Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Lista del Tri para amistosos internacionales

LOS ÁNGELES -- Recambio. Transición. Evolución. Desarrollo. Continuidad. Proyecto. Son palabras saludables que siempre sonaron obscenas en torno al futbol mexicano y su selección nacional.

Y se ratificaba al saltar de una Copa del Mundo a otra manoseando entrenadores. Hasta llegar a la insalubridad extrema, caótica, suicida de los dos últimos procesos, con cuatro técnicos a cargo, y con el Tri en estado catatónico, en estado de coma, tanto para Sudáfrica 2010 como Brasil 2014.

Le preguntábamos a Justino Compeán en Río de Janeiro, tras la renovación de contrato con Adidas: "¿Qué garantías tiene el futbol mexicano de que esta vez no te vas a equivocar como en tus dos gestiones anteriores al elegir al técnico?".

Franco -¿o cínico?-, Justino reconoció que no había ninguna garantía, más allá de la buena intención de darle continuidad a Miguel Herrera.

El Piojo tiene una ventaja: le sobran laboratorios y le sobran desafíos. No puede, y no quiere, rehuir ninguno. Y sabe además, que los resultados pueden trasformar esa Luna de Miel actual en una emboscada.

Las ventajas respecto a otros procesos, son que este mismo año dispone de seis encuentros en tres jornadas de Fecha FIFA, y que arranca con Chile y Bolivia, y continúa con dos encuentros más en octubre, sin rivales ni sedes, y concluye en noviembre, con clima gélido, en Holanda y Bielorrusia.

Miguel Herrera sabe que está obligado a trabajar sobre la transición, y a un riesgo y a un costo elevado.

Da a conocer su lista de jugadores para encarar a Chile y Bolivia, y aparecen jugadores jóvenes, sorpresas, además de legionarios, y dos que supuestamente habían sido separados: Maza Rodríguez por decisión propia, y Carlos Salcido, por dictamen del mismo Piojo.

La lista de invocados incluye a jugadores que observó antes del Mundial de Brasil, además de otros que cumplieron procesos de Juegos Olímpicos.

Tampoco, y esto lo reconoce Miguel Herrera, se trata de enseñarles trabalenguas ni teoremas trigonométricos, sino de un esquema sencillo de jugar al futbol, pero que requiere, inevitablemente, de un potente despliegue físico y hormonal: ni los flojos, ni los tibios pueden jugar bajo su mando.

Mientras el Maza y Salcido son útiles para El Piojo en los ocasos de sus carreras, es inaplazable esa oportunidad para Rodolfo Pizarro y Miguel Herrera de Pachuca, jugadores que seguramente seguirán el proceso completo, así como el valioso retorno de Hiram Mier y la observación de Oswaldo Alanís, y será interesante ver al Cubo Torres si el reencuentro con la camiseta del Tri, esta vez la mayor, no le cohíbe sino le motiva para una posición que aparece aún abierta ante la intermitencia de Chicharito Hernández, y el enigma sobre la longevidad competitiva de Oribe Peralta.

Con 12 exmundialistas, Miguel Herrera sabe que tiene una garantía en el nuevo esqueleto del Tri, especialmente porque Héctor Herrera, Giovani dos Santos y el Gallito Vázquez viven de nuevo excelentes momentos, y Miguel Ponce guarda el desafío de haber sido cepillado del Mundial y pretende aprovechar la ausencia de Miguel Layún.

Pero el proceso de transición va más allá de este recuento. Desde Jurgen Damm hasta Ponchito González, con un grupo de jugadores que levantan la mano y que tendrán el proceso preolímpico para seducirlo, Herrera deberá encontrar al equipo que ya tiene marcadas obligaciones.

1.- Lavarse la cara en la Copa América.

2.- Ganar la Copa Oro para pelearle a EE.UU. el boleto a la Confederaciones 2017.

3.- La Copa de Las América en el 2016.

4.- Juegos Olímpicos, con el respaldo a y de El Potro Gutiérrez.

5.- Y lo más importante, la eliminatoria mundialista, porque las dos más recientes han sido caóticas.

Valioso pues que El Piojo debe, porque no tiene opción, enfrentar ese recorrido de pánico, casi prohibitivo, aterrador, que nunca han complementado otros entrenadores del Tri, menos después de dirigir un Mundial.

Y aquí hablamos de nuevo de recambio, transición, evolución, desarrollo y continuidad.

Especialmente porque Miguel Herrera sabe, y lo sabe muy bien, que su futuro está en los resultados y no dependiendo de las frágiles, volubles y traicioneras lenguas de los directivos, y de un contrato, que además, técnicamente, ni siquiera ha firmado.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- ¿Es así Chivas? ¿Doble moral? ¿Hipocresía? ¿Con la misma lengua bífida que condena a uno, indulta al otro?

La directiva del Guadalajara defiende a Ángel Reyna porque casi considera angelical su gesto de tomarse los genitales y ofrendarlos con sorna a la tribuna del Estadio Luis 'Pirata' Fuente.

La misma directiva de Chivas, que con base en testimonios de la podóloga despidió entre escándalos a Ricardo La Volpe, por conducta licenciosa y concupiscente con la especialista del equipo.

Hay similitudes y diferencias. Pero, al final, esas diferencias y similitudes, hacen más lamentablemente evidente que en Chivas se pueden juzgar de manera distinta dos actos reprobables.

Caras distintas. Se predica lo que no se practica, y se practica lo que no se predica. Falsedad, pues.

Hace más de 2 mil 300 años, Aristóteles aseguraba que "no se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto".

