Playoffs son la nueva meta de Lakers

11:00 ET
Actualizado el
Por Dave McNemanim
ESPNDeportesLosAngeles.com

Howard-GasolHarry How/Getty ImagesLos Lakers no tendrán a Pau Gasol ni a Dwight Howard en los próximos partidos
LOS ANGELES -- Metta World Peace predijo durante el verano que Los Angeles Lakers renovados les darían al histórico récord de 72-10 de los Chicago Bulls de 1995-1996 un plazo para su dinero.

Oh, cómo las cosas han cambiado.

Después de la derrota 112-105 de los Lakers ante los Denver Nuggets el domingo, que bajó su récord a 15-18, los Lakers no hablaban de alcanzar la meseta de las 70 victorias o incluso de las aspiraciones de campeonato.

La barra se ha rebajado tanto hasta el momento que varios miembros del equipo se centran simplemente en utilizar los últimos 49 partidos de la temporada para lograr calificar para la postemporada.

"Estoy preocupado", dijo el entrenador de los Lakers, Mike D'Antoni después del partido. "Todo el mundo está preocupado. Tú dices, 'Oh, bueno, ¿vamos a darle la vuelta'? Bueno, tenemos que hacer eso. Sí, no hay problema. El agujero no es demasiado grande. Matemáticamente, aún podemos llegar a los playoffs. Tenemos que acabar de descubrir nuestra identidad y jugar mejor. Simplemente, no estamos jugando bien".

Los Lakers están en el puesto 11 en el Oeste y a tres juegos detrás de Portland por el octavo y último lugar en los playoffs.

"El occidente es difícil", dijo Steve Nash. "Tenemos que encontrar la manera de ganar 45, 46, 47 partidos. La ventana se está cerrando".

Los Lakers tendrían que registrar 30-19 por el resto del camino para alcanzar la cuantía mínima de los juegos mencionados por Nash.

Pasar de jugar un balón con registro de .455 en los primeros 33 partidos de la temporada a .612 durante los últimos 49 partidos tomará estar en la misma página, algo que parece difícil de lograr por los Lakers en este momento.

"Yo creo que está bien para nosotros que hirvamos un poco", dijo Kobe Bryant. "Yo creo que está bien para nosotros que nos enojemos un poco. Yo como que tengo la impresión de que eso comienza a tener lugar en este vestuario".

Con toda la molestia que existía, la mayor parte de la conversación de los jugadores después del partido en el vestuario tenía lugar con los medios de comunicación en lugar de entre ellos mismos.

"El ambiente estaba tranquilo", dijo Steve Nash. "Creo que los muchachos están apesadumbrados.... Estaba tranquilo".

Dwight Howard dijo que de todos modos ya ha habido bastante nerviosismo en esta temporada.

"Mucho de este año ha sido molesto", dijo Howard. "No queremos perder. Nuestra intención no es ir por ahí y perder todos los partidos. Este es un tramo difícil. Sólo tenemos que permanecer juntos. No podemos señalar con el dedo a nadie. Esto es una cosa de equipo".

Si bien puede ser una cosa de equipo, D'Antoni dijo que la charla y la creación de la química son sobrevaloradas, siempre y cuando todo el mundo esté jugando con el máximo esfuerzo.

"Lo único que podemos pedir a estos muchachos es jugar tan duro como se pueda", dijo D'Antoni. "Si eres feliz o no, no importa. Jugar tan duro como puedas. No tienen que amarse los unos a otros".

Howard, quien ha reclamado una mejoría en la química más que cualquiera de sus compañeros de equipo, no quiso responder a las demandas de D'Antoni después del partido.

"Esto no es un tira y encoje entre Mike y yo", dijo Howard a periodistas. "Diga él lo que diga, es lo que siente. Diga yo lo que diga, es lo que siento. No hay necesidad de ir y venir entre él y yo".

Entonces, Howard fue preguntado, ¿cómo te sientes?

"Les dije cómo me siento", reiteró Howard. "Tenemos que jugar juntos. Tenemos que tener la química del equipo para que podamos ganar, y así es como me siento".

¿Y cómo es la química del equipo en este momento?

"Tiene que mejorar", dijo Howard.

Howard predicó paciencia para lograr esa mejoría.

"Se necesita tiempo", dijo Howard. "Esa es la única cosa que puedo decirles a ustedes. Incluso los equipos de hoy en día no llegan a ganar de inmediato. Miami no ganó de inmediato. Así que se necesita tiempo para que todas esas cosas se unan. Nosotros, como jugadores, tenemos que entender que a pesar de lo que está sucediendo a nuestro alrededor, tenemos que mantener el rumbo y hacer lo que hacemos cada día para mejorar y no podemos dejar que nada nos afecte desde el exterior".

Sin embargo, Nash parecía tener la paciencia un poco desgastada en este punto, como la mayoría de los jugadores del equipo de los Lakers.

"Debemos sentirnos que estamos en una situación desesperada", dijo Nash. "Esto no significa pánico. Tenemos que aceptar eso. Salir a jugar todas las noches y tomarlo como una gran oportunidad para salir de este hueco. Esa es la manera en que yo siempre he enfrentado la presión o la desesperación, hay que acogerla, disfrutarla y realmente salir y tomar esto como una oportunidad para cambiar las cosas y conseguir algunas vibraciones positivas en retorno. Eso, en cierto modo, será un triunfo en sí mismo, y luego podremos partir de ahí".

Incluso, si de hecho logran "partir de ahí", exactamente, ¿hacia donde van?

Puede ser que a estas alturas hayan recalibrado su meta a un puesto en la postemporada, y ese no es lugar para un equipo que entró en este asunto en busca un anillo.