Howard: 'No soy un bebé llorón'

0:20 ET
Actualizado el
Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

Dwight HowardMark J. Rebilas/USA TODAY SportsDwight Howard se retuerce de dolor al lastimarse su hombro en el pasado partido ante Phoenix
LOS ÁNGELES -- Sentado en una silla en la que, según él mismo, todavía se resiente de su operación de espalda; escuchando con atención cada pregunta que le formuló el compañero de ESPN, Stephen A. Smith, y tardando varios segundos en contestar algunas de ellas. Así apareció Dwight Howard en la serie de dos entrevistas recientemente publicadas por ESPN en las que se puede ver al Howard más sincero. El mismo que abordó varios temas e incluso habló de cómo no quiere que se le recuerde en la NBA.

"No soy un bebé llorón", comentó al hilo de su polémica marcha de Orlando Magic el año pasado. "No lloré para conseguir irme de Orlando. Esa nunca fue mi intención ni para nada lo que hice. Entiendo que todo el mundo entendió que fue así por lo que se publicó. No soy un indeciso me encanta esta competición, la juego porque me inspira a mí y a millones de niños y adultos".

El centro de Los Angeles Lakers todavía tiene la espina clavada de su salida de la franquicia de Florida. Las circunstancias en las que acabó marchándose dejaron tras de sí un reguero de críticas con las que ha tenido y tendrá que convivir. Todavía se le acusa de ser el culpable de la salida de Stan Van Gundy de los Magic e incluso de desequilibrar la formación, aunque él lo tiene claro.

"Me son indiferentes aquellas personas que creen que soy un destructor de franquicias. Mis primeros ocho años en la liga me han construido y no hay razón para derrumbar eso", confesó.

El tres veces nombrado Mejor Defensor de la NBA aprendió la lección en Orlando. El próximo 1 de julio, Howard pasará a ser agente libre y aún no se sabe qué será de él en el futuro. Sus palabras descifran entre líneas que quiere hacerse grande en Los Ángeles, pero sus antecedentes hablan por sí solos. Lo único que parece tener claro es que no hablará de su futuro. Para ello alega una sola razón: no quiere desequilibrar una nave lagunera con demasiados problemas.

"Entiendo lo que quieren los Lakers y también entiendo que por ahora no hace falta tener el circo que tuve el año pasado. No lo quiero, mi equipo no lo necesita y yo tampoco. Francamente, creo que los fans tampoco lo necesitan", comentó Howard.

Poco antes de esta declaración, Howard fue claro. "La razón por la que juego al básquetbol es porque quiero ser uno de los mejores. Tengo una gran oportunidad de hacerlo aquí en L.A. y eso lleva su tiempo", apuntó.

Y es que eso, el tiempo, será el que dicte sentencia en el futuro próximo de uno de los jugadores más potentes de la NBA.


Gonzalo Aguirregomezcorta ha sido corresponsal para el diario El Mundo en Nueva York y Miami. Ha trabajado en televisión como guionista de programas de entretenimiento, además de que ha colaborado en publicaciones deportivas y culturales. Síguelo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.