Y un poquito antes que él, Homero escribió que "odioso para mí, como las puertas del Hades (versión del Diablo griego), es el hombre que oculta una cosa en su seno y dice otra".

El escenario se vuelve más ridículo en las contradicciones de sus propios dirigentes.

1.- Paco Palencia asegura que no habrá castigo contra Reyna, porque sólo se acomodaba la ropa interior.

2.- En tanto, Rafael Puente dice en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio que habrá sanción, pero que será de manera interna.

Es decir, como conclusión, tras las declaraciones de Palencia y Puente, en el caso de Reyna ¿un oprobio público se aprueba en privado?, y en el caso de La Volpe ¿un presunto oprobio en privado se castiga públicamente?

1.- En la exhibición o divulgación descarada de Ángel Reyna, no hay manera de disimular o disfrazar o minimizar o aprobar el gesto. Si tanta era la urgencia del jugador por ajustar la incomodidad de la ropa interior, podía haber acelerado su paso al vestuario y no realizar pausadamente la ostentación mímica y desafiante a una tribuna, a la que una vez, por cierto, juró entregar todas sus virtudes, aunque al final, se llevó dos millones de dólares y dejó muy poco futbolísticamente.

2.- En la exhibición privada de la que se acusa a La Volpe de comparecer desnudo ante la podóloga, mal cubierto con una toalla, y sugiriendo toqueteos lascivos, el Guadalajara, encomiablemente, obró anteponiendo los intereses laborales, morales, educativos, formativos y éticos, a los intereses deportivos y competitivos. Antepuso las urgencias morales de Chivas a las urgencias deportivas de un equipo que parecía encontrar el camino con el argentino. De aplaudirse.

3.- Pero, ¿dónde separa Chivas la intención, la moralidad, la ética, el respeto entre el desplante público de Ángel Reyna contra una muchedumbre, y el desliz privado de La Volpe hacia la podóloga?

4.- Pero, ¿dónde y cómo interpretan Jorge Vergara y su séquito la legitimidad de las explicaciones de Reyna para tomarse los genitales y ofrecerlos a la afición veracruzana, y dónde y como ante las versiones en su defensa de Ricardo La Volpe?

5.- De acuerdo: no es lo mismo acosar, o azuzar de manera insidiosa, con contacto físico incluido, presuntamente, de La Volpe a la podóloga, como, en el otro caso, ponerse la mano de manera innoble en las partes nobles con la sonrisa y la implicación cínica, burlona y desafiante de Reyna a la tribuna del Luis 'Pirata' Fuente.

6.- Pero, de una u otra manera, los dos actos pertenecen al mismo código de ralea y promiscuidad, dentro del aparente códice de rectitud, santidad, respeto y buenas costumbres que promulgan en sus reglamentos internos Chivas y Omnilife. y por las palabras de sus propios dueños, Vergara y su señora esposa Angélica Fuentes.

7.- ¿O acaso en la tribuna de Veracruz no había familias?, ¿o no había damas, no había adolescentes y niñas? ¿o la ofensa, el irrespeto, la agresión impúdica de Reyna no estaba manufacturada, como la de La Volpe con premeditación alevosía y ventaja?

8.- ¿Pueden ser las mismas personas, cabezas de las mismas empresas, mojigatas para un hecho e inquisidores implacables en otro? ¿Pueden ser, Vergara y su séquito, santurrones y moralistas en un hecho, y licenciosos y permisivos en otro?

9.- ¿El pecado imperdonable totalmente de acuerdode La Volpe es castigado de inmediato, pero el pecado imperdonable de Reyna es venerado y premiado con tolerancia, comprensión y perdón?

Tal vez quien mejor rinde homenaje a este doble rostro en la moral de Chivas, es La Rochefoucauld: "La hipocresía es un homenaje que el vicio rinde a la virtud".

Y entonces, Chivas castigó al que le estorbaba, pero rescata al que aún no le estorba. Castigó al que ya no le servía, pero rescata al que tal vez aún le sirva.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Llegó con el perfil de doméstico. Al servicio de los demás en la Casa Blanca. Como el valet de un Real Madrid que mantenía la estirpe de constelación de estrellas.

Ángel di María llegó como peón al ajedrez rutilante y lujoso del Real Madrid. Su asignatura era clara: sangre, sudor y lágrimas.

Hoy, este Ángel Di María, llega a absolver de todos sus pecados a los Diablos Rojos del Manchester United.

Nadie esperaba en el Real Madrid que el peón que llegó bañado del confeti lúdico del Benfica, evolucionara en un poderoso alfil, porque el tablero albo tenía como figuras excluyentes a Ozil, Khedira, Benzema, Cristiano, Xabi Alonso y Arbeloa. Y en todo palacio hace falta una Cenicienta.

Hasta su figura desgarbada contrastaba con los figurines de Lladró de la costosa artillería en el Real Madrid. En términos del poeta Miguel Hernández, Di María "nace como la herramienta, a los golpes destinado", y "empieza a sentir y siente la vida como una guerra".

Más obrero que todos con el frac inmaculadamente blanco, solidario en la guerra hombro con hombro o espalda con espalda con Xabi Alonso, Di María fue marcando la huella eterna en las conquistas del Real Madrid.

Su momento supremo llega en la conquista de la Décima Orejona, ese objeto incumplido del deseo impaciente y acumulado del madridismo.

Di María había pasado a ser, además del músculo incansable, el corazón y el cerebro del madridismo. En la temporada 2013-2014 totaliza 11 anotaciones, la mitad de las que había marcado en los tres años anteriores.

Además, fue el jugador con más asistencias de todas las grandes ligas de Europa en este año al sumar 14, y estuvo involucrado en un 20 por ciento de los goles del Madrid, 21 de 104, gracias a 4 goles y 17 asistencias.

