Lakers hilan 21 triunfos ante Wolves

1:21 ET
FECHA
28/02
2013
por Gonzalo Aguirregomezcorta

LOS ÁNGELES-- Minnesota Timberwolves fue incapaz de vencer a Los Angeles Lakers en los últimos 21 enfrentamientos entre los dos equipos luego de salir derrotados el jueves por 116-94. Se trata de la racha vencedora más larga de la NBA en la actualidad.

Las claves de la victoria lagunera estuvieron en el buen balance anotador de los pupilos de Mike D'Antoni desde más allá del arco, una mejora en las transiciones defensivas y el buen papel que desempeñó Kobe Bryant (33 puntos y cinco asistencias).

La Mamba Negra se elevó a la máxima potencia para desplegar un arsenal de lo más variado. Voló por los aires en repetidas ocasiones para poner al público en pie en un desafío a la gravedad que le llevó a clavar el esférico de todas las maneras posibles durante la primera mitad. El lagunero ya comentó tras la práctica del miércoles que el ponerse el mono de asistente o anotador era una cuestión de improvisación durante los juegos.

Ante los Timbers decidió no dejar títere con cabeza y llevó a cabo el rol que más le gusta: el de 'killer' del aro. Anduvo muy afinado en su puntería con un balance de 13-22 en tiros de campo y 4-8 en triples. Dwight Howard sumó otro doble-doble y alcanzó los 11 puntos y 13 rebotes, mientras que Steve Nash sufrió la marca de Ricky Rubio y llegó a los 10 puntos y siete asistencias.

La eficacia en los lanzamientos de tres de los Lakers fue determinante para decantar el resultado a su favor tras alcanzar el 50 por ciento con 16 lanzamientos certeros sobre 32. En el tercer periodo, 21 de los 32 puntos que anotaron los locales fueron desde más allá del arco de tres.

Si hubo un hombre que supo sacarle las cosquillas a los laguneros, ese fue Ricky Rubio (13 puntos y 13 asistencias), que una vez más se erigió como el guía de su equipo gracias a su repertorio de asistencias de todos los colores. La gama cromática del español en los últimos pases despertó los murmullos del respetable angelino, que pudo hacer otra cosa que rendirse ante la visión y construcción de juego del armador.

A pesar de ello, el hombre más incisivo de los visitantes fue el boricua J.J. Barea, que realizó una gran labor en la segunda unidad con 20 puntos y cinco asistencias. Luke Ridnour alcanzó los 19 puntos y siete sobre 10 en tiros de campo. Derrick Williams sumó 15 puntos y ocho rebotes.

Nikola Pekovic se vio obligado a retirarse lesionado en el primer cuarto debido a unas molestias en la ingle. Su ausencia condiciono al plantel de Minnesota, que ya tenían a Kevin Love en el dique seco por una lesión en su mano derecha y a Andrei Kirilenko por molestias en la pantorrilla.

Los Lakers dominaron la cita en todo momento y no permitieron que los Timbers amenazaran su supremacía. También vencieron la batalla en la pintura 46-36.

La banca lagunera estuvo encendida gracias a la actuación de los habituales Antawn Jamison (17 puntos y ocho rebotes), Jodie Meeks (16 puntos) y Steve Blake (13 puntos, seis asistencias y siete rebotes), que desde que se recuperó de su lesión está mostrando un gran nivel.

Con esta derrota, Minnesota se aleja de los puestos de playoffs (20-35) mientras que los californianos (29-30) le siguen pisando los talones a Houston Rockets (31-28), que ocupan la última posición de que da derecho a la postemporada.