Andre Ward Peleador del Año

Actualizado el 28 de diciembre de 2011
Dan Rafael Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

Andre Ward y Mikkel KesslerGetty ImagesAndre Ward empezó el torneo Super Six en el 2009 venciendo al favorito Mikkel Kessler

Cuando el Clásico Mundial de Boxeo Súper Seis de Showtime comenzó a finales de 2009, Mikkel Kessler era el favorito para ganar el torneo que presentaba a seis de los mejores súper medianos del mundo. Arthur Abraham estaba considerado ampliamente como la segunda elección, y se esperaba que le fuese bien a Carl Froch también.

Andre Ward, a pesar de haber ganado la medalla dorada olímpica del 2004 y de tener una racha ganadora que se estira hasta 1996, cuando tenía apenas 12 años, no era un boxeador muy popular en las apuestas. Tal como lo dice Ward, él era visto apenas como un "joven cachorrito" cuando comenzó el torneo, aún cuando él tenía grandes expectativas para sí mismo.

"Desde el principio yo esperaba llegar a la final", dijo. "Y lentamente transformamos en creyentes a muchos que dudaron de nosotros". Ahora, 26 meses más tarde, pocos dudan de este nativo de Oakland, California, que está solo en la cima de la montaña del peso súper mediano.

Él fue el único peleador que terminó invicto en el torneo, arrebatándole un título a Kessler con facilidad en una decisión técnica en 11 asaltos en su primer combate y maniatando a sus oponentes en 2010, como lo fueron Allan Green y Sakio Bika (en una pelea que se hizo fuera del torneo porque su oponente original Andre Dirrell se excusó de pelear y no fue reemplazado) en amplias decisiones.

Estas aplastantes victorias abrieron el camino para la estelar campaña de Ward en 2011, en la que destruyó a Abraham con una decisión inapelable en las semifinales en mayo y luego le puso el toque final a su tremenda racha en el torneo el 17 de diciembre, cuando superó fácilmente por puntos a Froch en una obra maestra durante la final, en la que unificó dos títulos, se adjudicó el título vacante de la revista The Ring, y se proclamó como uno de los mejores peleadores del planeta.

Seleccionar a Ward como el peleador del año 2011 para ESPN.com fue algo fácil. A sus 27 años, este podría ser el primero de muchos premios similares, porque con su velocidad, habilidad, defensa, astucia, y feroz espíritu competitivo, él probablemente se transforme en un púgil de primer nivel en los años venideros.

"Andre está en camino a la grandeza", dijo Dan Goossen, que ha promovido a Ward durante toda su carrera profesional.

Carl Froch y Andre Ward
APAndre Ward derrotó a Carl Froch en la final en diciembre, para coronarse campeón del Super Six
Entrando a la final del torneo, ningún peleador había emergido como peleador del año, pero muchos veían al eventual ganador del Súper Seis como una de las selecciones posibles, lo cual se hizo aún mucho más fácil cuando Ward derrotó a Froch con tanta facilidad.

Cuando se le preguntó sobre la posibilidad de ser elegido como el peleador del año antes de enfrentar a Froch, Ward dijo que era uno de los sueños de su carrera.

"Uno de mis objetivos siempre ha sido para mí ser boxeador del año y lograr que mi entrenador (Virgil Hunter) sea entrenador del año", dijo Ward. "He estado esperando esto por mucho tiempo, casi 15 años de trabajar y sudar cuando nadie está ahí dándote palmadas en la espalda y no hay luces, ni cámaras, ni nada. Las luces y las cámaras han estado llegando en los últimos seis o siete años, pero nosotros hemos estado trabajando por muchos, muchos años. (Ganar el premio al boxeador del año) será la frutilla sobre el postre luego de haber ganado este torneo".

Y luego de que él aplastara a Froch y se alzara con el trofeo del Súper Seis, se le pidió a Ward su opinión nuevamente en la conferencia de prensa posterior al combate.

"Yo escuché algunos comentarios sobre eso antes de esta pelea, pero si eso se hace realidad sería increíble. Uno no se propone eso cuando comienza el año. Uno solamente pone su cabeza en el trabajo, y luego uno levanta la cabeza y espera que le den un premio como ese. Por eso si podemos lograr ese premio encima de todo lo demás que ganamos esta noche sería simplemente un año increíble.

Adivinaste, Andre. Fue un año increíble para ti, sin duda.

