Cunde el respeto por Buss

14:50 ET
Actualizado el
Por Gonzalo Aguirregomezcorta
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

Jerry BussGetty ImagesEl cáncer que sufre Jerry Buss es un tema que se trata con mucho respeto alrededor del equipo.
LOS ÁNGELES-- Antes de que comenzara el encuentro entre Los Angeles Lakers y los Clippers, se podía mascar un ambiente enrarecido en el entorno de la franquicia. La noticia sobre la hospitalización del propietario del equipo, Jerry Buss, que cuenta con 79 años de edad, ya había corrido como la pólvora y las reacciones no se hicieron esperar. El gran partido que estaba por comenzar quedó eclipsado por las conversaciones sobre el cáncer que padece una de las figuras icónicas de la historia del baloncesto.

"Los periodistas más cercanos a la franquicia sabíamos que estaba enfermo", comentó un reportero radial que lleva 25 años cubriendo al equipo, "pero nadie se atrevió a sacar la primicia por respeto. Sólo ahora que ya salió a la luz, me veo con la obligación de tratar el tema en mi programa; no antes", apuntó.

Sus palabras tomaron tintes dramáticos y desnudaron la gravedad de la situación. El hermetismo sobre el estado del ideólogo del equipo más espectacular de la historia de este deporte, el 'Showtime' de los ochenta, seguía siendo predominante. Así lo demostró la actitud del vocero del equipo, que se negó a dar detalles sobre su estado real o el tipo de cáncer que padece.

"Queremos respetar al paciente y sus familiares", señaló el jefe de prensa, John Black.

Pero es difícil pasar por alto una situación de este tipo sobre todo ahora que ha salido a la luz. Por eso, Kobe Bryant se aventuró a hablar de una figura que comenzó a influirle mucho antes de plantearse que se iba a convertir en el buque insignia de los laguneros.

"Creo que todos sentimos lo mismo con respecto a su salud y lo único que podemos hacer es mantener una actitud positiva", declaró tras la derrota de su equipo frente a los Clippers y poco antes de partir a Houston para formar parte del fin de semana de las estrellas.

"Es una persona extremadamente inteligente y muy paciente. Tiene sus metas y sabe perfectamente lo que quiere hacer y cómo quiere construir el equipo. Es muy listo y es difícil encontrar a un directivo que no cometa errores. Es impresionante", apuntó.

El patriarca de los Buss acumula 10 anillos de campeón de la NBA desde que adquirió la franquicia en 1979 y logró que la marca esté valorada en un billón (mil millones) de dólares, una cifra que, según la revista Forbes, coloca a los Lakers como el segundo equipo mejor valorado de la NBA sólo por detrás de los New York Knicks.

"Jerry ha tenido un impacto tremendo en el juego en cuanto a las decisiones que tomó y la marca de buen básquetbol que trajo durante el 'Showtime' y el impacto que eso tuvo al deporte en general", enfatizó Bryant. "Ese impacto le llegó a un niño de seis años de edad antes incluso de que el básquetbol fuera global. Se sintió a lo largo de todo el mundo".

Aquellos Lakers imbatibles de los ochenta enamoraron a medio mundo, incluso a un Kobe que todavía vivía en Europa.

Desde hace años, los hijos de Jerry se encargan de gestionar el negocio familiar. Jim es el vicepresidente de personal y jugadores, mientras que su hija Jeanie es la vicepresidenta ejecutiva. Tal y como confirmaron hace unos días, la idea y los deseos de Jerry son los de que los Lakers continúen siendo una franquicia familiar.

"Coincidimos unánimemente en que no tenemos intención de vender los Lakers y pretendemos mantener la propiedad del equipo en nuestra familia y las generaciones que están por venir", declararon en un comunicado a ESPNLosAngeles.com.


Gonzalo Aguirregomezcorta ha sido corresponsal para el diario El Mundo en Nueva York y Miami. Ha trabajado en televisión como guionista de programas de entretenimiento, además de que ha colaborado en publicaciones deportivas y culturales. Síguelo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.