La cuenta de Twitter Squawka Football, recrudece aún más la fascinante efectividad de Di María: generó más oportunidades de gol en la temporada anterior con 90 en total, que en el acumulado de cuatro jugadores del Manchester United: Adnan Januzaj, Antonio Valencia, Ashley Young y Nani, quienes en conjunto sumaron 84.

En el Mundial de Brasil, irónico, se convirtió en el mejor amigo de su peor enemigo en España: Lionel Messi. Se hizo cómplice del adversario supremo con el Barcelona.

Messi nunca fue Messi en Brasil 2014, pero la mejor versión posible de Messi se presentó gracias a la esclavizante e infatigable labor de Di María.

Entre la duda y la aseveración, entre la especulación y la reflexión, queda un testamento del destino de subcampeón de Argentina: "Es que si ante Alemania hubiera jugado Di María...". Una de esas arpías hecha duda que sólo tendrá respuesta el Día del Juicio Final.

Una operación estrambótica, la más importante en venta para el Real Madrid y en compra para La Liga Premier, con 99 millones de dólares en la mesa, permite que un Ángel con la bendición Di María, llegue a los Diablos Rojos, que han visto su Infierno menospreciado y humillado la anterior temporada, al grado de que hoy en su bancarrota futbolística, están marginados de torneos europeos.

Y hay una gran diferencia para Di María: la forma en que es concebido ahora en la Premier y la forma en que se concibe a sí mismo.

Al llegar al Madrid, Di María tenía una misión: estar al servicio de Cristiano, Alonso, Benzema y los recién llegados Ozil y Khedira. Pero el peón evolucionó en alfil. El perro de presa se convirtió en el jefe de la jauría madridista para ganar la décima orejona.

Por eso, hoy, convencido de sus aptitudes y actitudes de líder, el argentino decide entonces emigrar, e insisto, fundamentar la incongruencia de que un Ángel y Di María, llegue a absolver de todos sus pecados a los Diablos Rojos.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Hugo Sánchez jugaba, o alineaba, entonces, con el Atlante. Reposaba ahí los huesos de su retiro disfrazado, maquillado, tras las jornadas memorables e irrepetibles en España.

Sus épicas con el Real Madrid habían estremecido cada semana a un país entero, y eran ya los tiempos en que Hugo cobraba regalías desfalcando en equipos mexicanos. Cobraba las prebendas de su magnífica e irrepetible historia en España.

- Hugo, ¿por qué un delantero falla los goles que parecen inevitables?

Desde el altar, desde el pedestal --del que no se ha querido bajar aún--, desde ese sitio divino de su grandeza ya rancia entonces con clubes madridistas, Hugo dibujó esa sonrisa chueca, tan suya, y tan desaprobatoria.

El Pentapichichi volteó a ver a un compañero del Atlante, en ese vestidor estrecho, incómodo, obsoleto, pero oloroso a linimento, sudor y contrastes de futbol en el Estadio Jalisco, tras un partido contra el Atlas.

"A ver Luis Miguel (Salvador), aquí éste me pregunta por qué los delanteros fallan goles... ¿cómo ves, Luis Miguel?", respondía Hugo sin responder, mientras meneaba la cabeza y se frotaba la abundante y rizada caballera con la toalla. "¿Por qué se fallan los goles?".

Esa noche, Hugo había errado dos y Salvador dos más. Oportunidades en las que el gol es inminente, o lo parece. El homicidio futbolístico con premeditación, alevosía y ventaja, lo habían transformado en suicidio colectivo.

Salvador, artífice como goleador y asistidor, al lado de Daniel Guzmán en aquel Atlante campeón de 1993 de Ricardo La Volpe, trató de explicarlo: "Todo puede pasar. Nerviosismo, precipitación, marca del rival, la presión, un bote, un titubeo, una racha. Cualquier cosa".

"Lo único que te puedo asegurar es que un delantero nunca olvida ni los goles importantes que anota, como tampoco los goles importantes que falla. Nadie se equivoca conscientemente, nadie desea fallar un gol, nadie, nunca", ahondaba Luis Miguel Salvador.

Y hoy, en tiempos de urgencia, la pregunta muerde tobillos de varios. ¿Por qué se fallan los goles inevitables?

Y el universo abarca a varios, entre ellos, goleadores presuntos o comprobados, como Omar Bravo, Aldo de Nigris o Mariano Pavone, por convocar a artilleros en crisis.

La calamidad se acentúa en Chivas. Los lamentos se vuelven plegaria rutinaria.

En este 2014, Omar Bravo acumula ya 1,323 minutos y suma tres anotaciones y una asistencia. Sus dos goles más recientes los marcó el 16 de febrero al Querétaro (2-1).

La productividad de Omar es de un gol cada 441 minutos, es decir una anotación casi cada cinco encuentros. Esos tres goles le han dado a Chivas 4 puntos.

Han pasado, pues, ya, más de seis meses sin que Omar Bravo marque para el Guadalajara.

Mientras tanto, Aldo de Nigris, en un acumulado de 1,652 minutos suma tres goles, y el último lo marcó el pasado 22 de marzo ante el Atlas (1-1).

La productividad de De Nigris es de 551 minutos, es decir un gol cada seis encuentros, aunque sus tres anotaciones han generado siete unidades para el Guadalajara.

Aldo De Nigris suma ya cinco meses sin anotar con el Guadalajara, aunque tanto en su caso como en el de Omar Bravo no puede olvidarse la pausa por vacaciones y la Copa del Mundo de Brasil, pero este atenuante no hace menos lamentable su situación.

