Yaegashi-Porpramook, la pelea del 2011

El japonés y el tailandés protagonizaron un duelo de acción sin tregua

12:10 ET
Actualizado el
Dan Rafael Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

Akira YaegashiAP Photo/Shizuo KambayashiYaegashi y Porpramook protagonizaron una batalla clásica en los pesos pequeños.

En 2006, el peso pluma junior tailandés Somsak Sithchatchawal noqueó al iraní residente en Francia, Mahyar Monshipour, en el décimo asalto para adjudicarse un título de peso pluma junior en las afueras de París, en una pelea que fue tan buena y que fue combatida a un ritmo tan alto y que tuvo tanta acción que eventualmente se llevó el premio a pelea del año de parte de una amplia variedad de medios, incluyendo ESPN.com  aún cuando pocos habían oído nombrarla o tan siquiera tenían idea de cómo pronunciar sus nombres.

Pero aquella tremenda pelea (a la par de la ahora legendaria primera pelea entre Diego Corrales y José Luis Castillo que tuvo lugar un año antes) nunca se hubiese registrado en todo el mundo si no hubiese sido por la internet, y específicamente por el sitio YouTube.com, donde alguien subió el video completo poco tiempo después de finalizado el pleito. Pronto se transformaría en una sensación a nivel internacional.

El 2011 produjo muchas peleas excelentes, pero hubo una que fue verdaderamente especial: el combate entre el japonés Akira Yaegashi ante el tailandés Pornsawan Porpramook, que se llevó a cabo el 24 de octubre en Tokio y que tuvo mucho en común con Sithchatchawal-Monshipour. Ahí hubo también un peleador de Tailandia. Sus nombres eran complicados de pronunciar. Ambos combates terminaron en el décimo round. Y ambas fueron tremendas palizas que fueron televisadas en pequeños mercados televisivos pero que se pusieron a disponibilidad de todo el mundo gracias a un buen fanático que las colgó de YouTube al poco tiempo de que se realizaran. Claro, Yaegashi y Porpramook son boxeadores de pesos pequeños. Ellos pelean en la división de peso paja (105 libras) que es la división más pequeña del boxeo. Combinados, ellos pesan casi tanto como el retador de peso pesado Eddie Chambers.

Y aún así, ellos produjeron la pelea de mayor acción del año. Fue una inspirada actuación de alto vuelo, que fácilmente será recordada como la mejor pelea en la historia de esta división de 24 años de edad, y claramente ganadora del premio a la Pelea del Año 2011 de ESPN.com.

Yaegashi ganó con un conmovedor nocaut en el 10mo round para quedarse con un título mundial, pero lo que había pasado antes de que el réferi Erkki Meonen interviniera para rescatar a Porpramook cuando faltaban 22 segundos para completar el round fue apabullante, exultante e inesperado, en una verdadera joya.

Antes del combate, Yaegashi (15-2, 8 KOs) y Porpramook (23-4-1, 16 KOs) eran casi desconocidos como boxeadores. Ellos probablemente lo sean. Ninguno había encontrado demasiado éxito en el nivel más alto del boxeo. Yaegashi, de 28 años, perdió un combate de título de peso paja en 2007 por amplia puntuación. Porpramook, de 33 años, perdió en peleas de campeonato en 2007 y 2008, fue noqueado en el cuarto asalto de un combate de título mundial de peso mosca junior en 2009 y se quedó corto en un empate después de un choque por un título de peso paja en 2010. En su quinta oportunidad de título mundial en julio pasado, Porpramook logró una ligera sorpresa al adjudicarse una decisión mayoritaria ante Muhammad Rachman en la Indonesia natal de Rachman.

Porpramook hacía su primera defensa ante Yaegashi, y nadie podía sospechar que esto se transformaría en un explosivo infierno y en una de las más supremas exhibiciones de pura violencia en la historia del boxeo reciente.

