Brown no deja afectarse por las críticas

Actualizado el 4 de noviembre de 2012
por Gonzalo Aguirregomezcorta
Mike BrownHanewinckel/US PresswireMike Brown admitió que los fanáticos de LA son más críticos que los de Cleveland
LOS ÁNGELES -- Con el paso de los partidos, Mike Brown va perdiendo adeptos entre la hinchada de Los Angeles Lakers. Las derrotas están acabando con la paciencia de un sector de los fans, que se expresan tanto en la cancha como en foros y comentarios de las noticias sobre el equipo.

Las iras se acrecentaron luego del partido que los laguneros perdieron ante los Clippers el viernes, cuando se oyeron las primeras voces que clamaban contra el coach. "Mike Brown sit down" se convirtió en el juego de palabras preferido de algunos asistentes, mientras que los más apasionados fueron más allá.

"Es parte del negocio. Pasé por esto muchas veces cuando estaba en Cleveland y empezamos lentos, así que es parte del proceso", declaró Brown antes de comenzar el encuentro ante Detroit Pistons. "Yo lo que hago es seguir el curso, entrenar bien a los chicos y animarlos a jugar lo mejor posible".

Brown admitió que los fans de L.A. son más críticos que los de Cleveland.

"Somos fans apasionados y me encanta porque quieren ganar, están acostumbrados a hacerlo. Creo en lo que estoy haciendo con los chicos y tengo fe en que lo conseguiremos, así que eso es lo que me sigue empujando", alegó.

Los contratiempos continúan en los Lakers, y es que en un comienzo de temporada marcado por las derrotas, el lastre de las lesiones también está desequilibrando al equipo. Steve Nash, con una fractura en el peroné, será baja durante un periodo mínimo de una semana en la que se perderá cuatro partidos como poco.

"Con la lesión que tiene no puede hacer nada sobre la cancha, pero es muy inteligente y siempre tiene sugerencias sobre la ofensiva del equipo", comentó Brown. "Es duro no tenerle. Durante la primera mitad ante Portland comenzamos a empujar y se vieron aspectos positivos con Nash liderando. Creo que jugamos muy ofensivamente ante Portland y en el último partido (Clippers) hubo falta de ritmo y eso tuvo que ver mucho con la ausencia de Nash", afirmó Brown.