Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Picante: Vergonzosa eliminación de Cruz Azul
VIDEOS RELACIONADOS video
LOS ÁNGELES -- Cruz Azul no sobrevivió a sí mismo. Cruz Azul no sobrevivió a vencer al América. Ese 4-0, dos semanas después, le generó desgracias: pierde con Tigres y es eliminado de la Concachampions.

Y las desgracias no llegan solas para La Máquina que en diciembre cumpliría 17 años sin poder ganar un torneo de Liga en México.

Lo más triste, se ha convertido en un referente de violencia, un sello que seguramente lastima la memoria de su único prócer, Guillermo Álvarez Macías, quien decía que Cruz Azul (equipo y empresa) debían forjar "ejemplos de vida y de familia". Bueno, tal vez el mensaje no fue escuchado ni en su propio hogar.

Pero, como club deportivo, Cruz Azul es el mejor enemigo o el peor enemigo de su propia historia. Es el Judas de su propia sangre.

1. Queda eliminado de Concachampions. Es el primer campeón vigente en no ir a la siguiente fase en la historia de este torneo. El oscurantismo de los récords.

2. Tras la eliminación con el empate, genera un batalla campal encarnizada con pasajes barbáricos como el Maza Rodríguez golpeando a un rival caído e indefenso, y un Formica que de mostrar ese temperamento en cancha no sería uno de los refuerzos mediocres del torneo. Sólo la frustración les calienta el pechito.

3. Ah, claro, cómo dejar de lado que Jesús Corona volvió a ser Jesús Corona, lo cual demuestra, y aquí se había advertido de ello, era un simulacro, una farsa, su presunta metamorfosis. Afortunadamente, el timorato arbitraje no le reprendió con la expulsión merecida. La hipocresía agazapada.

4. Según Rafael Salguero, vicepresidente de Concacaf y FIFA, las eventuales suspensiones a jugadores de Cruz Azul serán aplicables en la Copa Mundial de Clubes. Si al evidente descenso futbolístico de La Máquina se le agrega la ausencia de titulares, sólo puede preverse otro sonoro fracaso del futbol mexicano en esta justa. ¡Siete años y contando!

5. Cierto, aún están en posibilidades de Liguilla. A un punto de estar entre los ocho mejores. Pero es el tercer equipo con más tarjetas rojas en este torneo. Y producto de expulsiones, deberá jugar sin Maza Rodríguez ni Joao Rojas ante el desahuciado Morelia, en tres puntos que son críticos para ellos.

6. Y tal vez la mayor traición en Cruz Azul es a la doctrina de su propio fundador deportivo. Entonces se nutría de su propia sangre, de jugadores notables formados en casa y respaldados por buenos futbolistas extranjeros sin que fuera necesario enriquecer a un solo promotor como Carlos Hurtado, activa ubre de auténticos petardos a La Máquina.

¿Hay algún gran referente, un gran histórico que haya dado la cuna cruzazulina al futbol mexicano en los últimos 20 años?

7. Y la vergüenza mayor para este grupo de jugadores, lo advertíamos en su momento, era la incapacidad para reaccionar genuinamente ante la conquista de un resultado importante.

En su mejor exhibición en meses, le pasan por encima al América, lo humillan y, mezquinamente, en casi dos semanas terminan mostrando la frigidez profesional que les ha ganado el estigma heráldico de Pechos Fríos: los somete Tigres y los elimina Alajuelense.

¿Pueden llamarse profesionales semejante ralea de jugadores que se entrega a pleno 90 minutos y después deambula en la cancha? Cinismo total.

Sin duda, de pies a cabeza, de directiva a jugadores, Cruz Azul es un antro de Judas que atentan contra la propia grandeza de la institución.

Etiquetas:

Futbol, Futbol Mexico

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- A Carlos Vela lo caza su pasado. Lo arrincona. Lo encalaboza. Hoy que parece tener la razón, nadie cree en su verdad.

Vela ha dicho que no es el momento de pensar en el Tri sino en la Real Sociedad, en riesgo de descenso.

Y dice que en este momento no le es útil absolutamente a nadie, sino hasta que recupere su mejor forma.

Parece la antesala inconfundible de una nueva negativa. La última. La sepulcral. La terminal. La determinante.

Tantas veces dijo no sin tener una razón razonable, que ahora que es razonable su cavilación, la asesina la incredulidad que él mismo se generó. "Amo de tus silencios, esclavo de tus palabras".

Miguel Herrera ha contestado. Lo hizo en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio. Su malestar fue creciendo. La reflexión precipitada de cada palabra y de cada antecedente, lo llevaron a contradecir la postura de Vela.

1.- "Lo vi jugar el domingo los 90 minutos y lo vi bien", explicó Herrera. Y aclaró que no lo quiere para hoy, sino para el 12 de noviembre en Ámsterdam ante Holanda.

2.- Y tampoco lo quiere sólo para verlo en la cancha. Quiero percibirlo como parte del grupo. Quiere interpretar su relación con el grupo. Y quiere descifrar la relación del grupo hacia él. Porque no duda de la capacidad futbolística del jugador de la Real Sociedad.

3.- Y si cree que no debe forzarse su presencia en la cancha, El Piojo quiere ver a Vela dentro del esquema, de las órdenes, de los movimientos, de las precisiones, de la misma semántica futbolística que el resto de los jugadores del Tri.

4.- Después de la charla con Miguel Herrera en Raza Deportiva, queda como reflexión que no es un imperativo tenerlo en la cancha ante Holanda, sino encontrarle los tiempos para que juegue al futbol.

