Último adiós a Angelo Dundee

12:07 ET
Actualizado el
AP

CLEARWATER, Florida -- El ex campeón mundial Muhammad Ali y cientos de personas más recordaron el viernes al entrenador de boxeo Angelo Dundee como un maestro de la motivación que dejó un legado de amabilidad en su carrera.

Dundee, integrante del Salón de la Fama que murió la semana pasada a los 90 años, ayudó a Alí a llegar al máximo nivel del boxeo.

El ex campeón de los pesados entró al Centro Cristiano Countryside, donde se llevó a cabo el funeral, por una entrada cerrada al público. Se sentó en la primera fila frente al féretro, colocado en un escenario adornado con flores, fotos, cuadros y un par de guantes de boxeo rojos en una butaca. La ceremonia duró 80 minutos.

Lonnie Alí habló en nombre de su esposo, aquejado por el mal de Parkinson.

"Solía llamarnos todo el tiempo y decirnos que ser amables no cuesta nada... Era como su mantra", afirmó. "Siempre que veíamos a Angelo tenía una sonrisa en el rostro. Siempre fue un tipo feliz".

El promotor Bob Arum fue uno de los que recordó a Dundee, quien dijo fue "una de las personas más amables que conocí en mi vida".

Dundee murió el 1 de febrero en su apartamento en la zona de Tampa Bay. Un familiar dijo que fue hospitalizado recientemente por un coágulo sanguíneo y pasó breve tiempo en un centro de rehabilitación antes de volver a casa, donde sus familiares lo acompañaron cuando murió.

Mejor conocido por ser el entrenador de Alí durante la mayor parte de la carrera del ex campeón de los pesados, Dundee era un gran motivador que entrenó a otros 14 monarcas mundiales, entre ellos Sugar Ray Leonard, George Foreman, Carmen Basilio y José Mantequilla Nápoles.