Kendrys Morales pasó revisión de su tobillo

19:28 ET
Actualizado el
por Rigo Cervantez

LOS ÁNGELES -- Kendrys Morales, el bateador designado y primera base de los Angelinos de Los Ángeles, visitó este martes la clínica Steadman en Vail, Colorado, para una revisión de rutina de su tobillo izquierdo, el mismo que se fracturó en mayo de 2010, una lesión que lo mantuvo alejado del parque de pelota durante casi dos temporadas completas.

Kendrys Morales
Rick Scuteri/US PresswireKendrys Morales cerró el 2012 con .273 de promedio de bateo, 22 jonrones y 73 carreras remolcadas

Morales visitó la clínica del ortopedista Thomas Clanton, quien le practicó la segunda de las dos operaciones que requirió por su fractura, para ser sometido a una evaluación sobre la condición que guarda el tobillo del pelotero, tras los rigores a los que fuera expuesto a lo largo de los 162 juegos de la temporada 2012 en Grandes Ligas.

De acuerdo a los Angelinos, la visita fue rutinaria, para darle seguimiento al caso de Morales por parte del especialista que lo ha venido atendiendo en los últimos meses.

El jugador viaja este miércoles al sur de la Florida, donde pasará el receso beisbolero, aunque no todo será descanso para Morales, quien deberá realizar ciertas rutinas físicas, un trabajo que le permitirá terminar de fortalecer su tobillo luego de jugar su primera temporada completa de los últimos tres años con el equipo de Anaheim.

TEMPORADA DECISIVA
Kendrys Morales enfrenta en el 2013 un año importante en su carrera, el último en su proceso de arbitraje ya que al final de la temporada podría incursionar en la agencia libre.

Luego de un inicio incierto por las secuelas de una grave lesión, dos operaciones y la prolongada inactividad, el pelotero cubano cerró el 2012 con promedio de bateo de .273, disparó 22 cuadrangulares y logró 73 carreras remolcadas.

Fueron sus mejores números desde aquel 2009 en el que se convirtiera en uno de los bateadores más destacados de los Angelinos, promediando .306, con 34 cuadrangulares y 108 carreras empujadas.

Pero, principalmente, ya recuperado a plenitud, Morales ambiciona el poder jugar todos los días y no solo aparecer como bateador designado, muy a pesar de que su sueldo en la temporada venidera rondará por los 6 millones de dólares.

El problema es que con en el equipo de Mike Scioscia la primera base tiene a un custodio titular llamado Albert Pujols y eso podría llevar al cubano a buscar otros horizontes, en un equipo donde pueda aspirar a jugar cotidianamente.

Es al mismo tiempo una disyuntiva para la entidad con sede en Anaheim, el decidir si están dispuestos a perder a un bateador ambidiestro que presenta una producción con el madero como la de Kendrys Morales.