No fue como la pelea entre "Maravilla" Marvin Hagler Hagler y Thomas Hearns, que explotó apenas comenzó el primer campanazo del primer asalto. Yaegashi-Porpramook tuvo un inicio más lento. A medida que avanzaba cada round se transformó en una pelea excitante y llena de acción en una guerra salvaje. Realmente se terminó de calentar en el tercer asalto, cuando ambos soltaron sus manos y la multitud se apasionó con el combate.

Debido a que ambos son dos peleadores pequeños y enérgicos, el número de golpes que lanzaron fue ridículo. Ellos intercambiaron golpes mano a mano durante largos períodos, castigándose con ambas manos a la cabeza y cuerpo sin un solo atisbo de responsabilidad defensiva, y midiéndose entre sí con derechas fuertes. Cada uno de ellos absorbió una enorme cantidad de castigo pero nunca dejaron de darle continuidad a la acción. Fue simplemente sorprendente.

Para cuando llegó el séptimo y el octavo round, dos asaltos llenos de golpes claros y demostraciones de corazones enormes y quijadas de acero, esta pelea ya estaba en los anales de la historia.

Por brutal que haya sido el séptimo round, el octavo fue simplemente violencia sin fin. Yaegashi en particular lució como si finalmente fuese a tomar control en el octavo asalto cuando conectó una abrumadora cantidad de golpes claros a la cabeza que finalmente forzaron a Porpramook a dar un paso atrás. Pero mientras Porpramook recibía una golpiza, él repentinamente conectó una enorme derecha que sacudió las rodillas de Yaegashi y casi lo derriba.

La acción imparable continuó justo hasta los momentos finales de la pelea cuando Yaegashi, quien a su vez estaba liderando en las tres tarjetas, se estaba quedando sin gasolina a finales del décimo round. Él estaba castigando a Porpramook cuando una devastadora derecha llegó a su objetivo. El golpe le hizo girar los ojos a Porpramook sobre su cabeza, y Meonen salió a rescatarlo para así ponerle fin a un inolvidable clásico.

Otras peleas inolvidables

Hernán "Tyson" Márquez TKO11 Luis Concepción I (2 de abril en Ciudad de Panamá, Panamá): Esta pelea llena de acción en el peso mosca lo tuvo todo: acción sostenida, múltiples rounds dignos de ser elegidos como los mejores del año, gran ida y vuelta, caídas, un público ruidoso, y una ligera sorpresa. El mexicano Márquez viajaba a la patria de Concepción para desafiarlo por el título estando muy desfavorecido en las tarjetas, y él se quedó con el cinturón en una pelea que fue simplemente sobresaliente. Ambos salieron directamente a combatir, también. El primer asalto fue pura locura, y ambos pelearon a un ritmo arrollador desde el comienzo e intercambiaron caídas. Concepción derribó a Márquez de espaldas con una derecha, pero Márquez se recuperó rápidamente y sacudió a Concepción con un zurdazo. Concepción se recobró para sacudir nuevamente a su rival, pero se comió una izquierda y cayó a las lonas un par de segundos antes del final del round. ¡Guau! Y esto fue apenas el inicio!. El segundo asalto tuvo aún más alocada acción de mano a mano, pero sin caídas. Ellos se guardaron eso para el tercer asalto en el que Márquez conectó con una enorme derecha segundos después del inicio del round para enviar a Concepción a las lonas. Él casi cae nuevamente a finales del round cuando intercambiaron tremendos golpes en una violenta guerra. Ellos se sacudieron y golpearon varias veces durante el combate y parecía que cualquiera de ellos podía todavía ganar en el final del combate. En el décimo round, Márquez derribó a Concepción por tercera vez con una derecha, aunque Concepción se recuperó para sacudirlo a finales del round. Sin embargo, Concepción tenía una tremenda hinchazón y un corte alrededor de su ojo izquierdo, que casi ya estaba cerrado. Tan pronto como comenzó el 11er asalto, el réferi Luis Pabón pidió tiempo muerto para hacer que el médico de turno verifique el ojo y éste le sugirió a Pabón que acabe con la pelea. El final fue un poco insatisfactorio, pero la pelea en general fue tremenda. Luego, en la revancha llevada a cabo en octubre, Márquez noqueó a Concepción en el primer asalto.