5.- Y fue evidente que El Piojo sí necesita que se concentre, que le dé la oportunidad al nuevo grupo de seleccionados, al nuevo proyecto del Tri, pero especialmente, saber si aún queda viva una chispa de ilusión, devoción y compromiso por consolidarse en la selección mexicana.

6.- Necesario recordar el cambio de postura del técnico del Tri. Antes del Mundial, dijo que nunca más volvería a convocarlo. Después del Mundial, con la calma y el sosiego, pero la determinación y la ambición de iniciar un nuevo proyecto, decidió partir de cero, y entre ese pacto libre de rencores, encajaba una nueva oportunidad para el delantero.

7.- Que la convocatoria sea para los juegos en Europa implica una liberación. No tendrá que confrontar los litigios implacables de los aficionados mexicanos en el volumen que implicaría jugar en Estados Unidos o México, donde correría el riesgo de recibir un juicio sumario de cometer desaciertos naturales.

De esta manera, con este horizonte, la negativa de Vela sería punto final. No más puntos suspensivos, ni punto y aparte. Nadie le salvaría del estatus que hoy vive, el de apátrida futbolístico.

Su nacionalismo, su mexicanismo, él lo reitera de formas genuinas, pero, como futbolista, como profesional, queda claro que no le interesa el Tri, y eso, ni remotamente lo convierte en traidor o en menos mexicano, porque ser un desertor a la selección nacional, es una actitud estrictamente de desdén a la mayor condecoración que suele buscar cualquier jugador profesional, sin olvidar que él incluso fue campeón del mundo juvenil en Perú 2005.

¿La mejor solución? Si no hay posibilidad de diálogo, o si no habrá ya nunca diálogo, lo mejor sería que Miguel Herrera no lo convocara para la gira por Europa.

Esa sería una decisión salomónica. Si no lo convoca, no forzaría situaciones, porque de ser genuina la angustia actual de Vela, por su equipo que está el riesgo de descenso, y del cuál él es hoy el jugador más importante, recibirá el beneficio de la duda, ese que en otros momentos y hasta con otros técnicos y con el actual, se mantuvo con tolerancia hacia Guillermo Ochoa, Javier Hernández y hasta Raúl Jiménez.

Aunque aclaro, aquí, a Carlos Vela su pasado lo condena.

Su credibilidad ya había naufragado antes de este martes.

Etiquetas:

Futbol, Futbol Mexico

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Taquilla mata Liguilla. Y el Querétaro está dispuesto a pagar ese precio. Ronaldinho embauca más en la tribuna que a sus adversarios en la cancha.

Su campaña se explica claramente con un A. D. (antes de Dinho) y un D. D. (después de Dinho).

Las cifras no mienten. El brasileño llegó con pinceladas, escasas hasta el momento, de sus residuos de magia, pero en detrimento del funcionamiento del equipo.

Antes de Ronaldinho, los Gallos Blancos de Querétaro sumaban tres victorias, dos empates y tres derrotas, con nueve goles a favor y nueve en contra. Es decir 11 puntos de 24 posibles. Nada maravilloso, pero sustancioso, entre la irregularidad del futbol mexicano.

La productividad sin Ronaldinho era del 45.83 por ciento, que le alcanzaba a Querétaro para habitar en la zona de Liguilla en ese entonces.

A partir de la llegada del astro brasileño y la obligación de alinearlo, Gallos Blancos suma una victoria, un empate y tres derrotas, para totalizar cuatro puntos de 15 posibles, es decir un 26.7 por ciento.

Es decir, la productividad de Querétaro se redujo en casi la mitad después de la llegada del crack brasileño al Querétaro.

En este lapso, los queretanos suman ocho goles a favor y siete en contra, pero, ojo, cuatro de esos ocho marcados, los hizo al golear a las famélicas Chivas.

Sin embargo el anzuelo financiero sigue pescando ganancias. Más allá de los proyectos de giras para diciembre y enero, Gallos Blancos en este momento genera ingresos en casa y de visitante.

Simplemente, para Xolos, significa su primer lleno total de la temporada, con sobrecupo incluido, pues los reportes hablan de más de 26 mil aficionados en el Estadio Caliente.

Ronaldinho suma tres tantos y un pase para gol en 423 minutos jugados. El problema es cuando la repercusión directa es en el rendimiento del resto de los jugadores.

Se había consignado que con Ronaldinho, los otros nueve futbolistas de campo deberán extremar sus obligaciones físicas y tácticas en la cancha. El brasileño no tiene interés alguno en ayudar a recuperar balones, porque sabe que tiene a nueve obreros con la obligación estricta de suministrárselos.

Incluso, la explicación no oficial de las separaciones de Othoniel Arce, Dionisio Escalante, Kalú Gastélum, Sergio Santana, Amaury Escoto, Jorge Arturo Echavarría, Johnathan Bornstein y Mario Osuna, fueron reflejo de la laxitud en la postura de Ronaldinho y de su lasitud en la cancha.

Y es entendible, según el origen de estas versiones, que al ver los jugadores la excesiva tolerancia hacia el ex astro del Barcelona, interpretaron a su manera ese mensaje de dejadez y desdén, pero se equivocaron al no darse cuenta que ellos eran prescindibles, a pesar de ser más útiles para que el equipo recuperar su rendimiento del arranque del torneo.

¿Es reversible la situación? Parece casi imposible.

Querétaro suma 15 unidades. Para garantizar zona de Liguilla, necesitaría al menos 10 puntos, y le esperan rivales inmediatos como América, Tigres, Morelia y Chiapas, es decir, dos clasificados, un aspirante, y otro más que es el peor del torneo, pero Monarcas pretende no hacer más lamentable su ya deplorable campaña.