Entre Bravo y De Nigris, seis goles en 2,975 minutos, una media de un gol cada 495 minutos.

"Nerviosismo, precipitación, marca del rival, la presión, un bote, un titubeo, una racha", todos los argumentos acumulados parecen convertirse en una gigantesca pirámide sobre los lomos agobiados de ambos jugadores.

Prueba de ello es el mano a mano con el que Omar Bravo encara a Melitón Hernández, con todas las condiciones a favor, y yerra.

La agravante es que Bravo a los 34 años, y De Nigris a los 31, ya rebasan las concesiones de tolerancia para que se los traguen los nervios de un torneo.

Es decir, están ya mayorcitos para tener miedo de sus propios miedos.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Hace dos años y 11 meses, recibió un premio. Pero le sabía a castigo.

Revisaba la corteza del fruto y se negaba a creer que bajo la piel áspera del castigo germinara un premio.

Hace dos años y 11 meses Érick 'Cubo' Torres fue despojado de todo por Chivas: el auto último modelo, la fascinación nocturna y las seductoras miradas femeninas.

"Pensaba que era un castigo", confesó después en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio.

Días después entendió que estaba equivocado. Dos años y 11 meses después ratifica que estaba equivocado.

El 'Cubo' Torres, dos años y 11 meses después, vive un momento redondo: goleador en la MLS y recibe la convocatoria para la selección mexicana.

Hace dos años y 11 meses, Jorge Vergara quiso hundirlo en el éxito, hundiéndolo en la indigencia. Y porque quería salvarlo de la indigencia, quería salvarlo de las condenas del éxito.

Chivas le entregó pasajes a Bogotá, Colombia. Había sido reclutado para la terapia Gestalt de éxito en numerosos casos en algunos países del mundo.

Con un salario de 20 mil dólares al mes, con las fanfarrias hipócritas de la fama escoltándolo como "El Nuevo Chicharito", Érick Torres había empezado a vivir la vida equivocada.

La capitana de la Real Sociedad de San Sebastián, jugadora y escritora, Aintzane Encinas, por experiencias adquiridas puntualiza en Latidos de Futbolista: "Ningún hogar es más privilegiado que el que uno mismo crea".

Y El Cubo comenzó con cimientos torcidos la construcción de su hogar. En lugar de cemento, prefería el oropel.

Torres menospreció la cancha y la cancha lo menospreció a él. Menospreció el esfuerzo y el gol lo menospreció a él, y un goleador sin gol es un pordiosero, un indigente en la cancha.

Y viajó a Bogotá. A que lo vistieran de pordiosero, de indigente. Desconocía la misión. Y ese sentimiento de castigo prejuiciaba& y él viajaba prejuiciado.

En Bogotá le quitaron las ropas de marca, los atuendos de almacenes costosos. Le vistieron de harapos y lo enviaron a las agrestes calles de Bogotá. Con ese rostro aniñado y de cuna mimada, con ese adquirido hablar cantadito, era difícil pasar como menesteroso, como un limosnero urgido de pan, agua y techo.

Lo relató él mismo a Raza Deportiva: "Me mandaron a pedir limosna, a ganarme la vida en la calle, a sentir lo que sienten los desprotegidos, a valorar todo lo que yo tenía, que era tanto y no me daba cuenta".

Tras una semana de aprender a vivir sin lujos, sin fama, sin futbol, sin respaldo, con miedos, con angustias, con desesperación, con azoro, con asombros, Érick Torres aseguró haber aprendido la lección.

Entonces tenía 18 años. Hoy Érick Torres tiene 21. La MLS lo reconoce como uno de sus astros.

1. Suma 14 goles en un equipo con crisis acumuladas como Chivas USA (por enésima vez, el segundo peor en la Liga).

2. Es el primero en el porcentaje de efectividad tiros/anotaciones.

3. Es el tercer romperredes de la MLS, el sexto en disparos y décimo en disparos a gol.

Dos años y 11 meses después, Miguel Herrera lo convoca para los amistosos en San Francisco ante Chile, y en Denver ante Bolivia.

No hay garantía de nada. No hay garantía para nadie. Ni para él ni para el Tri.

Pero, Érick 'Cubo' Torres tiene presente su reencuentro con el gol cuando regresó a Chivas tras graduarse, con hambre, callosidades y mugre, como indigente en Bogotá. Festejó la anotación como si estuviera pidiendo limosna y lo explicó como un homenaje, como solidaridad, como respeto, como una comunión con los niños de la calle del mundo.

Porque a final de cuentas lo confió a Raza Deportiva: "Pedir limosna en Bogotá no fue sólo un aprendizaje, Bogotá sale conmigo siempre que salga a una cancha de futbol".

Relata Aintzane Encinas en su libro: "Suspirar es una forma de huir de lo que empezaban a considerar un costoso trabajo (jugar al futbol)". Y agrega: "En ocasiones parece necesario recapitular".

Y antes que capitular, Érick Torres ha decidido recapitular.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El silencio de las cifras es más ensordecedor que las declaraciones grandilocuentes de Jorge Vergara.

La afición de Chivas quisiera creerle. Sin duda. Pero entre el verbo y los hechos, en estos casos, quedan abismos insuperables.

"Vamos a alcanzar al América, no hay distancias insalvables", afirmó en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio.

Las cifras lo rebaten: hay 11 puntos de distancia entre El Nido y el Rebaño. Claro, el Guadalajara tiene un juego pendiente ante Leones Negros.

"No vamos a descender, de eso estoy seguro", afirma Jorge Vergara, pero alude a méritos propios y no a decadencias de Puebla y Leones Negros.

