El valioso Chris Paul

El tiempo que pasó fuera confirma la importancia del armador de los Clippers

16:14 ET
Actualizado el
Por Arash Markazi
ESPNLosAngeles.com
Los Clippers se pasearon con los Knicks
Chris Paul consiguió 25 puntos y Los Angeles Clippers vencieron por 102-88 a los Knicks de New YorkTags: espn deportes, los angeles clippers, new york knicks, chris paul

NEW YORK -- Chris Paul probablemente no gane el premio al Jugador Mas Valioso de la NBA en esta temporada.

Después de ver lo LeBron James le hizo a él y a Los Angeles Clippers en la noche del viernes en Miami, Paul, como la mayoría de la liga, probablemente entiende que otra vez será un premio perdido frente a James.

Pero si Paul y los Clippers continúan jugando de la manera que lo hicieron el domingo en Nueva York en la victoria 102-88 sobre los Knicks, Paul debería estar en el grueso de la conversación y será tan merecedor del premio como James, Kevin Durant o cualquier otro.

Juzgar el valor de un jugador para su equipo y luego decidir qué jugador es el más valioso es una tarea ingrata en la mayoría de las temporadas. Por lo general, se convierte en un concurso de popularidad basado en gran medida en las estadísticas individuales y registros del equipo. Tal vez lo positivo que salió de que Paul se perdiera 12 partidos y nueve consecutivos debido a una rótula derecha magullada es que dejó en claro lo verdaderamente valioso que es para los Clippers.

Los Clippers registraron 6-6 sin Paul y han perdido siete de nueve partidos mientras lidiaba con la lesión. Mientras tanto, cuando Paul está en la cancha, los Clippers registran 30-11 en esta temporada. Así que, básicamente, los Clippers son un equipo de baloncesto de .500 sin Paul y son uno de los tres mejores equipos de la liga cuando está saludable.

Con todo y lo bueno que son tanto James y Durant, probablemente el Miami Heat y los Oklahoma City Thunder serían equipos con registros mejores que .500 si ambos jugadores estuvieran fuera del panorama. No serían contendientes al campeonato, pero lo menos hubieran llegado a los playoffs. Con todo y la charla sobre la profundidad de los Clippers, la ausencia de Paul demostró lo poco que esto significaba en realidad si éste no lleva el uniforme. Era como una orquesta con talentos sin idea de cómo y cuándo tocar sus instrumentos sin su conductor que lidere el camino.

El domingo, Paul demostró por qué no sólo es el jugador más valioso de los Clippers, sino posiblemente el jugador más valioso de la liga. Anotó 25 puntos en 29 minutos acompañados de siete asistencias, cinco rebotes y cuatro robos. Anotó siete de sus puntos en los últimos seis minutos del partido para sellar la victoria más impresionante de los Clippers en un mes -- y sin duda la más impresionante que ha tenido en lo que de otra manera hubiera sido un viaje de Grammys de 3-4 nada impresionante.

Paul fue obligado a sentarse en el banco junto a Chauncey Billups durante lo cual los Clippers registraron 6-6. Muchas de esas derrotas se produjeron al final de los partidos después que los Clippers habían desperdiciado una ventaja en el cuarto tiempo y se derritieron bajo la presión en el camino. Con el regreso a Paul y Billups en la cancha, no había manera de que iban a dejar que eso volviera a suceder.

"Chauncey y yo solíamos enloquecer allá afuera", dijo Paul. "Es una gran responsabilidad colocar a los muchachos si no han estado en esa situación mucho. (Eric Bledsoe) trató y trabajó tan duro como pudo, pero por lo general esa no es la situación en la que se encuentra, aunque fue una gran experiencia de aprendizaje para él".

Con Paul en el suelo, una ventaja de seis puntos en los minutos finales del juego no parece ser una posición tan precaria para los Clippers nunca más. Después de desperdiciar una ventaja de 10 puntos en menos de dos minutos frente Portland en el camino sin Paul, la confianza en la capacidad de este equipo para cerrar los juegos sin él simplemente no estaba allí. Pero con el balón en las manos de Paul, nadie dudaba sobre el resultado final del juego de los Clippers.

"Simplemente nos da la confianza como equipo de que el balón va a ser atendido y que va a ser llevado al lugar correcto", dijo Blake Griffin. "Va a ser un estilo metódico de baloncesto".

Todo está muy pensado. No hay errores por descuido. Contribuye mucho cuando se tienen dos tipos que están en el mejor momento de su juego y en control del mismo",

Después que el juego había terminado, Paul, todavía con la toalla, se detuvo a charlar con Griffin, que estaba sentado frente a su casillero con su toalla también. El juego había terminado hacía no más unos pocos minutos y aún no estaban secos de la ducha después del partido, pero Paul seguía repasando la jugada clave final del partido con Griffin.

Todavía lo estaba asesorando sobre donde estar en la cancha y cómo hacer mejor las cosas con el balón.

A pesar de su talento en bruto, Bledsoe es todavía un niño de 23 años de edad que por lo general se reserva su conversación posterior al partido para chistes crudos con DeAndre Jordan. Un día será capaz de liderar su propio equipo, pero por ahora, está claro por qué este equipo es un aspirante al título con Paul dirigiendo el espectáculo, y uno increíblemente inconsistente cuando Bledsoe pide las llaves prestadas.

"Lo que pasa con el regreso mío y de Chauncey al final del día es que vamos a jugar de la manera correcta", dijo Paul. "Todas las noches vamos a conseguir lo que queremos.... Me esfuerzo para esas situaciones, para estar más cerca y ganar partidos. Al final del día yo sólo quiero ganar".

A Paul no le importa mucho hablar del Jugador Más Valioso. Ha sido considerado como un serio contendiente antes, sólo para ver el premio eventualmente ir a Kobe Bryant o James. Después de la victoria del domingo estaba más interesado en hablar sobre el impacto que él y Billups pueden tener en los finales de los partidos después de sólo jugar en un total de cinco partidos juntos en el último año debido a lesiones.

"Estábamos acostumbrados a luchar cuando estábamos en equipos separados y a manejar el partido en los últimos minutos", dijo Paul. "Ahora que estamos en el mismo equipo... es más bien un cierre".