su arco una derrota que la deja muy complicada.

EL ERROR
Por segundo día consecutivo el dueño de esta sección es un arquero. En este caso, es el turno del argelino Faouzi Chaouchi, quien no quiso ser menos que su colega Robert Green, de Inglaterra, y dejó escapar un tiro de Robert Koren que se convirtió en el único gol del encuentro, cuando faltaban poco más de 10 minutos para el final.

Quizás era la única manera de que se abriera el marcador entre dos selecciones que no dejaron nada para el recuerdo y que probablemente hayan protagonizado, ya tan temprano, el partido más pobre de Sudáfrica 2010.

Hector Baldassi
Getty ImagesBaldassi, el árbitro argentino en Sudáfrica 2010

EL ACIERTO ARBITRAL
Visto por televisión fue un penal clarísimo. Pero Héctor Baldassi no tenía el mejor ángulo de visión para juzgar qué había hecho Kuzmanovic y podría haber pasado por alto una infracción flagrante.

Por suerte, percibió algo raro y se apoyó enseguida en el línea Ricardo Casas, quien le marcó que el serbio había tocado la pelota con la mano.

Fue un buen cierre para una tarde correctísima de Baldassi y sus asistentes, Casas y Hernán Maidana, en el debut de la terna argentina en el Mundial.

Eso es todo por hoy. Mañana espero poder hablar de los muchísimos goles que se anotaron en tres partidos que a priori prometen: Holanda-Dinamarca, Japón-Camerún e Italia-Paraguay. Felicidades.


Carlos Bianchi es el 13º goleador de la historia del fútbol mundial y el técnico que más títulos ganó en el fútbol argentino. Surgió como jugador en Vélez Sarsfield de su país, donde fue campeón en 1968, para luego destacarse en distintos clubes de Francia. Allí inició su carrera como técnico, antes de volver a la Argentina para ganar 15 títulos locales e internacionales, seis con Vélez y nueve con Boca Juniors. También dirigió a la Roma de Italia y al Atlético de Madrid de España y es eterno candidato a conducir a la Selección Argentina. Ha escrito para diversos medios de prensa y también se ha desempeñado como comentarista televisivo en distintos canales de Latinoamérica y del mundo. Consulta su archivo de columnas.