Delvin Rodríguez D10 Pawel Wolak I (15 de julio en Nueva York): Wolak siempre ha estado en buenas peleas, y venía de su mayor victoria, un nocaut ante el ex campeón de peso mediano junior Yuri Foreman. Rodríguez había sido protagonista de algunas excitantes peleas estelares de Viernes de Combates y estaba subiendo a las 154 libras después de un descanso de un año. En los papeles era una muy buena pelea. En el ring fue mucho mejor aún, siendo un clásico instantáneo y quizás la mejor pelea en la historia de los Viernes de Combates de ESPN. Fue tan buena que ESPN2 la transmitió nuevamente en diferido una semana después en una movida sin precedentes como parte de la siguiente edición de la serie. Rodríguez y Wolak batallaron cara a cara y mano a mano durante todo el pleito, y pusieron a la multitud neoyorquina a gritar y alentar durante todo el pleito. Ellos pelearon como si sus carreras estuviesen en juego en una batalla llena de acción cargada de golpes claros y mucho coraje por parte de ambos peleadores. Wolak aplicó su típica presión y Rodríguez trató de boxear, pero no pudo evitar ser arrastrado a una pelea terrible. Rodríguez hizo daño, levantando una enorme hinchazón sobre el ojo derecho de Wolak. Fue como si le hubiese crecido otra cabeza dentro de su misma cabeza. Desde el séptimo round en adelante, el ojo de Wolak estuvo cerrado, pero él es un guerrero. Él nunca dejó de atacar y se rehusó a abandonar el pleito a pesar de la grotesca lesión. "Tenemos una pelea emocionante aquí en Nueva York. ¿Cuánto aguantará ese ojo?¿Podrá Rodríguez superar la tremenda presión de Wolak?", gritaba un excitado Joe Tessitore. El réferi Steve Smoger miraba de cerca el hematoma, y lo mismo hacía el médico de ringside, pero ellos permitieron que el combate continúe. Claro, probablemente deberían haberlo detenido, pero el hecho de que no lo hicieran hizo que la pelea sea aún más dramática. "Absolutamente grotesca hinchazón en el ojo de Wolak, pero él sigue peleando", dijo Tessitore. "Es como si alguien le hubiese metido un melón debajo de la piel". Rodríguez lucía como si hubiese podido llevarse la pelea en los últimos dos rounds, cuando estaba claro que Wolak no podía ver nada por ese ojo, pero el combate fue declarado empate mayoritario (un juez la vio para Rodríguez). Luego, cinco meses más tarde, ambos chocaron nuevamente en la cartelera previa al combate entre Miguel Cotto y Antonio Margarito, y Rodríguez se adjudicó una clara victoria por decisión en otra pelea llena de acción.

Victor Ortíz W12 Andre Berto (16 de abril en Mashantucket, Connecticut): Berto había tenido en sus manos un título de peso welter desde mediados del 2008, pero finalmente enfrentaba a un oponente peligroso como Ortiz, quien venía subiendo del peso welter junior. El combate resultó en una batalla memorable entre dos ex promesas del año de ESPN.com. Ambos mostraron dureza y corazón para ponerse de pie tras dos caídas cada uno, en una pelea tan buena que ambos se disponen a hacerla de nuevo el próximo 11 de febrero. A pesar de que la pelea decayó un poco en la segunda mitad, esos primeros seis asaltos fueron candentes. Ortiz, quien terminó adjudicándose una decisión unánime y con ella el título mundial, derribó a Berto en el primer asalto con un sólido gancho de derecha y un uppercut. Berto respondió con una caída en el segundo asalto tras una derecha en contragolpe que forzó a un mareado Ortiz a tocar las lonas con su guante. Y aunque Berto no cayó en el tercer asalto, él se vio realmente lastimado por un duro uppercut. En el sexto asalto, un claro candidato a round del año, ambos fueron a parar a las lonas en una escena salvaje. Berto sacudió a Ortiz con un uppercut y lo derribó duramente con una derecha, y lucía como si estuviese en camino a alzarse con un asalto de manera dominante. Pero momentos antes de terminar, Ortiz conectó con una dura izquierda y derribó a Berto para enviar a la multitud a la locura. "Hay gente totalmente anonadada en este teatro en Foxwoods, Connecticut", le dijo el comentarista de HBO Jim Lampley a sus televidentes. "La gente está sorprendida de lo que están viendo. La frase 'pelea del año' se usa demasiado, pero marquen lo que digo: esto es irreal". Lo marcamos, claro. Fue irreal.