Al final, queda claro, Querétaro eligió la Taquilla por la Liguilla. El oropel de los destellos finales de la carrera de Ronaldinho, antes que la solidez de equipo.

Y queda claro que con la franca, simpática, subyugante, limpia sonrisa de Ronaldinho en su aparador, los Gallos Blancos han dejado de sonreír.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Chepo de la Torre con Omar Bravo
MexsportChepo se sigue pareciendo al Chepo del Hexagonal Final de Concacaf.

LOS ÁNGELES -- En el discurso inspirador para la redención, Chivas y el Chepo de la Torre encontraron el epitafio de su primer desafío. Un Vía Crucis en el que Chivas ha dejado de ser dueño de su destino. Lo ha empeñado.

"Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo", exhibía el Chepo saleroso en su tabla de trabajo en su primer entrenamiento. Albert Einstein no se equivoca. El Chepo y Chivas sí.

El Guadalajara cae en León. Recibe dos y pudieron ser varios más. Los postes y el árbitro fungieron como benefactores del Rebaño.

León se encuentra más cerca de la Liguilla merecidamente. Chivas se encuentra más cerca del descenso merecidamente.

León puede escribir su destino. El de Chivas está en manos de Veracruz, Puebla y unos Leones Negros que saben que la aritmética voluble y volátil de su porcentaje los puede salvar.

¿Cambios en Chivas? Absolutamente. Ninguna de las presumible o contempladas modificaciones ocurrieron.

1. DESDÉN
Aquí se cuestionó y se cuestionó directamente al Chepo en Raza Deportiva de ESPNDeportes Radio, ¿qué garantías hay para la afición de Chivas que podrá estremecer a un equipo al borde del descenso cuando no pudo hacerlo con la selección en estado de coma durante el Hexagonal?

No se necesita sólo el decálogo exitoso y voluntarioso de Einstein. Se necesita creerlo, entenderlo, transmitirlo, difundirlo, transfundirlo.

Era una metamorfosis inminente para Chivas: recuperar la testosterona en la cancha de futbol. O él no pudo o ellos no quisieron. O él no supo o ellos no supieron.

En Chivas hay eslabones rotos con las hormonas principales del futbol: devoción, responsabilidad, compromiso. Todos siguen esperando a Arce. Y a Reyna. Y a Bravo. Y a Salcido. Y a media docena más.

2. INMOVILIZADOS

Como en los tiempos de pánico y terror del Tri, los jugadores de Chivas terminaron mirándose a los ojos, preguntándose a qué juegan.

Carlos Fierro era la posesión y posición más afortunada del Rebaño. ¿Qué ocurría? Todos huían de él, como si en lugar de tener la posesión más valiosa de la cancha, la bola, tuviera ébola.

Había atención relativa para tratar de recuperar la pelota, pero era lamentable la condición estática, egoísta o desorientada o irresponsable o resignada o mercenaria, en la que los jugadores al frente se negaban a poblar el área y ofrecerse como relevos.

Hay un pavor, un pánico, por asumir la responsabilidad de exigir el balón que provoca contagio, y quien pretendió hacerlo, Ángel Reyna, quería convertirse en el Mesías de estas Chivas en la pendiente del descenso.

3. CLAUDICARON
¿Es un cansancio físico o mental? ¿Es una renuncia muscular u hormonal? ¿No quieren o no pueden?

Lo cierto es que el equipo juega a sobrevivir de manera individual, pero incluso hay desatención y cuando los relevos no existen, cuando el acordeón colectivo no se expande para atacar y no se contrae para defender, es, queda claro, porque el futbolista ya claudicó, ya se entregó a la desgracia, sin buscar salir de ella, o porque físicamente no quiere o porque mentalmente no puede.

Y reinventemos nombres: ¿Arce? ¿Bravo? ¿Castro? Y Salcido, si perseguía rivales era por la ineludible responsabilidad de su puesto, porque de inmediato se alejaba del área, donde es evidente se requiere al menos un grito orientador.

Lo platicábamos con Fernando Quirarte hace días en Raza Deportiva, Chivas debe ser el equipo que más rebotes aéreos pierde en media cancha o en el área. O sus defensas son unos alfeñiques emocionales, físicos y hormonales, o técnica y tácticamente no se les orienta sobre una ley primaria: un balón no puede botar en tu media cancha o en tu área.

Tal vez Chepo quiso seguir el principio de Einstein: "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo".

Lo cierto es que Chivas sigue siendo Chivas.

Y Chepo se sigue pareciendo al Chepo del Hexagonal Final de Concacaf.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- José Luis Real está de vuelta en Chivas. Se le castiga. Se le cuestiona. Se le azota por ofrendar de nuevo su dignidad flagelada.

Es cierto, vuelve a ceñirse el yugo ingrato e ignominioso de un propietario ingrato e ignominioso como Jorge Vergara.

Pero los claroscuros son inevitables. Todo tiene dos perfiles. La objetividad de revisarlos se vuelve subjetiva si hay prejuicios y no hay un vestigio al menos de empatía.

1. Real queda entonces crucificado en el calvario colectivo de estas nuevas Chivas.

Por ejemplo, recordemos que Néstor de la Torre había estado reacio a regresar al Rebaño.

Recordemos que Chepo de la Torre no quiso negociar su regreso con Jorge Vergara, sino estrictamente con su hermano.

Y recordemos, también, que en la presentación del Chepo, la incomodidad extrema de Vergara llevaba su rostro a un ciclo de rubor, bochorno, puchero y rabia. Lo dijimos en su momento, se estaba tragando y atragantando con la más pastosa y amarga de las segregaciones humanas: la inmolación de su propia soberbia.

