Cifras que no mienten, ¿pero engañan?

21:39 ET
Actualizado el
por Rafa Ramos
Duvier RiascosMexsportEl colombiano Duvier Riascos es uno de los grandes jugadores con que cuenta el club Tijuana
LOS ÁNGELES -- Once es una cifra mágica en el futbol. Y once es una cifra que marca distancias. Toluca es líder con 34 y Chivas con 23. ¿Ya restó? Además, la diferencia de goleo es de más 11 para los Diablos Rojos, por cero del Guadalajara. Los demonios marcaron 28 goles y el Rebaño 17. Una resta obvia.

Cierto: nada garantiza al Toluca que esa diferencia sustancial implique un seguro de vida. Chivas, y otros, han inventado milagros para ir del caos de la sima a la gloria de la cima en ese corto trance llamado Liguilla.

Cierto: el cierre del Guadalajara ante Xolos fue deplorable. Fue 0-2. Pudo ser peor. Riascos no tiene palabra de honor. Pudo haber hecho dos más. Xolos pudo haber salido entre vítores, pero, al final, sólo hubo vituperios de su propia tribuna contra el Rebaño.

Errores defensivos gravísimos sentencian a los rojiblancos, pero además dejó evidencia de su vulnerabilidad. Ojo: Riascos perdonó por indolente, el panameño Tejada, con Toluca, no tiene piedad ni desdén ni pecho frío: es letal.

Es evidente que Toluca es el favorito. Sinha parece tener un tercer aire, y el equipo compacto que maneja Meza, sólo tuvo un desliz severo, curiosamente ante el mejor Cruz Azul del torneo, pero al final fue el equipo con más victorias junto con el León: 10 en total.

Hay una referencia intacta en los torneos cortos, especialmente en los más recientes: el campeón sale de los tres mejores visitantes. Toluca es de ellos, sólo debajo de América y Tijuana, pero ojo, el cuarto es Chivas, que de sus 23 unidades consiguió 13 de huésped, mientras que de local apenas consiguió 10 de 27.

Ante los otros siete clasificados, los Diablos Rojos consiguieron dos victorias (Chivas y León), tres empates (Monterrey, América y Morelia) y dos derrotas (Cruz Azul y Tijuana). ¿Nueve puntos de 21 posibles? Nada halagador.

Claro, Chivas no está mejor: dos victorias (América y León), dos empates (Cruz Azul y Morelia) y tres derrotas (Toluca, Tijuana y Monterrey). Ocho puntos de 21 posibles.

Ojo: no deberían existir sorpresas, pero no olvidemos que ya el mismo Guadalajara protagonizó su propio cisma cuando siendo superlíder lo aniquiló el chiripazo de la clasificación de aquel Querétaro, que con dignidad protagonizó la Liguilla.

En el resto de encuentros, es difícil establecer favoritos.

XOLOS MEJOR, PERO...
Monterrey tiene un plantel sólido, veterano en estas guerras y a pesar de sus conflictos en vestuario, tiene jugadores de temperamento para tomarse un respiro de tregua y complicarle la vida a Xolos.

Sin embargo, Tijuana es un equipo muy compacto. Su único problema es que Riascos falla las fáciles y a veces genera algunas increíbles, y muestra ser más eficiente, aunque más lento en todos sentidos Alfredo Moreno.

Monterrey tendrá que brindar dos actuaciones sublimes que no se le han visto en este torneo, para dominar a los fronterizos, y en la crisis de confianza interna que se vive, parece complicado.

Para Monterrey sobrevivir en la Liguilla tiene otro objetivo: llegar con el mejor ritmo posible a la Copa Mundial de Clubes. Ese fue su pecado, y apenas después del fracaso de hace un año lo reconocieron: mucho descanso, luego muy fuerte pretemporada y poco futbol.

En su recorrido ante los otros siete clasificados, Tijuana se impuso a Chivas, América, Toluca, empató con Monterrey, Cruz Azul y Morelia, sólo cayó ante León (4-0). 12 unidades de 21 posibles.

Monterrey, en cambio, tiene un saldo discreto: derrota a Chivas, empata con América, Tijuana, Toluca y Cruz Azul, y pierde con Morelia y León. Siete en la suma de los 21 en liza.

DOS COMPROMETIDOS...
En tanto, Cruz Azul había llegado con tres actuaciones alentadoras (a pesar del revés ante Santos). Cero Pechos Fríos. Pero ante Monterrey fue de nuevo indolente, pasmarote, timorato. Perdió la cordura futbolística porque perdió el tesón competitivo. Ojo este diciembre puede cumplir 15 años sin ganar una Liga.

Enfrente tiene al equipo con el futbol más agradable del torneo: el León, que ha hecho una campaña de fantasía, y con recursos y estilo para ponerle más carnaval a su jornada. Los leoneses tienen un ritmo de intensidad que si no reacciona La Máquina, terminará por ser desrielada.

Ojo: Cruz Azul, ante los equipos clasificados, se mantuvo invicto, empató seis y goleó al Toluca. Es decir consiguió sólo nueve puntos de 21 posibles.

Pero hay más preocupación por ello en León: venció a Tijuana y Monterrey, empató con Cruz Azul, y perdió ante Morelia, Toluca, América y Chivas. Siete puntos de 21 posibles.

MONARCAS AMENAZA...
América- Morelia parece un duelo parejo al ser cuarto contra quinto. La realidad es que hay cuatro puntos de diferencia y cierran mejor las Águilas: con cuatro victorias al hilo y un empate, es decir cinco juegos sin perder, en una racha que llega después de la humillación en el Clásico con Chivas. Además, sólo recibió dos goles en 450 minutos.

Sin embargo, Morelia llega con nueve partidos sin perder, más cerca de lo que quiere Rubén Omar Romano y su trabajo ante el campeón Santos, para eliminarlo, fue casi perfecto, además con el reencuentro de un tipo sabio en Liguillas, como Miguel Sabah, quien marcó los dos de la diferencia.

América sólo pudo ganarle al León, empató con Monterrey, Toluca, Cruz Azul y Morelia, perdió con Tijuana y Chivas. Cuentas fáciles: siete de 21 puntos posibles.

Pero, cuidado, Monarcas ante los otros siete clasificados, se mantuvo invicto: Morelia venció al Monterrey y al León, igualó con Tijuana, Toluca, América, Cruz Azul y Chivas. Consiguió 11 de 21 unidades en disputa.

Es decir, las mejores rachas son de América y Morelia, mientras que las mejores cosechas en duelos directos ante los otros siete pasajeros de la Fiesta Grandes, Xolos y Monarcas, tienen el mejor saldo de los ocho.

Cierto: son estadísticas y resultados que tuvieron momentos diferentes a los de una Liguilla, pero no por ello pueden soslayarse.

Lo importante es que se vienen batallas y de vida y de muerte, sin olvidar que el primer criterio de desempate ya no es la posición en la Tabla General, sino el marcador global; en segundo lugar sería la superioridad en goles de visitante, y finalmente, de ser necesario, entonces sí, la ubicación final en la clasificación.