D'Antoni dirigió sin muletas

Actualizado el 19 de noviembre de 2012
por Gonzalo Aguirregomezcorta
Mike D'AntoniJeff Zelevansky/Getty ImagesMike D'Antoni parece haber recuperado bastante de su operación en la rodilla
LOS ÁNGELES -- Mike D´Antoni ya está un paso más cerca de sentarse en el banquillo de Los Angeles Lakers durante un juego oficial, y es que el nuevo coach de los laguneros dirigió su primera práctica sin muletas este mismo lunes.

Contrario a su voluntad y por recomendación médica, el italo-estadounidense no pudo dar directrices a los suyos en la victoria de este domingo ante Houston Rockets, y todo apunta a que ya podrá estar a pie de cancha a partir del martes, cuando sus pupilos se midan a Brooklin Nets en el Staples Center, encuentro que cerrará una racha de seis partidos al hilo jugados en su feudo.

"Lo voy intentar (estar presente), confesó tras la práctica del lunes. "Ya traté de estar para el domingo, pero trataré de estar listo el martes. Aún no quiero confirmar. Desde luego que estoy mucho mejor".

Sin muletas y con una reducción en la medicación (una de las causas que le impidieron sentarse en la banca el domingo por causa de la fatiga) todo apunta a que D´Antoni podría dirigir a sus hombres in situ. Desde luego, ganas no le faltan.

"Estoy ansioso por dirigir. Ver el partido desde fuera es una locura, se sufre más que estando en la cancha", declaró el coach. Ante los Rockets, D´Antoni vio la cita en el estadio pero dentro del vestuario, algo que le produjo más ansiedad que estando en la cancha. A pesar de ello, no tiene ganas de forzar su recuperación.

"No estoy con prisa, Bernie está haciéndolo muy bien y sólo cuando esté listo me sentaré en el banquillo", sostuvo.

El efecto D´Antoni se notó desde que recaló en la franquicia el jueves pasado, día de su presentación en sociedad. Desde entonces, el equipo no perdió ninguno de los dos encuentros que jugó (ante Phoenix Suns y los Rockets) pero además cumplió con las expectativas con las que arribó el coach: jugar un basquetbol sencillo y superar los 105 puntos por partido.

Por primera vez en toda la temporada, los laguneros sumaron 114 y 119 puntos en las dos últimas citas y las pérdidas de balón se redujeron considerablemente.

"Estamos tratando de llegar dónde queremos, lleva su tiempo, pero en poco estaremos ahí. Cuando Steve (Nash) se recupere, nos dará un empujón".

El armador de los Lakers estará fuera de las canchas al menos una semana más y será evaluado de la fractura que sufre en la cabeza del fémur izquierdo el próximo sábado.