La Tabla de Porcentajes no ha expedido indulto ni perdón certificado. La amenaza no ha expirado: Chivas (1.0556) tiene ligera ventaja sobre Puebla (1.0137) y la distancia de Leones Negros (0.2500) puede desaparecer con un par de victorias de los universitarios, además de que ya suenan varios empresarios para hacerse cargo del equipo en diciembre y fortalecerlo seriamente.

Vergara recupera el optimismo de manera muy fácil: Chivas vence al Zacatepec, que a su vez, ocupa el sótano de la Liga de Ascenso. Y lo hace además dentro de la Copa MX, de lejos, para ambos equipos el objetivo menos urgente en sus planes de supervivencia.

"Esta victoria le dará confianza al equipo, le dará tranquilidad", dice Jorge Vergara y lo respaldan jugadores, cuerpo técnico y directivos.

¿De verdad? Cuando Aldo de Nigris, sale vapuleado por su propia afición, y cuando curiosamente los mejores exponentes ante el Zacatepec fueron los suplentes.

¿Quién puede creer que los titulares, de repente, lastimados, abucheados, exigidos por la tribuna, van a tomar un tónico, un nutriente, de la victoria ante el sotanero del Ascenso?

Hemos insistido en este torneo que la responsabilidad es ya única y totalmente de los jugadores. Llegaron ante el desafío monumental de mantener con vida al equipo más popular en México y en Estados Unidos.

A Carlos Salcido, Fernando Arce, Ángel Reyna, y a quienes llegaron antes, nadie los engañó, nadie les mintió, nadie les maquilló el escenario dantesco del Guadalajara: deben salvarlo del descenso y en ese proceso, hacerlo competitivo, agradable y respetado.

Tomemos el caso de De Nigris con 26 partidos oficiales y sólo cuatro goles. ¿Salvará el pellejo el jugador con uno o dos goles o con una o dos asistencias?

El costo de su traspaso, más de 5 millones de dólares, y su salario anual, superior a 1.5 millones de dólares por año, lo obligan a enfrentar, a confrontar y aceptar, las asignaciones que él mismo rechaza.

De Nigris debe estar consciente, sin titubeos, sin escapismos, sin cobardías, que debe ser el salvador, debe ser el mesías del Guadalajara, y no sólo no lo ha sido, sino que en cada partido demuestra que está muy lejos de llegar a serlo.

Y en condiciones similares están Salcido, Arce, Reyna, Castro, Vidrio, etc.

Ojo: no se trata de un acto de rescate individual, pero sí, al menos, demostrar un compromiso sin tregua, sin regateos, sin escatimar ni pichicatear, en la solidaridad de grupo.

Es evidente que Jorge Vergara no ayuda mucho. Vender hazañas a costa de agonizantes, de guiñapos, no es saludable. Prometer que alcanzarán al América y eludirán el descenso, es además cargarle losas más abrumadoras a quienes no pueden ya con la monumental responsabilidad de sobrevivir.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Cruz Azul juega a Woody Allen: "No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda".

Cruz Azul elige la fórmula más fraudulenta de vivir: la bancarrota del suicidio lento. Le aquejan tantos males, que elige morir de nada.

Y lo más deplorable es que Cruz Azul disimula la más grave de sus calamidades. En el fenómeno acobardado de la auto negación, determina, comodinamente, que muere por culpas ajenas.

1.- Lo más grave no es perder con el Chorrillo de Panamá, cuando se ostenta, cuando petulantemente habla, de ser el campeón vigente de la Concacaf, y su emisario galardonado para ir al Mundial de Clubes.

2.- Lo más grave tampoco es que está cerca de sumar ya 17 años sin ser Campeón de Liga en México, y que en su mejor oportunidad, ante el América, se asustó a dos minutos de la gloria.

3.- Tampoco lo más grave es que habiendo sido líder absoluto el torneo anterior, fracasando en Liguilla, ahora se arrastre en los desagües de la Tabla de Posiciones con sólo cinco puntos de 15 posibles, y tres goles en 450 minutos regulares.

4.- La mayor desvergüenza de Cruz Azul, el mayor pecado, es que en 20 años sólo ha dado un futbolista de relativa trascendencia en México, y que además, públicamente desertó, cuando reconoce más su afinidad con los Pumas.

Y eso se recrudece porque es evidente que este hijo pródigo, Paco Palencia, no volverá nunca a casa.

En 20 años, la mejor producción de Cruz Azul es 'El Gatillero'. ¿Dónde cabe la grandeza de un club que más allá de la malaria relatada anteriormente, no es capaz de encontrar un producto legítimo en su propia cantera? A prospectos como Villaluz, Andrade y Galván, como moderno Herodes, los mató antes que rescatarlos.

Cruz Azul se distinguió, alguna vez, por contratar a futbolistas extranjeros notables, con Miguel Marín por encima de todos, y con otros como Alberto Quintano, Eladio Vera y el 'Hijitus' Gómez, y no casos lamentables como Pavone, Maranhao, Bernardello, Biancucchi, Bertolo, Emaná, Baldi, Messera, Vigneri, Ovelar, Raldes, Carrusca, Zurdo, y la lista haría palidecer al directorio telefónico de China o al menos la lista de aviadores en Pemex o la nómina de electores fantasmas del PRI.

Recordemos a una de las mejores versiones de Cruz Azul: Miguel Marín, Ignacio Flores, Kalimán Guzmán, Alberto Quintano, Javier Sánchez Galindo, Joel Andrade, Alberto Gómez, Héctor Pulido, Fernando Bustos, Horacio López Salgado y Eladio Vera.