Marcos Maidana W12 Erik Morales (9 de abril en Las Vegas): Maidana, enorme favorito, fue a pelear mano a mano pero solamente pudo ganar por fallo mayoritario, porque fue una pelea mucho más competitiva de lo que muchos pensaban. Morales, uno de los más grandes guerreros mexicanos de todos los tiempos, perdió la pelea pero ganó el drama del evento al estar involucrado en otra tremenda pelea en la larga lista de combates de acción que ha realizado durante su gloriosa carrera. Antes de este combate por el título interino de peso welter junior, el envejecido Morales, que venía de un retiro de dos años y medio, era considerado carne de cañón para un Maidana más joven, fresco y poderoso. Francamente, la mayoría pensaba que Morales sería masacrado y que sorprendería a todos si pudiese durar un par de rounds más de lo pensado. Pero resultó ser que la pelea fue tremenda. No solamente tuvo una enorme acción de ida y vuelta, sino que se vio la sorpresiva imagen repetida de Morales aguantándole todo a Maidana asalto tras asalto en una lucha sin cuartel, e incluso superándolo a veces. Maidana le hinchó el ojo derecho a Morales en el primer asalto y eso se puso cada vez peor, eventualmente cerrándose y transformándose en lo que parecía un globo de color púrpura. Pero Morales combatió valientemente con esa lesión, y podría haber ganado si no hubiese estado impedido de ese modo. Maidana ganó los asaltos tempranos antes de que Morales se pusiera en ritmo, y luego Maidana cerró con todo. Fue una tremenda pelea muy física que tuvo toneladas de golpes durísimos para acompañar el drama de la aparente resurgida de Morales. "Justo cuando uno menos lo espera, cuando ya no se espera mucho de una pelea, el boxeo te da lo que ningún otro deporte te puede dar", dijo el analista de HBO Max Kellerman mientras resumía lo que acabábamos de ver. "Esto fue tremendo esta noche, y me recuerda por qué amo tanto a este deporte". Él no fue el único.

Brandon Ríos TKO10 Miguel Acosta (26 de febrero en Las Vegas): La reputación de Ríos como uno de los peleadores de acción más excitantes del boxeo floreció debido a esta tremenda pelea en Showtime en la que Ríos se alzó con una faja de peso ligero. No lució bien para él en el comienzo. Él había perdido los primeros cuatro rounds en dos tarjetas de los jueces, y tres de los cuatro primeros asaltos en la tercera. Acosta lo estaba dominando con facilidad y todo indicaba que sería una cuestión de tiempo antes de que él noqueara a Ríos, quien había quedado lastimado por un golpea al cuerpo en el tercer asalto y había recibido una paliza en el cuarto asalto. Pero entonces Ríos dio un giro a las cosas de manera dramática. En el sexto round él derribó a Acosta por la primera de tres veces y le abrió un corte bajo el ojo derecho. En el octavo, Ríos, que ahora estaba arremetiendo con todo, derribó nuevamente a Acosta con un gancho de izquierda. Se había lastimado la mano derecha en ese round. Ambos se fueron al palo por palo en un emocionante noveno asalto antes de que Ríos terminara el combate en el 10mo round. Hizo retroceder a Acosta en un rincón y lo conectó con una izquierda y una dura derecha a la cabeza. Luego de dos derechas y dos izquierdas más, Acosta estaba noqueado. Se desplomó sobre las lonas cerca de un rincón y todo terminó. Fue una conclusión violenta para una pelea arrolladora que le dio al boxeo a una nueva estrella en Ríos.