2. ¿Por qué vuelve Real? Podría decirse que por afecto a la institución. Fue su cuna. Es su cuna. Y es, Chivas, lo más importante, la cuna de su propio proyecto. Lo dijo Hans Westerhof en su momento: "José Luis Real es quien mejor conoce lo que se debe hacer en Chivas (en fuerzas básicas)".

Además, no olvidemos que el Guadalajara condenó a Real. Lo estigmatizó. Real, en su momento, rechazó ofertas de otros equipos, incluyendo Atlas, Pachuca y Tecolotes, especialmente para darle cimiento a las Fuerzas Básicas.

Ocho victorias consecutivas en un arranque de torneo, un nivel de futbol grato, e incluso permitiéndose el lujo de perder a medio Bicentenario 2010 a Javier 'Chicharito' Hernández. Pero a algunos biliosos seguidores de Chivas les parece poco esa gestión.

En esa época y en su era con el Guadalajara, Real logró por momentos lo que parecía imposible en Chivas: 11 canteranos en la cancha y relevos de la misma casa. Vaya, fue tan sólido su trabajo que hasta supo cargar con el lastre impuesto por Vergara de un Bofo Bautista en franca decadencia, no por edad o por falta de facultades, sino por el aburguesamiento del que nunca se valoró correctamente a sí mismo.

En el Clausura 2011, salió despedido porque sólo rescató dos puntos de 15 posibles con un plantel que no fue reforzado, y en el que Real contemplaba a Ulises Dávila como la inmediata revelación.

Y hay un paralelismo curioso: en el Apertura 2011, un técnico con un equipo reforzado en extremo, sumó sólo seis de 21 puntos posibles, es decir el 28.6 por ciento de las unidades posibles. Pero, sin decisiones demenciales como las de Vergara, la directiva lo respaldó. Y al final, Ricardo Ferretti hizo campeón a Tigres ese torneo.

El único refuerzo que tuvo Real, si así se le puede llamar, fue el Bofo Bautista, quien en tres torneos anotó tres goles y dio tres pases para anotación. Al final quedó en evidencia que si el Bofo jugaba era por imposición de Vergara y no por convicción de Real, tal y como ocurría este torneo con Omar Bravo y Aldo de Nigris con Carlos Bustos.

Así pues, el regreso de Real encaja en el mismo perfil del retorno de Néstor y Chepo. Regresan por un reto, por una revancha, por un desagravio que ya es inmediato. Y lo más relevante: regresa a las incubadoras, donde producirá sin presiones.

¿Quién traga más amargamente el orgullo en este caso? ¿Vergara? ¿Néstor, Chepo y Real? Queda claro que todos hacen una concesión.

Y como lo explicaba Néstor puntualmente: en la reestructuración de Chivas no sólo debe volver el orden administrativo, sino la solidez laboral de todos. Y lo dejó entrever él mismo: hoy, para que se vaya el Chepo, Real y todo el personal de filiación de Chivas, se irá primero él.

Y ese es un punto medular que Jorge Vergara no entiende: él nunca ha sido un feligrés o militante rojiblanco. Es el dueño, pero no un enamorado del equipo. Su pasado, confesado por él mismo, era de identificación atlista.

Es decir, Vergara cree que puede pagar por la lealtad. Pero, Néstor, Chepo y Real, queda claro, la lealtad primaria no es a su salario, sino a un club al que el dueño ha puesto en estado de coma.

Y por eso insistimos en aquella reflexión: hoy es más dueño Néstor que Vergara de los destinos de Chivas (http://www.espndeportes.com/blogs/index?entryID=2194819&name=rafa_ramos).

Y eso, es innegable.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES.-- Miguel Herrera parece haber invitado a Carlos Vela a que le diga que no. La franqueza de 'El Piojo' es a veces un acto inconsciente de provocación.

Explica Herrera que no decide aún si invitará a Carlos Vela o si sólo le extenderá la convocatoria. Lo primero es un acto de diplomacia, lo segundo es un reto.

Y 'El Piojo' tiene todo el derecho de invitar, sin necesidad de suplicar, como parece se ha convertido en un hábito en esta tele-no-vela, en la relación entre una FMF y el talentoso jugador de la Real Sociedad.

Y del otro lado, la susceptibilidad de Carlos Vela, quien ha mostrado ser melindroso, que ha dejado en claro que es remilgoso, y quien dejó en claro que ni siquiera se entretuvo en ver los juegos de preparación previos al Mundial.

De esta manera, en esa finísima línea de diplomacia que había mostrado Herrera hacia Vela, hacer público que no quiere tener consideraciones hacia quien parece no tenerlas hacia la selección, le abre la puerta a una nueva negativa.

'El Piojo' está en lo correcto. Seguir el juego de tratar de convencer a un jugador desafiante, quien se niega a revelar los motivos de su renuncia, eligiendo las evasivas y actos de escapismo, sería denigrante y pondría bajo cuestionamientos la autoridad del mismo entrenador.

La ironía, además, es que Herrera parece aprovechar el momento. El luminoso atacante mexicano de una excepcional temporada anterior, ahora vive en una fase de claroscuros y con la advertencia médica, que la fascitis plantar requiere de paciencia, cuidados y que se puede convertir en un inquilino constante.

Y en el ocioso morbo de esta nueva novela, 'El Piojo' queda mal parado. Lo quiere para los partidos amistosos en Amsterdam y en Minsk.

Sin embargo, qué pasará si Vela pide no ser llamado o declina la invitación porque ante el titubeante arranque que ha tenido, elige cuidarse, mantenerse en lineamientos médicos y aprovechar esa Fecha FIFA para recuperarse y rehabilitarse mejor, y no exponerse a concentraciones, viajes y jugar dos partidos en una semana.

