Arce le quitó título a Vázquez Jr.

0:04 ET
Actualizado el
Diego Morilla Por Diego Morilla
ESPNdeportes.com
Archivo

Wilfredo Vázquez Jr. y Jorge ArceAPJorge Arce sacó a relucir su corazón una vez más, para vencer a Wilfredo Vázquez Jr. en el 12º round

LAS VEGAS -- La cartelera previa al combate estelar entre Manny Pacquiao y Shane Mosley en el MGM Grand de esta ciudad, televisada por Showtime por su sistema de Pay-Per-View, trajo algunas decepciones y un par de revelaciones importantes, pero sin duda el plato fuerte de este largo aperitivo de siete combates fue el excelente choque de título mundial de peso pluma junior entre Jorge Travieso Arce y Wilfredo Papito Vazquez, en el que se impuso Arce por nocaut técnico en un combate épico e histórico, que seguramente será recordado como uno de los choques más destacados de esta gran rivalidad entre México y Puerto Rico.

En el combate de mayor expectativa de la noche (más allá del combate estelar, claro), el campeón mundial de peso súper gallo Wilfredo Papito Vázquez Jr exponía su campeonato de la OMB ante el múltiple campeón mexicano Jorge Arce en un choque pactado a 12 asaltos. El primer asalto no se perdió como round de estudio, sino que comenzó con bastante actividad de parte de ambos púgiles. En ningún momento se notó la diferencia en experiencia y edad, con un Vázquez lleno de aplomo y con un muy buen sentido de la distancia. Ya en el segundo, los golpes de Vázquez comenzaron a dejar su huella en Arce, un púgil que siempre tuvo inclinaciones a cortes y lesiones faciales, y aún así Arce desafió continuamente a su rival a atacarlo. Vázquez no cayó en la trampa y mostró su madurez al imponer su boxeo de distancia.

Ya en el tercero, Arce finalmente salió a presionar más, peleando finalmente como el retador al salir a ganarse el pleito con mayor volumen de golpes, pero se chocó con los excelentes reflejos y buenos contragolpes de Vázquez. Una dura derecha de Arce en un rincón fue el golpe más destacado del episodio, pero el mexicano pagó el precio de su arrojo con un corte sobre el ojo izquierdo que fue examinado de cerca por el réferi Joe Cortez. Peleando con un mayor sentido de la urgencia, Arce tomó la iniciativa en el cuarto round, pero Vázquez respondió bien atrincherándose en las cuerdas y contragolpeando con potencia. Un duro gancho de izquierda en retroceso derribó sonoramente a Arce justo sobre el campanazo final, arruinando su buena labor en todo ese round y dándole la ventaja en las tarjetas al campeón defensor.

En el quinto, Arce intentó recuperar terreno perdido con un mayor volumen de golpes, pero con poca efectividad. El daño estaba siendo causado por Vázquez, quien administraba mejor sus fuerzas para dejar una mejor impresión en los ojos de los jueces. En el sexto, Arce se controló más y encontró algo de la precisión perdida, pero Vázquez lució sólido y ágil, presionando en los momentos justos para así llevarse también ese round. . En el séptimo, una dura derecha cruzada de Vázquez envió a Arce a un rincón y ahí el mexicano recibió una breve pero intensa golpiza sobre las cuerdas, en su mayor momento de zozobra en el combate. El octavo tuvo momentos aislados de acción y de amarres, pero tuvo un final explosivo con ambos peleadores intercambiando cuero hasta el campanazo final.

A estas alturas, el combate era intenso y con un ritmo demoledor. Solo era una cuestión de tiempo hasta que uno de ellos comenzara a sentir el cansancio y los golpes. Un empujón de Arce (el tercero o cuarto de la jornada) depositó a un ya cansado Vázquez en las lonas. El último golpe del noveno round, un clarísimo gancho de izquierda de Vázquez mientras Arce arremetía con la cabeza baja, fue uno de los mejores del pleito y un testimonio claro del dominio táctico, estratégico y físico del puertorriqueño.

Pero luego de un décimo round controlado por Vázquez, Arce regresó en el 11º para lastimar a su oponente sobre las cuerdas aprovechando su tremendo cansancio y así alzarse con el asalto, y abrir una tremenda expectativa para el round final.

En ese episodio, Arce salió con todo a lanzar desde todos los ángulos y puso a Vázquez en problemas con una veintena de puños sin respuesta, causando la impensada detención del combate por parte de su padre y entrenador Wilfredo Vázquez padre, que tiró la toalla para dar rienda suelta a una explosión de júbilo en el rincón de Arce a los 55 segundos de comenzado el asalto final de un combate emotivo y extraordinario. El llanto de ambos (tristeza para Vázquez, júbilo y éxtasis para Arce) fue el testimonio de un choque épico e histórico, en el que el experimentado Arce hizo historia en el boxeo mexicano al lograr su cuarto campeonato en igual número de divisiones ante Vázquez, hijo del homónimo triple campeón mundial a cargo de la dura decisión de culminar el reinado de su hijo al pedir la finalización del combate.

Hasta el momento de la detención de la pelea, los jueces Gary Merritt y Burt Clements tenían sus tarjetas en empate 104-104, mientras que Robert Hoyle la tenia 102-107 para Arce.

Arce, oriundo de los Mochis, México, mejora su marca a 57-6-2 con 43 KOs, mientras que Vázquez pierde su invicto al bajar a 20-1-1, 17 KOs.


Diego Morilla es periodista y columnista de boxeo desde 1992. Ha realizado entrevistas, análisis y coberturas de peleas por títulos mundiales para medios especializados (Latino Boxing, MaxBoxing.com, Lo Mejor del Boxeo, PSN.com, etc.) y periódicos (El Mundo, Primera Hora, El Vocero, etc.) en EEUU, Puerto Rico y Argentina. Actualmente es editor, redactor y traductor de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.