Francisco Arce W12 Hugo Ruiz I (14 de mayo en Los Mochis, México): No hay nada como una vieja y querida guerra entre vecinos. Arce, hermano de Jorge Arce, y Ruiz son ambos de Los Mochis, y estaban peleando por el orgullo de ser los mejores de la ciudad además de tener un título interino de peso gallo en juego en el evento estelar de "Top Rank Live" que estuvo cargado de acción. Ambos rivales pusieron todo en juego en una pelea impresionante que tuvo cuatro caídas (dos por lado), imparable acción y mucha sangre. Comenzó lentamente pero explotó en el tercero cuando Arce envió a Ruiz a las lonas con un gancho de izquierda limpio. Asalto tras asalto ellos intercambiaron duros golpes, pero mientras que Arce lucía como si estuviese a punto de lograr lo mejor de la acción, Ruiz recibía crédito por una caída en el quinto asalto aún cuando todo indicaba que fue un desliz. A comienzos del octavo round, Arce conectó sobre el mentón de Ruiz y lo derribó por segunda vez. Ruiz estaba en mal estado. Su nariz sangraba y su rostro era un desastre. El momento más salvaje llegó en el 11er salto cuando Ruiz golpeó a Arce con una derecha y Arce cayó entre las cuerdas y salió despedido del ring. Arce superó el conteo subiendo nuevamente al cuadrilátero para poner fin a la explosiva pelea. Fue tan buena que ambos chocaron de nuevo en octubre, con Ruiz imponiéndose por un decisivo nocaut en cuatro rounds.

James Kirkland TKO6 Alfredo Angulo (5 de noviembre en Cancún, México):James Kirkland TKO6 Alfredo Angulo (5 de noviembre en Cancún, México): Cualquiera que siga el boxeo con cierto grado de seriedad sabía qué esperar cuando se cuadro esta pelea de los pesos junior medianos. Obviamente, basado en sus historiales iba a ser una batalla de golpes.Y cumplieron a raudales. El primer increíble round fue escogido como round del año. Angulo sacudió a Kirkland con una fuerte derecha para ponerlo al borde del nocaut a los 30 segundos de pelea. Pero Kirkland sobrevivió recibiendo fuerte castigo por el resto del asalto y entonces, luego de que Angulo lanzara todos los golpes posibles, Kirkland se recuperó para enviar a la lona a Angulo por primera vez en su carrera en un caótico primer asalto. Angulo no fue el mismo el resto de la pelea y Kirkland dominó la pelea estelar de esa noche. Pero aún cuando Angulo estaba perdiendo, se mantuvo al ataque. Mostró un gran corazón y lanzaba golpes con todo lo que tenía. Kirkland hizo lo mismo, lo que hizo que esta exhilarante pelea le sacara lo mejor a ambos boxeadores. Fue una magnífica pelea, justo como la esperábamos.

Nathan Cleverly W12 Tony Bellew (15 de octubre en Liverpool, Inglaterra): Ambos tenían planeado originalmente combatir en mayo en una pelea para la que recibieron pocos días de aviso luego de que Bellew fuese llamado a reemplazar al ausente Jürgen Brähmer. Cleverly y Bellew llegaron a mezclarse en un candente intercambio en la conferencia de prensa, pero la pelea fue cancelada porque Bellew no pudo alcanzar el peso pautado y fue reemplazado. Chocando finalmente luego de una preparación adecuada en la ciudad natal de Bellew, ellos lograron la mejor pelea británica del año. Cleverly mantuvo su título de peso semipesado por fallo mayoritario en la pelea más dura que ha tenido hasta la fecha. Ellos comenzaron a buen ritmo, alentando al comentarista de BoxNation John Rawling a decir "los estilos de estos dos, uno sospecha, van a mezclarse bien para hacer una pelea excitante". No podría haber estado más acertado. Virtualmente cada round fue igual de excitante porque ambos se plantaron generalmente a intercambiar golpes durante todo el pleito. Ambos tuvieron sus buenos momentos. Bellew sacudió a Cleverly en el segundo round. Cleverly le marcó el rostro en el quinto round, que fue uno de los mejores de la pelea. Ambos fueron para uno y otro extremo mientras la multitud aullaba con aprobación. Bellew conectó una enorme derecha en el 10mo round, un golpe que probablemente hubiese noqueado a cualquiera, pero Cleverly lo aceptó bien. Cleverly cerró el show con un enorme asalto final en una tremenda pelea que se merece una revancha.