A final de cuentas, el argumento es similar al que ha usado Raúl Jiménez para no concentrarse con el Tri y no sólo lo ha aceptado Herrera, sino que incluso ha contado con una comprensión generalizada.

Si Vela argumenta una situación parecida, aunque los juegos sean en Europa, debe tomarse como desacato o como una explicación válida, dentro del trato que ha dado ya a otros el entrenador del Tri.

Y la pregunta persiste: ¿Necesita más el Tri de Vela o necesita más Vela del Tri para ese salto a un equipo de mayor calidad?

Lo reconoció su propio promotor del futbolista mexicano en la ventana de pases de verano: provocan desconfianza en directivos y entrenadores la responsabilidad y la pasión de un jugador que le dice no a una Copa del Mundo y a su selección nacional.

Entonces, regresar al Tri podría implicar una reconsideración de la genuinidad de compromiso de Carlos Vela con el futbol. Queda claro que el supuesto interés de Inglaterra o del Atlético de Madrid y Juventus, se vieron diluidos por la explicación del propio representante, por el hecho de que un futbolista diga que su pasión es la NBA y el futbol es sólo su trabajo.

Al menos, en este caso, ya no es una opción ni una alternativa. Miguel Herrera ha asegurado que si Vela dice no al Tri en esta Fecha FIFA de noviembre, ya no volvería a pensar en él, porque, según el técnico, implicaría que no tiene el compromiso que otros sí han tenido en los malos y en los buenos tiempos de la selección mexicana.

La versión que circula es que las charlas preliminares de la FMF, posiblemente vía Héctor González Iñárritu, con el promotor de Vela, no han encontrado señales claras de que la postura del campeón mundial Sub 17 en Perú 2005, hayan cambiado sensiblemente.

Etiquetas:

Futbol, Futbol Mexico

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- El Santo Grial futbolístico. A eso equivalía en su momento la Copa América para México. Era el cáliz de donde México sorbería paulatinamente la mayoría de edad.

Y por un tiempo fue ese manantial de vigor para la selección mexicana. Jugó dos finales. Una la perdió inocentemente ante la astucia que se llama cancherismo en Argentina. La otra, desde semifinales, le advirtieron a México que no podía ganarla. Y fragmentado, cayó ante Colombia, con tasajeadas arbitrales.

Pero era respetado y respetable. Llegó a postularse seriamente para organizar una de sus ediciones. Atole con el dedo le daba la Conmebol con ese tema en cada uno de sus congresos.

No se puede olvidar que México pagó la entrada al cabaret sudamericano con sobornos al portero. Relojes Rólex de oro, imitaciones dicen algunos, les llevó el emisario perverso de siempre, Guillermo Lara, a los capos del Cono Sur. Y llegó como invitado. El futbol mexicano no tenía una llave de moralidad futbolística para ser invitado. Por eso, el cohecho era la única ruta al torneo de selecciones de la crema y nata de América.

Hoy, es relegado. Es evidente que la Copa América es más trascendente en el mundillo del futbol. Menos importante en recompensas para México que la Copa Oro de Concacaf, que le abre la puerta a la Copa Confederaciones. Y además, el uruguayo Eugenio Figueredo fue muy claro en Colombia 2001: "Es muy difícil, casi imposible que México gane la Copa América".

Y Chuck Blazer, entonces secretario general de Concacaf, lo confesó criticando a México: "Sólo va a darles dinero, nunca le respetarán ni le permitirán ser campeón".

Hoy, México decide enviar a segundo plano la Copa América. Ya lo había hecho para la edición anterior.

Para Argentina 2011 mandó un equipo remendado al que luego le pusieron parches, tras la rebelión calenturienta en Quito, donde la testosterona juvenil se desbocó hacia unas suripantas y fueron expulsados ocho titulares de ese equipo: Israel Jiménez, Néstor Vidrio, David Cabrera, Jorge Hernández, Jonathan dos Santos, Marco Fabián, Javier Cortés y Néstor Calderón.

Después, incluso, el mismo Blazer explicaría que "la Concacaf nunca le pidió a Justino Compeán que enviara un equipo de juveniles a la Copa América. Todo fue idea y estrategia de sus jefes (de Compeán, es decir Televisa). Hasta nosotros en Concacaf nos asombramos".

Ahora Miguel Herrera contempla que la mayoría de los europeos disputen el medio boleto de la Copa Oro, y un equipo con base de la Liga MX, más algunos europeos (Javier Aquino, Jonathan dos Santos, Raúl Jiménez y Diego Reyes), viajaría a la Copa América.

Los clubes europeos han acordado ceder a sus jugadores sólo para uno de los torneos veraniegos, así que Héctor Herrera, Guillermo Ochoa, Héctor Moreno, Rafael Márquez, Giovani dos Santos, Chicharito Hernández y Andrés Guardado serán asignados a la Copa Oro.

Un medio boleto a la Confederaciones Rusia 2017 lo tiene en su poder EEUU. Si el medio boleto de la versión 2015 lo gana otro país, la Concacaf decidirá finalmente si el salvoconducto a la Confederaciones se resuelve en visita recíproca o en un partido único a jugarse en estadio estadounidense.

Ojo: la Concacaf espera saber quién es el ganador del segundo medio boleto. Si es México, será en dos juegos a visita recíproca. Si no es México, y obviamente tampoco EEUU, se definirá todo a un solo encuentro. La avaricia somete a la congruencia.

¿Competitivamente es mejor jugar la Copa Oro que la Copa América? En trascendencia futbolística no, pero en recompensas deportivas sí.

