Bryant y Metta impulsan a Lakers al triunfo

20:50 ET
Actualizado el
por Gonzalo Aguirregomezcorta

Los Angeles Lakers (11-14) ganaron su segundo encuentro al hilo tras imponerse a domicilio a Philadelphia 76ers (12-12) por 111-98 el domingo. Los laguneros no encadenaban dos victorias o más consecutivas desde el 20 de noviembre, cuando hicieron lo propio ante Phoenix Suns, Houston Rockets y Brooklyn Nets.

El esfuerzo colectivo de los angelinos fue la clave de la victoria ante una de las aficiones más apasionadas de la NBA. Mostraron una energía inexistente en los dos primeros encuentros de la gira de cuatro partidos en la Costa Este y mantuvieron el nivel durante todos los cuartos.

Kobe Bryant (34 puntos/seis asistencias) regresó a su Philadelphia natal y agarró algo de oxígeno para su equipo con una gran actuación. Lideró a los visitantes con una gran efectividad y de nuevo volvió a ser el jugador que más tiempo estuvo sobre la duela. Mike D'Antoni siguió contando con él en los minutos finales, a pesar de que la diferencia de 15 puntos favorable a los Lakers.

Estuvo sobre la duela hasta que restaban 1,50 segundos y con sus 40 minutos de juego, Kobe registró su sexto encuentro al hilo llegando o superando dicha cifra.

La consistencia de Metta World Peace (19 puntos/16 rebotes/cuatro robos/dos bloqueos) también empujó a su equipo a alcanzar la victoria. El lagunero completó una de las mejores actuaciones de la temporada y batió el récord de rebotes en un juego de toda su carrera.

Su consistencia y efectividad sumados a la solidez que demostró le erigieron como uno de los jugadores más importantes de la cita. Su presencia bajo el aro en ataque permitió que su equipo completara cinco segundas jugadas gracias a los cinco rebotes ofensivos que agarró.

Dwight Howard (17 puntos/11 rebotes) volvió a lograr otro doble-doble esta campaña en un encuentro en el que mejoró en el poste bajo gracias al poderío que mostró en la pintura.

El hombre más determinante de la banca para los angelinos fue Darius Morris (15 puntos). El armador suplente anotó todos sus puntos en la primera mitad.

A pesar de la victoria, los laguneros volvieron a registrar un alto número de pérdidas de balón. Se les escaparon 15 esféricos que supusieron 16 puntos en contra. Aunque una de las claves del éxito fue la consecución de 14 triples sobre 34 intentos.

El californiano y exjugador de Los Angeles Clippers, Nick Young (30 puntos), fue el jugador que más brilló por parte de los Sixers.

Pau Gasol no pudo jugar por seguir lesionado de las tendinitis en sus rodillas y la afición tampoco pudo vivir el duelo entre Howard y Andrew Bynum debido a que el exlagunero continúa recuperándose de las rodillas. El jugador no pudo saltar en la cancha en toda la temporada.

Los Lakers finalizaron la gira en la carretera por la Costa Este con un balance de 2-2 antes de jugar en el Staples Center el martes frente a Charlotte Bobcats.