Otros candidatos

Miguel Cotto: El estelar peleador boricua peleó apenas una sola vez en el 2010, obteniendo un título de peso mediano junior de manos de Yuri Foreman, pero Cotto tuvo un 2011 mucho más memorable con un par de victorias por nocaut en defensas llena de mucha acción. En marzo pasado, Cotto fue el gran favorito cuando se topó con el muy bocón Ricardo Mayorga, un decaído ex campeón mundial. Como se esperaba, fue una pelea llena de acción que Cotto dominó. Cotto lo derribó en el 12do asalto y luego lo liquidó momentos más tarde cuando Mayorga, que había sufrido una severa lesión en el pulgar en el último asalto, abandonó el combate mientras era castigado duramente. Pero la verdadera razón por la cual Cotto (37-2, 30 KOs) llega a la lista este año es debido a la revancha que logró sobre Antonio Margarito. Cotto había estado furioso en los últimos tres años sobre su derrota por nocaut técnico en 11 asaltos ante Margarito en una pelea de peso welter en 2008 que luego quedó manchada por el hecho de que muchos pensaban que Margarito usó vendas cargadas de yesón en esa pelea. La razón fue porque, antes de su siguiente combate, Margarito fue atrapado tratando de entrar al ring con vendajes que contenían almohadillas ilegales cubiertas de una sustancia similar al yeso. Cotto se sacó toda la bronca y las frustraciones con Margarito, que había venido a pelear con un ojo derecho lastimado luego de haber sido destruido por Manny Pacquiao 13 meses antes. Tal como lo prometió, Cotto demostró no tener piedad al apuntarle al ojo recién operado de Margarito (que casi termina por no recibir la licencia para pelear en Nueva York gracias a ese ojo) y le hizo de todo. Con una ruidosa multitud de 21.239 fanáticos mayormente puertorriqueños copando el Madison Square Garden, él dominó a Margarito, cuyo ojo quedó hinchado y lastimado hasta el momento en el que se detuvo el combate al inicio del 10mo round. Fue una gloriosa y memorable victoria para Cotto, que nunca tuvo una victoria tan emotiva.

Jorge Arce: A sus 32 años y con numerosas peleas realmente difíciles en su récord reciente, muchos vieron a Arce simplemente como un boxeador recorriendo los últimos tramos de su carrera. Con su gran popularidad en México y su estilo lleno de acción, él podía ciertamente lograr un par más de cheques grandes para su carrera. Pero algo raro sucedió de camino al asilo de ancianos, y Arce (59-6-2, 45 KOs) resurgió repentinamente para adjudicarse dos títuos en los pesos gallo y pluma junior y así transformarse en campeón en cuatro ocasiones (cinco si es que contamos el título interino de peso mosca que también ganó). En 2011, Arce subió del peso gallo junior al peso pluma junior y logró sacar provecho de una oportunidad ante el por entonces invicto campeón Wilfredo Vázquez Jr. en mayo pasado. Vázquez era el favorito para derrotar a un arce más viejo, lento y pequeño, pero el mexicano logró anotar la gran sorpresa de manera impresionante en una tremenda pelea en la cartelera previa al combate entre Manny Pacquiao y Shane Mosley. Vázquez derribó a Arce en el cuarto round, pero Arce, con un corte sobre su ojo izquierdo, atacó nuevamente para noquearlo en el 12do round. En una defensa en septiembre, Arce vengó una derrota por decisión en 2009 ante Simphiwe Nongqayi en una pelea de título mundial de peso gallo junior al noquearlo en el cuarto asalto de una revancha. Arce culminó su sobresaliente año en noviembre al bajar al peso gallo y ganar una amplia decisión ante Angky Angota y así quedarse con un título vacante en una revancha de una victoria previa de Arce.

Bernard Hopkins: Olvídense del miserable resultado nulo en dos asaltos de Hopkins ante Chad Dawson en octubre luego de que Hopkins (52-5-2, 32 KOs) sufriese un hombro dislocado cuando Dawson lo levantó y lo empujó hacia las lonas. Eso fue originalmente declarado como una victoria por nocaut para Dawson pero luego fue cambiado a fallo nulo, tal como debería haber sucedido. Hopkins llega a esta lista por su histórica victoria ante Jean Pascal en su tierra de Montreal en mayo pasado. En una revancha de su disputado empate de diciembre pasado, Hopkins se alzó con un fallo unánime  durante el cual hizo una famosa sesión de lagartijas en su rincón entre un asalto y otro  para así, a los 46 años, transformarse en el boxeador de mayor edad en ganar un campeonato mundial de boxeo, rompiendo el récord anterior de George Foreman.