¿Financieramente es mejor jugar la Copa Oro que la Copa América? No importa. Es intrascendente. Son torneos que se mueven en la mendicidad absoluta. ¿Cuánto le pueden importar sus premios económicos a una federación como la mexicana que contempla contratos finales para 2014-2018 por más de 500 millones de dólares?

¿Es, hoy, abismalmente más formativo jugar la Copa América que la Copa Oro? Respóndase usted solo: ¿recuerda el nivel de calidad futbolística de la Copa América de Argentina hasta las semifinales mismas Perú contra Uruguay y Paraguay ante Venezuela? De los cuatro semifinalistas, tres no fueron al Mundial de Brasil.

Sin embargo, el nivel de Conmebol es determinante cuando sus figuras en Europa se reportan con verdadera hambre competitiva.

Pero, especialmente, Miguel Herrera sabe que su continuidad hasta el Mundial 2018 depende más de ganar el boleto a la Copa Confederaciones que de un papel descollante en la Copa América. Y lo sabe: urgente e importante, dos veces importante.

Etiquetas:

Futbol, Futbol Mexico

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Érick 'Cubo' Torres dignificó el adefesio. Su gol le puso maquillaje al monigote. Su alegría y su festejo robotizado le pusieron festividad al velorio futbolístico.

México vence 1-0 a Panamá. No fue mejor que ante Honduras. Y tampoco fue mejor que Panamá.

Lastima de tanta lástima. El rival colaboró y el arbitraje, del cada vez más decadente Antonio Aguilar Chicas, fue el cómplice perfecto para que México se olvidara de los goles y se obsesionara con los golpes.

Para colmo, donde debía encontrar un sermón y una mímica tranquilizante, en su propia banca, el jugador mexicano se solazó con versiones varias de buscabullas, bravucones y actitudes de matasiete. El cuerpo técnico del Tri, sabiendo claramente que tenía una tribuna encendida e incendiaria, se dedicó a retar, a increpar y a azuzar a sus homólogos con los árbitros pataratos, timoratos y alcahuetes de una escena de rijosos de vecindad.

Al final, sólo queda una reflexión directa por si acaso no la tenía clara Miguel Herrera: en la eliminatoria le jugarán mejor, lo cual significa que Honduras y Panamá le jugarán peor.

Es decir, con el sello de la región van a morder, presionar, provocar, intimidar, pero que quede claro, cuando tengan la pelota, como lo demostraron Honduras y Panamá, van a intentar jugar futbol y ambos lo intentaron bien, pero se fue diluyendo su verdadera peligrosidad.

En ese ambiente de laboratorio clandestino en el que El Piojo probaba opciones, pero sin un plan de juego respetado, las pretensiones se volvieron inútiles porque el propio jugador mexicano, en esa ofuscación, en esa obstinación por protagonizar como fanfarrón y camorrista, terminó repartiendo patadas, empujones y enrareciendo el partido. Y todo comenzaría con un intento fallido de huracarrana que ensayó Marco Fabián sobre un rival, pero se ve que como luchador al cruzazulino le sobra la máscara y le falta talento.

Punto agradable, mientras había más atención a la pelota que a las desnucadoras y patadas voladoras, el experimento de darle libertades pendulares a Javier 'Chicharito' Hernández, intentando incluso pases filtrados, todos con mal destino, algunos culpa suya, pero la mayoría culpa de sus compañeros, en especial del Chuletita Orozco, quien se quedaba atónito de la fineza eventual del delantero del Real Madrid.

Por eso, al final sobresalen las lecciones directas para Miguel Herrera en un escenario que como entrenador desconoce y que como jugador no tuvo mucha fortuna.

Pero, además, debe entender que aunque competitivamente nada ha cambiado, en el desafío todo ha cambiado.

1. En la Concacaf ya le perdieron el respeto a México. En el Estadio Azteca y en sus propias sedes.

2. Los mismos árbitros que antes se intimidaban en los juegos del Tri esta vez, y quedó claro este domingo, ya no se asustan con la presunta soberanía del ex gigante de Concacaf y si pueden morderle, lo harán.

3. Hay una manzana de la discordia en los planes del Tri. La Copa América es el torneo más relumbrante de los que le esperan, pero su prioridad debe ser la Copa Oro, para ganarla y disputar el boleto final, ante Estados Unidos, a la Copa Confederaciones de Rusia 2017. Y por supuesto, más importante que todos los mencionados, el proceso eliminatorio.

4. Y claramente reiterarlo: los rivales van a presionar, a buscarle la yugular al Tri en cada jugada, pero le han demostrado que los partidos saben y quieren resolverlos con goles y futbol.

5. Y, por supuesto, el fantasma de la hecatombe del Chepo de la Torre, aunque el nuevo formato eliminatorio de Concacaf intenta reducir el desgaste a los mejor clasificados en la desclasificación de FIFA.

Pero, lo cierto es que en estos dos juegos, ante Honduras y Panamá, el Tri lastima de tanta lástima que generó.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- De septiembre de 2013 a septiembre de 2014, Chivas ha vivido la peor crisis financiera, futbolística, social y de credibilidad en la época de Jorge Vergara.

Su desplome en la Tabla de Porcentaje; la deserción acentuada de su afición en el Omnilife; las proclamas pidiendo la venta del equipo, hasta una hemorragia financiera en el Rebaño Sangrado de Jorge Vergara.

En ese proceso degenerativo de Chivas, en esa decadencia galopante del Guadalajara, más allá de la crisis de resultados y credibilidad, las especulaciones sobre la hemorragia financiera del Guadalajara no tienen antecedentes en el futbol mexicano.