Cuatro futbolistas extranjeros de notable calidad, y siete canteranos. Siete jugadores amamantados por la ubre generosa de Cruz Azul.

Una élite de tricampeones. Futbolistas de supremacía. De casa. De cuna. De sangre.

Hace tres años, en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio, cuestionábamos sobre ello a Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del equipo. ¿Cuál jugador referente había dado Cruz Azul en los últimos años?

Hubo un silencio largo, prolongado un sonido raro entre estertor, gemido y suspiro, y el dirigente terminó la entrevista. Desde entonces no ha vuelto a tomar una llamada. Tal vez sigue buscando el nombre de ese futbolista referente que rescatara su administración, fallida desde el fallecimiento de su padre, Guillermo Álvarez Macías.

Esa es la mayor desvergüenza de Cruz Azul, que con su poder de convocatoria, su arraigo, su historia, su poder económico, su infraestructura, su linaje, manifieste esa impotencia, esa infertilidad para generar futbolistas con amor y pasión por la cuna celeste.

¿A qué le teme Guillermo Álvarez Cuevas? Lleva casi 17 años de desilusiones acumuladas. Lleva 17 años y diciendo dos veces por año, que solo un equipo puede ser campeón, pero lamentablemente el suyo no lo consigue.

¿Acaso le teme a desafiar a Carlos Hurtado, el promotor que se ha adueñado de la institución?

¿Acaso le teme al representante que le dota de petardos cada semestre y de manera impune?

¿Se atreva a defender, por ejemplo, a un Pavone con diez goles en 41 juegos de torneos regulares?

Guillermo Álvarez Macías alguna vez confió su gran ilusión: mexicanizar a Cruz Azul, darle la esencia del cooperativista, del luchador gremial, de la médula de sus seguidores.

Cruz Azul, hoy, corre en sentido opuesto al que marcó como anhelo el padre de los Álvarez Cuevas.

Y terminemos entonces con otro paralelismo entre Woody Allen y Álvarez Cuevas: "El miedo es mi compañero más fiel, jamás me ha engañado para irse con otro."

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El suspenso secuestró el marcador. 1-1. El enigma tiene 90 minutos más de vida. El Vicente Calderón será fosa de uno y sagrario de otro.

Real Madrid y Atlético de Madrid se reservaron el derecho de insinuar la condena de uno y la consagración del otro.

Encuentro que pasó de la ansiedad al desdén y de ahí a los bostezos. Sin duda era una batalla de preciosismo estratégico, pero la expectación y las expectativas, pasaban por desear que las pasiones se treparan a una autopista frenética por las credenciales constantes de uno, y por los frecuentes y magníficos desafíos del otro.

Aún así, con la guerra táctica, con la riña de los ajedreces humanos, con la testosterona como musa, por encima del talento, la Guerra Civil en Madrid, montó su feria de distracciones colaterales al juego y al resultado mismo.

1.- ¿Puede, debe, aunque quiere, el Real Madrid, seguir insistiendo en vender a Di María, su Ángel de la Guarda? El argentino saltó de la banca a trastocar el juego. Los cómodos guerrilleros colchoneros, no esperaban que los tomaran por asalto, habiendo sometido al primer comando de Ancelotti.

2.- James Rodríguez pone el primer gol en su pebetero de ofrendas. Accidentado, con un rebote, en carambola trágica, pero al final estaba ahí, demostrando que el futbol ha decidido hacerle arrumacos como insignia de su recambio caprichoso de figuras.

3.- Cristiano Ronaldo sale sentido y resentido. Las primeras especulaciones se debaten entre la anarquía desinformativa. Se sospecha, y con ello se teme, que de nuevo la rodilla, esa que antes del Mundial lo azuzaba, ha aparecido, insidiosa y pérfida, para reclutarlo a la sala de espera.

4.- El mexicano Raúl Jiménez paladea, degusta, el sabor de las grandes batallas europeas. Su participación fue breve, y su incidencia mínima. Acaso un par de esfuerzos en los que forzó al error al adversario, y un excelente cambio de juego, en el que le sobró pólvora a él y gasolina al compañero. El proceso apenas comienza. Al menos el asombro no le entumeció.

5.- Y como más que las ventanas, las puertas de negociaciones siguen abiertas aún para el tráfico y tránsito de piernas exquisitas en Europa, los dos clubes podrán discernir aún si necesitan más o si tienen más de lo que no necesitan. Por ejemplo, retener a Modric y ofertar a Di María, parece un desesperado acto por vender a un pura sangre comprobado, para quedarse con un caballo más de arado que de carroza.

Con la fascinación de ese misterio vigente, queda pues la ansiedad para esperar el segundo tomo de la saga madridista, donde las responsabilidades cambian, las reglas de juego para el

local se modifican, pero, seguramente, en las conformaciones y las conformidades tácticas, poco habrá de reestructurarse.

¿Será el momento de que Ancelotti arranque con Di María y Alonso, y dé más espacio a Kroos para poner espasmos de preocupación en el Atlético de Madrid?

¿El Cholo Simeone? Este coronel no tiene quién le escriba. Tiene todos los guiones elaborados y aprendidos.

Lo cierto es que la intensa zacapela de este martes, con los tintes de tragedia de los últimos minutos, garantizan que ambos equipos llegan con sangre acumulada y conociéndose mejor ellos mismos y entre sí.

Y mientras menos misterios ocurren dentro de los equipos, menos misterios sobreviven en la cancha de futbol.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El hijo pródigo en busca de prodigios. Memo Vázquez regresa al tálamo de Pumas. Reconciliación es la consigna, tras amargo rompimiento.