Lamont Peterson W12 Amir Khan (10 de diciembre en Washington, D.C.): Dejemos de lado la floja actuación del réferi Joe Cooper, cuyas desacertadas deducciones de puntos (en el séptimo y 12do asaltos de una pelea muy cerrada) a Khan por empujar a su rival terminaron costándole la pelea y un par de títulos de peso welter junior, que transformaron lo que hubiese sido una victoria por fallo unánime en una derrota por fallo dividido. Si pueden hacer eso, verán que esta fue una tremenda pelea entre dos jóvenes peleadores en su máximo nivel. Ellos son peleadores sobresalientes, pero a ambos también les gusta meterse en el mano a mano, que es algo que fue muy apreciado por los 8.647 fanáticos que alentaron durante todo el pleito en la ciudad natal de Peterson, y para quienes la vieron por HBO. Fue una pelea de mucho ritmo durante todo su trayecto, y Khan recibió crédito por un cuestionable caída en el primer round. Cuando Peterson se dio cuenta de que no podía superar a Khan en boxeo él se pasó al Plan B, que era golpearlo por dentro y buscar el nocaut. Khan estaba ligeramente adelante gracias a sus movimientos y a su continuo flujo de golpes, pero Peterson era imparable, presionando a Khan como si estuviese poseído y sin darle espacio para respirar mientras golpeaba sin detenerse. Se habla de una posible revancha en mayo. Sí, por favor.

Orlando Salido TKO8 Juan Manuel López (16 de abril en Bayamón, Puerto Rico): Se suponía que esta sería una defensa rutinaria del título para López frente a sus fanáticos locales mientras Top Rank terminaba de armar la pelea entre López y el cubano Yuriorkis Gamboa. Resulta ser que terminó siendo cualquier cosa menos una rutina, cuando el mexicano Salido logró una tremenda sorpresa en una memorable pelea de Showtime, al destronar a López de manera sorprendente. A pesar de que López estaba ganando tempranamente, Salido soltó su derecha y comenzó a golpear a López. Derribó a López en el quinto asalto y lo tuvo horriblemente mal parado. Ambos se turnaron para intercambiar duros golpes y sacudirse mutuamente en el sexto asalto, y luego Salido tuvo a López retrocediendo en el octavo. Estaba mareado después de recibir varios duros puños y estaba devolviendo golpes sin mayor entusiasmo cuando el réferi Roberto Ramírez Jr. intervino para detener el pleito. No fue la mejor detención de la historia, pero no hizo nada para restarle valor a la tremenda pelea que acabábamos de ver. Justo cuando Ramírez entraba a parar la pelea, el excitable Gus Johnson hacía lo suyo "¡Eso es todo!¡Gran pelea! Orlando Salido viene a Puerto Rico y se alza con su segundo campeonato".