Pero, ojo, aclaremos algo. Si alguna vez estuvo al borde de la bancarrota Jorge Vergara, el repunte financiero es evidente desde que un toque femenino puso orden en los deberes y haberes de su organización. Muchos cuestionan éticamente algunos procedimientos, pero han funcionado,

De hecho, hace dos años, en entrevista con Expansión, la misma Angélica Fuentes explicaba que Omnilife estará cotizando en la Bolsa Valores, con apertura a ansiosos compradores de acciones, entre 2015 y 2018 a más tardar. Eso habla de la bonanza financiera, en una empresa que mantiene un crecimiento sostenido entre el seis y el once por ciento.

Sin embargo, el auge financiero se deriva de inteligencia administrativa.

Veamos, por ejemplo, en poco más de un año, cómo Chivas ha tenido el desfile de entrenadores, todos cotizados, algunos incluso por encima del millón de dólares anuales, y a los cuales, al despedirlos, debió indemnizarlos con la cobertura total del contrato.

Desde el segundo semestre de 2013 estuvieron de doliente procesión Benjamín Galindo, Juan Carlos Ortega, José Luis Real, Ricardo LaVolpe, Carlos Bustos, hasta aterrizar en José Manuel de la Torre, cuyo salario en el Tri era de cuatro millones de dólares por años, y en el Toluca rondaba los dos mdd.

Más allá de esa caravana de seis entrenadores, Jorge Vergara se ha deshecho de directores deportivos, pasando por Michel Leaño, Denis Te Kloese, Juan Manuel Herrero, Francisco Palencia y Rafa Puente, hasta el retorno de Néstor de la Torre, en ese mismo lapso de casi un año.

Es decir, seis técnicos y seis presidentes en un lapso dramáticamente corto, explican la repercusión evidente de los manejos insalubres de Chivas.

Es decir, doce puestos de mando claves en un equipo de futbol han cambiado de nombre y apellido.

A los costos operativos de contrataciones y renuncias, agregue los finiquitos y recontrataciones de José Luis Real y su corte de entrenadores de fuerzas básicas, y la efímera y costosa incorporación de Albert Benaiges, quien llegaba con diplomas de haber egresado de La Masía, y de ahí haber él mismo graduado a Messi, Iniesta, Xavi y demás compañeros de equipos en formación.

¿Y los refuerzos que han venido a restarle fuerza a Chivas?

Aunque en un lapso más amplio que ese "casi un año", hay casos costosísimos como un Aldo de Nigris, con siete meses sin anotar; un Omar Bravo, próximo a los ocho meses sin gol; el asustadizo Miguel Sabah; o el capitán anímico Carlos Salcido; o el talento prodigio que no lo prodiga Ángel Reyna, hasta aguardar si Fernando Arce encuentra los arrestos de continuidad en el equipo.

Queda claro que antes de la convención costosísima de OmniLife en Alaska, ya Jorge Vergara había dicho que dinero hay para que "Chivas esté en los planos que merece", y este recorrido por los estropicios financieros así lo ratifican.

En el caso del Chepo, por ejemplo, las versiones sostienen que gana menos que con el Tri, pero más que con Toluca, y en el caso de Néstor, sus honorarios rebasan los de la Comisión de Selecciones Nacionales.

Todo esto garantiza algo a la afición de Chivas: su equipo no estará a la venta, a pesar de que la versión de que en julio de 2015 el Grupo OmniLife (Vergara y Fuentes) se desprendería del equipo, pero en condiciones boyantes, o al menos sin riesgo de descenso, esas versiones, pues, siguen vigentes.

Y así, con la reestructuración, algo queda claro: en año y medio, Chivas deberá recuperar una columna vertebral y una banca fortalecida desde sus fuerzas básicas, y no con la contratación de futbolistas que, lamentablemente, con el sello de refuerzos, terminan convirtiéndose en lastres, uno, y en lacras, otros, a expensas del Guadalajara.

Lo determinante será que en ese año y medio haya paciencia. Cierto, por contrato, a Chepo sólo puede despedirlo su hermano Néstor, lo cual ya hizo una vez.

Pero, no olvidemos que la volatilidad o solidez de la permanencia de Néstor, dependen de Vergara y Fuentes, y de ahí hacia abajo, se fragiliza la cadena de mando.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Una victoria sin gloria. México 2-0 Honduras. No alcanza para el tropel de elogios. No alcanza, incluso, ni para ser concluyente.

Pero México debe agradecer, en medio de todos los atenuantes, la seriedad de Honduras en el juego. Al final este tipo de encuentros resulta más riesgoso, pero más provechoso que las aventuras por EEUU ante Suecia C, Dinamarca B o Transilvania D.

Honduras complicó la salida a México. Por momentos supo tapar los carriles y, sin duda, tuvo mayor posesión de balón, pero la amenaza real nunca existió.

Debió ser útil para Miguel Herrera. Pudo confirmar la utilidad de algunos en debut y pudo ratificar también, como el caso de Marco Fabián, que su calidad está condicionada por una timorata postura en pasajes clave del juego.

Más allá de la descalificación anticipada de Fabián, de la confirmación de la solidez funcional de Héctor Herrera y de que Miguel Layún y Paul Aguilar cumplen, pero sufren en el reencuentro, tras la manipulación de que son objeto en el América. Más allá de todo eso, El Piojo encuentra una defensa novedosa que acusó confusión por momentos, obviamente por el parado y la identificación, pero que en general, por dotes individuales, garantiza.

Sería fácil sentenciar los errores de marca y de atención que cuestan los goles a Honduras, pero los remates impecables e implacables de Chicharito Hernández y de Oswaldo Alanís tienen el mérito de la definición para romper un laborioso, devoto y persistente equipo catracho, que al final apenas pudo asomarse en verdaderas condiciones de peligro al área de Guillermo Ochoa.

