Xolos pone fin a los fanfarrones

Actualizado el 18 de diciembre de 2012
por Rafa Ramos
MohamedMexsportAntonio Mohamed dejó claro que los Xolos priorizan la Libertadores y no la Liga MX
LOS ÁNGELES -- No más charlatanerías. No más perjurios. No más farsas. No más chantajes sentimentales. No más extorsiones. No más cobardías. No más triquiñuelas.

De los tres equipos mexicanos en la Copa Libertadores de América, uno dejó de treparse a la burda palestra del populismo: Antonio Mohamed advirtió que Xolos tiene como prioridad el torneo sudamericano.

Es el primer entrenador que no se refugia en la retórica y la demagogia, en levantar espejismos de "podemos jugar y ganar los dos torneos", algo que ningún equipo y ningún entrenador ha conseguido.

No vende utopías, plantea realidades.

"No descuidaremos la Liga (Clausura 2013). Tenemos un torneo por delante de Atlas y Querétaro, estamos tranquilos (en el tema del descenso), podemos arriesgar y eso haremos", explica Mohamed en charla con Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio.

Sella un compromiso: "Vamos a tratar de ser competitivos en la Liga, vamos a tratar de ganar la mayor cantidad de puntos en las primeras cinco o seis fechas y con esa base esperar ir a la Liguilla".

Mohamed no se lamenta, pero sí lo denuncia. "No será fácil, jugaremos el miércoles en la Copa y el viernes a veces en la Liga, pero rotaremos alineaciones, administraremos al plantel".

El Turco cree que se puede ganar la Copa Libertadores. Ya ganó una Sudamericana con Independiente antes de llegar a Xolos, y acepta que sabe cómo se juegan esos torneos.

Además, sabe el terreno agreste, inhóspito que le espera. Conoció las emboscadas en la Libertadores de América como jugador y en la Sudamericana como entrenador.

"Tenemos un equipo con jugadores inteligentes, que no se asustan con nada y que saben meter la pierna", explica y subraya que no le espanta el bodrio aberrante y vergonzoso de la final de la Sudamericana 2012 entre Tigre y Sao Paulo.

Lo cierto es que ese es el estigma que acompaña a los equipos mexicanos. No es nuevo: desde la época en que se jugaba el acceso a la Copa Libertadores con eliminatoria ante equipos de Venezuela, Eduardo Aguirre, el emisario de Alejandro Burillo en esa fase, puntualizaba: "Los equipos mexicanos deben aprender a saber jugar la Libertadores".

Y Mohamed no está solo en la travesía. Enrique Meza comparte honores porque también ganó la Copa Sudamericana y ahora regresa a torneos de Conmebol con el Toluca.

Pero sin duda, la decisión más importante, el paso clave, ya lo ha dado el Turco: le ha sacado la presión a los jugadores y les ha fijado un objetivo: ir a muerte por la Copa Libertadores.

"Es una decisión de la directiva y el plantel de jugadores está de acuerdo. Ya fuimos el mejor equipo de México, llegó el momento de ser el mejor de América, a eso estaremos enfocados", agregó Mohamed.

No hay que olvidar los desplantes de charlatanes y demagogos de los equipos mexicanos. No vayamos lejos. Monterrey, antes de arrancar el Apertura 2012, a través de dirigentes y Cuerpo Técnico dijo que irían por todo: Liga y Mundial de Clubes.

Recordemos al América haciendo un plebiscito a través de su televisora para saber qué prefería su afición que disputara con denuedo: la Copa Libertadores o la Liga. O a Jorge Vergara con sus Chivas, pidiendo aclamación masiva para su osadía fantoche de prometer ganar ambos torneos.

Mohamed, en la charla, enfoca dos temas fundamentales: encontrar tres refuerzos que apuntalen al grupo, todos ellos mexicanos, y además erradicar el trauma de Campeonitis que asola y somete a los monarcas vigentes, y que sólo Hugo Sánchez con Pumas supo controlar.

¿Significa que con prometer la Libertadores como prioridad, podrá conseguirla el equipo de Xolos? En absoluto, pero al menos, abandona esa teatralidad fanfarrona de juramentar que se puede ganar todo, y le da a la afición, al equipo y a la directiva un rumbo común, y la reflexión es válida, temeraria tal vez, pero válida: "Ya fuimos los mejores en México, ahora queremos serlo de América".