Recordemos: Memo Vázquez abandona a la UNAM porque no le revisan su contrato y por mezquindades en las inversiones en busca de refuerzos.

Alberto García Aspe tenía la cartera llena y el sentido común vacío, vacuo. Gastó, dilapidó, --porque nunca invirtió-, una fortuna en indemnizar al Veracruz para llevar a Joaquín del Olmo como entrenador, y en contrataciones, costosísimas, todas fallidas.

Con García Aspe comenzó la hecatombe de la UNAM, porque desahució fuerzas básicas, gastando su presupuesto en desechos, que su ingenuidad le hizo creer que eran soluciones.

Con lo que gastó en arrebatar al Veracruz a Del Olmo, habría retenido a Memo Vázquez, a quien, tampoco, no le sentó mal saber que con el salario de Cruz Azul podía llevar cuatro pollos a la hielera en lugar de uno.

Memo Vázquez tiene capacidad en sus genes. Y además el beneficio de sentarse a la mesa familiar para discutir sobre futbol, con su padre, homónimo, y uno de los mejores hombres para ver futbol en México.

Le hemos cuestionado el temperamento. Como jugador era un sabueso implacable, de vigor físico y rudeza cuando era necesario, aunque sabía manejar la pelota. Como entrenador, parece exageradamente conservador.

Le dio a Pumas su título más reciente y le dio momentos de salud competitiva, aunque no de esplendor futbolístico. No olvidemos, su apetito de futbol, se lo deformó cancheramente su más reciente tutor: Tuca Ferretti.

¿Puede rescatar Memo Vázquez a Pumas, con la ayuda del director deportivo Antonio Sancho?

Tiene un plantel práctico. Ordenándolo, acomodado en el fondo, con pocos riesgos, puede incluso meterse a Liguilla, pero para elevarlo a un nivel competitivo respetable, deberá sanear el plantel, renovarlo para el próximo año, y abogar porque las fortunas que se han venido derrochando, no hayan agotado las arcas universitarias.

Pero, por genes también, por herencia también, y por formación y orígenes, ambos, Vázquez y Sancho, saben que no basta sumar puntos de emergencia, ni esperar un promotor honesto que desee auxiliarlos con las contrataciones de calidad para el próximo torneo.

La salvación de Pumas es un camino largo. Es un proceso exigente. La resurrección auténtica está en las fuerzas básicas, en el cunero, en la incubadora, que ha dejado de ser prolífica y generosa.

Los últimos entrenadores se han convertido en espantacigueñas, en practicantes de abortos futbolísticos en la cantera de los Pumas.

El equipo podrá resolver el futuro inmediato, y de manera mediocre, incluso, en un torneo como el actual, pero la verdadera regeneración del club debe llegar a través de su formación de futbolistas.

¿Quién fue el último gran futbolista formado en los Pumas?

¿Quién la última gran exportación cuando hubo antecedentes como Hugo Sánchez, Luis García, Luis Flores y Manuel Negrete?

¿Quién de la cantera de la UNAM ha sido un referente auténtico de la UNAM?

Pumas fue por años el arquitecto genuino de la selección mexicana y de varios clubes de la Liga.

Hubo tiempos en que la UNAM colocaba a egresados de sus fuerzas básicas como líderes de otros clubes.

Hacíamos una pregunta hace días en otro Blog: ¿... Y quién castró a los Pumas?

Ya lo importante no es quién lo hizo, sino que Memo Vázquez y Antonio Sancho encuentren la fórmula de volver al vientre donde se gestaban jugadores como ellos mismos, y por supuesto, mucho mejores que ellos mismos.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- ¿Chivas? Ya no hay espacio para diagnóstico. Ni para análisis ni para un exorcismo.

Acaso, ya sólo para un obituario. Y un epitafio: "Sí, era tan malo que merecía morir".

Cinco derrotas al hilo en todos los escenarios, dos goles en el torneo, en zona de descenso. Y juega mal.

Chivas concibe la autobiografía de su propio Apocalipsis.

Su muerte es penosa, subyugante, dolorosa, porque es amarga y cruelmente lenta, para luto de una millonaria afición, que, en este momento, es más grande, moral y espiritual que el mismo Guadalajara.

Y porque sus curanderos parlanchines advenedizos se atreven a decir que no hay crisis, que no hay caos, que todo va a salir bien, mientras el equipo vive los estertores dramáticos de su incapacidad para vivir y para suicidarse.

Convengamos en algo: el principal culpable ya ha dejado de ser Jorge Vergara. Cierto, él es quien ha perpetrado el martirio y la ruina del equipo en etapas lentas, en erosiones patéticas, para elegir el más largo de los harakiris.

Pero hoy, el patíbulo reclama otros convictos: los que pisan la cancha. Y a los que venden farsas, a los que alucinan, huyen de la realidad e inventan que no hay cataclismo, pese a que Chivas es candidato a descender, no el único, pero su desplome lastimero lo coloca al frente de los condenados.

1. Citemos nombres. Citemos a los millonarios que apenas dejan limosnas de sudor en la cancha. Esos mismos que al depositar un cheque de seis ceros por año, en dólares, son oligarcas que juegan con mendicidad y que se comportan como pordioseros profesionales.

2. Cuando Omar Bravo se negaba a salir del Atlas y lo obligaron a regresar a Chivas, bajo amenaza de bloquearlo con el Pacto de Bandoleros, ese mismo Omar Bravo dejó en el vestidor rojinegro la rabia, la pasión, la responsabilidad, el hambre, la devoción la dignidad por jugar al futbol.