Sin embargo, las conclusiones de Miguel Herrera quedan colgando de la identificación que en la convivencia interna vaya detectando dentro de la concentración y del vestidor, aunque deberá todavía trabajar, por ejemplo, con Antonio Ríos, quien en la suma de faltas, con otro arbitraje, habría sido cuestionado por tarjetas.

En el ensayo, encontró mejores posibilidades de engarzar a Chicharito y a Oribe Peralta como dupla ofensiva, que funcionó mejor con Héctor Herrera en la cancha, mientras que con Marco Fabián nunca tuvo realmente continuidad peligrosa en las jugadas, incluso en momentos en lo que el cruzazulino fue el único que arrugó la pierna.

Pero, en el caso de Fabián queda claro que, con Giovani eventualmente o con la reconversión de Carlos Vela al servicio del Tri, quedará sólo en condiciones de relevo y muy eventuales. Y defenderlo por el servicio de gol a Alanís sería olvidarse y condonarle en lugar de condenarle por las otras ofensivas a las que puso freno o no supo dar continuidad ni terminarlas.

El 2-0, como veredicto de la victoria, de una actuación discreta, ante un adversario comprometido, le envía a enfrentar a Panamá con toda la mesura posible, toda vez que los canaleros, que viven su propia metamorfosis como en el caso de Honduras, saldrán comprometidos ante el adversario que los dejó, por carambolas fatalistas, fuera de la Copa del Mundo de Brasil.

Hay que recordar que El Piojo tiene que encontrar una selección y media. Es decir, una base mexicana que sí pueda utilizar en Copa Oro y Copa América, toda vez que los "europeos" sólo podrán ser utilizados en una de las competencias. Y el primer paso lo ha dado.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Chepo de la Torre se tropieza entre sus contradicciones. Y preocupa. Porque en la plancha, entre la autopsia y la resurrección, está el agónico esperpento que hoy es Chivas.

Dos facetas. Un técnico. En una misma Conferencia de Prensa.

1.- "No me arrepiento de nada de lo que hice (en la selección mexicana)", explica el Chepo, mientras la película del Hexagonal Final de la Concacaf, en estresante, desesperante y tortuosa cámara lenta pasa por la mente del aficionado mexicano.

2.- "He aprendido mucho como entrenador, pero especialmente como ser humano", agrega José Manuel de la Torre. Y la pontificación se extiende como bálsamo sobre los crispados ánimos de los seguidores de Chivas.

Ciertamente el Chepo de la Torre de este martes en el OmniLife parece habitar en las antípodas del que vivió bajo presión, en crisis, con histeria, el Hexagonal Final de la Concacaf.

El problema es si el Chepo cambió o lo cambiaron. El problema es si el Chepo se regeneró o lo degeneraron, en un recurso de farsa.

Como sea la versión de este martes debe ser alentadora para el Guadalajara. Lo reportábamos en su momento: cambió radicalmente, e insisto, sonrió más en el protocolo de su presentación que en todo el tortuoso y torcido Hexagonal. Y no hizo de cada pregunta un efecto bumerang para tratar de atizarle al reportero.

Y repasando sus pecados y sus virtudes, pero en especialmente esa aseveración de "he aprendido mucho", hay consideraciones interesantes.

1.- Ningún entrenador puede ser tres veces campeón en México por accidente. La sensación en la Selección Mexicana era que "el tipo sabe, y sabe mucho, el problema es que cuando se ofusca, se desespera, confunde, y se equivoca".

2.- Su problema de personalidad no es nuevo. El Chepo tiene conflictos de equilibrio. No tolera confrontaciones, contradicciones o cuestionamientos. Tuvo el mejor cuerpo técnico de una Selección Mexicana, comparable tal vez solo con el de Bora Milutinovic en 1986.

Pero cuando los resultados no llegaban, cuando el Estadio Azteca dejó de ser una fortaleza, dejó de escuchar a sus auxiliares y menospreciaba los consejos que le llegaban, incluso sobre los análisis de los rivales.

3.- La presión externa se lo devoraba. Y esto fue evidente. Generó una relación beligerante con la prensa. Cada citatorio a declarar terminaba con negaciones, respuestas violentas y hasta monosílabos. Eso repercutía en el grupo.

"No me lo hagas enojar, luego la pagamos nosotros", comentó en una ocasión a este reportero Luis Fernando Tena. Y ya se sabe, entre serio y broma, la verdad asoma.

Personal de prensa del Tri revelaba que tener a los medios hasta dos horas esperando para abrir las puertas de los entrenamientos, no era decisión ni de González Iñárritu ni del propio departamento de comunicación sino del mismo Chepo. "A'i déjalos, que se aguanten", decía a sus auxiliares de medios.

Como puede verse, José Manuel de la Torre libraba cada día antes, durante y después de cada juego del Tri, una batalla innecesaria en diferentes frentes.

Se desgastaba en lo menos importante, desatendiendo lo más urgente.

"Trabaja mucho, estudia mucho. No podemos negar que debe ser el mejor entrenador en México, pero a veces se lo tragan el entorno y las responsabilidades", explicaba uno de sus auxiliares.

Y ese es el entrenador que llega a Chivas. Y lo hace sabedor del reto, similar al del mismísimo Guadalajara.

Todos: Vergara, Chepo y Chivas, saben que en este proceso de 23 partidos por delante, se juegan el pellejo, la supervivencia.

El descenso no es futuro para ninguno de ellos. Sería, sin duda, la extinción en muchos sentidos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO