Lakers jugarán 10 de 13 de visitante

9:26 ET
Actualizado el
Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNLosAngeles.com
Archivo

Ron Artest and Kobe BryantJayne Kamin-Oncea/USA TODAY SportsLos Lakers van a tener que estar más unidos que nunca en la siguiente gira de visitante
LOS ÁNGELES -- Las próximas semanas serán una prueba de fuego para Los Angeles Lakers. 10 de sus próximos 13 encuentros serán en la carretera, y no nos engañemos, la situación no está para tirar cohetes en lo general, pero cuando el plantel juega lejos del Staples Center el balance está dejando mucho que desear.

De los 17 encuentros que llevan jugados fuera de la ciudad, tan sólo fueron capaces de meterse en el bolsillo cinco juegos (5-12), una renta demasiado corta si se considera que de los 43 partidos que retan para que finalice la temporada regular, 24 serán en otras ciudades, es decir, un 56 por ciento. Los Lakers no habían perdido tantos juegos en 17 partidos fuera de casa desde hace 10 temporadas (2002-2003).

A pesar de que la cifra deja mucho que desear, Mike D´Antoni no cree que esta situación se deba al miedo escénico de jugar como visitante.

"Llevamos un balance de 5-12 porque hemos jugado fatal, no por otra cosa. Los chicos tienen la suficiente experiencia como para jugar donde sea, da igual hacerlo en Chicago que en Los Ángeles", argumentó el coach. "A veces es hasta más fácil jugar en la carretera para hacer piña".

Y es que eso es lo que le hace falta al equipo. Rescatar los aspectos positivos que hace dos días forzaron un empate ante Miami Heat a falta de dos minutos para el final. En los compases finales faltó efectividad, pero no fue casualidad que los laguneros llegaran a complicarle las cosas a unos vigentes campeones que no desplegaron su mejor juego, pero temieron por el resultado. Si no se fueron cabizbajos del Staples fue gracias al incombustible LeBron James y a Dwayne Wade, que jugaron un auténtico partidazo.

"Estaremos preparados para afrontar estos partidos, si jugamos bien en defensa estaremos listos", agregó un D´Antoni confiado y capacitado para mantener la calma a pesar de los malos resultados cosechados en los últimos 10 partidos, de los que tan sólo vencieron en tres ocasiones.

"Ganamos un par de partidos antes de las derrotas y estuvimos cerca de conseguirlo ante Miami. Es importante que vayamos a la carretera positivos y ganar unos cuantos juegos", señaló.

La primera cita será ante Toronto Raptors, un equipo del que no hay que fiarse, como apuntó Pau Gasol.

"Puede que si miramos la tabla parezca un rival asequible, pero es un equipo que sabe hacer las cosas muy bien y nos lo pondrán muy difícil", apuntó. Los canadienses son el cuarto equipo por la cola de la Conferencia Este y llevan cuatro derrotas al hilo (4-6 en los últimos 10 encuentros. Sobre el papel, los Lakers tienen una oportunidad de oro para comenzar a gestar la redención de un mes de enero plagado de reveses.

Sería la mejor manera de agarrar algo de moral antes de viajar a Chicago para medirse a los Bulls un día después y a Memphis Grizzlies el miércoles. Luego se jugarán tres citas en el Staples Center (Utah Jazz, Oklahoma City Thunder y los Hornets de Nueva Orleans) para emprender un viaje de siete partidos lejos de L.A. La gira se cerrará en Miami donde podrán poner la guinda al viaje más largo que les espera esta campaña.


Gonzalo Aguirregomezcorta ha sido corresponsal para el diario El Mundo en Nueva York y Miami. Ha trabajado en televisión como guionista de programas de entretenimiento, además de que ha colaborado en publicaciones deportivas y culturales. Síguelo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.