Clippers no pierden la calma

Actualizado el 21 de noviembre de 2012
por Carlos Nava
Jamal CrawfordAP Photo/Sue OgrockiJamal Crawford es acorralado por dos jugadores del Thunder en la visita de LAC a Oklahoma
OKLAHOMA CITY -- Los Clippers tienen razones para sentirse optimista, en una noche para el olvido.

Frente a los campeones de la Conferencia Oeste, los Clippers demostraron que pueden competir hasta el último segundo y quizá más, cuando Chris Paul vive su peor noche.

También que pueden aspirar la victoria, cuando pierden 14 balones, 10 en los últimos 24 minutos.

Y cuando estan en medio de una desgastante racha de ocho partidos contra equipos ganadores, que atraviesan por su mejor momento.

"Hoy perdimos en casa del campeón de la Conferencia, el equipo que estuvo en las Finales la temporada pasada", dijo el delantero de los Clippers Matt Barnes. "Es frustrante, pero tampoco es fácil venir aquí a jugar".

"Sentimos que dimos buena pelea", agregó. "No jugamos tan bien, pero aún así los llevamos a tiempos extra y los hicimos trabajar".

Para nadie es un secreto que los Clippers son un equipo con orientación ofensiva. Pero poco se dan cuenta de que su defensiva es factor.

Son líderes en robos de bola, segundos en menor promedio de disparos anotados por el rival y en balones entregados por el rival.

De no ser por su defensa, es probable que un equipo tan explosivo en ataque como el Thunder hubiera arrasado con ellos desde el principio.

En cambio, los Clippers pudieron recuperarse de una desventaja que llegó a ser de 10 puntos para llevar el juego a tiempo extra y tener la oportunidad, incluso, de ganar en el último disparo.

"Hemos tenido que aprender a defender de manera consistente", comentó el entrenador Vinny del Negro. "No es fácil defenderse contra un equipo como el Thunder. Tienen a Kevin Durant, a Russell Westbrook, tienen muchos jugadores que pueden producir puntos".

Los Clippers aceptaron más de 10 unidades de cinco jugadores diferentes. Pero Oklahoma City sólo tuvo 45.6 por ciento de efectividad en sus disparos de campo.

Fue el sexto partido consecutivo en que impiden que algún rival alcance por lo menos 46 por ciento.

"A la defensiva son un equipo bien difícil", dijo el entrenador del Thunder, Scott Brooks. "Nos provocaron algunos balones sueltos durante el juego".

"Muchos creen que sólo saben anotar, pero en realidad son muy buenos en sus transiciones defensivas", agregó. "Tienen gente grande y hábil abajo del tablero. Y otros pueden defender desde el perímetro".

Los Clippes son en este momento quizá el equipo más completo, si se considera la producción ofensiva, de la banca y de su defensiva.

Y si en una mala noche hacen trabajar a un equipo como el Thunder, habrá que verlos en una buena.

"Este es un gran equipo", agregó el entrenador del Thunder. "Hoy tuvimos un partido difícil que fue como un juego de playoffs en noviembre".