Antonio DeMarco TKO11 Jorge Linares (15 de octubre en Los Ángeles): Esta dramática pelea salvó la noche en la cartelera encabezada por la horrible debacle de dos asaltos entre Bernard Hopkins y Chad Dawson. Linares, ex campeón de pesos pluma y ligero junior, es un peleador mucho más talentoso que DeMarco y lo estaba demostrando durante la primera parte de una pelea por un título vacante de peso ligero. Linares lucía como una súper estrella al superar en boxeo a DeMarco, cuya voluntad por mezclarse en la pelea en corto nunca decayó aún a pesar de estar siendo superado en todo. Pero en el sexto asalto, DeMarco dio un paso al frente cuando conectó una andanada de golpes y abrió un feo corte en el puente de la nariz de Linares. El corte sangró fuertemente durante el resto del combate, y lo mismo sucedió con un corte sobre el ojo derecho de Linares que se abrió en el octavo round. A pesar de que Linares estaba claramente comenzando a decaer, DeMarco lucía fresco a pesar de estar abajo por amplios márgenes en las tres tarjetas. Antes del 11er asalto, el entrenador de De Marco, Rómulo Quirarte, le dijo que necesitaba un nocaut para ganar, lo cual abrió el camino para una tremenda remontad hacia el final de una extraordinaria pelea. DeMarco presionó a Linares y lo conectó con varios golpes claros que enviaron sangre saltando hacia el ringside. Linares estaba en problemas y retrocedía mientras DeMarco lo perseguía y conectaba varios golpes, forzando al réferi Raúl Caíz Sr. a detener el combate.

Teon Kennedy W12 Jorge Díaz (26 de marzo en Atlantic City, N.J.): En los papeles, lucía como una pelea imperdible entre dos prospectos de peso pluma junior a quienes les gusta pegar duro. Y también estaba el tema de la rivalidad regional entre Kennedy, oriundo de Filadelfia, y Díaz, nativo de New Brunswick, N.J., agregando sabor al choque que, desafortunadamente, se hizo en la parte no televisada de una cartelera de Top Rank en HBO. Si ustedes tuvieron suerte de estar en la audiencia o de verla en la transmisión por internet de Top Rank, considérense afortunados, porque fue una belleza. Fue una pelea llena de energía desde el comienzo. Díaz comenzó excepcionalmente bien, pero Kennedy hizo un buen trabajo manteniéndose cerca suyo y sin ser apabullado por su gran actividad. A pesar de la agresión de Díaz, fue Kennedy quien anotó una caída en el tercer asalto cuando conectó un gancho de izquierda a la cabeza. La acción fue candente en los siguientes asaltos, peor luego llegó el emocionante sexto asalto, uno de los que fueran mencionados como posibles rounds del año, durante el cual Kennedy conectó una enorme derecha a la cabeza de Díaz, derribándolo de rodillas. A pesar de estar lastimado, Díaz sobrevivió la paliza en ese round y continuó persiguiendo a Kennedy durante la segunda mitad de la pelea. Cuando culminó, el rostro de Díaz se mostró hinchado, Kennedy se vio cortado sobre su ojo derecho, y nosotros acabábamos de ver una tremenda golpiza.

Jorge Arce TKO12 Wilfredo Vásquez Jr. (7 de mayo en Las Vegas): ¿Acaso Arce hace peleas malas? La respuesta a eso es "no", y este fue otro ejemplo del tipo de pelea excitante que él nos suele brindar. Él fue el menos favorecido cuando subió de peso y desafió a Vázquez por su título de peso pluma junior en una clásica pelea enmarcada en la rivalidad entre México y Puerto Rico. México ganó este capítulo cuando Arce fue autor de la sorpresa en la pelea de la noche en una débil cartelera de Top Rank encabezada por Manny Pacquiao y Shane Mosley en Showtime PPV. Pero al menos recibimos esta buena sorpresa. Vázquez estuvo en control desde el comienzo, y derribó a Arce con un sólido gancho de izquierda al mentón en el cuarto round. Arce también tuvo un corte sobre su ojo izquierdo, pero mejoró para superar el mal momento. Él lastimó feamente a Vázquez en el 11er asalto y parecía como si todo fuese una cuestión de tiempo hasta que pudiera sacar a Vázquez de ahí. Todo sucedió menos de un minuto después de comenzado el round final, cuando Arce estaba paseando a Vázquez y lo atrapó contra las cuerdas antes de sacudirlo en repetidas ocasiones. Vázquez estaba noqueado de pie cuando su padre y entrenador, el homónimo ex campeón de tres divisiones, lanzó la toalla, y el réferi Joe Cortez intervino para finalizar el pleito.


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.