Lamont Peterson: El año no comenzó bien para Peterson, quien rechazó el mayor pago de su carrera valuado en $350,000 para viajar a Inglaterra por una oportunidad de título welter junior ante Amir Khan por estar poco feliz con el trato ofrecido, incluyendo los términos de una cláusula de revancha en caso de ganar. En lugar de eso, Peterson terminó aceptando un combate peligroso por $10.000 ante Víctor Cayó en julio pasado. Peterson (30-1-1, 15 KOs) lució tremendo y noqueó a Cayó cuando faltaban 14 segundos en la pelea, que fue una eliminatoria para transformarse en uno de los retadores obligatorios de Khan. El rechazo de Peterson a la oferta de abril lució muy bien cuando él logró que el promotor de Khan, Golden Boy, le pague $650.000 y haga la pelea en su tierra natal de Washington, D.C. el 10 de diciembre. Fue una sobresaliente batalla llena de acción, y fue competitiva durante todo el trayecto, pero Peterson logró la sorpresiva victoria por fallo dividido, que fue así debido a un par de deducciones de puntos bastante controvertidas por parte del localista réferi Joe Cooper. Nonito Donaire: El "Flash Filipino" fue un campeón dominante en el peso mosca y lució muy bien en su breve paso por el peso gallo junior, donde ganó un título interino. Pero en el 2011, Donaire (27-1, 18 KOs) subió otro nivel hacia el estrellato al trepar por las listas de los mejores libra por libra ganando un par de títulos de peso gallo de la mejor manera en que un peleador puede hacerlo: con un absolutamente aplastante nocaut ante un campeón respetado. En febrero, Donaire chocó con Fernando Montiel, un campeón en tres divisiones, y simplemente lo destruyó en el segundo round con un tremendo gancho de izquierda. A pesar de que Donaire se pasó luego varios meses embrollado en una disputa contractual con Top Rank, durante la cual intentó firmar con la compañía enemiga Golden Boy y terminó perdiéndose una pelea debido al litigio, ellos eventualmente resolvieron sus diferencias y él regresó a la acción en octubre. Él chocó luego con el argentino Omar Narváez, un campeón de larga data en el peso mosca que venía de ganar un título de peso gallo junior en el 2010, defendiéndolo tres veces antes de subir al peso gallo para desafiar a Donaire. Fue un paseo para el filipino, y Donaire se anotó una clarísima victoria por 120-108 en las tres tarjetas para avergonzar a Narváez, que se pasó la mayor parte de la pelea petrificado y sin poder meterse en el combate.

Manny Pacquiao: El congresista Filipino no tuvo el tipo de mega-año que tuvo cuando ganó sus primeros tres premios a boxeador del año, pero la mayor estrella del boxeo igual tuvo una campaña estelar. En mayo, él derrotó a Shane Mosley en el tercer round y ganó una amplia victoria por decisión para retener su título welter. En noviembre, Pacquiao (54-3-2, 38 KOs) finalmente combatió con su rival y también miembro futuro del Salón de la Fama, Juan Manuel Márquez, un campeón en tres divisiones, por tercera vez. Una vez más, ambos libraron una terrible guerra. Luego de pelear y lograr un empate en su primer encuentro, Pacquiao ganó un fallo dividido en su segunda pelea. El tercer combate fue otra excitante y cerrada pelea en la que Pacquiao ganó esta vez por fallo mayoritario.

Brian Viloria: En 2010, Viloria perdió su título de peso mosca junior en una dura caída por nocaut en 12 asaltos ante Carlos Támara en una sorpresiva derrota, y luego tuvo que ser hospitalizado brevemente después de la pelea. El "Hawaiian Punch" contempló un posible retiro, pero eligió continuar, y ahora esos pensamientos parecen un recuerdo distante luego de su impresionante campaña en 2011. En julio pasado, Viloria recibió una oportunidad ante el campeón de peso mosca Julio César Miranda. Con una multitud apoyándolo en Honolulu, Viloria anotó una caída en el primer asalto y ganó una cómoda decisión para alzarse así con su tercer título mundial. En diciembre, Viloria (30-3, 17 KOs) logró la mayor victoria de su carrera en una sorpresiva victoria en la que castigó duramente a Giovani Segura, el campeón mundial de peso mosca junior que venía de abandonar su título para subir de peso. Viloria le hinchó el rostro a Segura cerca de la zona de la frente alrededor de su ojo derecho y éste se hinchó enormemente a medida que progresaba la pelea, hasta que el réferi finalmente detuvo el pleito en el octavo round.

Hernán "Tyson" Márquez: El mexicano Márquez (32-2, 25 KOs) fue a Panamá en abril y se alzó con un título de peso mosca con un nocaut en 11 asaltos ante el peleador local Luis Concepción en una excepcional pelea en la que ambos peleadores visitaron las lonas. En julio, Márquez aplastó de manera impresionante a Edrin Dapudong en su primera defensa de título antes de meterse en el ring con Concepción nuevamente, esta vez en México. Con las expectativas en un punto muy alto para esperar otra pelea notable, Márquez dio en la tecla al derrotar a Concepción sorpresivamente tres veces en el primer asalto y así lograr una victoria sorprendente.

Próximamente: premios a la promesa del año, y al nocaut, round y pelea del año


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.