Mike D'Antoni alaba a Kobe Bryant

19:47 ET
Actualizado el
Por Dave McMenamin
ESPNLosAngeles.com

EL SEGUNDO, Calif. -- ¿Los tiempos desesperados en Lakerlandia necesitan medidas desesperadas para el equipo púrpura y dorado? Convencer a uno de los mejores escoltas de todos los tiempos para que juegue más bien como armador parece indicar que sí.

Bryant/D'Antoni
Stephen Dunn/Getty ImagesMike D'Antoni está satisfecho con el rendimiento de Kobe Bryant como armador de su equipo

Kobe Bryant habrá empatado para su total más bajo de la temporada con solo 14 puntos en la victoria de los Lakers de 102-84 el viernes sobre los Utah Jazz, pero acumuló 14 asistencias en el camino.

A pesar de que Bryant terminó anotando menos de la mitad de su promedio de 28.9 puntos por juego, bueno para ser el tercero de la liga- el dirigente de los Lakers, Mike D'Antoni dijo que no se debe ser ver como un "sacrificio" del escolta Todos Estrellas.

"Si ganas, ¿es realmente un sacrificio o es más bien un: 'Si, ¿jugaste como se tenía que hacer?' ", dijo D'Antoni luego de la práctica del sábado. "No sé si fue un sacrificio, si todo lo es, pero (Bryant) estableció el tono. No hay duda de ello. Él jugó como Oscar Robertson jugó para aquel tiempo, 14 asistencias, nueve rebotes, y conseguía tiros fáciles por todos lados. Algunas noches son 14 puntos, otras, son 30, pero él leerá la defensa".

Bryant habló sobre su nuevo rol a través de Twitter luego del juego, citando a un fanático que se refirió a él como "Kone Johnson" (en honor a Magic Johnson, el mejor armador en la historia de la franquicia de los Lakers). Bryant también respondió a un mensaje de Twitter que decía, "Debería pasar más el balón, colega." Bryant respondió, "¿Sabes qué? En esta situación tienes el 100% de la razón".

Las 14 asistencias se quedaron cortas por una para alcanzar su mejor marca personal de febrero del 2012 contra Washington y casi empata el total del equipo de Utah de 16. Según la sección de Estadísticas e Información de ESPN, era solo la cuarta ocasión en los 17 años de la carrera de Bryant en la que jugó más o menos 30 minutos y terminó un juego con más asistencias que intentos desde el campo (se fue 10-7 en tiros de campo el viernes), y los Lakers tuvieron récord de 3-1 en esos juegos.

Bryant está promediando 4.9 asistencias por juego en esta temporada, el número 25 entre todos los armadores cualificados en la NBA y un poco por encima de lo que promedia en su carrera con 4.7. Bryant coqueteó como armador más temprano en la temporada cuando Steve Nash se perdió de 24 juegos gracias a una fractura en el peroné izquierdo. Los Lakers tienen marca de 4-1 esta temporada mientras Bryant registra ocho asistencias o más.

Los 10 intentos de tiro de Bryant también empataron su total más bajo en la temporada, pero por limitar sus tiros, le abrió las oportunidades a Dwight Howard, quien se fue de 12-8 de campo para 17 puntos, luego de haber acumulado 19 disparos combinados durante la racha de cuatro derrotas seguidas de los Lakers antes del partido del viernes.

"Creo que nosotros los hombres grandes, cuando nos alimentan y comemos un poco, estamos contentos", dijo Howard el sábado. "Como un hombre cualquiera. Denos algo de comer y estamos bien. Si no comemos nos ponemos gruñones.

Howard dijo que el ajuste de Bryant en la ofensiva no lo ha ayudado solo a él, sino al equipo completo.

"Tenemos que jugar el uno para el otro para ganar", dijo Howard. "Todos nosotros tenemos que sacrificar una parte de lo que somos, parte de lo que hemos sido, especialmente en la ofensiva por el equipo. Hay que traer la misma energía, pero tenemos que buscar la manera de poder armonizarlo todo. Estoy seguro de que todos en el equipo quieren ser el jugador que anote, que arme las jugadas y todas esas cosas, pero tenemos que descifrar cómo hacerlo juntos. Si logras que todos se involucren desde el principio y a lo largo del juego, solo se lo hacemos difícil al otro equipo para gardearnos.

"(Bryant) hizo un gran trabajo esa noche (del viernes). Cuando juega de ese modo, se lo complica al otro equipo porque está pasando el balón. Está lanzando bombos. Está desmantelando la defensa. Ahora tiene la oportunidad para un uno contra uno, donde é les peligroso".

Luego del juego del viernes, Bryant le comentó a los reporteros que el plan de pasar la bola estaba premeditado.

"Intenté de hacer un real esfuerzo en conjunto para forzar un poco el juego sobre mis compañeros de equipo y hacerlos jugar con confianza", dijo Bryant. "Incluso los tiros que no se estaban encestando, solo seguir empujándolos un poco". A pesar de la victoria del viernes, los tiempos siguen siendo desesperados para los Lakers, que llevan un récord de 18-25, especialmente con la visita del domingo de los líderes de la liga, el Oklahoma City Thunder.

D'Antoni dijo que los Lakers tratarán de implementar una estrategia similar. Si eso significa que una vez más Bryant va asistir más de lo que anota, no debe verse como un sacrificio si los Lakers salen airosos.

"Es un privilegio el jugar y es un privilegio el ganar y para mí, uno tiene que hacer todo lo posible para ganar", dijo D'Antoni. "Si eso es un sacrificio o no, no lo sé. Eso es como decir, 'OK, jugaste duro esta noche', y eso es un sacrificio por el equipo, jugando duro".