3. Y cuando el goleador Aldo de Nigris llegó asegurando que su sueño era jugar en Chivas, quiso decir que era cobrar en Chivas sin merecerlo. ¿Cuatro goles en 26 juegos? Y así reclamaba el Mundial, y así reclama ser titular en el Guadalajara.

4. ¿Y Fernando Arce en esas dos jugadas de ayer en las que encogió la pierna de manera 'señoritera' en crítica, clave y vital, jugada masculina de área? Es decir, sólo va a meter fuerte la pierna cuando sepa que el portero de enfrente será cómplice, como lo fueron Lozano y el Pikolín, y en el resto de los encuentros rehuirá los choques.

5. Y aquí puede colocar al resto de los jugadores. Acaso se salva Carlos Fierro, pero lentamente se contagia, se envenena, se pudre de las manzanas de conformismo y cinismo que hay en el vestidor. Pero es el único futbolista que se limpia la frente con dignidad de todos los que juegan, pero, lamentablemente, este domingo, Oswaldo Sánchez le atajó dos morteros con sentencia de gol.

6. ¿Y seguirá Rafael Puente diciendo que no hay crisis, que están en el camino de la salvación, que mejoran, que necesitan tiempo, que el equipo hace buen futbol y que para eso está su expandido pecho, para proteger a Jorge Vergara? A veces, la forma más responsable de ser dirigente es saber hacerse a un lado si se estorba más de lo que se ayuda.

Insisto: Jorge Vergara arrojó a las Chivas por el desfiladero con sus caprichos, berrinches, intemperancias hormonales y con su abuso de poder y soberbia, pero este torneo, en el que contrató lo que le pidieron, los refuerzos, incluyendo a Carlos Salcido, que juega en la posición más cómoda del equipo, viven en un aburguesamiento de divas intocables, reacias a sudar, a sufrir, a pelear, a ganar, a devengar ese cheque de seis ceros.

Chivas fue la primer víctima de Vergara. Y Vergara fue el primer verdugo de Chivas.

Hoy, lamentablemente, Chivas es víctima de menesterosos morales, de pordioseros profesionales, de indigentes espirituales y de forajidos sin ética.

Lo más curioso es que el jugador del que más se temía su indisciplina total, pese a la expulsión ya sufrida, Ángel Reyna, ha sido el único refuerzo que, más por el placer de jugar a futbol, se convierte en la especie diferente de las soluciones que llegaron sólo para embaucar.

¿Y la afición? Más de 22 mil, según Chivas, acudieron al OmniLife.

Queda claro, las instituciones son históricas, son más importantes que cualquier ser humano, pero hoy, la afición del Guadalajara es más grande, más honesta, más respetable que el mismo equipo de futbol.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- América roza la perfección. Cruz Azul goza de una imperfección casi perfecta.

Las Águilas: cinco victorias de cinco posibles. Matemáticamente impecable, futbolísticamente con deudas.

Cruz Azul: cinco puntos de 15 posibles. Se hunde. Lo hunde el lastre de sus contrataciones y de la mano timorata y pusilánime de sus dirigentes, quienes no se atreven a consumar la transición.

América está a tres victorias de la Clasificación. Con la gestión mediocre de tantos empates en el torneo, seguro con 24 puntos le bastarían para militar en la Liguilla.

Es evidente, sin embargo que en El Nido quieren, pueden y deben más. Ha gastado más de 20 millones de dólares en refuerzos, y buscar otro más, posiblemente a Sebastián Blanco. Pero la venta de Raúl Jiménez amortizó las renuencias a invertir.

En tanto, en La Máquina, siguen llegando refacciones de segunda mano, de sobreuso, de mala calidad, mientras que el abastecedor Carlos Hurtado goza de la complicidad de los dirigentes.

América, cierto, no firma espectáculo. No garantiza exquisitez. No cautiva ni embelesa. Pero agrega dramatismo, con victorias consumadas cuando el reloj se desangra, y eso obliga a sus seguidores a aguantar, a permanecer, porque saben que después de los créditos de la película del día, puede saltar una escena sorprendente. Y ese rocío de emotividad, en la agonía, resucita sensaciones.

Cruz Azul, sin embargo, muere consistentemente de nada. Monterrey lo golea 3-1 con la esplendidez absoluta de Dorlan Pabón, y de esa manera ratifica que su victoria anterior con un hombre más, en su cancha, y gracias a un autogol, era la confirmación de su crisis.

Pero, se sabe, las victorias visten de piel sintéticamente falsa y efímera a los esqueletos.

América tiene un camino abierto. Puede sufrir metiéndose a Chiapas, pero, seguramente, Pumas y Leones Negros deberán acercarlo a la Liguilla. Poco a poco, queda claro, la afición asume y consume el menú del Turco Mohamed.

La victoria como el fin que justifica todos los miedos y los medios.

La Máquina se acobarda. Rehúye al recambio. Cuando aún necesitas sacar fuerza de la flaqueza física, no espiritual, de Torrado y el Chaco, y sigue creyendo que su inocuo Mariano Pavone es su asesino, queda claro que hay ignorancia, complicidad o dislexia en el equipo. Suma 10 goles en los últimos 40 partidos de Liga: patético.

Y no deja de ser fascinante: hubo un tiempo en que Cruz Azul dominando torneos sin ganarlos, claro; o un Guadalajara con presencia hasta hace tres años, y un Pumas que vivía de los títulos de Tuca Ferretti y Memo Vázquez, en un tiempo, pues en que los tres se cebaban en burlas sobre el América.

Hoy, irónicamente, El Nido ha encontrado tiempos de bonanza, mientras sus denostadores tratan de sobrevivir en la miseria acumulada.

Etiquetas:

Futbol

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO