Lakers vencen a Wolves

0:06 ET
FECHA
01/02
2013
por Gonzalo Aguirregomezcorta

LOS ÁNGELES-- El dominio de Los Angeles Lakers sobre Minnesota Timberwolves sigue intacto. A pesar de desperdiciar una amplia ventaja que bien podría haberles costado un susto, los laguneros lograron su veinteava victoria consecutiva y la décima al hilo como visitantes ante los 'lobos' en una cita que dominaron al principio, pero que se complicó al final (111-100).

Desde el comienzo del encuentro, los laguneros mostraron su mejor versión con esa fórmula que les está ayudando a maquillar el inicio de campaña más irregular desde 1993. El quinteto inicial contó con la variación de Dwight Howard (lesionado del hombro derecho) por Pau Gasol (que reivindicó la titularidad perdida, 22 puntos/11 rebotes). El español comenzó de lo más enchufado y alentó a los suyos a agarrar una ventaja casi insalvable a favor de los laguneros, que volvieron a la senda del triunfo anterior al tropiezo ante Phoenix Suns.

Pau paseó su versatilidad sin complejos, sacando partido de su eficiencia en los lanzamientos exteriores, su soltura en la pintura y la cadencia que es capaz de poner al juego de su equipo. Su tándem con Kobe Bryant (17 puntos, ocho asistencias y 10 rebotes) funcionó a la perfección, y es que la estrella (56 asistencias en cinco partidos) tiró del carro como siempre hace, aunque esta vez contó con unos compañeros afinados.

Otra vez más se encargó de distribuir el juego, algo a lo que habrá que acostumbrarse, porque parece ser que es la fórmula que mejor funciona. Ni ofensiva Princeton, ni 'run and gun' ni nada que se le parezca, el Kobe-sistema da muestras de ser infalible cuando los que le rodean están afinados.

Steve Nash (17 puntos y siete asistencias) volvió a mostrar su gran pulso en los lanzamientos exteriores y de nuevo cedió el testigo de las asistencias a Bryant. El armador jugó uno de sus partidos más completos de la campaña.

Otro de los protagonistas de la cita fue Earl Clark (13 puntos y ocho rebotes). Engrosó el grupo de los jugadores más destacados y volvió a dar fe del buen momento de forma que está viviendo. Cuánta más confianza le otorga Mike D´Antoni, más convence el joven jugador.

Los Lakers combinaron a la perfección la buena circulación de balón, con las anotaciones exteriores y una buena defensa. Vivieron gracias a la renta de un primer cuarto magistral, un de los mejores de la campaña, en la que fueron capaces de llegar a los 37 puntos. En el segundo mantuvieron la ventaja y, a pesar de mostrarse más débiles al comienzo del tercer cuarto, lograron vencer sin mayores complicaciones a un rival que se les da especialmente bien. No en vano, la rivalidad Lakers-Wolves desprende un dato curioso: la mayor racha de victorias al hilo de un equipo, los laguneros, frente a un mismo contrincante.

Metta World Peace (seis puntos, cuatro asistencias y siete rebotes) no anduvo tan acertado en las anotaciones como en otros compromisos, aunque estuvo muy sólido a la hora de agarrar rebotes. La banca lagunera hizo un buen papel. Antawn Jamison (18 puntos, siete rebotes), Steve Blake (10 puntos) y Jodie Meeks (ocho puntos) fueron los tres únicos reservas que utilizó D´Antoni.